Reciente

jueves, 21 de noviembre de 2019

Second Life Ranker - Capítulo 39

Capítulo 39. Serpiente de Akasha (7)


Todo el bosque se sumió en un caos total en un instante. El fuego devoraba el bosque y los monstruos se precipitaban como un enjambre de zombis.

¡Kieeek! ¡Kiek!

"¡Joder! ¿Qué demonios es esto?"

"Nunca he escuchado hablar de algo así... ¿No se suponía que Arangdan debía evitar que sucedieran cosas así?"

La mayoría de los jugadores que aún estaban en la Sección E habían sido eliminados en cuestión de minutos en su búsqueda de Tokens y Piezas Ocultas. Ya fuera atacando con una espada o defendiéndose con un escudo, ninguno parecía funcionar frente a este brote de monstruos.

A veces, los monstruos aparecían en grupos, al momento siguiente ya se habían separado. Los jugadores tuvieron que enfrentarse a ataques procedentes de todos los bandos al mismo tiempo. Incluso aquellos que se organizaron en formaciones de batalla con otros jugadores se encontraron a la deriva cuando se enfrentaron al enjambre de monstruos y pronto fueron barridos.

No importa dónde se mire, se podían ver escenas como Goblins cortando las cabezas de los jugadores, o Trolls mordiendo a los jugadores en pedazos.

Así debe ser como se veía el infierno.

Algunos jugadores lograron huir con sus vidas intactas. Pero aún así, parecía que no serían capaces de escapar de los monstruos que estaban en todas partes.

Era increíble cuántos monstruos habían permanecido ocultos en la Sección E.

El fuego empeoró aún más las cosas. Sin importar a dónde fueran, se encontraron rápidamente con un mar de fuego que envolvía el bosque, atrapándolos entre el fuego y los monstruos.

"¡Que alguien me diga qué está pasando!"

"¡Mierda!"

Los jugadores que lo habían considerado como un simple evento del tutorial ahora gritaban en su desesperada situación. Se dieron cuenta tardíamente de la crisis que había afectado a la Sección E.

'Reúne 99 Tokens para comprobar tus calificaciones'.

Para determinar las calificaciones de cada uno. Era una tarea que requería que arriesgaran sus vidas, como en cualquier otra sección.

A través de las olas de monstruos, los jugadores comenzaron a romperse los sesos para encontrar una forma de sobrevivir. Los que tenían un equipo se unieron, y los jugadores solitarios se unieron con otros que iban solos.

Mientras tanto.

*Pat*

Había una figura sombría corriendo entre los árboles con pasos amortiguados.

*Swish*

Era Yeon-woo.


[Has adquirido 12 Tokens.]

[Ha adquirido 4 Tokens.]

[Ha adquirido....]

···


Sin dejar de ser sigiloso gracias a Shunpo, leyó los movimientos de los monstruos con sus sentidos fortalecidos y mató a los monstruos que ya estaban en su último aliento. Como resultado, fue capaz de acumular Tokens a un ritmo rápido.

'¿Esto es a lo que ellos llaman?'

Yeon-woo se rió fríamente.

'¿Cosechar lo que otros han sembrado?'

Recordando la frase que sus tropas usaron en el ejército, Yeon-woo se dirigió rápidamente a donde estaban los Orcos.

Su destino era la guarida de la serpiente. Era hora de sacar la Serpiente de Akasha.


* * *


La villa de los Orcos fue puesta patas arriba.

"¡Chwik! ¡Los Hombres Lagartos empezaron una guerra! ¡Los Hombres Lagartos cruzaron la barrera norte!"

El jefe de los orcos de la tribu 32, encargado de vigilar el norte, presentó un informe al Rey Orco.

El Rey Orco frunció el ceño enfadado.

"¿Por qué empezarían una guerra de repente?"

"¡No lo sé! ¡Dijeron que matamos a su rey! ¡Rey! ¡Ayúdenos!"

"¡Chwiiik! ¡Esos reptiles locos!"

El Rey Orco estaba furioso.

De todos los momentos, tuvieron que venir justo en medio de la ceremonia de resurreción.

Ya estaba enfadado por no haber visto a los humanos que mataron a su dios. Y ahora esto estaba sucediendo.

Aún así, el Rey Orco trató de mantener la calma. No podía dejar que esto arruinara la ceremonia. Más bien, podía pensar que tenía más comida para alimentar a su dios.

"¡Chwik! ¡Tú, ve a decírselo al Chamán! ¡Vamos a tener mucha comida lista para nuestro dios! Y pronto llegaremos con ella".

