Reciente

sábado, 23 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 219

Capítulo 219. Solo Leveling


Las palabras de 'Yo soy tú'.

Como había estado expuesto al Corazón Negro, Jinwoo podía entender el significado de esas palabras.

Miró a su derecha.

De repente, un enorme árbol del tamaño de varias docenas de rascacielos unidos se elevó para atravesar los cielos.

Luego miró hacia otro lado.

Cuando su cabeza giró a la izquierda, un tren maglev surgió repentinamente de la lejana oscuridad y pasó por su posición en un parpadeo de ojos. Estos dos aparecieron de la nada simplemente porque Jinwoo deseaba verlos.

En otras palabras, algo fue creado de la nada.

[Eso es cierto.]

El Soberano de las Sombras se dirigió a él.

[Dentro de mi dominio, puedes hacer lo que quieras.¨]

"¿Porque tú y yo tenemos el mismo poder?"

El Soberano de las Sombras asintió con la cabeza. Su mirada se desplazó hacia el árbol gigante que Jinwoo creó. En un instante, el tamaño del árbol disminuyó y se convirtió en una pequeña flor que se ve comúnmente por todas partes.

Aunque este poder de crear y cambiar mundos se limitaba al dominio del Soberano de las Sombras, Jinwoo terminó dando un suspiro de admiración .

Este poder omnipotente se había convertido en el suyo. Jinwoo cerró brevemente los ojos antes de abrirlos, y eso hizo que un campo de flores floreciera ante sus pies y se extendiera en todas direcciones.

Era el mismo tipo de flor que había creado el Soberano de las Sombras cuando cambió el árbol.

¿Fue esto el resultado de la excelente Percepción, o porque estaba conectado con el Soberano de las Sombras? Jinwoo podía sentir la satisfacción del Soberano mientras miraba el campo de flores.

El Soberano dirigió su mirada hacia su contraparte humana.

[He estado esperando este momento, este encuentro contigo, desde hace mucho tiempo. ]

El Soberano de las Sombras se presentó oficialmente.

[Soy el Soberano de las Sombras. Soy el Rey de los Muertos, gobernante del poder de la muerte y administrador de lo más profundo de las tinieblas. ]

Una presencia impresionante y digna emanaba del Soberano. Sin embargo, Jinwoo no se asustó, a pesar de que la verdadera muerte capaz de reducir a cualquier ser vivo a un estado de estremecimiento estaba justo ante él.

Este ser era él. Sintió que sus emociones se elevaban después de conocer otra versión de sí mismo.

Finalmente.

Finalmente, pudo hacer esa pregunta que se le quedó incrustada en la cabeza desde que el Sistema se convirtió en parte de su vida.

"¿Por qué....?"

¿Por qué el Sistema lo eligió como el 'Jugador'? ¿Fue porque se las arregló para sobrevivir en la mazmorra doble ese día?

No, no podía ser. Él creía que tenía que haber otra razón. Y este fue el momento en que su pregunta pudo obtener una respuesta.

[Te lo mostraré.]

El Soberano de las Sombras extendió lentamente su mano hacia la frente de Jinwoo. En el momento en que el dedo índice la tocó, el mundo entero cambió.

[Este es nuestro comienzo y el fin. Y también, tu comienzo.]

***

¿Ha existido alguna vez un momento en la historia en el que tanta gente de tantos países diferentes gritara al mismo tiempo?

En ese cruel momento en que la daga del monstruo penetró el pecho del cazador Sung Jinwoo, la gente sostuvo la cabeza o gritó desde los pulones . Lo que vino a visitarlos después de los gritos fue el silencio pesado como bloques de acero.

El doloroso grito ahogado escapó de los labios de todos al ver al cazador Sung Jinwoo desmoronarse impotente en el suelo.

"Ah..."

Primero, fue el Cazador de rango Nivel Nacional, Thomas Andre. Y ahora, incluso Sung Jinwoo había caído.

Si es así, ¿quién más quedaba?

No había nadie...

