Reciente

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 182

Capítulo 182. Solo Leveling

El gobierno japonés le ofreció a Jinwoo un hotel de cinco estrellas para que pudiera relajarse antes de irse del país.

Jinwoo, que intentó regresar usando la habilidad “Intercambio de Sombra” sin tener que esperar el avión, estaba decidido a rechazar el favor del gobierno japonés.

Pero entonces…

“Por favor, Cazador, no rechace este gesto de gratitud que mi país tiene para usted, nuestro salvador.”
Por lo tanto, Jinwoo cambió de opinión debido a la solicitud del gobierno japonés y acepto.

Lo primero que dijo Jinwoo cuando ingresó a la Suite de 4 millones de won por noche fue:

“¿Es esta habitación espaciosa y agradable sólo para mí?”

Después. Jinwoo se acercó a la ventana de la Suite.

Desde la ventana podía ver toda la ciudad iluminada…

Después de todo, cuanto mejor sea el paisaje, mayor será el precio, y con una hermosa vista nocturna, el precio de 4 millones de won por noche fue bien merecido.

‘Y pensar que esta ciudad fue casi quemada por los gigantes…’

Jinwoo recordó la vista de la ciudad en ruinas de Tokio y se dijo a sí mismo. De hecho, se sintió aliviado de haber llegado justo a tiempo antes de que las cosas empeoraran aún más para Japón.

‘… Bueno, es hora de dormir’.

Después de un largo día de trabajo, la noche en el hotel se sintió agradable.

* * *

El día siguiente.

A medida que se acercaba el momento de la salida del avión, un empleado de la Asociación de Cazadores de Japón vino a visitar Jinwoo.

“Buenos días, cazador”.

Saludó y continuó.

“Ya tenemos un auto listo para llevarlo al aeropuerto”.

Jinwoo, quien ya se había aburrido en el hotel, asintió cuando escuchó eso Jinwoo recogió la bolsa que había tirado en la esquina de la Suite y le dijo.

“De acuerdo, vámonos”

“Ugh”.

El empleado parecía avergonzado de ver a Jinwoo saliendo de la habitación.

“Señor Cazador… ¿Tiene ropa extra?”

Jinwoo pudo entender la reacción del empleado.

Estaba manchado de sangre y sudor, eran rastros de las feroces batallas que había tenido en Japón.

‘He sido muy cuidadoso, pero…’

Era imposible para Jinwoo evitar que la sangre de los gigantes fuera rociada por toda parte de su cuerpo.

“Cazador, si no le importa, ¿podemos conseguirle algo de ropa nueva para hoy?”

Jinwoo se alegró de escuchar eso. Esa fue una de las mejores sugerencias que escuchó durante todo el día.

No había razón para que anduviera por ahí con ropa manchada de sangre como ésta. Y además, no había hecho nada malo, así que tampoco estaba dispuesto a andar a escondidas como un criminal.

El empleado que reconoció la respuesta por la reacción de la cara de Jinwoo y habló con una sonrisa.

“Lo conseguiré de inmediato, por favor, espere unos minutos”.

Y en menos de 10 minutos, una multitud de hombres acudió a Jinwoo con trajes de último modelo.

‘¿Ya?’

El empleado le comentó a Jinwoo cuando vio su expresión de sorpresa.

"Pensamos que algo así podría pasar, así que los preparamos de antemano.”

Mirando los trajes que tenían diferentes colores y aspectos, de alguna manera se las arregló para ocultar su asombro.

Para algo que se preparó 'por si acaso', ¿no estaba todo esto muy bien organizado?

Sin embargo, el empleado entendió mal las cosas y preguntó.

“¿Necesita más ropa, señor Cazador?”

Jinwoo agitó su mano.

“No, gracias”.

El servicio hasta ahora había sido satisfactorio.

Jinwoo, que estaba mirando a los trajes, se paró frente al espejo con un traje que era de su talla correcta.

‘Uhmm, creo que está bien.’

Una sonrisa surgió en su rostro.

“Se ve muy bien, Cazador.”

“Vámonos”.

“Está bien, Cazador, nosotros moveremos sus pertenencias”.

Luego, dos empleados fuertes entraron a la habitación y recogieron el equipaje de Jinwoo.