"¡Roger, chwik!"

Después de dar órdenes a uno de sus súbditos, el Rey Orco sacó una espada que colgaba de la pared y se dirigió hacia afuera. Fue la espada la que lo convirtió en el mayor guerrero de su raza. Mientras tuviera esto en sus manos, la victoria siempre sería suya.

Sin embargo, cuando pisó el campo de batalla, su emoción fue rápidamente reemplazada por el shock. No sólo eran los Hombres Lagartos, el campo de batalla también estaba lleno de otros monstruos.

En lo alto del amplio horizonte, podía ver a todos los monstruos corriendo hacia ellos. Sólo entonces el Rey Orco se dio cuenta de que algo andaba mal.

Era una trampa.

Una trampa atroz que había sumido en el caos a todos los monstruos del bosque.

Pero el Rey Orco no era lo suficientemente inteligente como para pensar con tanta antelación. Después de todo, tuvo que enfrentarse de frente al brote del monstruo.

"¡Construye una pared, Chwik!"

"¡Chwiiik! ¡Trae lo que sea! ¡Tenemos que detenerlos, Chwik!"

Los Orcos hicieron sus mejores esfuerzos para detener a los monstruos, pero las cosas resultaron contrarias a sus esperanzas. Cuando los monstruos atravesaron sus improvisadas murallas, sólo pudieron ver impotentes cómo su villa era destruida.

Pero aún así, los Orcos lucharon implacablemente contra el brote de monstruos.

Cadáveres de monstruos amontonados en la zona oriental. La sangre fluía por el suelo tiñéndolo de rojo.

Y en ese sangriento terreno.

"¡Farak!"

"¡Kranum!"

El Rey Goblin y el Rey Orco, se enfrentaron mientras gritaban el nombre de sus oponentes.

*Kung*

El suelo se derrumbó cuando sus auras se extendieron por el área.


* * *


'Esos dos deben estar peleando ahora mismo.'

En su camino al Túnel de la Serpiente de Akasha, Yeon-woo se giró hacia el sonido de la colisión que resonaba desde lejos. No tenía que verificar para saber de dónde provenía el sonido.

El Rey Goblin, Kranum, y el Rey Orco, Farak. Esos dos monstruos jefes eran tan fuertes como Hargan.


Kranum, el gobernante del occidente y Farak, el gobernante del oriente. Se odiaban y despreciaban como si fueran enemigos mortales.

Se dice que a Kranum no le gustaba Farak por su ignorancia, mientras que Farak lo despreciaba y pensaba que los Goblins eran una raza inferior. Ambos pensaban que ser comparados el uno con el otro era humillante.

Y ambos monstruos eran lo suficientemente fuertes para aplastar fácilmente a los jugadores. Por esta razón, hubo bastantes jugadores que murieron tratando de matarlos para reunir Karma.


Una pelea entre dos monstruos de semejante calibre, que no iba a terminar tan rápido. Y sin la muerte de ninguno de los líderes, la guerra sólo se prolongaría. El daño crecería, y la locura continuaría.

Y eso es exactamente lo que Yeon-woo quería.

Por lo tanto, necesitaba traer la Serpiente de Akasha tan pronto como fuera posible.

A este lugar lleno de comida.


[Has entrado en el 'Túnel de la Serpiente de Akasha'].


Recibido por un mensaje familiar, Yeon-woo volvió a entrar en el túnel.

Allí lo encontró.

¡Kaah!

"¡Chwik! Oh Dios! Por favor... ¡Kuk!"

"¡Chwiiik! ¡Dios está enojado! ¡Dios está loco!"

"¡Dios nos está castigando, Chwik!"

"Hu... huyan, chwik!"

Al igual que el exterior, el túnel estaba confuso. Parecía que la Serpiente de Akasha se había salido de control.

Ahora de cinco metros de tamaño, la serpiente se había vuelto loca y seguía devorando a los Orcos. El altar fue completamente destruido. El Chamán Orco que se suponía que dirigía la ceremonia no se veía por ninguna parte.

Los Orcos, como creyentes fieles, trataron de calmar a la Serpiente de Akasha, pero no funcionó. Algunos intentaron huir, pero la Serpiente de Akasha nunca perdía a su presa. Cada vez que intentaban huir, la serpiente escupía su veneno y los derretía, pero si se quedaban cerca, aún así se los comían. No había forma de huir de la Serpiente de Akasha.

'Lo sabía.'

Yeon-woo miró a los ojos de la Serpiente de Akasha, ahora rojos por la locura.

'Está embriagada por la sangre'.