Sabiendo muy bien que no quedaba nadie más para detener a estos monstruos, las expresiones de la gente comenzaron a endurecerse como la piedra.

Y luego, un poco más tarde.

- ¿Uh? ¿Qué... qué está pasando aquí? ¿Uh? ¿¿¿Uhhhh???

Poco después de que el camarógrafo gritó de pánico, la transmisión fue interrumpida.

La Puerta Súper Masiva flotando sobre los cielos de Seúl, y luego, los monstruos que aparecieron de la nada para asesinar continuamente a los mejores cazadores del mundo. Los espectadores de todo el mundo no pudieron borrar de sus mentes el pensamiento de: '¿Estamos viendo el advenimiento del fin del mundo?

En medio de la conmoción y el pánico, la gente no podía alejarse de la parte delantera de sus pantallas a pesar de que la transmisión se había interrumpido hace mucho tiempo.

***

El helicóptero de filmación, congelado y con humo saliendo por un costado, se estrelló contra la tierra. El Soberano de la Escarcha había destruido con éxito el molesto artilugio volador.

Su mirada se desplazó hacia Jinwoo. Los labios cubiertos de hielo de la criatura se movieron para anunciar el estado de Jinwoo.

[Su vida ha llegado a su fin.]

Los ojos y los oídos del Soberano de los Colmillos Bestiales confirmaron la muerte de su presa. No podía sentir ningún indicio de vida en el sujeto en absoluto.

Lograron evitar que uno de los reyes más poderosos se convirtiera en una variable no deseada en su plan. Sus ojos estaban ahora nadando en el éxtasis de la victoria.

Sin embargo, este no era el final de su trabajo. Todavía no.

Los dos Soberanos levantaron la cabeza y sus miradas se dirigieron simultáneamente a Thomas Andre, actualmente evacuado a una buena distancia.

Lennart Niermann se estremeció después de sentir su mirada.

"Demonios..."

Tuvo que prepararse para perder la vida sólo por tratar de defenderse de una criatura humanoide parecida a una bestia, pero ahora había una Elfo de Hielo a un nivel similar al de la bestia con la que intentó lidiar.

'¿Cómo se las arregló el cazador Sung Jinwoo para luchar contra ellos...?'

Su ritmo cardíaco se aceleraba cada vez más. Él era el único cazador capaz de conseguir incluso un segundo de tiempo contra esos dos monstruos.

Lennart respiró hondo.

"Hey, hombre.... La presencia del Cazador Sung acaba de desaparecer. ¿No puedes decirme qué está pasando?"

Thomas Andre, cuyas heridas aún no se habían curado a medias, formuló una pregunta.

Lennart obligó a sus involuntarios labios a separarse.

"Él..."

Fue entonces cuando.

Los dos Soberanos que caminaban tranquilamente en dirección a Lennart miraron simultáneamente detrás de ellos.

[… . . !!]

[… . . !!]

Algo imposible sucedió, justo en ese momento. Desde el cuerpo del ser humano cuyo corazón se confirmó que había sido destruido, podían escuchar los latidos vigorosos y fuertes del corazón.

Pero, ¿cómo?

¿Cómo puede ser posible una cosa así?

Los dos Soberanos intercambiaron miradas incrédulas. Y entonces, la peor posibilidad entró en sus cabezas a continuación. Ellos habían estado pasando por alto este hecho crucial hasta ahora.

[¿Puede ser....?]

Estos dos pensaron que, al matar al huésped humano, también llegarían a extinguir al Soberano de las Sombras que había dentro de él. Al igual que sucedería con ellos teniendo un  huésped humano.

Sin embargo, su oponente esta vez era el Rey de los Muertos. No había garantía de que la muerte, que supuestamente es para todos igual, independientemente de quién se trate, se le aplicaría de la misma manera.

El final de uno también podría convertirse en el principio para alguien más.

[¡No...! ¡No podemos dejar que esto suceda!]

Tenían que detener esto a toda costa.

Debían impedir el descenso del verdadero rey a través de esta falsa muerte.

