Reciente

domingo, 17 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 205

Capítulo 205. Solo Leveling


[Oh, mi rey.... . ¿Me permite dirigirme a usted en relación con un asunto determinado?]

Ber contactó a Jinwoo de la nada.

¿Qué quería decirle a su señor el más poderoso Soldado Sombra, encargado de liderar el batallón de hormigas para matar monstruos que estaban lejos?

'¿Qué está pasando?'

Jinwoo le preguntó interiormente. Ber entonces pidió cautelosamente permiso a su maestro.

[¿Sería tan amable de conducir presas a la ubicación de este sirviente?]

¿Conducir la presa hasta su ubicación?

La 'presa' de la que hablaba Ber eran, por supuesto, los monstruos que deambulaban fuera de las Puertas después de que se produjeran las diversas rupturas de las mazmorras. Implicaba que el antiguo rey hormigas deseaba encargarse de todos los monstruos él mismo.

Ni siquiera Avaricia puede compararse con Ber en términos de poder, aunque se suponía que estaban en el mismo grado de comandante. Por lo tanto, era poco probable que sus subordinados comenzaran una rebelión o algo así y él quería hacer las cosas solo ahora.

Jinwoo reflexionó un poco sobre la razón de esta petición, pero entonces, una cierta posibilidad entró rápidamente en su cabeza.

'¿Podría ser...?'

[Cada vez que derroto a una presa, puedo sentir una sensación similar a la de 'mudar' por todo mi cuerpo, mi rey.]

¡Como pensaba! Su suposición resultó ser correcta.

'Mudar', dijo Ber. Lo que significa que estaba a punto de pasar a la siguiente etapa.

Desde su inclusión en el Ejército Sombra, Ber ha estado siempre a la vanguardia y ha luchado contra más enemigos que nadie. Y finalmente, se le recompensó con la oportunidad de avanzar a un grado superior.

Al recordar cuán fuertes se volvieron los soldados de alto grado como Igris e Iron después del avance.

'… Esta es una noticia maravillosa.'

Ber ya era lo suficientemente fuerte como para jugar con los cazadores de rango S incluso antes de formar parte del Ejército Sombra. Su grado actual, también, estaba en el más alto entre todos sus Soldado Sombra.

'¿Significa esto que finalmente puedo ver el grado superior a 'Comandante'?'

Jinwoo tenía mucha curiosidad por saber qué tipo de cambios experimentaría Ber después de que sus estadísticas subieran mucho a través de su ascenso. Contestó rápidamente a su hormiga soldado, sin duda esperando ansiosamente la respuesta de su rey.

De acuerdo... 'Muy bien... Hagámoslo.'

[Oh, te lo agradezco, mi rey. Enviaré de vuelta el batallón de hormigas a tu lado de inmediato.]

'No, no es necesario.'

Jinwoo sonrió para sí mismo. Por supuesto, Ber no podría ver la expresión que su Soberano estaba haciendo, ya que estaban a docenas y docenas de kilómetros de distancia.

'Ejército Sombra.'

Jinwoo gritó, y sus soldados, de casi 1.200 hombres, le respondieron simultáneamente.

Desde Igris, encargado de liderar a los caballeros, Tusk al frente de los Altos Orcos, Jima al frente de los Naga, Número 6 al frente de los gigantes, Tank al frente de los Osos de Hielo, e incluso la Avaricia al frente de los soldados sobrantes.

Pensó que podía escuchar sus ruidosos rugidos. Cada uno de ellos comenzó a concentrar toda su atención en las palabras de Jinwoo. Sintió su tensión claramente, incluso desde tan lejos.

Mientras disfrutaba de este sentimiento de satisfacción, Jinwoo emitió su nueva orden.

'Todo el mundo, retírense.'

[… !!]

'Los quiero de vuelta.'

En el momento en que le dió la orden, todo el Ejército Sombra empezó a moverse de nuevo. Todos los soldados volvieron a su estado de sombra y rápidamente se dirigieron en la dirección donde Jinwoo los estaba esperando.

[Oh, mi rey.... ¿Por qué has recogido a tus leales soldados?]

Jinwoo contestó riendo al sorprendido Ber.

'De aquí en adelante, sólo tú y yo derrotaremos a los monstruos restantes.'

Esta parecía ser la mejor opción disponible para acelerar el avance de Ber.