Jinwoo recibió muy buen trato de parte de la Asociación de Cazadores, por lo que no necesita mover sus dedos.

Pronto, un sedán negro con Jinwoo a bordo partió hacia el aeropuerto.

* * * *

Cuando Jinwoo se dirigía al aeropuerto, ya se había dado cuenta de por qué la Asociación de Cazadores de Japón se preocupaba tanto por su ropa.

Mucha gente se había reunido para despedirse de Jinwoo.

“…”

El empleado, que miró la expresión de asombro de Jinwoo ante la gran cantidad de personas, explicó.

“Todos aquí han venido a verle”.

Jinwoo se quedó sin habla por un momento y luego preguntó.

“¿Cuántas personas vinieron?”

“No estoy seguro, pero seguramente hay más de 100,000 personas”.

“Tantos…”

El auto de Jinwoo se trasladó por una carretera acordonada por la Asociación. Sin embargo, cuando doblaron en una esquina, una multitud de personas le dio la bienvenida a Jinwoo que estaba en vehículo.

“Cazador Sung nuestro héroe que salvó Japón”.

“…”

Desde el punto de vista de Jinwoo, él simplemente hizo lo que pudo.

Pero era algo que solo Jinwoo podía hacer.

Los japoneses, que estaban expuestos a los gigantes, habían caído en la desesperación.

Nadie estaba dispuesto a hacerse cargo del desastre nacional que había caído en el país asiático.

Todos se unieron al unísono diciendo que Japón sería destruido.

Pero entonces…

El anuncio de Go Gun-hee, presidente de la Asociación de Cazadores de Corea, impactó a todos, tanto a Japón como al resto del mundo.

[Esta es la decisión de la Asociación de Cazadores, y solo la nuestra. No evitaremos que los Cazadores individuales hagan lo que deseen hacer. Hay una personas así. Hay un Cazador que desea ir a Japón y deshacerse de los monstruos gigantes]

Innumerables japoneses que vieron la conferencia de prensa en vivo dejaron de respirar y se concentraron completamente en la pantalla.

‘¿Quién es ese cazador?’ Se preguntaban ellos mismos.

Después de la pregunta del reportero, Go Gun-hee, presidente de la asociación, puso sus labios en el micrófono tanto como sea posible y dijo.

[El Cazador Sung Jinwoo]

Era ampliamente conocido que Jinwoo fue el cazador quien manejo a todas las hormigas de Rango S en la Isla Jeju.

Entonces…

Cuando el nombre de Sung Jinwoo salió de la boca de Go Gun-hee, todo Japón se sorprendió.
Desde ese momento, Jinwoo se convirtió en su única luz de esperanza.

Y una semana después.

Jinwoo eliminó a todos los gigantes de Japón, excepto el que escapó.

Por eso fue un resultado natural que tantos japoneses se reunieron para ver a Jinwoo, quien estaba a punto de irse.

Después, el empleado comenzó a decir.

“El Primer Ministro también estaba ansioso por conocerle, Cazador Sung Jinwoo, ¿no podría quedarse un par de días más?”

Al decir esas palabras, la expresión del empleado estaba más seria que nunca.

Era fácil evaluar cuánta presión había bajo él.

Sin embargo, Jinwoo lo decepcionó.

“No quiero perder el tiempo en cosas innecesarias”.

El empleado que hablaba en serio sonrió ante la actitud de Jinwoo y respondió.

“Jaja está bien entonces”.

Mientras hablaban, el auto se detuvo repentinamente en la entrada del aeropuerto.

Jinwoo salió del auto lentamente como de costumbre.

Pero de repente, se escuchó una ronda de aplausos.

Jinwoo miró a la gente.

“Cazador…”

“Cazador Sung Jinwoo…”

Aunque Jinwoo no podía entender lo que decían, cuando vio los ojos de cada uno de ellos, voz y gestos, sabía muy bien lo que intentaban decirle.

Un profundo sentimiento de gratitud y respeto se había transmitido a través de ellos.

Mientras se escondía en las sombras, Ber habló con Jinwoo.

‘Mi rey, muchas personas le están dando su sincero respeto y gratitud.’

‘Es así.’

‘Mi rey, debe levantar su mano para responder a la gente…’

‘No.’