Su expresión se volvió completamente pálida antes de reaccionar casi instintivamente. Dos Soberanos cerraron instantáneamente la distancia hacia Jinwoo y extendieron respectivamente sus garras y su lanza de hielo.

Con el fin de destruir completamente el cuerpo que actuaría como la herramienta del descenso del Rey, ellos vertieron toda su energía mágica en sus armas.

Desafortunadamente...

Una figura escondida con 'Sigilo' aterrizó ligeramente en el suelo ante ellos y sus armas fueron detenidas con bastante habilidad.

El Soberano de las Sombras aún no había recuperado la conciencia. En ese caso, ¿quién podría ser?

[… . . ??]

Los dos Soberanos no pudieron ocultar su conmoción y nerviosismo después de que sus ataques desesperados fueran detenidos.

El dueño de las dagas se despojó de su sigilo y finalmente se reveló a sí mismo. Era una figura encubierta con una capucha. Un par de ojos brillando en pura luz dorada miraban a los Soberanos desde abajo de la capucha.

"De ahora en adelante, nadie tocará a este chico."
 ”


***


En otro mundo.

La luz y la oscuridad existían en una época en la que no existía nada más.

El Ser Absoluto dividió la luz y creó a los Emisarios de Dios. En cuanto a la oscuridad, se dividió para crear ocho Soberanos.

Escuchando la orden dada durante su nacimiento, los Soberanos nacidos para destruir mundos y los Emisarios nacidos para mantener los mundos comenzaron a matar a los soldados del otro bando.

Al final de la larga guerra.

Fatigado por la guerra constante e interminable, el más brillante Fragmento de la Luz Brillante le preguntó al Ser Absoluto .

'Oh, nuestro Gobernante Absoluto.

¿Por qué no ayudas a tus súbditos más fieles a luchar en tu honor?

¿Por qué ignoras el dolor de tus súbditos?

¿No escuchas los gritos de incontables soldados que mueren por tu honor?

Ayúdanos

Danos la fuerza para extinguir a nuestros oponentes... Les cortaremos sus cabezas y las ofreceremos como tributo a tu gloria.'

Sin embargo, el Ser Absoluto no respondió al Fragmento.

Fue en ese momento cuando los Fragmentos se dieron cuenta de la realidad. Y la verdad sería que la batalla entre ellos y los Soberanos no es más que una forma de entretenimiento para el Ser Absoluto. Y que su Gobernante no deseaba que las batallas terminaran.

Ahora sabiendo que la guerra nunca terminaría mientras el Ser Absoluto siguiera existiendo, los Fragmentos cayeron en la desesperación. La desesperación que sentían se transformó en rabia, y la rabia pronto se transformó en odio.

Para terminar esta guerra sin sentido, desenvainaron sus espadas.

Fue el comienzo de la rebelión.

Jinwoo fue testigo de la interminable marcha de los soldados que atravesaban el propio cosmos.

"Oh, Dios mío."

Sin embargo, un grupo de soldados apareció de repente a lo lejos y bloqueó su avance. El Soberano de las Sombras junto a Jinwoo señaló al Fragmento de la Luz Brillante con seis alas, que estaba en el frente del grupo de bloqueo.

[Ese era yo en el pasado lejano.]

Fue el único Emisario de Dios que se opuso contra la rebelión de los otros Emisarios. Al final, sin embargo, el lamentable número de soldados que dirigió cayó impotente ante los ejércitos unidos de los otros Emisarios.

El Fragmento de la Luz Brillante nunca perdió su lealtad absoluta hasta el final. Murió viendo a sus valientes subordinados ser arrastrados por sus enemigos.

Pensó que este era el fin.

Pero cuando volvió a abrir los ojos en el abrazo de l oscuridad, se dio cuenta de que el Ser Absoluto había escondido un cierto poder dentro de él.

En caso de que algo saliera mal, el Ser Absoluto había escondido un poder verdaderamente diabólico capaz de acabar con todo, dentro de su más leal esclavo.

