Reciente

domingo, 24 de noviembre de 2019

Second Life Ranker - Capítulo 41

Capítulo 41. Serpiente de Akasha (9)


"¡Sólo un poco más...! ¡Sólo un poco...!"

En un lugar donde el brote de monstruos se había extendido, donde el bosque y la tierra se habían convertido en ruinas, había un jugador moviendo su cuerpo hecho jirones con pasos inestables. Era Bain.

"Sólo un poco más..."

Agarrándose a su hombro con su único brazo restante, Bain luchó por avanzar. Estaba lleno de un ardiente deseo de completar su misión.

Había conseguido sobrevivir al asalto del Rey Goblin, fingiendo estar muerto y esperando a que pasase el brote del monstruo.

En algún momento pensó en abandonar la misión y volver a su base. Así de duro le había golpeado el brote de monstruos.

El equipo 1, el grupo de jugadores más preciado de Arangdan, se había evaporado en un momento, sin dejar rastro. Y el aura del rey Goblin había sido tan feroz que no había sido capaz de hacer nada más que permanecer congelado en su lugar.

Sin embargo, decidió continuar su misión hasta el final con un solo pensamiento en su mente.

'Los monstruos deben estar dirigiéndose hacia donde está Cain. Debe estar tramando algo.'

Por lo que él sabía, el brote del monstruo fue un evento que nunca había ocurrido en toda la historia del tutorial. Y eso significaba que definitivamente había un jugador detrás de todo este evento.

Bain intuitivamente sabía que tenía algo que ver con su objetivo, Cain. Por supuesto, no tenía ninguna prueba que lo demostrara, pero era un jugador al que Arangdan seguía constantemente. Creyó que era una sospecha razonable que él fuera la causa de este alboroto.

'¡Definitivamente es una pieza oculta, la más grande, incomparable a otras en todo el tutorial...!'

Lo que Cain estaba tramando no importaba. Bain planeaba tenderle una emboscada en el momento en que adquiriera la pieza escondida.

Especuló que había una buena posibilidad de ganar si su plan funcionaba.

Y añadiendo las recompensas por completar su misión, todavía podía perseguir a Phante y Edora.

'¡Espera, Cain!'

La luz de la codicia brillaba en los ojos de Bain.


* * *


Fue cuando la guerra estaba llegando a su clímax cuando el rey Goblin y el rey Orco se dieron cuenta de que las cosas se estaban poniendo raras.

*Retumbar*

Con sus sentidos agudos innatos, ambos reyes ya se habían dado cuenta de que en algún momento el suelo empezó a temblar débilmente.

Sin embargo, ambos sabían que su vida se perdería si miraban hacia otro lado por un momento, por lo que ninguno de ellos abrió la boca.

Y ese desatino provocó un gran desastre.

*Retumbar*

El suelo empezó a hundirse en medio del campo de batalla y.

*Kwang*

De repente, algo se levantó del suelo.

Era una serpiente gigante.

Con sus feroces mandíbulas abiertas, la serpiente ya tenía tres o cuatro monstruos en su boca. La masa de casi 10 metros de altura se elevaba sobre los monstruos, creando una enorme presión.

"¡Qué, qué clase de monstruo...! ¡Es horrible!"

"¡Chwik! ¿Por qué está nuestro dios aquí?"

Y en el momento en que los monstruos miraron a la Serpiente de Akasha confundidos.

*Stomp*

La Serpiente de Akasha se tragó a los monstruos en su boca de un golpe, y sacudió su cabeza mirando a los monstruos.

Había comida por todas partes ante sus ojos. Para la serpiente, este lugar no era más que un buffet de 'todo lo que puedas comer'.

¡Kaaah!

La Serpiente de Akasha pronto sumió su cabeza en el grupo de Kobolds más cercano.

Ningún monstruo fue capaz de reaccionar a su rápido movimiento. Como resultado, el rey Kobold, que había estado a la vanguardia y liderando valientemente su lucha, desapareció repentinamente en el vientre de la serpiente.

"¡Oh, nuestro rey!"

"¡Nuestro rey está muerto! ¡Tenemos que vengarlo!"

