Reciente

domingo, 24 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 223

Capítulo 223. Solo Leveling


Los ojos de la bestia se abrieron de par en par. 'Algo' se elevaba lentamente de la sombra vacilante de un árbol.

'¿Es ese el humano...?'

¿O era el verdadero Soberano de las Sombras?

Todavía no podía averiguar la verdadera identidad de su oponente. Sin embargo, la presencia del enemigo que los cinco sentidos de la bestia habían captado era idéntica a la del hombre que lo condujo hasta el borde del acantilado hace años atrás.

No importaba cuál fuera su identidad, este hombre ahora poseía el poder perfecto y completo del Soberano de las Sombras.

'¡¿Me persiguió todo el camino hasta aquí?!'

El terror de la muerte parecía haber invadido profundamente las médulas óseas de la bestia, y como resultado, la criatura tembló mucho con puro temor.

Y cuando todo el cuerpo de Jinwoo volvió al mundo...

*Gruñido*

Una de las bestias salvajes desnudó sus colmillos para amenazar a Jinwoo con el fin de proteger a su maestro antes de correr rápidamente hacia delante. Esta bestia mágica, aunque aparentemente felina, poseía tres ojos rojos. También era conocida por ser una de las criaturas más viciosas incluso en el Mundo del Caos.

*Rugir*

El monstruo abrió su mandíbula para revelar docenas de colmillos parecidos a cuchillos que reflejaban fríamente la luz.

Jinwoo miró desinteresadamente al depredador que corría hacia él. Parecía poseer tanta energía mágica como un jefe de una mazmorra de rango S. Si fuera en el pasado, incluso él tendría que prestar atención, pero ahora, no representaba ninguna amenaza en absoluto.

Pero antes de eso...

* ¡Boom!

Incluso antes de que pudiera decidir qué hacer a continuación, la bestia salvaje perdió repentinamente su cabeza y sus cuatro extremidades se desplomaron en el suelo.

El culpable no era otro que el Soberano de los Colmillos Bestiales. Saltó en un instante y destruyó la cabeza de la bestia salvaje. Entonces, rápidamente extrajo su puño clavado profundamente en el suelo.

'¿Por qué mató a su propio soldado...?'

Cuando Jineoo lo miró con ojos perplejos, el Soberano de los Colmillos Bestiales se agachó al suelo e inclinó la cabeza. Y entonces, palabras pronunciadas con una voz temblorosa se filtraron de su boca que ahora miraba hacia el suelo.

[Oh, Soberano de las Sombras, este Rey de las Bestias no desea entrar en conflicto contigo. Rezo para que perdones mis transgresiones y me aceptes como tu aliado. ]

Este era el instinto de un animal en plena exhibición. Cuando uno se enfrenta a un oponente que no puede ser vencido y además, escapar de él es imposible, entonces uno debe inclinar la cabeza.

Los instintos de la bestia recomendaban fuertemente este curso de acción. Puesto que el Soberano de los Colmillos Bestiales poseía las características de un animal salvaje, descartó fácilmente su dignidad y orgullo.

[No dentro de mucho tiempo, el Emperador Dragón guiará a su ejército para descender a esta tierra. Durante ese tiempo, mi ejército de bestias y yo te ayudaremos en tu búsqueda. ]

La bestia había asumido la postura más servil que podía.

Las bestias salvajes detrás del Soberano estaban todas congeladas en su terror y habían tenido una fuga, mojando el suelo con su orina.

Para estas criaturas salvajes e indómitas que vivían para su propia supervivencia, el aura de muerte que se acercaba con cada paso que daba era la cosa más aterradora que se podía imaginar.

Jinwoo observó brevemente al Rey de las Bestias y su cola caída antes de dar una respuesta.

"Bien."

El Soberano de los Colmillos Bestiales estaba muy nervioso, pero al escuchar esa respuesta fácil, empezó a sonreír por dentro. Y esa sonrisa pronto se deslizó en su cara que estaba dirigida al suelo.

¡Qué hombre tan tonto!

'Ese bastardo no es el verdadero'.

El verdadero Soberano de las Sombras nunca perdonaría al que lo había traicionado alguna vez.

Gracias a la bondad y estupidez de este humano, la bestia pudo ganar algo de tiempo.

¿Cómo podía obedecer las palabras de este hombre cuando este humano, no, esta presa estaba emitiendo un delicioso olor mezclado con el aroma del verdadero Soberano de las Sombras?

De hecho, todo lo que tenía que hacer era fingir que estaba del lado del Soberano de la Sombra y esperar hasta la llegada del Soberano de la Destrucción.

