Reciente

domingo, 24 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 222

Capítulo 222. Solo Leveling


Mientras Jinwoo tenía los ojos cerrados para concentrar toda su atención en la búsqueda de la bestia escapada, el Soberano de la Escarchar lo había percibido intuitivamente. Era una apertura dejada por el Soberano de las Sombras.

Tal oportunidad no volvería a presentarse por segunda vez. Incluso si había una gran brecha en la fuerza individual, ¿cómo se atreve a apartar los ojos de su enemigo?

Evitar la muerte sería imposible en esta ocasión.

Se enfrentaba a una muerte inevitable en este momento. El Soberano de la Escarcha decidió apostar todo en un movimiento final.

'Debo terminar todo con este golpe.'

Su brazo derecho se deslizó detrás de su espalda y Maná comenzó a reunirse allí en un gran cúmulo. Luego procedió a crear la lanza de hielo más poderosa que jamás había creado.

¡Cada onza de energía arrastrada por la desesperación que sentía, estaría contenida dentro de este ataque!

Una aterradora cantidad de energía mágica estaba siendo concentrada a la fuerza en la lanza de hielo. El poder reunido era tan grande que el suelo bajo el Soberano que empuñaba la lanza se congeló mientras emitía ruidos de chasquido.

Justo antes de que uno estuviera tentado a preguntarse si el brazo derecho del Soberano que agarraba la lanza se había expandido demasiado o no...

La lanza fue disparada con la velocidad de una bala y atravesó el aire.

* ¡¡¡Whoooosh-!!!

Al mismo tiempo, los humanoides de hielo recibieron órdenes de su maestro y se abalanzaron sobre Jinwoo como un nido de hormigas enfurecidas.

* ¡Whoooosh-!

Momentos antes de que la lanza pudiera penetrar en su rostro...

… Jinwoo abrió los ojos.

"Te encontré."

Al mismo tiempo, el flujo de tiempo del entorno se detuvo como si se hubiera pulsado el botón de 'pausa' en la reproducción. No, en realidad, el tiempo se había ralentizado hasta tal punto que parecía que se había detenido.

La lanza de hielo girando a una velocidad apenas increíble se estaba acercando, aunque sólo una pulgada a la vez. Y detrás de eso, podía ver la cara profundamente distorsionada del Soberano de la Escarcha deslumbrando en su dirección.

¿Eso fue todo?

Incluso podía ver las caras de todos los humanoides de hielo que lo rodeaban desde todos los lados.

Este era el alcance de la visión del Soberano de las Sombras una vez que se preparó para la batalla. Su capacidad de percibir había llegado al reino que ningún otro ser humano podría tocar, y lo hizo como si todo a su alrededor se hubiera detenido por completo.

Jinwoo era como un extraterrestre invadiendo el mundo de un vídeo en pausa y relajadamente escaneaba sus alrededores.

Este sentimiento...

'¿No he sentido algo parecido a esto antes?'

'¿Cuándo pudo haber sido eso?'

Lentamente revisó sus recuerdos y finalmente recordó el momento en que estaba a punto de morir por los ataques de las estatuas de piedra.

De hecho.

En aquel entonces, el tiempo se había pausado como si todo se hubiera detenido.

'Ah, así que ya había poseía el poder del Soberano de las Sombras en mí, incluso entonces.'

Sólo ahora que consiguió desbloquear los poderes completos se dio cuenta una vez más del tiempo que el Soberano lo había estado observando. Jinwoo continuó observando sus alrededores y pronto descubrió las espaldas de sus dos soldados de grado mariscal.

'Ohhhh...'

Aunque el tiempo parecía congelado, tanto Beru como Igris se movían para interceptar a los enemigos, aunque muy lentamente. Esto era una buena evidencia de que su agilidad había alcanzado una altura increíble.

Jinwoo los estudió con alegría antes de recordar que se le acercaba una lanza.

'Ups.'

Como un insecto que se arrastraba hacia delante, la lanza cerraba continuamente la distancia poco a poco. Para detener el avance del arma, Jinwoo usó uno de sus poderes.

'Autoridad del Soberano'.

Este era uno de los poderes del Soberano de las Sombras, aunque pensaba que se trataba simplemente una habilidad.

En el momento en que activó la 'Autoridad del Soberano', pudo ver que el Maná disperso por los alrededores de repente se precipitó y se envolvió alrededor de la lanza de hielo.

Una vez atrapada en la energía mágica, el arma perdió todo su impulso hacia adelante y se detuvo en su camino.