El ejército de Kobold corrió hacia la Serpiente de Akasha, sus ojos ardiendo de ira. No podían dejar escapar al enemigo que mató al rey.

Pero sus ataques no podían dejar ni un rasguño en sus escamas. Sus hachas se rompieron rebotando en el aire, y las flechas sólo se deslizaron contra las escamas.

La Serpiente de Akasha, por otro lado, agitó su cola como si estuviera molesta, y docenas de Kobolds fueron destruidos cubriéndose de sangre.

Para su consternación, su muerte sólo resultó en más energía vital para que la serpiente llenara su estómago y aumentara su tamaño. Y cuando se dieron cuenta de eso, la Serpiente de Akasha ya había crecido mucho más. A medida que su tamaño crecía, también lo hacía su ferocidad.

Independientemente de su raza, los monstruos no pudieron evitar dejar caer sus mandíbulas. Su aura era tan abrumadora que los dejó paralizados.

¿Un monstruo que le roba la vida a monstruos muertos? Ninguno de ellos había escuchado hablar de semejante cosa.

En toda su vida, no había nada sobre ellos en el bosque. Estaban en el vértice de la cadena alimenticia. Pero aquí, se enfrentaron a un nuevo depredador por primera vez.

El miedo a enfrentarse a un depredador era tan extraño para ellos. No sabían qué hacer cuando ese miedo se hizo realidad.

Y eventualmente.

*Kwakwang*

Dio a luz a un desastre.

"¡C, corran!"

"¡Esta es la retribución de Dios! ¡Chwik! ¡Tenemos que huir, chwiiik!"

Los monstruos empezaron a escapar del campo de batalla para huir de la Serpiente de Akasha.

Algunos valientes se reunieron y trataron de luchar contra la serpiente. Pero sin importar las decisiones que tomaran, todos llegaron al mismo fin.

Ser una presa.

Para los que huyeron, la serpiente los agarró y se los tragó. Para aquellos que lucharon, los aplastó con su cuerpo masivo y después se los tragó. De una forma u otra, todos los monstruos iban a terminar dentro del vientre de la serpiente.

Cuanto más monstruos morían, más grande se hacía la Serpiente de Akasha. Con el paso del tiempo, el alboroto de la Serpiente de Akasha se volvió cada vez más abrumador.

La escena fue un completo pandemonio. Parecía que las puertas del infierno se habían abierto en ese lugar.

Incluso si querían huir, con decenas de miles de ellos enredados en este campo de batalla, era casi imposible.

"¡Maldita sea!"

Sin poder contenerse, el Rey Goblin se apartó del Rey Orco y se giró hacia la Serpiente de Akasha.

"¡Kranum! ¿Adónde vas, Chwik? Este es un duelo de guerreros, ¡debes terminar!"

"¡Cállate, Farak! ¡Me preocupo por la seguridad de nuestra raza más que por el honor!"

El Rey Goblin dejó atrás al Rey Orco y corrió hacia los otros monstruos.

El Rey Orco frunció el ceño mientras miraba fijamente la espalda del Rey Goblin.

Él y el Rey Goblin eran los mejores guerreros que habían estado vigilando los lados oriental y occidental respectivamente.

Por supuesto, había estado esperando una oportunidad para romper el empate entre ellos. Así que, ahí estaba, pensando que hoy era el día.

Sin embargo, antes de que el Rey Goblin se fuera, mencionó que la seguridad de su raza era más importante que el honor. Y aunque era un enemigo, esas palabras se le habían clavado en el corazón.

Finalmente, el Rey Orco gritó.

"¡Orcos, escuchen! También lucharemos contra nuestro dios! ¡Chwik!"

No podía soportar decirles que mataran a su dios. Pero como su dios podía ser resucitado, les ordenó que atacaran.

Desbordante de espíritu combativo, todos los monstruos se unieron bajo el liderazgo de los dos reyes. Su enemigo era ahora la Serpiente de Akasha.

Pero la Serpiente de Akasha ya casi había recuperado su tamaño original.

