Reciente

lunes, 25 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 225

Capítulo 225. Solo Leveling


¿Debería llamarse esto buena suerte?

La voz de Jinwoo se podía escuchar en todo el mundo, pero no hablaba en el idioma de los humanos. La mayoría de la gente pensó que era algún tipo de trueno retumbando en el cielo. Las teorías sobre por qué todo el mundo escuchaba exactamente el mismo ruido eran bastante variadas.

Sin embargo, este asunto no planteaba un problema, ya que el mundo seguía celebrando por la victoria de Jinwoo.

Sucedía lo mismo en el lugar de la batalla.

Los cazadores habían estado nerviosos mientras se encontraban a la espera en un lugar un poco más alejado de la batalla. Cuando se enteraron de que el monstruo había sido eliminado, no pudieron contenerse y gritaron de alegría.

Los dos hombres a cargo de los dos mejores gremios locales, Choi Jong-In y Baek Yoon-ho, también suspiraron de alivio y se miraron con una amplia sonrisa.

"Hey, Presidente Baek. Pensé que tu cara no estaba muy bien hace unos minutos. Me pregunto si ya te has tranquilizado".

"Representante Choi, creo que primero debe limpiarse el sudor frío antes de preocuparse por alguien más."

"Tengo una pastillas de emergencia, así que si tu corazón sigue latiendo de esa manera, puedes pedirme una."

"... Sudaste tanto. ¿Por qué no usas este pañuelo para limpiarte la cara primero?"

Los Maestros de dos Gremios que compitieron por el primer puesto en la clasificación local iniciaron una guerra bastante mordaz. Sin embargo, sólo podían bromear de esta manera porque la situación se había resuelto ahora. En realidad, estos dos no podían ni siquiera moverse de los nervios hasta hace unos minutos.

Pero, eso era comprensible.

¿No estaban siendo forzados a luchar contra monstruos lo suficientemente poderosos como para tratar al Cazador de rango Nivel Nacional, Thomas Andre, como un juguete?

No sólo sus vidas, sino también las de todos y cada uno de los miembros del Gremio estaban en peligro. Y los dos Maestros de Gremio, así como todos los Cazadores convocados aquí bajo la llamada de emergencia, estaban pensando exactamente en lo mismo.

Eso sería: si el cazador Sung Jinwoo perdiera aquí, todos ellos morirían hoy.

Ahora liberados de la intensa presión, estos dos hombres podían expresar su felicidad.

El sonriente Baek Yoon-ho compartiendo bromas con Choi Jong-In miró más allá del hombro de este último y su mirada dejó de moverse.

"Uh..."

Choi Jong-In también siguió esa línea de visión y miró detrás de él. Había un hombre solo saliendo del centro de la ciudad en ruinas.

Jin-Woo, habiendo concluido su batalla con los Soberanos, caminó en silencio hacia donde estaban todos.

Los otros cazadores se dieron cuenta uno por uno. Su aparición trajo de inmediato un silencio sobre el lugar, que estaba lleno de fuertes gritos de alegría.

El único ruido que venía de los alrededores eran los sonidos de las sirenas, de las ambulancias que llegaban apresuradamente a la escena.

'Es el cazador Sung Jinwoo.'

'Ese hombre, él...'

El ambiente en este lugar se había vuelto opresivo por el aura aguda que salía de los ojos de Jinwoo, a pesar de que era evidente que la batalla había terminado a su favor. Ninguna persona se atrevió a abrir la boca después de verlo así.

La batalla que libró tuvo que haber sido increíblemente intensa porque había una pizca de calor resplandeciente que se elevaba de sus hombros incluso ahora.

Cuando Baek Yoon-ho se encontró con la mirada de Jinwoo, el primero inclinó la cabeza para mostrar gratitud y respeto Ese fue el comienzo; como si estuvieran saludando a un soldado que regresaba a casa después de una misión muy peligrosa, todos los cazadores inclinaron sus cabezas en la dirección de Jinwoo, uno por uno.

Puro respeto.

¿Cómo es posible que no sientan respeto por un compañero Cazador capaz de luchar a ese nivel?

Todos ellos expresaron su genuina gratitud y rindieron sus respetos, no porque alguien les dijera que lo hicieran.

Jineoo observó su muestra de respeto, y...

'……'

… Pasó a través de ellos sin decir palabra hacia el lugar donde estaba estacionada una furgoneta de aspecto conocido.