Pudo ver por primera vez cómo funcionaba la habilidad 'Autoridad del Soberano' y no pudo evitar suspirar suavemente en admiración.

'Ah, así que no era una mano invisible o algo así.'

No, era más bien como 'Maná invisible'. En pocas palabras, el Maná se movía según la voluntad del activador de la habilidad. Aora los ojos de Jinwoo podían captar el movimiento del Maná tan claramente, cuando era imposible hacerlo en el pasado.

'Bien'.

Ahora que su percepción sensorial había alcanzado su punto álgido, podía captar definitivamente el flujo de Maná que lo rodeaba. Mientras observaba su flujo, sus ojos brillaban.

Este fue el resultado final de los Gobernante que intentaron con gran esfuerzo fortificar este mundo. Un mundo que una vez estuvo desprovisto de Maná, ahora desbordaba de él. Y como heredero de los poderes del Soberano de las Sombras, se le dio el derecho de manejar libremente esta energía con nada más que su voluntad.

* Ba-thump, ba-thump.

Su corazón se aceleró al sentir la respiración del Maná.

'… Hagámoslo.'

Jinwoo pasó el tiempo de lento movimiento y se acercó a sus dos Mariscales antes de poner sus manos sobre sus hombros.

"No hay necesidad de que ustedes den un paso al frente."

Ber e Igris obedecieron la orden de su maestro e inmediatamente dejaron de moverse. Jinwoo se paró ante ellos.

Su control de Maná se encontraba al máximo, debido a que lo entrenaba cada vez que tenía tiempo a través de la habilidad 'Autoridad del Soberano'. Miró profundamente a los humanoides de hielo y respiró profundamente una vez.

La emoción que aún llenaba su pecho era la gratitud hacia el Soberano de las Sombras que brotaba de lo más profundo de su corazón. También, gratitud por enseñarle a controlar sus poderes a través de la guía del Sistema.

Jinwoo se concentró en sí mismo y controló el Maná en el aire de inmediato. En ese momento, el espacio a su alrededor retumbó.

* ¡Wooo-woung-!

Fue realmente por un momento.

En un instante, una poderosa ola de Maná, que inició desde Jinwoo como el centro, se precipitó y arrasó con las enormes masas de humanoides de hielo que trataban de abalanzarse sobre él.

El Soberano de la Escarcha también detectó la violenta tormenta de Maná que se precipitaba sobre él.

[…. !!]

Apresuradamente extendió una barrera de hielo para protegerse.

Una vez que pasaron los violentos vientos de Maná, el Soberano rápidamente despejó la barrera y fue recibido por la vista de los escombros, pertenecientes a los humanoides de hielo que estaban esparcidos por todas partes. El poderoso impulso de Mana los había destruido a todos. Incluso las nubes de la tormenta de nieve que había convocado se habían ido, también.

Este era el poder del Soberano de las Sombras.

[¡Pero... pero cómo!]

El Soberano de la Escarcha tembló de miedo después de presenciar el verdadero poder del Soberano de las Sombras, anteriormente el mayor Fragmento de la Luz Brillante, así como uno de los Reyes más poderosos de la existencia.

La pared.

La pared completamente insuperable.

¡¿No había una brecha demasiado grande entre ambos?!

Jinwoo miró a su alrededor y asintió con la cabeza al resultado bastante satisfactorio antes de fijar su mirada en los ojos asustados del antiguo elfo de hielo.

*Retroceder*

Podía sentir a esa criatura temblando incluso a distancia.

Todavía tenía una cuenta pendiente con esa cosa. Jinwoo recordó la cara del difunto Presidente de la Asociación Go Gun-hee y su expresión se volvió más fría en un instante. Sin embargo, no era de los que exponen sus emociones tan fácilmente.

El enemigo al que más quería matar sería eliminado finalmente. Se aseguraría de que el oponente tuviera tiempo suficiente para temblar de miedo por la muerte inevitable.

Jinwoo levantó la voz.

"Tú serás el último."

De repente, la figura de Jinwoo se sumergió lentamente en la sombra bajo sus pies.

De repente, la figura de Jin-Woo se sumergió lentamente en la sombra bajo sus pies.

"Hasta que vaya y atrape a esa bestia, quédate y espera en silencio, ¿de acuerdo?"


***


Tan pronto como se cortó la transmisión de la televisión, el Presidente de la Asociación, Woo Jin-Cheol, golpeó el escritorio con el puño cerrado.

* ¡Bang!

