Reciente

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 229

Capítulo 229. Solo Leveling


Tarde en la noche.

Jinwoo subió a una colina sin nombre y se sentó en su cima. La brillante luz de la luna iluminaba a los árboles de abajo.

Bajo esta pálida luz, pudo ver a los Soldados Sombra ocupándose de sus asuntos después de concederles tiempo libre para hacer lo que quisieran.

Lo primero que le llamó la atención fue Tusk, que ya se había gigantificado, y los tres dragones.

Los dragones, con expresiones serias, conversaron en tonos silenciosos con Tusk durante un rato, antes de susurrar algo más entre ellos. Y entonces, el mayor Dragón se separó del grupo.

'¿Qué intentan hacer ahora?'

Podía ver que todos los demás Soldados Sombra cercanos a los cuatro gigantes se dispersaban con pánico y pensó que la situación se estaba volviendo un poco sospechosa por allí.

Pronto, sin embargo, ese gran Dragón escupió una larga columna de fuego en el cielo.

* ¡¡¡Kuwaaaaaaaaaaah-!!!

Tusk sonrió después de comprobar el grosor del fuego y también dio un paso adelante.

* ¡¡¡Kuuuuooooooh-!!!

Una enorme columna de fuego salió de su boca y se elevó para iluminar el oscuro cielo nocturno. Mientras los Altos Orcos silbaban y vitoreaban desde la distancia, los hombros del Dragón se hundieron visiblemente mientras se daba la vuelta para escabullirse.

Parecía que habían decidido apostar a quién poseía el ataque más fuerte de fuego.

Sin embargo...

'¿No es trampa usar el Orbe de la Avaricia durante esa apuesta?'.

Quizás sabiendo que estaba equivocado, Tusk estaba tratando de meter el Orbe de la Avaricia de nuevo en su bolsillo. Su mirada se encontró con la de Jinwoo en el último segundo, y comenzó a rascarse la parte trasera de su cabeza con una sonrisa vergonzosa en su rostro.

A pesar de que Jinwoo sabe que está mal, sonrió afectuosamente ante el comportamiento de Tusk y agitó la mano para indicarle que no había nada de qué preocuparse.

Tusk sonrió e inclinó varias veces la cabeza hacia su señor.

¡Qué espectáculo tan pacífico!

Lástima, Jinwoo no se sentía tan contento como su expresión facial exterior suponía.

'……'

Levantó la cabeza hacia el cielo. Podía sentir débilmente a los seres de otro mundo acercándose cada vez más a este planeta.

Sintió sus ominosas intenciones.

También sintió sus fuerzas.

La percepción de Jinwoo, ahora estaba elevada a alturas insondables.

'Cuando planean revelarse...'

El hecho de que la batalla contra ellos no podía ser evitada le preocupaba mucho. Jinwoo cayó en una profunda reflexión antes de volver a levantar la cabeza.

Notó algo extraño, así que miró más de cerca, sólo para descubrir que sus soldados hormigas estaban ocupadas cargando cosas como madera o piedras.

'…  ¿Qué intentan hacer ahora?'

Antes de que pudiera invocar a Ber hasta el lugar para pedirle aclaraciones, una voz vino primero desde atrás.

"Parece que desean construir un pequeño alojamiento que mi señor pueda usar para descansar más cómodamente."

Esta voz, demasiado suave para un tipo con un físico tan grande, pertenecía al Gran Mariscal Bellion. Jinwoo no miró atrás y simplemente asintió con la cabeza.

"Supongo que fue idea de Ber."

El único Mariscal del Ejército de Sombra capaz de hacer apasionadamente algo que nadie le pidió era Ber. Por otro lado, Igris hizo todo lo que se le pidió perfectamente. En cuanto a Bellion...

'… Me pregunto'.

Jinwoo no sabía prácticamente nada de Bellion. El único vínculo que lo unía a Jinwoo era el antiguo Soberano de las Sombras.

Naturalmente, se inclinó por conocer más a fondo a su nuevo Gran Mariscal. Quizás sus pensamientos habían sido transmitidos, porque Bellion se acercó sin decir palabra a su maestro y se paró detrás de él.