'Cuando llegue el momento, destrozaré personalmente tu cadáver y te roeré los huesos'.

Entonces, ¿cómo podría la bestia no mostrar una sonrisa ahora mismo? Con un rostro brillante, el Soberano de los Colmillos Bestiales volvió a levantar la cabeza.

[Juro mi lealtad a...]

Cuando lo hizo, se encontró directamente con un resplandor escalofriante, tan frío como el hielo, y saltó hacia atrás en gran medida de puro miedo. De hecho, el nivel de miedo que sentía era tan grande que había retrocedido docenas de metros de una sola vez.

Jinwoo se dirigió fríamente a la bestia y a su pálida expresión.

"Antes de hacer eso, sin embargo, debemos saldar nuestra deuda primero."

La bestia mencionó algunas palabras con una expresión rígida.

[¿Deuda? ¿¿Podrías estar hablando del pasado...??]

En el pasado, el Soberano de las Flamas Blancas y el Soberano de los Colmillos Bestiales trataron de apuñalar al Soberano de las Sombras por la espalda. Jinwoo había visto esa traición a través del recuerdo del antiguo Soberano de las Sombras. Sin embargo, eso no tenía relevancia para lo que Jinwoo estaba a punto de hacer ahora mismo.

Del subespacio que el Sistema designó como 'Inventario', extrajo una daga de la Ira de Kamish.

* Shururuk... .

Mientras agarraba la hoja con fuerza con una mano, Jinwoo señaló cinco puntos en su pecho con el pulgar de la mano libre.

"Cinco heridas me ocasionaste con tus garras en el pasado."

El horrible dolor de ese momento aún estaba vivo en la mente de Jinwoo.

"Resiste cinco ataques de mi parte, y te perdonaré".

Eso fue lo mismo que decirle a la bestia que sobreviviera a cinco ataques fatales.

Fue en este punto cuando la bestia finalmente se dio cuenta de que Jinwoo nunca había planeado dejarlo ir desde el principio. El Soberano de los Colmillos Bestiales rugió en una demostración final de su orgullo.

[¡¡¡Cómo te atreves...!!! ¡¡Cómo te atreves a jugar conmigo, el Rey de las Bestias!!!]

El Soberano de los Colmillos Bestiales activó la Manifestación del Cuerpo Espiritual y rápidamente se transformó en un lobo gigante. Aunque era incomparablemente más pequeño que el de los recuerdos del Soberano de las Sombras, quizás se debía al hecho de que éste no era el mundo original de la criatura. Aún así, el Rey de las Bestias tenía suficiente poder para destruir este mundo y luego otros.

Ahora, completamente enfurecido, el lobo gigante aulló fuertemente al Soberano de las Sombras.

[¡Mi vida terminará aquí hoy, pero tú también no vivirás mucho tiempo!]

* ¡Whoosh-!

Fue justo entonces, una corriente de viento helado rozó la cara del enorme lobo. Buscando la presencia de Jinwoo que simplemente había desaparecido de su vista, la criatura rápidamente miró hacia atrás.

Y ahí es donde estaba, habiéndose movido hasta allí antes de que el lobo se diera cuenta. Lentamente se dio la vuelta para enfrentarse al monstruo.

"El primer éxito."

El lobo entonces lo vio.

Vio el horripilante aura negra surgir del cuerpo entero de Jinwoo. Este tipo, no era el falso. Sus movimientos coincidían completamente con los del Soberano de las Sombras.

*Gulp.

Inconscientemente, el lobo se tragó.

Pero, entonces...

Con un 'plop' audible, algo cayó al suelo.

Por un momento, el lobo olvidó qué clase de monstruo estaba de pie ante sus ojos y bajó la mirada. Lo que cayó al suelo fue una enorme oreja.

La oreja del lobo, cortada de su cabeza, yacía ahora en el suelo junto a sus propios pies. Y entonces, la sangre explotó como una fuente. Lo que vino después de todo eso fue un dolor intolerablemente cruel.

El lobo rechinó los dientes y levantó su cabeza. Descubrió que Jinwoo sostenía otra daga.

Un arma en cada una de sus manos.

Jinwoo sostuvo el par de dagas de la 'Ira de Kamish' que tenían un aura negra y pronunció su juicio final sobre el lobo gigante.

"Quedan cuatro más."


***


Literalmente, enemigos por todos lados.

Después de que Jineoo desapareció de la escena, el Soberano de la Escarcha quedó atrapado. Sería lógico escapar si no hubiera posibilidad de victoria. Pero entonces, la mirada del antiguo Elfo de Hielo se posó sobre los dos soldados de grado Mariscal pertenecientes al Soberano de las Sombras.