Jinwoo, que trató de darse la vuelta e ignorar las palabras de Ber, dudó y preguntó.

‘Ber, ¿harías lo mismo con tu legión de hormigas si estuvieras en mi lugar?’

Ber respondió con voz muy orgullosa, digna del rey que era cuando estaba vivo.

‘Por supuesto, mi rey’

*Suspiro*

‘Si mi mejor soldado lo haría… no pierdo nada por intentarlo de todos modos.’

Jinwoo asintió.

Jinwoo, aunque vaciló, levanto las manos y saludo de lado a lado.

En ese momento, hubo fuertes aplausos y vítores.

“Gracias”

“Gracias Cazador”

“Muchas gracias Cazador”

El empleado que estaba cerca de Jinwoo también estaba emocionado hasta el punto de que tenía algunas lágrimas.

Rápidamente se reaccionó y dijo.

“Vamos, Cazador, el avión volará pronto”.

Jinwoo bajó la mano.

Sin embargo, el aplauso no se detuvo. Continuó hasta que la espalda de Jinwoo desapareció.
Con unas 100.000 personas abajo, el avión voló.

Al día siguiente.

Un renombrado columnista japonés escribió…

[Si los jefes de estado estuvieran determinados por el apoyo de la gente, hubiésemos visto al primer ministro ese día.]

***

Christopher Reed, uno de los cinco cazadores a “Nivel Nacional”, abrió los ojos en medio de la noche.

La causa fue el ruido a su alrededor.

Sin embargo, un cazador de su nivel ya debería haberse acostumbrado a todo tipo de ruidos…

Pero ahora, exactamente hablando, no se había levantado debido al ruido que lo rodeaba.

Era lo contrario…

‘¿Por qué esta tan tranquilo?’

Todos los ruidos que Chris solía escuchar cuando se concentraba, se habían desvanecido.

Se quitó la manta, se levantó y abrió la puerta.

No podía sentir la presencia de los empleados en la mansión.

Había una atmósfera oscura como si estuviera en una casa abandonada.

Después…

Chris, fue directo a la sala vacía y tomó un vaso de vino que estaba sobre una mesa.

Y arrojó la copa de vino.

La copa de vino que cayó, dejando las puntas de sus dedos, se rompió en pedazos en el piso.

Pero sin embargo…

No se escuchó ningún sonido.

Un escalofrío le recorrió la espalda.

Sus agudos sentidos le advirtieron del peligro. El tipo de riesgo que nunca había experimentado antes obligó a Chris a hacer algo.

Se movió rápidamente. Corrió hacia la mesa de noche que estaba al lado de la cama.

Al mismo tiempo, tomó su teléfono celular y abrió un cajón de la mesa de noche.

Había una nota arrugada en ella.

Las palabras en la nota decían.

[Si necesitas ayuda, por favor contacta aquí. Go Gun-hee, presidente de la Asociación de Cazadores de Corea.]

El subdirector del Hunter Bureau dejó una nota para el empleado antes de irse.

Chris, que no estaba al tanto de esto, trató de enojarse cuando vio la nota, pero luego recordó el rostro de la señora Selner que estaba tan pálido que retuvo su ira.

‘¿Ella realmente predijo una situación como ésta?’

Él no sabía la respuesta.

Pero si quería escuchar la respuesta, tenía que sobrevivir.

Chris volteó la nota.

Lo que estaba escrito en la parte posterior era el número de teléfono del presidente de la Asociación de Cazadores de Corea Go Gun-hee.

La nota también decía que Go Gun-hee hablaba inglés con fluidez. Entonces no habría problemas con la comunicación.

En cuanto Christopher Reid hiciera esta llamada, recibiría la ayuda del Señor Sung...

‘…’

Cuando Chris vio al hombre que fue a Japón sin saber qué lo esperaba allí, pensó que escucharía las noticias de que había sido aplastado por los gigantes. Después de todo, parecía que el muchacho se había sobrestimado un poco.

Sin embargo, los pensamientos de Christopher Reid pasaron por un cambio muy rápido después de ver las hazañas de las criaturas invocadas que Jinwoo controlaba.

La Señora Selner le dijo esto antes.

[“El Cazador Sung Jinwoo, Si es él, podría protegerte...”]

Después de pensarlo, Chris pensó que lo que la Señora Selner dijo podría ser cierto.