"Mi señor. ¿Puedo preguntar por qué no ha devuelto los soldados a su sombra?"

Contestó Jinwoo, sus ojos aún observando a los soldados.

"Me imaginé que se sentirían demasiado encerrados. Quiero decir, ustedes estuvieron atrapados dentro del lugar llamado la brecha entre dimensiones por mucho tiempo antes de llegar aquí, ¿cierto?"

"…..."

Bellion no dijo nada durante un tiempo como si esa respuesta fuera un poco más allá de sus expectativas. Así que, Jinwoo continuó hablando.

"¿No te entristece el hecho de que no podrás verte con el antiguo Soberano de las Sombras... Osborne, otra vez?"

A Jinwoo recordó dolorosamente lo que se sentía perder a alguien valioso para ti hace sólo unos días mientras veía a su padre desaparecer.

Las emociones de Bellion deberían ser similares a las de él. No fue difícil para Jinwoo comprender la sensación de pérdida que debió sentir el leal Gran Mariscal.

"He estado protegiendo al antiguo lado del señor desde el momento en que decidió detener la rebelión de los gobernantes contra el Ser Absoluto. Y después de que él adquirió el poder del Rey de los Muertos, yo fui el primero en ofrecerme para ser su leal soldado."

Bellion se explicó con calma, su voz inquebrantable.

"He pasado casi una eternidad actuando como su apoyo, pero ni una sola vez he cuestionado sus decisiones."

"Eso no es lo que te estaba preguntando."

Jinwoo le señaló con precisión a su soldado que estaba preguntando otra cosa. Bellion se tomó un poco de tiempo para reflexionar sobre su respuesta antes de revelar cómo se sentía con un poco de vacilación.

"Aún no he pensado en cómo me siento, mi señor."

"Por eso te estoy dando esta oportunidad. Vamos. Tómate tu tiempo y piénsalo."

"…"

Lo que siguió fue un largo y pesado silencio. 

A partir de esta respuesta silenciosa, Jinwoo pudo sentir los verdaderos sentimientos de Bellion. Aunque no había dicho nada, escuchó lo suficiente como para saberlo. Sólo entonces miró hacia atrás, hacia Bellion.

"Quiero saber más sobre Osborne desde tu perspectiva. ¿Te gustaría decírmelo?"

"Pero, mi señor. Podría ser una historia muy larga."

"Eso es perfecto. Necesitaba una larga historia para matar el tiempo hasta que me diera sueño, ¿No?"

Jinwoo volvió a mirar hacia delante, y Bellion se sentó tranquilamente junto a su Soberano.

"Este evento sucedió cuando yo todavía era una fruta del Árbol del Mundo."

"¿Una fruta? ¡¿Eras... una fruta?!"

"Cada soldado de los cielos nace como un fruto en las ramas del Árbol del Mundo... Es un árbol verdaderamente gigantesco, lo suficientemente grande como para cubrir todo el cielo con sus ramas."

"Huh-uh..."

Mientras Jinwoo se centraba en la historia un un inicio incomparablemente grandioso, la noche continuó transcurriendo.


***


Justo antes del amanecer.

Antes de que la oscuridad tuviera la oportunidad de disiparse por completo, Jinwoo corría tranquilamente por el bosque. Había desarrollado el hábito de correr diez kilómetros todas las mañanas desde hace mucho tiempo.

Sabía muy bien que no había más Misiones Diarias disponibles para él, sin embargo, su cuerpo se movía por su propia voluntad.

Mientras tomaba el aire fresco del bosque envuelto en la luz del alba, Jinwoo finalmente terminó de ordenar sus pensamientos.

'… Debería volver'.

Debería informar al mundo sobre las existencias de los ocho ejércitos masivos que podrían llegar a este planeta en cualquier momento. Necesitaba decirles que la verdadera guerra estaba a la vuelta de la esquina.

Desafortunadamente, no podría garantizar la seguridad de todos. Tampoco podía prometer si el mundo sería capaz de conservar o no su apariencia anterior.

