Reciente

jueves, 21 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 216

Capítulo 216. Solo Leveling


Nueva York, Londres, Shangai, París.

Además de estas ciudades, otras alrededor del mundo estaban experimentando el fenómeno de que sus calles se cubrieran en un silencio espeluznante en este momento. La gente había dejado de caminar y se encontró incapaz de apartar los ojos de las muchas pantallas electrónicas.

Las pantallas gigantescas de las calles mostraban continuamente las últimas noticias sobre la horrible tragedia que se desarrollaba en la capital de Corea del Sur, Seúl.

Debido a la presencia de la Puerta Súper Masiva, la atención del mundo ya se había concentrado allí, por lo que era normal que la noticia se difundiera como si fuera un incendio forestal.

Las cadenas de televisión de muchos países interrumpieron su programación habitual para retransmitir en directo la situación actual que se desarrolla en Seúl.

Cuando la visión de un paisaje urbano lleno de sangre estaba siendo filmado desde el cielo, los espectadores de todo el mundo retrocedieron con horror...

Seúl era una de las mayores metrópolis del mundo. Pero con una ciudad en ruinas como esa, implicaba que su seguridad no podía ser garantizada ni siquiera dentro de sus propias ciudades.

La tragedia de Seúl no se sentía como un incidente que sucedía en un país lejano, sino como algo que les estaba sucediendo a ellos personalmente.

¿Esa fue la razón por la que se sintieron aliviados cuando Thomas Andre se acercó para poner fin al alboroto del monstruo? Los obviamente emocionados extranjeros, después de que las cámaras captaron la vista del mejor cazador de Estados Unidos, comenzaron a gritar su nombre repetidamente como si quisieran dañar sus propias cuerdas vocales.

Los espectadores juntaron sus manos en oración y con un solo corazón, vitorearon a Goliat. Y por eso las calles se llenaban de gritos de júbilo cada vez que Goliat golpeaba a ese monstruo parecido a una bestia.

"¡Sí! ¡Más! ¡¡Más!!!"

"¡Destruye esa cosa! Goliat, ¡mata a esa cosa!"

"¡Envíalo al infierno!"

Desafortunadamente...

Los gritos de júbilo y alegría que llenaban las calles pronto se convirtieron en un silencio estremecedor cuando las manos de Goliat fueron destrozadas, sus brazos rotos, y su carne y sangre derramadas en el suelo.

Los brazos de los espectadores que estaban levantados en el aire bajaron lentamente hacia los lados. Algunos incluso comenzaron a derramar lágrimas en silencio mientras veían al mejor guerrero de la humanidad siendo horriblemente destruido de esa manera.

Era como si el tiempo mismo se hubiera congelado.

La gente se quedó sin habla por el choque abrumador y no pudo escuchar su propia respiración. Si esto era un sueño, entonces querían despertarse ahora mismo.

Lástima, la pantalla siguió transmitiendo las imágenes de Goliat y sus interminables gritos de dolor. La expresión en los rostros de los espectadores cambió a la de una desesperación aún mayor.

Fue entonces cuando...

Un cazador solitario saltó de algún lado y derribó a la bestia.

No, había dos de ellos. Un hombre de cabello negro apareció sin avisar justo al lado del cazador caucásico.

No sólo los televidentes, sino también los presentadores de las noticias no podían entender lo que estaba pasando y no pudieron ocultar su confusión.

¿Qué fue lo que pasó?

¿Quiénes eran esas dos personas?

Sucedió demasiado rápido, y además, la cámara estaba filmando desde demasiado lejos, dificultando distinguir sus rostros correctamente.

Sin embargo...

Los presentadores vieron a los soldados negros llenando las calles en un parpadeo y gritaron hasta que sus voces se volvieron roncas.

[¡Es el cazador Sung Jinwoo! ¡El cazador Sung Jinwoo finalmente ha hecho su entrada!]

[¡No tenemos que ver su cara! ¡Pueden bloquear su nombre! Incluso, ¡sabemos quién es! ¡Esos soldados negros, ese es cien por ciento el cazador Sung Jinwoo!]

[¡El Goliat podría haber caído, pero la batuta ha sido entregada al Cazador Sung Jinwoo! ¡Sus criaturas invocadas han rodeado a los monstruos!]

* ¡¡¡Waaaaaah-!!!

Los espectadores de todo el mundo gritaron de nuevo de júbilo mientras veían a los soldados negros cubrir por completo las calles de Seúl.