Al igual que un jugador de alto nivel ayudaba a un amigo de bajo nivel en un juego, él estaba planeando luchar junto a Ber y acelerar enormemente su velocidad de caza, dando un montón de puntos de experiencia a su subordinado en el proceso.

Iba a 'nivelar el poder' de Ber, en otras palabras.

Todavía había bastantes áreas en las que se habían producido rupturas en las mazmorras, así que si los dos iban por ahí despejándolas, el tope de nivel requerido se cumpliría muy pronto.

Por supuesto, como el terreno que tenían que cubrir era vasto, la eficiencia de este método fue muy inferior a la de enviar a sus soldados a barrer a los enemigos, pero el avance de Ber se convirtió en la prioridad aquí.

[Oh, mi rey...]

Ber no podía terminar su frase, su voz desbordante de emociones.

'Ahh. Este tipo.'

Viendo que sus emociones se habían enriquecido con el paso del tiempo, no había duda de que había estado escondido en las sombras viendo la televisión todo el día cuando se suponía que debía proteger a su madre y a Jinah en casa.

Como el recuerdo de sus sombras estaba casi completo, Jinwoo hizo la pregunta a sus soldados.

"¿Hay alguien más aparte de Ber que sienta que su progreso está a la vuelta de la esquina?"

Tal vez inevitablemente, no hubo respuesta. No fue fácil avanzar al siguiente grado, después de todo. Y uno necesitaría una excelente percepción para sentir el avance que se avecinaba.

Había una razón por la que sólo Ber podía sentir su propio avance entre todos sus Soldados Sombra.

Justo cuando sus pensamientos llegaron a este punto...

* Shururuk... .

Mientras Ber estaba allí de pie, deseoso de ir a la solitaria cacería con su señor, otro Soldado Sombra emergió del suelo junto a él.

Mientras una mirada de decepción resplandecía en la cara de Ber, la propia expresión de Jinwoo se iluminaba aún más.

"Bien."

Como de costumbre, Igris se arrodilló educadamente sobre una rodilla.

Jinwoo siempre se sintió un poco incómodo con la dedicación inquebrantable de Igris a las formalidades, pero aún así, ver el gesto de nuevo después de un largo rato lo hizo feliz a pesar de todo.

El avance de Igris; eso también era algo que él había estado esperando, ¿no es así?

"Muy bien. Vamos a empezar."

Jinwoo convocó a las Dagas del Rey Demonio y sonrió profundamente.

Qué asombrosa tasa de reproducción era esta; no pasado mucho, sin embargo, nuevos brotes estaban surgiendo de los restos negros quemados de los árboles monstruosos.

"¡Kiiieehk!"

"¡Kiiehk!"

Había alrededor de 40 lugares de ruptura de mazmorras por despejar en Japón al lado de éste.

Cada segundo y cada minuto era precioso si estos tres iban a despejar todos.


***

Dentro de la oficina del Gremio Ah-Jin.

Para Yoo Jin-Ho, esta oficina se había vuelto mucho más cómoda que su propio hogar. Pero en ese momento, sintió como si cada minuto que pasaba fuera tan agonizantemente largo como una hora. Miró a hurtadillas el reloj que colgaba de la pared.

Decía, '04:10 PM.'

Habían pasado más de dos horas desde que 'ese hombre' apareció aquí.

* Gulp.

Preocupada por el hecho de que tragar de forma inconsciente había hecho demasiado ruido, Yoo Jin-Ho rápidamente miró a hurtadillas al invitado no anunciado que estaba a su lado. Desafortunadamente, su mirada terminó encontrándose con los ojos del huésped escondidos detrás de un par de gafas de sol. El gran hombre replicó con una sonrisa refrescante.

Yoo Jin-Ho forzó a sus rígidos músculos faciales a sonreír por sí mismo, o algo que se parecía mucho a una sonrisa, y rápidamente apartó su mirada hacia otro lado.

Gotas gruesas de sudor formadas en su frente. Entonces sacó apresuradamente su pobre teléfono e intentó llamar a su querido hyung-nim, pero fue una pérdida de tiempo.

*Ring... Ringgg...

Habían pasado dos días desde la última comunicación con hyung-nim. Por alguna razón, no cogía el teléfono. Incluso hoy en día

"…"

"…"

Yoo Jin-Ho bajó el teléfono y cerró la boca muy fuerte. Fue la misma historia para otros empleados del Gremio.