Así de poderoso era el Emperador Dragón, como se mostraba en los recuerdos del antiguo Soberano de las Sombras.

El Emperador Dragón y el Ejército de la Destrucción liderado por ese tipo redujeron casi todo lo que tenían ante ellos a montones de cenizas. Y tales criaturas pusieron su mirada en la Tierra como su próximo objetivo para destruir.

Por eso, no sólo él, sino todo el mundo necesitaba prepararse.

El Sistema no se lo informó, pero dejó de correr precisamente en el décimo kilómetro. Este era otro hábito arraigado en su cuerpo después de hacer la Misión Diaria casi todos los días.

La verdad es que los hábitos no eran las únicas cosas que estaban arraigadas en su cuerpo ahora. Aprendió mucho sobre la lucha, y además, heredó un poder increíble.

El último regalo dejado por el Soberano de las Sombras, que anhelaba volver al eterno descanso, se había transformado ahora en una 'oportunidad'.

Jinwoo se gir{o hacia la dirección donde los rayos del sol naciente apuntaban. Desde la cresta de una montaña lejana, el sol de la mañana saludaba un día más.


***


Jinwoo ahora podía usar Intercambio de Sombra libremente. El primer lugar al que se dirigió fue al edificio donde se encontraba el Gremio Ah-Jin.

Decidió no entrar en las oficinas de inmediato con su habilidad, ya que el corazón de sus empleados se estremecería hasta los huesos, pero gracias a sus acciones se encontró con una mujer desconocida que salía de la entrada de la oficina.

Aunque ella no le resultaba familiar, era como si la hubiera visto antes en alguna parte. Ella debe haber sentido lo mismo, porque, justo cuando estaban a punto de pasar uno junto al otro, se dio la vuelta abruptamente e intentó establecer una charla con Jinwoo.

"Uhm, discúlpame. Por casualidad..."

"…?"

La miró sin decir palabra. Se estremeció por alguna razón y mientras decía "No importa" se escapó apresuradamente de su vista.

Bueno, ella era un poco extraña, ¿no?

Jinwoo entró en las oficinas del Gremio Ah-Jin.

"¿Uh?"

"¿¿¿¿Eh????"

Todos los empleados se quedaron paralizados con los ojos bien abiertos como si acabaran de ver algo que no deberían haber visto.

'¿Debería haber dicho buenos días mientras entraba o algo así?'

Con las cosas así, no tenía sentido que entrara por la puerta de las oficinas, ¿verdad?

Incluso antes de que alguien tuviera la oportunidad de regañar a estos empleados caprichosos por hacer tales caras cuando su jefe había entrado en la oficina...

… . Yoo Jin-Ho finalmente descubrió a Jinwoo y corrió hacia él con una expresión brillante.

"¡Hyung-niiiim!"

Antes de responder ese saludo, Jinwoo decidió satisfacer su curiosidad.

"¿Quién era esa señora que salía de la oficina ahora mismo?"

Estaba a punto de añadir "Ella me parecía demasiado familiar", pero entonces, la respuesta de Yoo Jin-Ho resolvió fácilmente el misterio y no hubo necesidad de decir nada más.

"Ah, ¿Ella? Es mi hermana mayor, hyung-nim. He estado evitando contestar las llamadas de mi familia, y ella irrumpió aquí como resultado. Por cierto, ¿¿Te causó algún inconveniente o algo parecido...??”

"No, nada de eso."

Por eso le resultaba tan familiar, porque era la hermana de Yoo Jin-Ho. Jinwoo miró hacia la salida de la oficina y asintió con la cabeza antes de volver a preguntar.

"¿Qué la trajo hasta aquí?"

"Oh, eso."

Yoo Jin-Ho dudó un poco antes de hablar mientras estudiaba con cautela las reacciones de Jinwoo.

"¿Lo recuerdas, hyung-nim? Estaba a tu lado justo antes de que se abriera la Puerta Súper Masiva".

"Sí, lo estabas."

"Parece que esa escena fue grabada por la cámara, hyung-nim."

Jinwoo se dio cuenta de lo que pasó después en su cabeza.