Especialmente los americanos, sus rugidos unificados eran tan fuertes que sus ciudades parecían sacudirse por el ruido en sí mismo. Era comprensible, ya que recientemente habían perdido a uno de sus Cazadores de rango Nivel Nacional por trágicas circunstancias, y cuando Thomas Andre se encontró en peligro, todos ellos habían caído en una profundo conmoción mental.

Además, el número total de visitas en internet para la incursión de la Isla de Jeju con Jinwoo ya había superado los  billones. Lo que significa que casi todo el mundo ya sabía su nombre.

Y así, el mundo entero había empezado a cantar su nombre.

"¡Eh, espera un minuto! ¡Sé quién es ese otro cazador! ¡Sí, conozco a ese tipo! ¡Es el alemán Lennart Niermann!"

Este tipo, que deseaba presumir de sus ojos perspicaces, pero no pudo evitar dejarse llevar por la atmósfera y empezó a cantar 'Sung Jinwoo', con las manos en alto.

El foco del mundo entero estaba ahora en la espalda de Jinwoo.


***


El Ejército de Sombras rodeó a los tres Soberanos en un círculo.

En la cima de las calles ahora oscurecidas por la sombra con la ayuda de la habilidad, 'Dominio del Soberano', la moral del ejército había alcanzado su apogeo.

'Entonces, ¿qué les parece ahora?'

Jinwoo escudriñó las caras de los tres Soberanos. Llevaban expresiones bastante relajadas.

La hembra gigante, creada a partir de insectos, miró las calles llenas de Soldados Sombra y se rió burlonamente.

[Así que, este es el nuevo Ejército de Sombras, ¿no?]

[El número total no es malo, pero aún así, no son más que un montón de basura.]

Sin preocuparse en lo más mínimo, el Soberano de la Escarcha dio un paso adelante.

* Fuu-whoop...

Aspiró ligeramente  antes de escupir aire horriblemente frío que se extendió por todas partes en un instante.

* ¡Kwajeeck!

Y en un momento, todo lo que estaba en el suelo se convirtió en esculturas de hielo congelado. Incluso el Ejército de Sombras no fue una excepción.

'¡¿Cómo puede suceder esto?!'

Jinwoo confirmó que sus soldados se habían congelado y su expresión se endureció gradualmente.

El poder de los Soberanos dejaba a los soldados inútiles de un solo golpe; él había experimentado algo como esto antes, cuando se enfrentaba al Soberano de las Flamas Blancas, Baran, cuando estuvo por segunda vez en la mazmorra instantánea del Castillo Demoníaco.

Si hubiera una diferencia evidente entre entonces y ahora, sería que él tendría que enfrentarse a tres enemigos en lugar de a uno.

Los soldados atrapados en el hielo no podían ser liberados ni siquiera con su capacidad de guardarlos en su sombra.

[Tus lamentables soldados no podrán dar un solo paso fuera de la prisión que he manifestado.]

El Soberano de la Escarcha parecía seguro de su victoria después de encarcelar al Ejército de Sombras.

Sin embargo, la intención asesina de Jinwoo no flaqueó ni por un segundo, incluso en la situación actual.

"Tú."

La punta de la Ira de Kamish que tenía en su mano derecha apuntaba al Soberano de la Escarcha.

"Definitivamente morirás hoy."

El potencial bélico del Ejército de Sombra siempre había sido complementario al suyo. Era una pena que no pudiera confiar en sus soldados ahora, pero incluso así, no estaba pensando en dejar que ese Soberano de la Escarcha saliera de aquí con vida.

Después de todo, tenía una cuenta que saldar con ese bastardo.

[… . ]

Quizás el Elfo de Hielo sintió el dolor de la herida en su hombro infligida por Jinwoo la última vez, ya que su expresión se arrugó de una forma desagradable y bastante rápida.

[¡Insolente bastardo!]

La criatura levantó los brazos como para levantar algo, y de repente, Golems hecho de hielo se levantaron del suelo.

Al mismo tiempo, la reina de los insectos silbó fuerte. Los cadáveres de los humanos que yacían esparcidos por todas partes también empezaron a levantarse.

* ¡Kwa-duduk, kwa-dududuk, kwa-duk!

Los huesos y las articulaciones de los cadáveres se retorcían y se movían repetidamente hasta que, finalmente, parecían monstruosas arañas que se desplazaban sobre sus cuatro patas.

'¿No-muertos?'

… No, esos no eran no-muertos en absoluto.

Lo que movía los cadáveres eran pequeños parásitos extraños que habían penetrado en los cerebros de los humanos muertos. Jinwoo sintió el diminuto nivel de energía mágica emitida por los parásitos que se movían dentro de las cabezas y dirigió su mirada hacia la Reina de los Insectos.