Thomas Andre estaba a punto de ser cargado en una ambulancia y Lennart Niermann lo estaba acompañando. Ambos hombres observaron la partida de Jinwoo.

Lennart habló con un rostro preocupado.

"El cazador Sung Jinwoo no parecía tan feliz."

Thomas había recibido tratamiento de emergencia por parte de los sanadores y su estado había mejorado mucho, así que al menos pudo asentir con la cabeza para expresar su acuerdo.

"Sí, así es como se ve."

"Pero, ¿por qué? Se las arregló para vencer a esos poderosos monstruos y sobrevivir."

Sólo otros cazadores sabrían por lo que estaba pasando un cazador. Esa sensación de respirar el aire exterior después de despejar una mazmorra de alta dificultad no se puede describir adecuadamente con simples palabras.

Entonces, ¿por qué la expresión del Cazador Sung era tan sombría?

La pregunta de Lennart fue contestada por Thomas

"Probablemente no está contento con algunas cosas que sucedieron durante la lucha contra esos bastardos."

"… . . !!"

Lennart quedó profundamente impactado por esa respuesta.

Jinwoo había mostrado movimientos que habían sobrepasado con creces los límites de un ser humano, ¿Pero estaba tan triste porque no estaba contento con su desempeño?

¿Cómo podría tener sentido una cosa así?

Como si supiera lo que su colega alemán estaba pensando, Thomas Andre asintió con la cabeza y continuó.

"Tampoco puedo creerlo, pero... Lo más probable es que, durante la pelea en sí, se sintiera decepcionado por la cantidad de cortes que tuvo que experimentar."

'Aah, en aquel entonces...'

Lennart recordó el momento en que el pecho de Jinwoo fue apuñalado por las garras de la bestia y dejó escapar un grito de dolor. Además, recordó la desesperación que sintió en el momento en que ese antiguo Elfo de Hielo apuñaló a Jinwoo con una daga.

Sin embargo, ¿no había sucedido eso porque los enemigos eran simplemente demasiado poderosos? Sin importar si enfrentaran a los dos monstruos al mismo tiempo, ¿Cuántas personas en este mundo podrían durar tanto luchando contra uno solo de ellos?

Los pensamientos de Lennart llegaron hasta allí y agitó la cabeza.

'No, no es eso...'

Seguramente, pensar en ser derrotado por fuertes enemigos es algo normal para los Cazadores regulares.

Pero, tal vez 'ganar', es algo natural para un pez gordo como el cazador Sung Jinwoo. Y probablemente estos peces gordos se centraban más en cómo ganaban sus batallas.

Ahora que sus pensamientos llegaron hasta este punto, Lennart sintió un escalofrío que se deslizó por su columna vertebral. Mientras estaba de pie en estado de shock, Thomas añadió una última cosa.

"Es un tipo que da mucho miedo, ese Sung Jinwoo."

"… Estoy completamente de acuerdo contigo en eso."

Después de que Thomas terminó de hablar sobre sus conclusiones, lo llevaron al hospital. Durante el viaje, sin embargo....

'Tomé la decisión correcta de no hacer un berrinche en su oficina'.

… Lennart estaba ocupado diciéndose a sí mismo que nunca se convertiría en el enemigo del cazador Sung Jinwoo.

* ¡¡¡Screeeech-!!!

El 'Bonggo' del Gremio AhJin se detuvo chirriantemente y un joven en el asiento del conductor se bajó del vehículo.

Yoo Jin-Ho vio a Jinwoo siendo golpeado por los monstruos en la televisión y se subió a la furgoneta para ir corriendo al lugar de la batalla sin ningún plan en concreto.

Y aunque su percepción sensorial no había mejorado tanto como la de los cazadores Despertados de alto rango, inmediatamente vio a Jinwoo entre el mar de Cazadores que estaban en el  lugar y corrió con lágrimas en los ojos hacia su destino.

"¡Hyung-niiiiiiim-!"

Jinwoo vio a Yoo Jin-Ho corriendo hacia él con un torrente de lágrimas que brotaban de sus ojos, y la ira asesina que brotaba de sus propios ojos se suavizó un poco.

Mientras tanto, Yoo Jin-Ho aprovechó el impulso de su carrera para abrazar a Jinwoo. Normalmente, a Jinwoo le resultaban un poco molesto este tipo de cosas, así que se apartaría, pero hoy fue diferente.

Jinwoo simplemente eligió darle palmadas en la espalda a Yoo Jin-Ho mientras el chico se aferraba a él y lloraba. Era como si el calor que sentía de alguien genuinamente preocupado por él lograra derretir lentamente su helado corazón.