La escena final antes de que se cortara la grabación en vivo fue la del Cazador Sung Jinwoo derrumbándose impotente en el suelo después de ser golpeado por esos dos monstruos.

Al ver esa escena, Woo Jin-Cheol sintió como si todo su mundo se hubiera derrumbado. Si este escritorio no fuera un objeto que Go Gun-hee hubiera usado, lo habría hecho pedazos de un solo golpe.

El puño cerrado de Woo Jin-Cheol tembló mucho.

Todos los demás empleados presentes en la oficina del Presidente y viendo la transmisión con él, también cerraron la boca. Un fuerte silencio impregnó la oficina.

Sin embargo...

El Presidente de la Asociación, Woo Jin-Cheol, sabía mejor que nadie que no debería estar perdiendo el tiempo aquí de esta manera.

"¿Cuántos gremios hay en el lugar ahora?"

"Los cinco gremios principales han llegado al lugar, señor."

Woo Jin-Cheol se levantó de su asiento y emitió urgentemente su nueva orden.

"Nuestra División de Monitoreo irá también... Y yo también los acompañaré. ”

"¡Pero será demasiado peligroso, señor!"

"¿Crees que algo puede ser peligroso o seguro en nuestra situación actual?"

Woo Jin-Cheol lanzó una mirada aterradora, que inmediatamente hizo que los empleados no intentaran persuadirlo.

La República de Corea acababa de perder su última línea de defensa, Sung Jinwoo. Lo que significa que no había más espacio para retirarse. Cada Cazador tenía que cooperar para matar a esos monstruos, de lo contrario, ya no habría futuro para nadie.

Woo Jin-Cheol se puso rápidamente la chaqueta antes de levantar la cabeza para ver las imágenes en tiempo real que se transmiten desde una cámara de circuito cerrado, actualmente en directo, justo al lado de la pantalla gigante de la televisión.

Esta cámara apuntaba al cielo las 24 horas del día. Continuamente fluía la vista de la Puerta Súper Masiva flotando sobre los cielos de Seúl. Los ojos de Woo Jin-Cheol que miraban fijamente a la pantalla temblaron por un momento.

'Quizás...'

La nación de Corea ya estaba condenada.

Su corazón se hundió hasta la boca de su estómago. Aunque tuvieran suerte y fueran capaces de matar a esos monstruos, sufrirían graves bajas. ¿Podrían ser capaces de lidiar con esa absurda y enorme Puerta con los Cazadores restantes, no, más exactamente, sin la presencia del Cazador Sung Jinwoo?

Sólo de pensar en los monstruos en el centro de la ciudad y luego en la Puerta Súper Masiva, la desesperación que trató de negar se precipitó como un maremoto.

Sin embargo, Woo Jin-Cheol sacudió su cabeza a la fuerza.

Aunque decenas, cientos de miles, no, toda la población de Corea pensaba lo mismo que él, alguien tenía que dar un paso al frente y luchar. Los poderes que los cazadores poseían eran precisamente para ese propósito.

Woo Jin-Cheol apretó los dientes para sacudir todos los pensamientos innecesarios de su cabeza. Estaba a punto de salir de su oficina cuando uno de los empleados lo llamó apresuradamente.

"¡Señor!"

Woo Jin-Cheol miró detrás de él. No hacia el empleado que lo llamaba, sino a la gran pantalla de televisión con el presentador de noticias hablando urgentemente a los espectadores.

[¡Todos, una de nuestras cámaras finalmente ha llegado al lugar!]

Tal vez la cámara estaba colocada en el techo de un edificio de gran altura, porque la escena que ahora se veía en la pantalla se filmaba a una gran distancia. Pero, eso fue suficiente.

La ventisca que cubría la ciudad estaba siendo dispersada por una especie de fuerza invisible.

Sintiéndose bastante agitado ahora, el Presidente de la Asociación, Woo Jin-Cheol, atravesó a los empleados que se habían levantado de sus asientos y se acercó a la parte delantera de la pantalla gigante.

Una vez que la niebla helada se disipó, fue posible ver claramente las figuras de pie en la calle.

Había cinco personas. No, cuatro personas, más una criatura.

Entre ellos, el hombre que estaba delante de cierta soldado hormiga era alguien con quien Woo Jin-Cheol estaba bastante familiarizado.

"¡Es el cazador Sung Jinwoo!"

Woo Jin-Cheol gritó sin darse cuenta. Otros empleados vieron los restos destrozados de los humanoides de hielo esparcidos alrededor de Jinwoo y gritaron de júbilo.