[¿Crees que matamos a todos estos humanos indiscriminadamente sin razón?]

La Reina había inseminado los huevos de un parásito muy especial dentro de los cadáveres de todos los humanos que la bestia había asesinado.

Golems y parásitos .

Jinwoo miró fijamente al ejército enemigo que no podía ser convertido en Soldados Sombra tras su muerte y se dio cuenta de lo mucho que sus oponentes habían estado planeando para este día.

Jinwoo mantenía controlada su respiración.

Los Golems y los cadáveres animados pasaron junto a los congelados Soldados Sombra, hasta que lentamente lo rodearon. Mientras tanto, se concentraba en los sonidos de su corazón que golpeaban silenciosamente.

* Ba-thump, ba-thump, ba-thump...

En su camino para llegar aquí, se había encontrado con innumerables situaciones peligrosas.

En ese momento, mientras cerraba los ojos, sus sentidos extremadamente afilados percibían con precisión y captaban incluso los movimientos más diminutos que hacían sus enemigos.

Él podría encargarse de esto.

Como siempre había sido.

'… Ya vienen.'

Abrió los ojos sólo para ser recibido por la presencia de los arañas-humanos que lo atacaban. Mientras el tiempo se ralentizaba, el par de la 'Ira de Kamish' rugieron de pura angustia.

*Balancear*

En un instante, cada araña-hombre que saltaba en el aire fue dividido en dos.

¡Boom!

Jinwoo brincó ligeramente y esquivó el puñetazo de un Golem, en ese momento buscó su objetivo principal de eliminación. Ese sería el Soberano de la Escarcha, por supuesto.

Ese bastardo le gritaba a sus Golems con la cara enfurecida. Sin embargo, era imposible que estas cosas lentas y pesadas alcanzaran la velocidad de Jinwoo.

Usó la 'Autoridad del Soberano' para lanzarse contra el Soberano de la Escarcha. Como una bala, voló hacia adelante a una velocidad apenas increíble.

Cerró la distancia en un instante. El Soberano de la Escarcha estaba entrando en pánico. Jinwoo sacudió su daga con gran poder.

Su objetivo era el rostro del bastardo que se parecía a la corteza de un árbol viejo.

Desafortunadamente...

* ¡CLANG!

Justo antes de que la Ira de Kamish pudiera partir la cara de la criatura por la mitad, algo realmente duro bloqueó la trayectoria de la espada. La bestia, el Soberano de los Colmillos Bestiales, respondió al ataque de Jinwoo con reflejos rápidos como un relámpago y bloqueó la daga a tiempo.

[¿Crees que un juguete metálico tan insignificante puede herirme en lo más mínimo?]

La bestia sonrió, sus asquerosos dientes llenos de sangre y carne estaban ahora a la vista. Sin embargo, Jinwoo también respondió con una sonrisa de satisfacción.

'¿El humano se está riendo?'

Incluso antes de que la bestia tuviera tiempo de sentir el presentimiento siniestro, la 'Ira de Kamish' fue envuelta repentinamente en el aura negra.

*Rebanar*

El antebrazo de la bestia, que contaba con una increíble dureza, fue cortado limpiamente. Los ojos de la criatura se abrieron de par en par.

Apenas esquivó la punta de la daga inclinando su torso hacia atrás, pero aún así, una larga y sangrienta línea fue dibujada sobre su pecho.

Fue entonces cuando Jinwoo se dio cuenta de que tenía una energía poderosa sobre él y rápidamente miró hacia arriba.

'…  !!'

La Reina de los Insectos había formado un puño gigante de energía mágica y estaba a punto de aplastarlo.

* ¡¡Swoooosh-!!!

Cuando Jinwoo recibió el golpe, activó la habilidad 'Autoridad del Soberano' para empujar el puño de la Reina. Sin embargo, la fuerza detrás de ese ataque fue mucho mayor de lo que él anticipaba y apenas pudo detenerlo.

* ¡¡Boom!!

El escudo invisible hecho de la 'Autoridad del Soberano' chocó contra el puño de la Reina y creó una poderosa onda expansiva que arrasó con las arañas-humanas circundantes.

Desafortunadamente, el número de cadáveres animados que se dirigían hacia él, superaba con creces a los que habían sido barridos.

Jinwoo pisó la cabeza de una araña humana y saltó en el aire. Luego, enfocó su energía mágica en la 'Ira de Kamish'.

* ¡¡BUZZZ-!!

El aura negra condensada en la hoja vibratoria comenzó a distorsionar el espacio circundante.

En ese momento...

"¡¡¡Uwaaah-!!!"