La serpiente infló su cabeza. Estas descaradas criaturas estaban lanzando sus insignificantes ataques contra ella. Necesitaban ser castigados.

La Serpiente de Akasha abrió sus mandíbulas de par en par y roció su venenosa saliva sobre los monstruos.

Los monstruos del frente fueron derribados por el veneno mortal. Aquellos que estaban empapados en la saliva se derritieron en un instante, y los monstruos que fueron salpicados con pequeños trozos de saliva, gritaron de dolor.

En ese momento, el rey Goblin saltó por encima de la cabeza de la serpiente.

"¡Muere!"

El Rey Goblin levantó su alabarda y la dirigió hacia abajo a la cabeza de la Serpiente de Akasha.

* ¡Kaaah!

La Serpiente de Akasha gritó de dolor mientras luchaba por hacer que se cayera, pero el Rey Goblin empujó más profundamente su alabarda.

Mientras tanto, desde el suelo, el Rey Orco cortó profundamente el cuerpo de la serpiente con su espada.

*Splash*

La sangre salpicó de la herida.

La Serpiente de Akasha volvió a abrir la boca preparándose para otra lluvia de saliva venenosa. Y esta vez, apuntaba a los dos reyes.


* * *


'Qué desastre'.

Yeon-woo chasqueó su lengua mientras miraba el caótico campo de batalla.

Provocando a todos los monstruos de la Sección E, él esperaba que el efecto fuera grande pero...

Esto es mucho peor de lo que esperaba.

Solo quedaba una décima parte de los monstruos luchando contra la Serpiente de Akasha. Como resultado, la serpiente de Akasha era ahora 1.5 veces más grande que su tamaño original.

Su cuerpo era tan grande como una gran montaña y tan largo como un río. Parecía casi imposible matar a un monstruo tan horrible.

Aún había dos reyes monstruosos lanzando sus ataques sobre la Serpiente de Akasha, y otros monstruos dañando a la serpiente con el poco poder que tenían.

¿Y bien?

'No durará mucho tiempo'.

Era muy obvio.

El Rey Goblin y el Rey Orco, ambos eran tan fuertes como Taragan, pero parecía que se estaban quedando sin energía.

Lo intentaban desesperadamente por el bien de sus razas, pero su salud no era infinita.

El rey Goblin ya había perdido un brazo, y la mitad de su cara había sido derretida por la saliva venenosa, haciendo que Yeon-woo se preguntara si podía ver correctamente con sus ojos.

El Rey Orco estaba en peor forma. Como había sido golpeado por la cola de la serpiente, todo su cuerpo estaba lleno de moretones. Varias partes de su cuerpo estaban hinchadas, tenía fracturas desde las costillas hasta el final de la columna vertebral.

Estaban resistiendo debido a que eran los reyes de sus razas, pero estaban al borde del colapso.

Y,

Lo mismo ocurría con la Serpiente de Akasha.

'Es porque comió demasiada comida. Debería haber sabido que comer en exceso es malo'.

No había pasado mucho tiempo desde la ceremonia de resurrección de la Serpiente de Akasha. Con su cuerpo inestable, la serpiente puso toneladas de monstruos en su vientre, y ahora tenía un tamaño mucho mayor que el que tenía antes de su muerte. Dudaba que su cuerpo pudiera manejarlo.

Aunque la Serpiente de Akasha era mitad energía espiritual, la otra mitad todavía estaba en el mundo material. Esto significaba que necesitaba algo de tiempo para digerir y absorber los nutrientes de los alimentos que había ingerido. Pero la Serpiente de Akasha tomó demasiada energía vital a la vez, omitiendo ese proceso. Sería extraño si no se enfermara.

Sin embargo, sus instintos impulsaron su cuerpo y continuó depredando monstruos. Además, los dos reyes monstruosos habían estado astillando constantemente la salud de la serpiente.

Al final, los monstruos y la Serpiente de Akasha bailaban en la palma de la mano de Yeon-woo.

Y ahora era el momento de terminar el espectáculo.

Yeon-woo activó el Circuito de Maná, y se puso en pie.