Tal vez, no era Yoo Jin-Ho quien necesitaba consuelo, sino él mismo. Una delgada sonrisa se formó en los labios de Jinwoo.

Yoo Jin-Ho finalmente se las arregló para calmarse y levantó su desordenada cara para hacer una pregunta.

"Hyung-nim, ¿estás bien?"

"No, no estoy bien."

"¿EHH?"

Yoo Jin-Ho se sobresalto en un estado de shock, sus ojos abriéndose de par en par. Jinwoo entonces señaló sin decir palabra a su camisa, ahora profundamente manchada de lágrimas y mocos.

"¡Ahhh!"

Yoo Jin-Ho rápidamente usó sus mangas para limpiarse los ojos y la nariz antes de bajar la cabeza.

"Lo siento mucho, hyung-nim. Estaba tan contento de verte ileso, así que..."

Jinwoo se rió suavemente.

Este chico, siempre ha sido una gran persona, eso es seguro. Pero entonces, ahora era un verdadero 'hermano menor', más rápido que nadie cuando se trataba de asuntos relacionados con Jinwoo.

Yoo Jin-Ho hizo todo lo que pudo para detener sus lágrimas y habló con una cara brillante.

"Hyung-nim, sabía que esto podría pasar, así que preparé un nuevo conjunto de ropa que puedes ponerte."

"¿Ropa nueva?"

Jinwoo se miró a sí mismo. Y vio claramente el estado de su ropa de arriba a abajo después de pasar por la intensa batalla contra los Soberanos.

"Bueno, si vuelves a casa con ese aspecto... Estoy seguro de que tu madre estaría muy preocupada, ¿verdad? Por eso te traje ropa nueva para que te la cambies."

'Huh'.

Cuando Jinwoo lo miró con ojos de alabanza, Yoo Jin-Ho trató de ocultar lo feliz que estaba.

"Vamos, hyung-nim. Permíteme llevarte de vuelta a casa."

Jinwoo pensó en eso por un minuto, antes de asentir con la cabeza.

'Mamá y Jinah deben haber estado viendo la televisión también, así que debería priorizar tranquilizarlas antes de hacer cualquier otra cosa'.

Mientras Yoo Jin-Ho subía al lado del conductor, Jinwoo se dio la vuelta y echó un último vistazo al centro de la ciudad, el lugar donde había tenido lugar una batalla de vida o muerte no hace mucho tiempo.

Mucha gente se había apresurado al lugar para tomar el control de la situación, y él podía verlos haciendo lo mejor que podían.

Él había obtenido cosas muy valiosas.

'En primer lugar... Supongo que también debería dar prioridad a conseguir un dispositivo que me permita comunicarme incluso en medio de ese bosque donde estaba con Cha Hae-In'.

No podría repetir un error como éste nunca más.

La mayor ganancia que tuvo hoy, sin embargo... Jinwoo miró el par de dagas que su padre había dejado atrás. Era como si hubiera un indicio de que el calor de esa persona permanecía en sus empuñaduras.

'Papá'.

Mientras Jinwoo permanecía quieto en su sitio, pudo escuchar la voz cautelosa de Yoo Jin-Ho.

"¿Hyung-nim?"

Jinwoo besó ligeramente las empuñaduras de las dagas y las guardó en el subespacio antes de subir al asiento del pasajero.

"Bien, vamos... ”

"¡Sí, hyung-nim!"

El largo día estaba llegando a su fin.


***

Al final, la Asociación de Cazadores tuvo que anunciar las identidades de los monstruos que aparecieron en Seúl como 'Desconocidos'.

Sin embargo, no había duda de que la magnitud de la devastación que esas criaturas dejaron atrás era verdaderamente enorme. Innumerables personas murieron o resultaron gravemente heridas; el número de edificios derrumbados o de coches destruidos era demasiado elevado para contarlo.

Sin embargo, no todo podía ser visto como una pérdida.

¿Debería uno llamar a este caso una bendición disfrazada?

Lo que pasó fue que encontraron una manera de lidiar con un peligro inesperado.

El increíble poder que el cazador Sung Jinwoo mostró al mundo durante su lucha; logró cambiar la mentalidad de los habitantes de todo el mundo en un solo suspiro.

Y ese cambio de mentalidad se puso inmediatamente en acción. Las señales de este cambio, sin embargo, vinieron de un país del que nadie esperaba.