Jinwoo rugió con fuerza mientras balanceaba la daga con toda su fuerza.

¡¡Kagagagagagagagagagack!!

La energía mágica que se concentra en la punta de la daga se dividió en varias docenas de cortes y arrastró a todos los enemigos justo debajo de él.

¡La Garra del Dragón!

Las filas de los Golems de hielo y los arañas-humanos se redujeron a la mitad en un instante desde ese único ataque.

Desafortunadamente...

¡Swish-!

Jinwoo rápidamente movió la cabeza hacia un lado para encontrar una gran palma que ya estaba llegando justo delante de su nariz. Le proyectó una sombra gigante y oscura en la cara.

'Demonios'.

Al darse cuenta de que el ataque se producía en un ángulo inevitable, decidió levantar la guardia.

La Reina de los Insectos aplastó a Jinwoo como si fuera un ser humano que golpeaba a una mosca en el aire y la estrelló contra un edificio cercano.

¡¡BOOM!!!

La fuerza del impacto fue tan severa que otro edificio al otro lado de la carretera se sacudió por la vibración.

Jinwoo salió entre los escombros del edificio caído y se inclinó hacia el suelo para soltar un fuerte jadeo.

"Ha.. ha."

Se sintió mareado.

Vzzzzzz...

Se sintió mareado.

Un fuerte zumbido de timbre asaltó sus oídos. Su respiración se aceleró y su visión se volvió un poco borrosa. Sin embargo, no tenía tiempo de quedarse aquí y recuperar el aliento.

Tan pronto como levantó la cabeza, vio miles de flechas de hielo flotando decenas de metros en el aire sobre su cabeza, todas ellas obra del Soberano de la Escarcha.

Jinwoo se puso erguido y dejó de respirar por un momento. Y casi de inmediato, las flechas de hielo que cubrían el cielo descendieron con precisión hasta su posición actual.

'¡Más rápido, más rápido!'

Jinwoo movió sus dagas y desvió las flechas mágicas que llovían hacia él sin interrupción.

Fue tan rápido que varias imágenes posteriores comenzaron a superponerse unas con otras.

'Sin embargo, ¿cuánto tiempo podrá resistir nuestros ataques combinados?'

El Soberano de la Escarcha continuó disparando las flechas sin parar mientras una astuta sonrisa flotaba en sus labios. Cuando el movimiento de este bastardo humano se desacelere aunque sea por un segundo.

Fue entonces cuando.

*Apuñalar*

[….. ??]

Los ojos temblorosos del Elfo de Hielo miraron hacia abajo para confirmar que una daga se había clavado profundamente en su pecho. El líquido que manchaba sus manos era su propia sangre.

Cuando levantó la cabeza para mirar, el insolente humano estaba mirando fijamente al Soberano, había tenido suficiente margen para lanzar una de sus dagas incluso en medio de todas las flechas de hielo.

La rabia ardiente, lo suficientemente caliente como para hervir toda la sangre de su cuerpo, se precipitó hasta la cabeza del Elfo de Hielo.

[¡¡Cómo se atreve un miserable humano a herir a un soberano como yo!!]

* ¡Pah-ahhck!

Jinwoo rápidamente recuperó la daga del pecho de la criatura.

Golpeó al bastardo en el corazón. Semejante herida era más que suficiente para matar a cualquier criatura humanoide normal, pero desafortunadamente, eso no parecía ser una herida mortal para el Soberano.

Aún así, eso puso fin a la lluvia de flechas de hielo. Agarró con firmeza la 'Ira de Kamish' que regresaba y sonrió con sus dientes al Soberano de la Escarcha.

"Te lo dije, ¿no? No saldrás de aquí con vida."

[¡¡Kuwaaaaahhhh!!]

El Soberano de la Escarcha, completamente enfurecido mientras controlaba sus Golems de Hielo; las arañas-humanas controladas por el Soberano de las Plagas; y finalmente, el Soberano de los Colmillos Bestiales que había regenerado su antebrazo cortado.

Este último estaba probando su extremidad, antes de sacar su propia espada del subespacio, tal como lo había hecho Jinwoo.

Todos sus movimientos estaban atrapados de una sola vez dentro de la visión de Jinwoo. Agarró con fuerza las dos dagas de la Ira de Kamish y tranquilamente calmó sus alientos mientras sus enemigos volvían a atacarlo.

Fue entonces cuando...

* ¡Kwajijijick!

Acompañado por el ruido de algo sólido rompiéndose, escuchó por detrás una voz que hoy sonaba mucho más brillante para sus oídos.

"¡¡Mi reyyyyyyyyy!!"