La Serpiente de Akasha no era una especie para ser servida como si fuera un dios. No era más que una fuerte serpiente grande impulsada por el hambre y la sed. Y ahora, la serpiente estaba muy hambrienta por su resurrección.

Si es así, ¿qué pasaría si oliera el derramamiento de sangre fuera del túnel?

No hay forma de que se mantenga en calma.

Este era su objetivo en primer lugar. Si no estaba embriagada, planeaba hacerlo.

Pero parecía haber funcionado mucho mejor de lo que esperaba. Afortunadamente, no había nada más que necesitara hacer para su plan. Así que, en silencio, observó la situación.

¡Kaaah!

Cuando la Serpiente de Akasha devoró al último Orco que quedaba, emitió un gran grito hacia el techo.

La serpiente se hinchó hasta unos 10 metros, además tenía sangre y trozos de carne por toda la boca.

Pero por si fuera poco, el grito continuó durante mucho tiempo.

Chocó la cabeza contra la pared un par de veces, y de repente hizo un agujero en el suelo, cavando hacia abajo con una velocidad increíble.

'Se está moviendo.'

Yeon-woo se mantuvo concentrado ocultando su presencia por si la Serpiente de Akasha se fijaba en él. Al mismo tiempo, trató de rastrear a la serpiente usando sus sentidos.

Estaba atravesando el suelo, dirigiéndose hacia el exterior. La dirección era suroeste. Era el mismo lugar donde los monstruos se peleaban entre sí.

Yeon-woo entonces se puso de pie.

La guarida de la serpiente sin la Serpiente de Akasha. El momento que estaba esperando finalmente había llegado.

'La Serpiente de Akasha tardará un buen rato en comerse a todos los monstruos del campo de batalla. Pero aún así, no puedo perder el tiempo'.

Una pieza oculta no se llamaba 'pieza oculta' por nada.

Considerando que era el lugar donde vivía la Serpiente de Akasha, seguramente debe haber algo importante escondido en lo profundo del túnel. Incluso su hermano mencionó algo así en su diario.


Siempre había una razón para que una pieza oculta estuviera en el lugar donde estaba.

La Serpiente de Akasha tiene una dificultad no apta para los jugadores en el tutorial. Pero debería haber una razón para que estuviera allí. Pero no sólo yo, ni Galliard, que ha estado persiguiendo a la serpiente durante mucho tiempo, fue capaz de encontrar la razón.

Sin embargo, si hay cosas que puedo decir con seguridad, es que la razón no debe ser algo insignificante,

Y que en toda la historia de La Torre, nadie ha encontrado esa razón.


Un lugar que nadie había encontrado en la larga historia de La Torre. ¿Y si él pudiera ser el primero en encontrarlo?

Yeon-woo aterrizó en el centro de la cavidad mientras calmaba su palpitante corazón, y usó sus  Ojos Dracónicos. Escudriñó todo el túnel buscando el nido que utilizaba la Serpiente de Akasha para descansar.

'Considerando los hábitos de una serpiente, debe haber un lugar donde pueda relajarse de la amenaza exterior.'

En ese momento sus Ojos Dracónicos detectaron algo.

Había un estrecho pasadizo a lo largo de una pared. Por supuesto, 'estrecho' solo se refería en comparación con el tamaño de la Serpiente de Akasha, pero aún así era lo suficientemente ancho para la perspectiva de Yeon-woo.

Yeon-woo rápidamente usó Shunpo y pasó por el pasadizo, bajando hasta la parte más profunda de la guarida de la serpiente.

Justo en ese momento.

*Whoosh*

De repente, un viento frío soplaba desde el interior.

Pensando que se acercaba al secreto, inmediatamente puso su pie hacia la fuente del viento.

Y allí, Yeon-woo lo había encontrado.

'Así que, esto es todo.'

Una escena muy diferente a la de la naturaleza estéril de afuera.

Un viento penetrante giraba a lo largo de la pared, y el suelo estaba cubierto de nieve blanda y hielo resbaladizo. Y en lugar de estalactitas, había carámbanos colgando del techo.

<< Nota: Las estalactitas son formaciones de estructura irregular que están en los techos de las cuevas y terminan en forma de punta. Mientras que los carámbanos son muy parecidos, la diferencia es que es un trozo de hielo en forma de cono y que se forma poco a poco cuando el agua que gotea se congela. >>

Era realmente una escena que atraía la admiración de cualquiera que la viera.

Y en el centro, había un niño pequeño que parecía de unos cinco años de edad.

'Creo que encontré la razón.'