'Olvidando a la hormiga bastarda ocupada curando a esa marioneta humana de los Gorbernantes, este...'

<< Nota: Se refiere a Ber que debe estar ocupado sanando a la persona que defendió a Jinwoo mientras estuvo inconsciente. >>

Le quedaba un gran problema.

No era otro que Igris, también conocido como una de las dos alas del Ejército de Sombra, estaba vigilando de cerca al Soberano en este momento.

El apodo de este caballero negro era el 'Caballero de la Muerte'. Era el caballero más grande que jamás existió, acompañando al Soberano de las Sombras a participar en muchos campos de batalla y matando a incontables enemigos en el proceso.

Uno de los oponentes a los que debía estar atento estaba de pie justo delante del Elfo de Hielo.

'Pero entonces de nuevo...'

La antigua criatura no era un miserable soldadito, sino un Soberano. Si luchara con todo lo que tenía, entonces derribar a dos soldados de grado Mariscal no sería nada difícil.

Pero, el verdadero problema era que estos dos poseían habilidades de inmortales. Seguirían regenerándose infinitamente hasta que el Soberano de las Sombras se quedara sin su poder.

Esto fue realmente una mala noticia, considerando que el Soberano de la Escarcha tuvo que desperdiciar mucha de su resistencia activando su Manifestación del Cuerpo Espiritual.

Además, si decidiera atacar a estos dos soldados, entonces su maestro sería alertado de sus acciones. Todos los Soldados Sombra estaban conectados con el Soberano de las Sombras. Incluso si se lograba derrotar a los soldados de grado Mariscal, eso sólo serviría para traer a su maestro hasta aquí.

Eso tenía que ser evitado a toda costa.

'Es por eso que...'

El Soberano de la Escarcha giró para generar rápidamente una Puerta que facilitara su huida.

* ¡Swish-!

Pero entonces, Igris apareció de la nada para bloquear el intento de fuga. Lentamente agitó la cabeza y tocó ligeramente la empuñadura de la espada envainada en su cintura.

'No hagas ninguna tontería'.

Incluso sin decir nada, sus palabras fueron muy claras.

* ¡Swish-!

El Soberano de la Escarcha giró rápidamente su cabeza y descubrió a la hormiga en el lugar, con la boca abierta para gritar en voz alta.

"¡¡¡Kiiiieeeeeehhhh!!!"

La hormiga se había acercado, cuando debería haber estado curando los brazos de ese humano, eso significaba...

... La mirada del Soberano de la Escarcha se movió y vio al humano saboteador, ya completamente curado, acercándose.

[¡Estos bastardos...!]

La Elfo de Hielo se estremeció de rabia mientras los enemigos la rodeaban una vez más.

[¡¡Simples bastardos como ustedes se atreven a...!!]

La voz del Soberano furioso sacudió el suelo. El mundo comenzó a congelarse de nuevo, y las nubes de tormenta se acumularon en el cielo.

[¡¿Cuánto tiempo creen que durarán contra mí?!]

Igris desenvainó su espada, las garras de Ber se extendieron por completo, mientras que el hombre que llevaba la túnica sostenía con fuerza sus dagas.

Sin embargo, el hecho de que estos cuatro se enfrentaran no ocurrió.

El primero en sentir el cambio fue, una vez más, el Soberano de la Escarcha.

[… . !!]

Cuando su mirada se desplazó apresuradamente hacia una cierta dirección, otros lo hicieron como si tuvieran un acuerdo previo. Una sombra se ondulaba notablemente.

El Soberano de la Escarcha necesitaba un poco más de tiempo, nada más. Se mordió el labio inferior en su indignación.

[¡¡¡Soberano de las Sombras!!!]

En un punto del suelo a cierta distancia, Jinwoo emergió de la sombra.

'Esto es tan conveniente, no estar restringido por el Enfriamiento ahora que el Sistema se ha ido.'

Todas las restricciones de sus habilidades habían sido desbloqueadas. Eso le permitió regresar a este lugar en un instante. Jinwoo dirigió su mirada hacia el Soberano de la Escarcha.

Luego tiró algo en su mano en dirección al Elfo de Hielo. El Soberano atrapó ese objeto que había tenido una trayectoria de arco en el aire, antes de que sus ojos temblaran mucho por el asombro.

[¡¿No es esto...?!]

Era la oreja de un lobo gigante.