Estos talentosos individuos que eligieron trabajar para el Gremio Ah-Jin después de ver su potencial se sintieron abrumados por esta atmósfera incómoda y, como si hubieran hecho una promesa de hacerlo, mantuvieron con determinación este pesado silencio.

Por supuesto, nada de esto fue culpa suya. No, cualquiera que se encontrara en una situación similar reaccionaría de la misma manera.

Sobre todo cuando el hombre sentado en una silla en la esquina de la oficina era uno de los cazadores más poderosos del mundo entero, al que también se le conocía como el hombre con uno de los temperamentos más impulsivos del mundo.

No sólo eso, el dueño de esta oficina golpeó a este Cazador y lo envió al hospital. Entonces, ¿cómo podría alguien ser capaz de sonreír y charlar alegremente entre sí frente a este hombre?

Era, por supuesto, Thomas Andre.

El Cazador de pie en la cima del mundo había venido a visitar al Gremio Ah-Jin para encontrarse con Jinwoo. Todo gracias a eso, el Vice Maestro del gremio Yoo Jin-Ho y sus empleados no tuvieron más remedio que atender a este invitado no anunciado y, en consecuencia, se sintieron como si estuvieran muriendo un poco con cada segundo que pasaba ahora mismo.

Yoo Jin-Ho empezó a preguntarse si debía intentar contactar con su hyung-nim una vez más o no, pero entonces.

* Shururuk...

La puerta automatizada del Gremio se abrió deslizándose.

Las cabezas de cada uno de los empleados, incluyendo a Yoo Jin-Ho, se abalanzaron instantáneamente en esa dirección.

Inmediatamente, sus ojos se abrieron de par en par. Yoo Jin-Ho se levantó de su asiento con gran alegría y habló con una voz que contenía los corazones desesperados de todos los que trabajaban para este gremio.

"¡Hyung-niiiim!"


***


'Me preguntaba por qué había tantos reporteros acampando afuera, pero esto...'

Jinwoo miró impotente a Thomas Andre sonriéndole.

Mirando esa expresión, el estadounidense no parecía estar resentido con lo que había pasado antes, así que, ¿qué lo trajo hasta aquí? Curiosamente, sin embargo, fue Yoo Jin-Ho quien le dio la bienvenida a Jinwoo mucho antes de que Thomas Andre pudiera.

"¡Hyung-nim! ¡¿Por qué no pude comunicarme contigo durante tanto tiempo?!"

"Bueno, estaba ocupado."

"Espera un minuto, ahora que veo tu ropa..."

Yoo Jin-Ho vaciló y dejó de moverse. La ropa de Jinwoo llevaba innumerables evidencias de las duras batallas por las que debió haber pasado. Era como mirar a hyung-nim después de que concluyó su viaje de caza de monstruos gigantes.

'Si hyung-nim estaba peleando sin parar, hasta el punto de que no podía contactar con nadie durante dos días seguidos, entonces...'

¿Cuántos monstruos fueron enviados de vuelta al infierno por las dagas de hyung-nim? Tratando de imaginar que la carnicería ocasionó un desagradable caso de piel de gallina.

Fue en ese momento cuando Thomas Andre se levantó con tranquilidad de la silla para caminar hasta Jinwoo. Ya que era un tipo tan grande, para empezar, no necesitaba dar tantos pasos para cerrar la distancia entre él y su objetivo.

Pronto, el americano se paró ante Jinwoo.

'Ahhh...'

'No, espera un momento. No van a volver a pelear aquí, ¿verdad?'

Los empleados del Gremio no estaban al tanto de la relación actual de estos dos, así que comprensiblemente, sus ojos se fijaban en los dos hombres que estaban uno frente al otro.

Los sonidos de sus corazones eran tan fuertes que los oídos de Jinwoo le dolían en este momento por el mismo ruido que lo asediaba.

"Señor Sung."

Thomas Andre extendió su mano primero. Jinwoo sonrió y agarró la mano ofrecida para sacudirla. Los dos hombres compartieron un breve saludo de esa manera.

Pero entonces, la sonrisa en la cara de Thomas Andre fue borrada en un instante.

Cómo...

'¿Cómo puede ser esto?'

Por alguna razón, el americano sintió un cambio en el cazador Sung Jinwoo. Fue sólo un poco, pero este Sung Jinwoo era diferente al que conoció en América.

¿Fue porque la impresión había cambiado?

