Reciente

viernes, 15 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 201

Capítulo 201. Solo Leveling

Jinwoo tenía un poco de historia con los monstruos llamados Elfos de Hielo.

¿No se encontró con estas criaturas cuando se tropezó con una Puerta Roja por primera vez en su vida? ¿Qué tan arrepentido se sintió en aquel entonces, después no poder extraer la sombra del jefe 'Baruka' y obtener sólo una daga?

El solo hecho de recordar ese evento le devolvió todas las malas emociones que sintió después de no poder extraer la sombra de ese monstruo.

'Apenas lo había olvidado...'

Naturalmente, su fuerza al agarrar la muñeca y el cuello de esta criatura aumentó.

[¡Keok!]

En cualquier caso, ¿por qué un monstruo de alto rango que debería haber estado confinado en una mazmorra vagaba libremente por aquí?

Jinwoo llegó aquí cambiando su posición con su Soldado Sombra. Luego, usó la 'Autoridad del Soberano' para mantener el equilibrio y flotar en el aire a unos 7 u 8 pisos de altura. Mientras agarraba al monstruo con fuerza, le hizo una pregunta a este misterioso Elfo de Hielo.

"¿Qué demonios eres?"

Viendo esas orejas puntiagudas, o el cabello largo y blanquecino, o incluso su par de ojos plateados, esta cosa parecía ser un Fantasma Blanco, pero también podía sentir el rastro de una cantidad insondable de tiempo vivida por esta criatura.

No sólo eso...

[¡Kuwuaaahk!]

El monstruo rechinó los dientes y se quitó las manos de Jinwoo.

'…. !!'

¡Qué fuerza física tan increíble!

Incluso antes de que tuviera la oportunidad de sorprenderse del monstruo que se le escapaba de las manos, Jinwoo se dio cuenta de un aura escalofriante que coagulaba alrededor de la boca de la criatura.

Inexplicablemente, la imagen del Rey Demonio Baran disparando rayos de su boca se superponía con este bastardo. Por puro instinto, Jinwoo inclinó su torso.

* ¡¡¡ Kawahh-!!!

El aire amargamente frío salió de la boca del monstruo, pasó rápidamente por la posición original de Jinwoo.

Después de confirmar la espeluznante cantidad de energía mágica con sus propios ojos, Jinwoo rápidamente retrocedió a una distancia adecuada.

'…...'

Desempolvó ligeramente las partículas de hielo que se aferraban a su hombro y miró intensamente a la Elfo de Hielo; no, el Soberano de la Escarcha.

Esa cosa no era un monstruo ordinario. Sus sentidos ultra agudos le advirtieron que esta cosa era mucho más fuerte que cualquier bestia mágica contra la que se hubiera enfrentado hasta este momento.

Sin embargo, Jinwoo no fue el único que se sorprendió.

[Pero, ¿cómo puedes...?]

El Soberano miró apresuradamente la sombra de Jinwoo y, después de confirmar el número de soldados que se escondían allí, no pudo ocultar el hecho de que se sentía profundamente sorprendido ahora mismo.

[Has conseguido reunir tantos soldados, así que ¿por qué no nos has contactado ya?]

Cuando Jinwoo no hizo ningún esfuerzo por responder, el Soberano comenzó a mirarle a los ojos. Y entonces, un grito de alarma salió de la boca de la criatura.

[Entonces, así era... Tú eres la variable de la que habló, ¿no?]

¿De qué hablaba este tonto?

Jinwoo se estaba interesando por el significado del constante parloteo de este monstruo, pero no tenía suficiente margen de maniobra para mantener una cordial sesión de preguntas y respuestas con esta criatura.

Sólo un momento de descuido y la espada del enemigo le alcanzaría. Y esa hoja no era lo suficientemente desafilada para que la ignorara y esperara lo mejor. De hecho, el hombro que se le congeló por un momento hace unos segundos le seguía doliendo incluso ahora.

Jinwoo echó un vistazo al hombro herido y silenciosamente invocó las 'Dagas del Rey Demonio' de su Inventario.

Las armas aparecieron silenciosamente en sus manos.

'¿Es una criatura tipo Mago?'

A juzgar por cómo apenas se las arregló para salir de su agarre, su fuerza física o sus defensas no parecían ser tan altas como sugería su reserva de energía mágica.

Lo que fue un alivio, en realidad.