Esa misma noche.

Para discutir el manejo de las secuelas de los monstruos que aparecen en Seúl, así como las posibles respuestas contra la Puerta Súper Masiva, el actual Presidente de la Asociación, Woo Jin-Cheol, visitó la Casa Azul.

Con el tema al alcance de la mano, el Presidente Kim le dio la bienvenida muy cortésmente. Después de compartir un breve saludo, Woo Jin-Cheol hizo su pregunta primero.

"¿No debería ser mejor para usted evacuar a las afueras de Seúl, señor?"

El presidente de la nación dudó en su respuesta, su expresión parecía complicada antes de dar un largo suspiro.

"Admito que te traté muy mal la última vez. Me gustaría disculparme contigo por eso. Sin embargo, te imploro que no me veas como un hombre que ha olvidado las responsabilidades que tiene que asumir. Permítame recordarle que sigo siendo el presidente de esta nación."

Siguió adelante, aunque llevaba el rostro de un hombre que experimentaba miedo, pero al mismo tiempo intentaba superarlo.

"Si escapo sin decir nada, ¿Cuánto se estremecerán los ciudadanos? No deseo que mi nombre sea registrado como una mancha en la historia de nuestra nación."

Woo Jin-Cheol pensó que el Presidente Kim era otro político de carrera que sólo estaba interesado en conseguir más votos, pero después de escuchar esta respuesta bastante inesperada, sólo podía dejar que una pequeña risa irónica saliera de su boca.

Se podría acusar como un gesto irrespetuoso pero, como ya había cometido una transgresión contra Woo Jin-Cheol, el presidente del país no puso ninguna objeción.

"Muy bien."

Woo Jin-Cheol sacó los datos preparados y se dispuso a seguir adelante con su presentación. Pero entonces, un empleado que trabajaba en la Casa Azul entró apresuradamente en la oficina y susurró algo al oído del presidente.

"¿Qué? ¡¿Estás hablando en serio?!"

El presidente respondió levantándose de su asiento con una cara incrédula. El empleado respondió con una expresión muy seria.

"Sí, señor. Señor Presidente, ¿cómo debemos proceder ahora?"

"Por ahora, dejen pasar la llamada. Hablaré personalmente con él."

El empleado presentó rápidamente un teléfono inteligente al presidente que ya estaba conectado a la persona misteriosa del otro lado de la línea. El líder de Corea del Sur se hizo cargo del teléfono, y una voz con la que casi todos los coreanos estaban familiarizados salió del altavoz del dispositivo.

- He reflexionado mucho sobre este asunto durante mucho tiempo, camarada. Y... y... he tomado la decisión de que podría ser mejor para nuestros intereses ayudar a Corea del Sur.

Esa voz pertenecía al líder de Corea del Norte. El presidente surcoreano no pudo entender inmediatamente de qué hablaba la otra parte y ladeó la cabeza.

"¿Con qué... quieres ayudarnos?"

- ¿No apareció una Puerta en los cielos de Seúl? Enviaremos a nuestros cazadores allí también. Combinemos las fuerzas del Sur y del Norte para lidiar con este asunto.

"… . . !"

Corea del Norte fue la señal de bengala.

Las naciones vecinas sólo habían mostrado una reacción poco favorable a la petición de cooperación, incluso con la aparición de la Puerta, de un tamaño sin precedentes. Pero ahora, sus actitudes hicieron un completo giro en un instante.

- Corea del Sur, no.... No se debe permitir que caiga el Cazador Sung Jinwoo.

Esta fue la conclusión a la que llegaron varias naciones después de ver la batalla entre Jinwoo y los monstruos 'desconocidos'.

La mala suerte de Corea no terminaría sólo en ese país. ¿Qué cazador perteneciente a otra nación sería capaz de detener una calamidad que el cazador Sung Jinwoo no pudiera detener?

Desde las naciones más cercanas; Corea del Norte, Japón, China, Rusia... Y las naciones más lejanas como Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña y Francia, sus cazadores se dirigieron a Seúl apresuradamente para llegar a tiempo.

Sólo había un pensamiento en sus mentes.

'Necesitamos ayudar al cazador Sung Jinwoo y bloquear la Puerta Súper Masiva, sin importar el costo.'

La idea de que Jinwoo era su última línea de defensa se les había inculcado después de presenciar sus hazañas.

Y ahora, no sólo los propios cazadores de Corea del Sur, sino el mundo entero se reunían en la capital de esta pequeña nación del este de Asia.