Por supuesto, el atuendo de Jinwoo cuando se conocieron por primera vez, o cuando estaban en el banquete, era notablemente diferente de su vestimenta actual, que se encontraban en un estado realmente lamentable.

Sin embargo, una cierta sensación de 'robustez' no relacionada con la ropa se puede sentir en este momento.

En una palabra, era 'fuerte'. En ese entonces, era fuerte, pero ahora se veía aún más fuerte. Sin embargo...

'¿Puede pasar algo así?'

No, no podría, al menos no de acuerdo con su sentido común.

Los sentidos ultra agudos de Thomas Andre le permitieron detectar el cambio de Jinwoo que surgió de las subidas de nivel, pero le faltaba el conocimiento para descifrar exactamente lo que estaba sintiendo en ese momento...

Mientras el americano nadaba en su confusión, su apretón de manos llegó a su fin y Jinwoo le hizo la pregunta.

"¿Qué te trae a Corea?"

"Oh, eso."

Thomas Andre recuperó su cordura y formó otra sonrisa.

"¿No te lo prometí antes? Te dije que compraríauna comida cuando mi brazo sane."

Levantó su brazo izquierdo completamente curado y lo agitó a su alrededor.

"Y, también..."

Jinwoo miró a hurtadillas el reloj de la pared. Eran casi las cuatro y media de la tarde. El tiempo era obviamente demasiado tarde para el almuerzo, pero también era un poco temprano para la cena.

"Todavía queda mucho tiempo antes de la cena, así que... Espera un momento."

Jinwoo pidió la comprensión de Thomas Andre y caminó apresuradamente hacia Yoo Jin-Ho. Ahora que sabía que el asunto del americano con él no era tan urgente, decidió priorizar el asunto que requería su mayor atención primero.

"¿Puedes encontrar para mí la puerta más grande que este abierta actualmente en Seúl?"

Los ojos de Yoo Jin-Ho se volvieron más redondos después de escuchar la petición de Jinwoo.

"Hyung-nim, ¿estará bien siempre y cuando sea grande?"

"Está bien incluso si alguien ya la ha reservado, así que encuentra uno que sea de rango alto."

"Lo tengo, hyung-nim."

Yoo Jin-Ho escribió en el teclado a la velocidad de la luz y buscó la información relevante antes de que se formara una expresión brillante en su rostro.

"Hyung-nim, encontré una puerta rango A particularmente peligrosa."

"Oh, ¿en serio?"

"Sin embargo, el Gremio Hunters ya la ha pedido."

Contrariamente a lo que esperaba Yoo Jin-Ho, Jinwoo no parecía decepcionado en absoluto.

"Está bien..."

No le importaba quién tenía o no el permiso para la incursión.

De hecho, Jinwoo pensó que ahora sería más fácil arreglar el asunto ya que conocía a alguien del Gremio Hunters, y eso le hizo sonreír.

Jinwoo se preparó para salir de la oficina con pasos alegres, antes de dar la vuelta para dirigirse a Thomas Andre.

"Ah, tengo que hacer un recado, así que voy a salir un rato... En cuanto a la comida prometida, hablemos de ella cuando regrese."

"…"

Jinwoo dejó atrás al nervioso estadounidense y desapareció de la oficina como una brisa pasajera. Thomas Andre miró aturdido a la puerta por la que había desaparecido el cazador coreano, antes de estallar de risa a carcajadas.

"Jajajaja. ¿No es esto..."

¿Qué otra cosa podía hacer?

Lo que Jinwoo estaba haciendo podría parecer desconsiderado, pero, fue Thomas Andre quien apareció sin previo aviso, para empezar. De hecho, debería haber esperado que un cazador en el nivel de Sung Jinwoo estaría aún más ocupado que él mismo.

"En ese caso... Me quedaré aquí."

Thomas Andre dejó atrás los datos de contacto del hotel en el que se alojaba con Yoo Jin-Ho antes de salir de la oficina.

"Uff..."

Yoo Jin-Ho dio un suspiro de alivio al contemplar el espacio vacío que una vez ocupó la corpulenta figura del estadounidense, pero luego, casi se asustó después de sentir otra presencia en la oficina.

"¡¿Ahh?! ¿Todavía estabas aquí, también?"

Era bastante lamentable que Lennart Niermann, que había llegado a la oficina del Gremio mucho antes que Thomas Andre, no tuviera ningún conocimiento del idioma coreano. Incluso entonces, estaba bastante seguro de que el Vice Maestro de Ah-Jin Guild se abía olvidado por completo su presencia hasta ahora.