El Soberano sólo conocía un lobo lo suficientemente grande como para tener una oreja tan grande.

[¡¿Solo han pasado unos minutos desde que te fuiste, pero ya has matado al Soberano de los Colmillos Bestiales?!]

El Soberano de la Escarcha gritó de pánico, pero Jinwoo ni siquiera se molestó en dar su respuesta. Él simplemente invocó sus dos dagas. 

En las dagas hechas de los dientes de Dragón estaba la sangre aún fresca del Soberano de los Colmillos Bestiales.

El Elfo de Hielo se estremeció mucho cuando la intención hostil de un individuo verdaderamente poderoso cayó sobre él. Los dos soldados de grado Mariscal y el hombre de la túnica confirmaron el aura negra que se levantaba de los hombros de Jinwoo. así que rápidamente se retiraron a la retaguardia.

Jinwoo agarró con fuerza las empuñaduras de las dos armas. Ya le había dado a esta criatura suficiente tiempo. Y ahora, iba a cobrar la deuda.

El Soberano de las Plagas, el Soberano de los Colmillos Bestiales, y ahora, el Soberano de la Escarcha. Las muertes de estos tres servirían como advertencia de Jinwoo a otros Soberanos.

El Elfo de Hielo observó a Jinwoo corriendo hacia delante como si estuviera deslizándose sobre una superficie lisa y disparó urgentemente múltiples flechas de hielo en un último intento desesperado.

[¡¡Tú, bastardo!!]

Por supuesto, estas flechas mágicas seguían siendo fatales, aunque fueron creadas a toda prisa. Incontables flechas, cada una demasiado poderosa incluso para que un cazador de rango S sobreviva, se dirigieron hacia Jinwoo en masa.

* ¡¡¡¡Dudududududududu!!!!

El Soberano de la Escarcha hizo todo lo que pudo para evitar que Jinwoo se acercara.

[¡¡Uwaaaaah-!!]

Lástima, las manos de Jinwoo eran más rápidas que las flechas que llovían. Golpeó todas las flechas de hielo que le apuntaban y, su velocidad no había disminuido en absoluto.

[¡¡¡¡¡Uwaaaaaaaaaaah-!!!!!]

¡¡¡¡¡Dududududududududu!!!!!!

Se siguieron generando flechas de hielo, sus números eran demasiados para contar, sin embargo...

… Jinwoo fue capaz de pasar a través de ellas y pararse frente a su objetivo.

*Apuñalar*

Jinwoo condujo con precisión la Ira de Kamish al hombro del Soberano de la Escarcha, exactamente en el mismo lugar donde la daga había golpeado en el pasado. Lo hizo para recordarle a la criatura sobre el difunto Presidente de la Asociación, Go Gun-hee.

[¡¡Kuwaaahhh!!]

Sufriendo del dolor a una escala que no se comparaba a la otra vez, la cabeza del Soberano de la Escarcha se elevó en alto mientras gritaba a pleno pulmón.

Sin embargo, antes de que la segunda daga pudiera golpearlo, el elfo de hielo se apresuró a recoger el aire frío que tenía en la boca y lo disparó. Jinwoo levantó la mano y simplemente le tapó la boca.

¡¡Kuwaaaaahhh!!

Justo cuando la fría ráfaga de aire incapaz de liberarse de su boca se desató en un alboroto dentro del elfo, Jinwoo agarró su otra daga y la clavó profundamente en el pecho de su oponente.

¡¡CRACK!!

Escuchó el sonido de las costillas rotas y del corazón siendo penetrado limpiamente, exactamente el mismo ataque que había sufrido no hace mucho tiempo.

[¡¡Kuwaaaaa....!!]

Sin embargo, Jinwoo sabía que este ataque no podría matar al Soberano de la Escarcha, ya que tenía experiencia previa en matar a otros dos Soberanos.

"La bestia murió en el cuarto ataque."

La fría luz brilló fríamente en los ojos de Jinwoo.

"¿Cuánto tiempo podrás aguantar?"

El terror llenó los ojos del Soberano de la Escarcha mientras miraba a Jinwoo.

Este hombre era el Rey de los Muertos.

¿No eran esos ojos exactamente iguales a los de un guerrero implacable que mataba a todos los enemigos con los que se encontraba en un campo de batalla interminable?

Sólo ahora el Elfo de Hielo se dio cuenta de a quién ofendía, y empezó a temblar por el miedo paralizante.

Poco después, la daga que apuñalaba el corazón de la criatura se hundió más abajo y desgarró el cuerpo del Soberano.

[¡¡¡¡Kuwaahk!!!!]