Después, Chris marcó el número a toda prisa.

Bueno, trató de marcarlo a toda prisa, pero…

Sus dedos se detuvieron debido a la presencia detrás de su espalda.

“…”

Era demasiado tarde para pedir ayuda o transmitir su situación.

Chris, que dejó su celular, se levantó en silencio.

Cuando se giró lentamente, la primera persona que vio fue a un hombre rubio sonriendo. Una de las manos de este hombre incluso estaba metida en su bolsillo - una muestra de ocio total.

Una conducta tan relajada sería imposible de encontrar en una persona normal que invadiera la residencia de un Cazador de rango S, y no sólo eso, un cazador con uno de los niveles más altos de todo el mundo.

Al mismo tiempo, Chris preguntó.

“¿Quién eres?”

De repente, Chris también sintió la presencia de dos personas aparte del rubio delante de sus ojos, había dos más detrás de éste. Había un total de tres intrusos.

Ya desconocía si sería capaz de luchar contra el que estaba enfrente, y pensar que también había dos enemigos de calibre similar en este lugar.

Una gota de sudor frío caía por la frente de Christopher Reid. Y cuando esta gota se deslizó más allá de su frente, más allá de su sien, y todo el camino hacia abajo de su mejilla hasta que llegó al punto de su barbilla...

De repente, el hombre comenzó a hablar.

"Si sigues tratando de ayudar a estos humanos durante tus luchas, no podrás salvar nada, oh Fragmento de la Luz Brillante...”

La voz que escuchó era muy extraña, muy diferente de la de un humano.

‘¿Lenguaje de monstruo? ¿Y de qué diablos está hablando? ’

Las cejas de Christopher Reid se elevaron.

"¿Qué demonios estás diciendo?"

El rubio vio reaccionar al agitado Christopher Reid y levantó el dedo poniéndolo sobre sus labios.

“Shhh, no te estoy hablando”

Un ser que podía hablar tanto el lenguaje del hombre como el de los monstruos tan libremente como quisiera. Por lo que sabía Christopher Reid, tal persona no existía en este mundo...

El dedo que estaba en los labios del hombre apuntó hacia el cielo.

“Allá arriba, estoy hablando con el tipo conectado contigo.”

Por supuesto, Christopher Reid no podía hacer entender lo que este hombre rubio estaba hablando. Pero estaba seguro de una cosa.

Estaba seguro de que este hombre rubio lo estaba despreciando por completo en este momento. La voz de enojo de Christopher Reid reverberaba poderosamente hacia afuera.

"¿Te parezco una persona fácil de manejar?"

luz carmesí surgió de sus ojos y pronto, las llamas viciosas comenzaron por todo su cuerpo. De hecho, su figura se tornó de color carmesí y se hizo cada vez más grande. Los muebles atrapados por su expansión fueron todos golpeados y empujados.

*Retumbar*

¡Su nueva apariencia como las furiosas llamas que envolvían todo su cuerpo era la del Dios del Fuego! Ahora, fácilmente de cuatro metros de altura, las llamas reales brotaban de los ojos de la criatura.

“Al menos, uno de ustedes morirá por mis manos.”

El golpe de Christopher Reid chocó con la pared y causó una explosión masiva.

* ¡ Boom-!

Los dos hombres detrás del rubio se hicieron a un lado para evitar los escombros de la pared que fue golpeada y se revelaron por completo.

"Manifestación del Cuerpo Espiritual.... ?”

"¿Un humano puede manifestar un Cuerpo Espiritual?"

Miraron la nueva apariencia de Christopher Reid con cierto interés. Mientras tanto, el piso en el que Christopher Reid estaba parado comenzó a hervir y a derretirse...

Desde “Karmish”, el peor desastre de la humanidad, Chris se preparó nuevamente para desafiar a la muerte.

*Retumbar*

Las llamas que lo rodeaban se volvieron aún más violentas, como si estuvieran a punto de explotar, y comenzaron a tragarse todo lo que lo rodeaba.

Y mientras los alrededores eran arrastrados por sus viciosas llamas, él permaneció en medio de esta tormenta de destrucción y rugió lo suficientemente fuerte como para sacudir la tierra.

“Mueran monstruos bastardos”.