"Mi familia quiere que entregue mi licencia de cazador y deje de hacer cosas peligrosas desde que me convertí en Vice Maestro del Gremio Ah-Jin."

Como él pensaba. Como el maestro del gremio, Sung Jinwoo, ya era un cazador, no había una estricta necesidad de que su Vice Maestro Yoo Jin-Ho también actuara como cazador.

Había un argumento valido en lo que la familia del muchacho quería. Sin embargo, Jinwoo ya sabía lo que estaba pensando Yoo Jin-Ho, así que ni siquiera trató de convencerlo.

'Estoy seguro de que diría algo parecido a Ber; queriendo permanecer como un Cazador y pararse a mi lado'.

Claro, Jinwoo era el responsable de resolver la mayoría de sus problemas, pero aún así, habían pasado por muchas luchas de vida o muerte juntos y eso hizo que Yoo Jin-Ho pareciera confiable a los ojos de Jinwoo. Alargó la mano y rápidamente le movió el cabello al muchacho.

"¿H-hyung-nim?"

Jinwoo dejó atrás al nervioso Yoo Jin-Ho y se dirigió a su oficina para poder cambiarse la ropa que había estado usando en los últimos días.

"Voy a usar el auto de la compañía por un tiempo."

"¿Oh? ¿Debería conducir para ti, hyung-nim?"

"No, está bien. Seré rápido."

"¿Adónde te diriges, hyung-nim?"

"A la Asociación de Cazadores."

Yoo Jin-Ho trató urgentemente de detener a Jinwoo mientras este último tomaba las llaves, pero...

"Hyung-nim, hay reporteros acampando afuera..."

'… Así que podría ser muy molesto', eso fue lo que quiso decir, pero Jinwoo ya se había marchado de la oficina para entonces.

Los reporteros que sacrificaban su sueño y su comida por la oportunidad de obtener una primicia estaban acampando fuera del edificio y esperando a que Jinwoo apareciera, sus rostros parecían descoloridos y demacrados como una multitud de zombis.

Así como su espera había sido larga, su reacción después de verlo fue increíblemente explosiva también.

"¡¡¡Cazador Sung!!! ¡Es el Cazador Sung!"

"¡El cazador Sung Jinwoo ha aparecido!"

"¿Está la cámara encendida?"

Sin embargo, no pudieron seguir parloteando durante mucho tiempo.

"¿¿¿Uh, uh???"

"¿Eh, ehhhh?"

Todos tenían expresiones de alguien que no entendía lo que le estaba sucediendo, antes de mover la mirada de un lado a otro.

Sólo entonces se dieron cuenta de lo que estaba pasando. Se dieron cuenta de que, no sólo ellos mismos, sino todos los que estaban cerca estaban flotando en el aire a unos diez centímetros del suelo.

"Pero, ¡¿Qué...?!”

Afortunadamente, este repentino episodio de vuelo no duró mucho.

"¡Ahhh!"

Los reporteros volvieron al suelo simultáneamente. Lástima por ellos, Jinwoo ya se había ido hace mucho tiempo. Rápidamente intercambiaron miradas entre sí, antes de que estallaran olas de risas sin sentido.

"Ja, ja, ja...."

"Bueno, yo seré..."

Un fenómeno que los dejó sin habla; ahora tenían una cosa más que añadir al artículo sobre el cazador Sung Jinwoo.


***


Jinwoo condujo 'Bonggo' directamente a la Asociación de Cazadores.

Había llamado a Woo Jin-Cheol antes de partir, así que no le sorprendió ver al Presidente de la Asociación y a los empleados esperando su llegada fuera del edificio.

Pero, entonces...

'… ¿Qué está pasando aquí?'

La mirada en la cara de Woo Jin-Cheol era bastante inusual. Fue la misma historia con los empleados que estaban a su lado.

Mientras Jinwoo salía de la camioneta, Woo Jin-Cheol caminó urgentemente hacia él y le preguntó con voz temblorosa.

"Cazador Sung... Por casualidad, ¿has escuchado sobre las últimas noticias?"