Sabía por su vasta experiencia en la lucha contra muchos tipos diferentes de oponentes, que los enemigos de tipo Mago eran los más fáciles de enfrentar, ya que podían ser asesinados en un instante.

Un solo golpe bastaría para determinar el ganador.

Su oponente debe haber sabido eso también porque no trató inmediatamente de pasar a la ofensiva, a pesar de que había percibido claramente la hostilidad de Jinwoo.

El Soberano de la Escarcha deliberó sobre sus opciones muy seriamente, por un breve período de tiempo antes de decidir lo que haría después.

[… Nos detendremos aquí. No he venido aquí hoy para tener una lucha a vida o muerte contigo. ]

"¿Qué ha dicho?"

Jinwoo frunció el ceño profundamente. No tenía ningún deseo de dejar que este tipo se fuera, así que ¿Quién decidió que dejarían de pelear?

Además, esta criatura tenía una enorme cantidad de energía mágica. Jinwoo ni siquiera podía imaginar cuántos puntos de experiencia ganaría si mataba con éxito a esta criatura. Su nivel podría incluso subir otros diez, igual que cuando mató al Rey de los Gigantes.

'… Espera'

Cuando sus pensamientos llegaron allí, Jinwoo finalmente dedujo la identidad del monstruo.

'¿Podría ser esa cosa... ?'

Mientras tanto, el Soberano señaló hacia el muro roto del edificio de la Asociación de Cazadores.

[¿No viniste aquí para salvar a ese humano?]

Técnicamente, vino aquí porque la hormiga soldado que dejó en la sombra del Presidente de la Asociación le envió una alerta urgente, eso fue todo.

La mirada de Jinwoo se desplazó hacia el lugar que el Soberano señalaba con el dedo extendido. Y encontró a Go Gun-hee tirado en el suelo.

'… !!'

El inconsciente Presidente de la Asociación estaba cubierto de sangre de pies a cabeza, e incluso de un vistazo, podía darse cuenta de que la vida del hombre colgaba precariamente del borde.

Fue entonces cuando.

[Ahora, elije...].

Una gran e increíblemente afilada lanza de hielo se formó repentinamente en la mano izquierda del Soberano.

[Elige entre pelear conmigo o salvar a ese humano.]

En el momento en que las palabras de la criatura llegaron a su fin, la lanza voló hacia Go Gun-hee.

Los ojos de Jinwoo se abrieron de par en par. Él empujó su concentración al máximo absoluto, causando que el flujo del tiempo se ralentizara mucho. Observó cómo la lanza volaba agonizantemente despacio, pero con precisión, hacia el inmóvil Presidente de la Asociación.

'¡Autoridad del Soberano!'

Trató de usar su mano invisible para detener la lanza de hielo, pero la energía mágica de quien la lanzó fácilmente frustró sus intentos. Enfurecido, Jinwoo dirigió su mirada hacia el Soberano de la Escarcha.

El bastardo estaba esperando. La respuesta de Jinwoo.... y esa fue.

Se mordió el labio inferior antes de dirigirse hacia el lugar donde el Presidente de la Asociación, Go Gun-hee, había colapsado.

* ¡¡¡Wuuwung-!!!

El aire por donde Jinwoo se movía y se agitó por el poder explosivo. Justo antes de que la lanza aterrizara, llegó al lado de Go Gun-hee, sin casi tiempo de sobra, y arrastró al hombre inmóvil lejos de la trayectoria del proyectil.

* ¡Kwajeeck!

La lanza atravesó el suelo y la amarga frialdad inundó rápidamente para congelar el entorno en un instante.

* ¡Kwa-du-duk, kwa-duk!

En un parpadeo, todo el piso de la oficina del Presidente se congeló a causa de la extremadamente baja temperatura.

'¡Demonios!'

Jinwoo levantó a Go Gun-hee y saltó ligeramente en el aire para evitar la congelación, y una vez que esta increíble frialdad mordaz dejó de extenderse por todas partes, volvió de nuevo al suelo.

Más enfurecido por esta táctica barata, Jinwoo levantó la cabeza para mirar, pero el bastardo ya estaba saltando a una pequeña Puerta para escapar de esta batalla.

En un apuro, rápidamente convocó a la 'Daga de Baruka' del Inventario y la arrojó.

'¡Impalar!'

* ¡Swishhhhhh!