[La competencia de la habilidad 'Circuito de Maná' se ha incrementado. 0.7%]

[La competencia de la habilidad 'Shunpo' se ha incrementado. 12.4%]


*Kwang*

*Swish*

Con el suelo bajo sus pies derrumbándose, Yeon-woo saltó en el aire.

Sobre la cabeza de la Serpiente de Akasha, el lugar donde los Orcos le habían sacado el cerebro, y donde estaba la herida dejada por el vástago del Rey Goblin, estaba ahora Yeon-woo preparándose para desencadenar su ataque.

"Devorar".

Extendió su mano izquierda y la puso sobre la herida. Una Mandíbula llena de dientes de sierra aparecieron de su mano y se clavaron en la cabeza de la serpiente.

¡Kaaah!

La Serpiente de Akasha luchó con dolor, sintiendo como si le estuviesen arrancando toda la cabeza. Retorció sus colas barriendo a los monstruos cercanos mientras sus gritos resonaban por el bosque.

Los monstruos estaban ocupados alejándose de la repentina situación.

Pero a pesar de su lucha, Yeon-woo se aferró a su cabeza y metió su mano más profundamente en la cabeza de la serpiente.

'¡Tendré que hacer otra cosa!'

Afortunadamente, Yeon-woo ya era consciente de la mayor debilidad de la Serpiente de Akasha.

El cerebro.

Era la parte donde su alma estaba contenida.

¡Kaaaaah!

El cerebro fue succionado por las mandíbulas dentadas. Yeon-woo no soltó su mano hasta que el cerebro desapareció por completo.


[ La competencia de la habilidad de la 'Espada Vampírica de Bathory' se ha incrementado. 6.4%.]

[ La competencia de la habilidad de la 'Espada Vampírica de Bathory' se ha incrementado. 8.2%.]

···

[Su fuerza ha aumentado en 3 puntos.]

[Su salud ha aumentado en 2 puntos.]

[Su Poder Mágico ha aumentado en 5 puntos.]

···


Después de atrapar una presa tan grande, un sinnúmero de mensajes continuaron apareciendo, llenando su retina.

En algún momento, sintió que algo 'pesado' se absorbía a través de su mano.

Un alma.

O una esencia.

Era la fuente de la Serpiente de Akasha.

Y fue entonces cuando la luz desapareció completamente de sus ojos.

*Kung*

La enorme cabeza de la serpiente se derrumbó sin poder hacer nada.


[Has matado al monstruo jefe, la 'Serpiente de Akasha'. Karma adicional será provisto.]

[Has adquirido 5.000 Karma.]

[Has adquirido 3.000 Karma adicionales.]

···



[Misión Oculta (Ceremonia de Resurrección) completada.]

[Has hecho un logro que no es fácil de lograr. Karma adicional será provisto.]

[Has adquirido 3.000 Karma.]

[Has adquirido 2.000 Karma adicionales.]

[Recompensas....]



[Misión repentina (Brote de monstruos)...]

···



Siendo una de las misiones más difíciles del tutorial, la Serpiente de Akasha proporcionó la mayor cantidad de Karma jamás dada a través de una misión. Fue suficiente para subir de rango.

Matar a la serpiente también contaba como despejar la misión repentina.

Además, la Serpiente de Akasha era el objetivo final del tutorial que Yeon-woo tenía en mente incluso antes de entrar en este mundo. Y esa meta se había logrado finalmente después de muchas complicaciones.

Pero Yeon-woo sacó la Daga de Carshina con una expresión contundente.

Ahora podía apreciar su victoria, pero iba a esperar hasta el final del tutorial.

*Shlickt*

Mientras cortaba bajo la cabeza de la serpiente, un orbe dorado del tamaño de una cabeza humana salió rodando del corte. Era el Neidan de la Serpiente de Akasha.

Se decía que el Neidan original tenía el tamaño de un puño, pero parecía haberse expandido a su tamaño actual debido a que comió en exceso.

*Grin*

Yeon-woo sonrió contento.

"Devorar".

Y llevó el orbe hacia la Daga Vampírica de Bathory, que aún gritaba de hambre.