"Incluso hice una cita previa, también..."

Al darse cuenta de que incluso alguien como él, acostumbrado a ser tratado como un VVIP en Alemania, podría terminar siendo olvidado hasta este punto, su cabeza se inclinó lentamente hacia el suelo.

Desafortunadamente, ¿qué más puede hacer ahora cuando incluso el único e inigualable Thomas Andre salió de la oficina sin ninguna queja?

Ya sea un monstruo o un cazador, sólo tenías una vida, después de todo.

"…"

Lennart Niermann se puso de pie sin energía alguna en su cuerpo y anotó sus propios datos de contacto en la pequeña esquina del memorándum que Thomas Andre dejó atrás.


***


Los miembros del equipo de asalto del Gremio Hunters estaban a punto de prepararse para la incursión, pero la repentina entrada de Jinwoo les quitó la concentración y sólo podían concentrarse en él ahora.

*Ruido* *Ruido*

Cha Hae-In fue la única que recibió un aviso de su parte, por lo que pudo permanecer tranquila, al menos en comparación con sus colegas.

"¿Quieres que te preste nuestra mazmorra? ¿Ha pasado algo?"

"Es como dije antes. Me gustaría tomar prestada la mazmorra si es posible."

Después de haber visto otra cara familiar después de lo que parecía una eternidad, Jinwoo formó una brillante sonrisa de felicidad genuina.

Por otro lado, no se había puesto en contacto con ella desde hace mucho tiempo y, sin embargo, lo primero que dijo después de aparecer abruptamente ante ella, fue que le pidió una mazmorra que su equipo estaba a punto de incursionar.

Cha Hae-In estaba a punto de enfadarse, pero al notar lo feliz que estaba Jinwoo, terminó apartando su mirada hacia otro lado.

Mientras ella estaba allí de pie con duda, incapaz de pensar en algo que decir, Choi Jong-In se acercó rápidamente y se dirigió a Jinwoo. El Maestro del Gremio Hunters esperaba la llegada de este último, en realidad.

"¡Cazador Sung!"

La explicación se concluyó con la suficiente rapidez.

Jinwoo estaba proponiendo matar a cada monstruo dentro de la mazmorra, a excepción del propio jefe, e incluso prometió no tocar nada más No habría ningún Maestro de Gremio que rechazara este trato.

La cosa era que Choi Jong-In estaba muy preocupado de que su gente resultara herida dentro de esta Puerta de alto rango, así que dio la bienvenida a esta oferta con los dos brazos en alto.

Por supuesto, los propios miembros del equipo de asalto también acogieron con satisfacción este hecho, aunque tuvieron cuidado de no mostrarlo exteriormente.

Jinwoo se dirigió inmediatamente hacia la Puerta.

Pero antes de que pudiera llegar lejos, alguien le tiró de la manga y se dio la vuelta para ver quién era. Encontró allí a Cha Hae-In y sus mejillas sonrojadas, preguntándole en voz baja.

"¿Qué harás dentro de la mazmorra?"

"Hay algo que necesito probar dentro. Una de mis invocaciones ha pasado por un cambio, ¿ves? ”

Una de sus citaciones, dijo.

Cha Hae-In recordó las dos invocaciones contra las que luchó en el gimnasio de la Asociación: Igris y Ber. Eran demasiado fuertes para ser etiquetados como simples invocaciones. Se suponía que era una cazadora de rango S, pero esos dos podían fácilmente amenazar su vida.

¿Cambió algo con respecto a esos dos y quería probarlos ahora? Cha Hae-In se volvió muy curiosa y susurró en voz aún más baja.

"En ese caso... ¿Puedo entrar contigo y echar un vistazo también?"

Jinwoo escuchó esa pregunta que contenía sólo un poquito de motivo oculto y agitó decididamente la cabeza.

"Será demasiado peligroso... Estoy planeando dejar que vuelva loco."

Jinwoo le impidió entrar, su expresión estaba seria. Cha Hae-In asintió con la cabeza y no presionó más.

Jinwoo dejó atrás su mirada ansiosa y saltó a la Puerta.

Has entrado en una mazmorra.

El mismo mensaje que vio tantas veces apareció de nuevo. Jinwoo llamó rápidamente a Ber, a la espera a su sombra.

'Sal.'