Y así, flotando en este infinito abismo de oscuridad, el Soberano de la Muerte finalmente abrió los ojos hacia su poder. Arrancó los restos de sus alas, todas quemadas durante la batalla, y construyó una nueva armadura de la oscuridad que lo rodeaba.

[¡¡LEVÁNTENSE!!!]

Las almas que dormían en este abismo escucharon el llamado y juraron lealtad eterna a su nuevo rey.

Dirigió a su nuevo ejército e hizo su regreso. Pero cuando finalmente regresó, todo había terminado.

Los restantes Fragmentos de Luz Brillante habían matado al Ser Absoluto y se llamaban a sí mismos los nuevos dioses, asumiendo así la posición de los 'Gobernantes'. Y usando varias herramientas que contenían el poder del Ser Absoluto, ellos cazaron a los Soberanos.

Cuando el Rey de los Gigantes, el Soberano del Principio, Reghia, fue capturado, el equilibrio entre los dos bandos se derrumbó y los Soberanos restantes se dieron cuenta de la gravedad de la situación.

Fue en ese momento cuando el Soberano de las Sombras les extendió las manos. Para combatir a su enemigo común, cada Soberano existente combinaba sus fuerzas.

Y de esta manera, la guerra entre siete 'Gobernantes' y nueve 'Soberanos' continuó, para siempre.

Sin embargo, cuanto más tiempo continuaba esta guerra, mayor era el número de soldados del Soberano de las Sombras. El tiempo estaba de su lado.

Gracias a sus brillantes logros, parecía que los vencedores de esta larga guerra serían los Soberanos.

Sin embargo, no sólo los gobernantes temían al poder del Ejército de Sombra que había crecido, sin que todos lo supieran, igualaba al Ejército de la Destrucción liderado por el Rey de los Dragones Enloquecidos.

Dos Soberanos temían al Soberano de las Sombras. Los dos eran el Soberano de las Flamas Blancas y el Soberano de los Colmillos Bestiales. Apuntaron a la espalda del antiguo Emisario justo cuando la guerra se acercaba a su fin.

Fue en este punto cuando Jinwoo pudo presenciar de nuevo las escenas que vio dentro de los 'datos guardados' en la mazmorra doble. Los ejércitos de demonios y bestias se unieron a los ejércitos de los gobernantes; unidos se abalanzaron sobre el Soberano de las Sombras y su ejército.

Y eso resultó en que fue conducido casi a la aniquilación.

Pero entonces, el Rey de las Bestias, el Soberano de los Colmillos Bestiales huyó para salvar su propia vida, mientras abandonaba a sus propios soldados. Mientras tanto, el Rey de los Demonios, el Soberano de las Flamas Blancas, Baran, tuvo que pagar el precio final.

Las palabras que Jinwoo no pudo comprender con los 'datos guardados'; las palabras del moribundo Baran, hicieron que sus ojos se estremecieran con mucha fuerza.

Y entonces, sobre su cabeza, cuatro ángeles con seis alas descendieron lentamente del cielo. Ahí fue donde la reproducción del vídeo de los 'datos guardados' que Jinwoo vio en la mazmorra doble llegó a su fin.

Los cuatro gobernantes pronto rodearon al Soberano de las Sombras, quien ya no poseía suficiente fuerza para comandar su propio Ejército de Sombra. El Soberano debe haber descubierto cuál sería el resultado inevitable de esta lucha y tiró su espada al suelo.

Pero, si esos Gobernantes hubieran matado al Soberano de las Sombras en aquel entonces, ¿cómo podría explicarse la existencia de este Soberano de las Sombras?

Jinwoo se tragó y prestó más atención a lo que podría ser el fin del Soberano de las Sombras.

Pero entonces...

Los Gobernantes comenzaron a arrodillarse ante el Soberano de las Sombras, uno por uno. Poco después, el ángel de seis alas, arrodillado frente a él, levantó la voz.

[Por favor, es hora de que nos perdones, oh, el mayor Fragmento de Luz Brillante.]