La daga voló en línea recta y fue clavada con precisión en el hombro del Soberano.

[¡¡Kuwahk!!]

El Soberano de la Escarcha miró fijamente a la daga en su hombro, luego miró fijamente a quien la lanzó después y rechinó los dientes. Pronto desapareció en las profundidades de la Puerta.

Jinwoo estaba pensando en perseguir a la criatura, pero al ver que la Puerta se iba encogiendo poco a poco, renunció a esa idea. Además, la condición actual de Go Gun-hee no era lo suficientemente buena para que pudiera concentrarse en otro lugar.

"Euh-euhk..."

El anciano jadeó con un gemido de dolor.

Los labios de Jinwoo estaban en línea recta mientras veía al Presidente de la Asociación Go Gun-hee tambalearse precariamente al borde de la vida y la muerte.

'Esto no se puede curar con una poción de sanación.' 

En ese caso, la mejor respuesta que se le ocurrió fue...

… Jinwoo gritó a todo pulmón.

"¡Ber!"

Inmediatamente, sintió que el aura familiar salía apresuradamente de su apartamento desde un lugar lejano.

* ¡¡Kwa-boom!!

Ber se estrelló contra varias paredes después de volar con todas sus fuerzas y entrar en la oficina del Presidente, antes de arrodillarse frente a Jinwoo.

"¿Me has llamado, oh, mi rey?"

Jinwoo bajó cautelosamente la parte superior del torso de Go Gun-hee en el suelo y dio un paso atrás.

Había tanta sangre goteando del Presidente de la Asociación que las manos de Jinwoo estaban ahora pintadas de carmesí sólo por sostener el torso del hombre mayor durante unos segundos.

*Gotear* *Gotear*

La cara de Jinwoo se volvió más sombría mientras miraba las gotas de sangre que caían al suelo desde la punta de sus dedos.

Ber hizo lo que su maestro quiso y se acercó a Go Gun-hee. Comenzó a usar toda su energía mágica para curar al hombre gravemente herido.

* Wuuonng.... Wuuwuong....

Desafortunadamente, la complexión del hombre moribundo no quería mejorar en absoluto, incluso con un esfuerzo de sanación tan intenso. Ber entró en pánico y abrió la boca.

"Mi rey..."

Los ojos asustados de Ber se movieron hacia Jinwoo mientras hablaba.

"Mi magia de sanación.... no funciona con él... No puedo curar a este hombre."

"¿Qué?"

No parecía exagerar, porque las manos de Ber temblaban mientras continuaba con su magia de sanación. Incluso Jinwoo podía sentir la enorme cantidad de energía mágica que Ber estaba gastando ahora mismo. A este ritmo, incluso el antiguo Rey de las Hormigas se desplomaría de cansancio.

Jinwoo detuvo el esfuerzo de sanación y se sentó al lado de Go Gun-hee para observar más de cerca la condición actual del hombre. A pesar de los esfuerzos casi exagerados de Ber, la vitalidad del Presidente de la Asociación se había debilitado aún más que antes.

Cualquiera que fuera el ataque, el agujero en el pecho de Go Gun-hee no quiso cerrarse ni siquiera después de que Jinwoo vertiera una botella entera de la poción curativa más cara que se vendía en la tienda.

'¡Demonios!'

La respiración de Jinwoo se volvió rápida medida que el momento crítico para Go Gun-hee se acercaba más y más. El hombre que hizo lo mejor que pudo por el bien de Jinwoo se estaba muriendo y no podía hacer nada.

Por pura desesperación, incluso sacó una botella de 'Agua Bendita de la Vida', pero antes de que pudiera usarla, alguien le agarró de la muñeca.

"Por favor... Detente."

Fue Go Gun-hee. Se las arregló para abrir los ojos.

"¡Presidente de la Asociación!"

Su respiración seguía siendo pesada como si estuviera a punto de desaparecer. Sin embargo, aún tenía que confirmar las caras de Jinwoo y Ber a su lado, por eso los miró.

"… Viniste por mí. Gracias ."

Una débil sonrisa se extendió por la cara de Go Gun-hee.

"Por favor, aguanta un poco más... Te llevaré a un hospital ahora mismo."

La voz urgente de Jinwoo sólo consiguió ganarse un apretón de manos de Go Gun-hee.

"Es inútil.... este ataque que me acertó excede con creces el nivel de la medicina o la magia. ”

"¡Pero, señor!"