¡¡¡Waaaaah-ah!!!

No sólo estaba Jinwoo, que antes parecía estar muerto, de pie, completamente bien, sino que también parecía haber acorralado a su enemigo, así que ¿Cómo podían contener sus gritos ahora?

De hecho, las lágrimas incluso amenazaban con brotar de los ojos de Woo Jin-Cheol.

Sólo había un enemigo ahora; la única criatura de hielo parecía estar aterrorizada, porque estaba completamente arraigada en su lugar, incapaz de moverse ni un centímetro.

Nadie podía decir lo que ocurría dentro de esa ventisca, pero la situación había hecho un giro de 180 grados.

No necesitaba escucharlo, pero Woo Jin-Cheol sabía que la atención del mundo entero se centraba en este mismo material que se estaba emitiendo.

¿Con qué método el Cazador Sung demolería a ese monstruo ahora? La cara del presidente de la asociación, Woo Jin-Cheol, se llenó rápidamente de expectativa mientras veía a Jinwoo.

Pero entonces...

Jinwoo parecía estar diciéndole algo a la criatura, antes de que empezara a sumergirse bajo sus pies y desapareciera del lugar.

'…. ???'

Las expresiones de los empleados abrazándose para celebrar se endurecieron poco a poco.

Eventualmente...

… Jinwoo desapareció completamente del campo de batalla.

El camarógrafo también debe estar entrando en pánico, ya que la cámara se movía de un lado a otro para localizar a Jinwoo . Desafortunadamente, ni siquiera su cabello se podía ver ahora.

"Huh...."

Woo Jin-Cheol no pudo ocultar su nerviosismo y se frotó la boca. Otro episodio de fuerte silencio se produjo en la oficina del Presidente de la Asociación.

Woo Jin-Cheol no pudo ocultar su nerviosismo y se frotó la boca. Otro episodio de fuerte silencio se produjo en la oficina del Presidente de la Asociación...


***


Después de regresar al escondite ubicado en algún lugar de la selva, los dientes del Soberano de los Colmillos Bestiales empezaron a rechinar.

Ese aura de muerte que se aprieta gradualmente alrededor de su cuello. Qué cosa tan lamentable fue, perder el tiempo discutiendo con el Soberano de la Escarcha y retrasando su fuga de ese lugar.

Cuando estaba cazando al mayor cazador de Brasil, la Tierra no era más que un terreno de caza lleno de presas débiles. La bestia se había emborrachado con los sentimientos de libertad después de haber dejado atrás la aburrida brecha entre las dimensiones, donde prácticamente no había nada divertido que hacer.

Pero ahora...

¿Quién iba a pensar que el Soberano de las Sombras había descendido a este mundo con un plan malicioso bajo la manga? A menos que estuvieran hablando del recipiente humano como el Rey de los Muertos, bien, pero la bestia definitivamente no quería luchar contra el verdadero Soberano de las Sombras.

Si uno quería detener a ese tipo, entonces se necesitaba un poder que lo excediera con creces. Uno necesitaba al Soberano de la Destrucción.

'Ahora que las cosas han resultado así, no tengo más remedio que esconderme aquí y esperar tranquilamente hasta que aparezca el Emperador Dragón'.

La bestia se acostó en la cama hecha de hojas y ramas.

Cuando lo hizo, varias bestias salvajes del Mundo del Caos, a las que los humanos se refieren como bestias mágicas, se reunieron alrededor y se acostaron alrededor del Soberano.

Estas bestias salvajes que poseían una poderosa energía mágica no eran otra cosa que la guardia real del Soberano. Ronroneaban y se frotaban la cara cuando su Rey empezó a acariciarlos.

Pero entonces, el Soberano sintió que algo estaba mal y dejó de acariciar las cabezas de sus mascotas en su cómoda posición reclinada.

'¿¿Mm...??’

Las pieles de las mascotas estaban todas tensas.

El sexto sentido poseído por todos los animales; se le puso la piel de gallina al Soberano.

Sin decir palabra, dirigió su mirada hacia el mismo lugar donde las bestias nerviosas estaban mirando, antes de que sus propios ojos se entrecerraran en una hendidura. La sombra de un árbol a varios pasos de distancia vacilaba notablemente.

La voz densamente cargada de desesperación se filtró de la boca del Soberano de los Colmillos Bestiales después de captar el olor de la muerte, penetrando rápidamente en su escondite.

"¿Podría ser...?"