Jinwoo estaba a punto de enojarse después de escuchar esas palabras de debilidad del Presidente de la Asociación, pero tuvo que dejar de hacerlo. Debido a que la mano temblorosa de Go Gun-hee agarraba a la suya.

"¡Escúchame!"

Como si estuviera alentando las últimas brasas de su vida para un último momento, las cejas de Go Gun-hee se levantaron, sus ojos se abrieron de par en par.

"Pude entrar en contacto con la voluntad de los grandes seres. Vi sus planes, quiénes son nuestros enemigos comunes, y las cosas que debemos hacer..."

La sangre que se acumulaba en la boca de Go Gun-hee gorgoteaba y brotaba.

"Qué alivio que estés aquí con nosotros... Pensar que posees ese tipo de poder... Gracias, Dios..."

Las lágrimas comenzaron a brotar en los ojos de Go Gun-hee mientras miraba a Jinwoo. Entonces apretó la mano del joven cazador y habló con voz temblorosa.

"Las puertas y mazmorras no eran para ellos. Para protegernos, eligieron este método, y... *Tos*..."

En ese momento, Go Gun-hee tosió y la sangre salió de su boca.

Jinwoo intentó apresuradamente usar el Agua Bendita de la Vida, pero Go Gun-hee agitó la cabeza. Conocía la condición de su propio cuerpo mejor que nadie.

"En algún momento en el futuro... Llegará un momento en el que tendrás que tomar una decisión. Cuando lo hagas.... Rezo para que permanezcas del lado de la humanidad."

Al escuchar la voz jadeante y dolorida de Go Gun-hee, Jin-Woo sintió como si su corazón estuviera siendo despedazado. Pero, todo lo que podía hacer ahora mismo era escuchar en silencio sus palabras. Eso es todo lo que podía hacer.

*Tos*

"Siempre deseé poder luchar junto a jóvenes como tú. Pero... Este cuerpo mío se aseguró de que eso nunca ocurriera."

Por primera vez, Go Gun-hee liberó lo que había en su corazón sin contenerse.

Algunas personas le señalaron con el dedo desaprobatorio, acusándolo de establecer la Asociación para ganar más dinero. Algunos incluso lo insultaron como a un viejo tonto que estaba cegado por el encanto del poder.

La cosa era que el hombre al que estaban criticando estaba enojado porque, aunque estaba bendecido con este increíble poder, ni siquiera podía usarlo correctamente.

Buscó otras vías para usar sus poderes y, después de gastar cada centavo en su nombre, creó la Asociación de Cazadores. Y a través de esta organización, llegó a estar cerca de otros Cazadores y cumplió su vocación al máximo.

"Incluso entonces, *Tos*, no me arrepiento de nada. Ahora puedo confiar el futuro a jóvenes como tú. Eso es todo lo que pido."

*Soltar*

Las manos de Go Gun-hee aferradas a la de Jinwoo cayeron al suelo. Y ya no estaba mirando al joven, sino al techo de su oficina.

¿Se debía a que sus lágrimas habían salido? Las luces que colgaban en el techo, aquellas que siempre pensó que eran demasiado tenues para su gusto, parecían excesivamente cegadoras hoy en día.

Go Gun-hee cubrió sus ojos para bloquear esas luces.

"Estoy realmente aliviado... Gracias, gracias..."

Al final de esas palabras, el Presidente de la Asociación, Go Gun-hee, dejó de murmurar.

Confirmando que ya no respiraba, Jinwoo cerró sin decir palabra los ojos inmóviles del difunto. Como sus últimas palabras de gratitud, la expresión de su rostro era de paz.

Jinwoo levantó la cabeza para mirar hacia afuera.

*Gotear* *Gotear*

Vio a través de la pared destruida las gotas de lluvia que caían del cielo nublado. El cielo que había estado sombrío desde la madrugada.

***

Día siguiente varios titulares dominaron las primeras planas de innumerables periódicos.

La primera noticia fue sobre el mayor cazador de Brasil, 'Jonas' siendo encontrado en las cercanías de un río; como un cadáver. El segundo fue sobre el espeluznante asesinato del Presidente de la Asociación de Cazadores de Corea después de que un atacante no identificado le atravesara el pecho.

Y finalmente, la noticia del regreso del cazador Sung Jinwoo a Corea del Sur.