Reciente

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute - Capítulo 133

Capítulo 133. Yukime Y Gettan


La tribu de Yukime se vio obligada a aliarse con el clan más grande.

Ellos se vieron obligados a reclutar a su gente para luchar y, después de eso, solo esperaron las represalias de la tribu opositora. Fue una elección sin una respuesta correcta. La Tribu Zorro Espiritual y la Tribu Gran Lobo tuvieron una charla y dieron sus respuestas.

No molestarse, ni ser hostil.

La respuesta que dieron en el último minuto fue una respuesta oportunista y tonta. No entendían la crueldad de la guerra.

La Tribu Gran Lobo es poderosa.

La Tribu Zorro Espiritual posee una gran sabiduría.

Pensaron que si se unían, podrían superar este conflicto.

Pero la realidad no era tan simple.

Sus aldeas fueron destruidas en una sola noche.

Las aldeas fueron bañadas en sangre y quemadas.

Gettan, el guerrero más fuerte de la Tribu Gran Lobo, solo pudo luchar y escapar con su prometida. Salió el sol y los dos miraron a sus aldeas que ya estaban quemadas y convertidas en cenizas.

"Si tan solo tuviera más poder…."

"Luchaste bien."

Yukime se acurruco cerca del herido Gettan.

"Si tan solo tuviera más poder, no habría pasado esto..."

"No, no es tu culpa."

"Cállate, ¡CÁLLATE!"

La voz enojada de Gettan hizo que las orejas de zorro de Yukime se estremezcan y cuelguen.

"……….Lo siento."

"Está bien ……]

Gettan agachó la cabeza y dijo.

"Fue mi sugerencia. Si tenemos este poder, podemos superar la guerra sin elegir bandos."

"¿Poder…….?"

"Esto."

Lo que Gettan sacó fue una pastilla roja de color sangre.

"Es la fuente del poder. Si lo consumes, ganarás un poder tremendo. Pero todos estaban en contra, dijeron que en lugar de confiar en una píldora como esta, trabajemos juntos y superemos esta guerra……… Esos malditos tontos, debí haberlos matado antes."

Yukime dio un paso atrás ante las quejas de Gettan.

"¿Gettan…….?"

"Yukime, quien mató a tu madre fui yo."

"¿Q-Qué estás diciendo?"

La madre de Yukime fue atacada por la tribu enemiga y desapareció. Yukime esperaba que ella todavía estuviera viva en algún lugar.

"Debido a que esa mujer se negó, mi plan se rompió. Si solo hubiésemos aceptado esa pastilla, estaríamos bajo la protección del culto y sobreviviríamos."

"¿Culto?…. Gettan, soy una idiota, así que no entiendo lo que dices… ¿Estás bromeando, verdad?"

"¿Crees que es una cosa para bromear? ¡Le corté la cabeza por detrás! Si tan solo esa mujer no hubiera existido…"

"Gettan, estás mintiendo… ¿Verdad?"

Yukime dio otro paso más atrás.

"No había nada que pudiéramos hacer para protegerte a ti y a la aldea de la guerra, era la única opción."

"N.. No… ¡no te acerques a mí!"

"¿Por qué me rechazas? Ahora, comencemos nuestra venganza."

Dicho esto, Gettan le entregó a Yukime la píldora roja.

"Debes ingerir esto también, para no ser destruidos, debemos destruirlos primero. ¡Obtén este poder, mataremos a aquellos que nos han quitado todo! Si no seguirán privándome, privándote a ti."

"¡¡No, no te acerques!!"

Yukime finalmente se dio la vuelta y huyo.

"¡¡¡Incluso tú me rechazas!!!"

Un impacto atravesó la espalda de Yukime.

Ella cayó boca abajo, su espalda fue cortada por una naginata, su sangre siguió derramándose.

"No rechaces el poder."

"Po-Por qué, Gettan…"

"No tengas miedo de vengarte. Debes arrebatárselos o te lo quitarán todo."

"N-No , Detente."

"¿¡Aún te niegas!?"

Gettan puso su naginata en la espalda de Yukime, quien se estaba arrastrando una y otra vez.

Las heridas no son profundas, pero la espalda de Yukime fue cortada sin piedad repetidamente.

Gettan piso la espalda de Yukime, quien luchaba contra el dolor y le susurro al oído.

"Ahora, Yukime. toma esto, y venguémonos juntos."

"…… Iya."

Esa palabra de negación fue la última de la dolorosa resistencia de Yukime.

Luego perdió el conocimiento.

Cuando volvió a abrir los ojos ya estaba oscuro.

Todavía le dolía la espalda, pero la sangre se había detenido.

Ella no pudo encontrar la figura de Gettan, sin embargo, su ropa de alguna manera tenía mucha sangre de Gettan en ella. La cual no estaba ahí antes de que perdiera el conocimiento. Pudo decir que no era su sangre por el olor.

Yukime se puso de pie con la cara adolorida, luego regresó a su aldea para encontrar el cuerpo de su madre.

El cadáver de su madre, cuya cabeza fue cortada lo encontró inmediatamente.

La mirada de su madre estaba llena de sorpresa.

Las tres colas esponjosas que tanto amaba ya se habían quemado. 

"¡Madre…!]"

Su madre fue asesinada.

Sus amigos y vecinos fueron asesinados.

Su aldea fue quemada.

Sus cosas fueron robadas.

Y su amado prometido se convirtió en un enemigo.

"… u … u .. Uu …"

Con lágrimas en los ojos, grabó en sus ojos el paisaje de su amada madre y su aldea natal.

Ella se mordió los labios.

A la chica que le quitaron todo, lo único que le quedó fue su enemigo.

Sin embargo, sería difícil para una niña de 14 años sin dinero, ni poder ni pariente. Ella sobrevivió como prostituta en el campo de batalla y fue de un lugar a otro. 

Luego, a la edad de 17 años, se vendió a un burdel de clase alta y subió a la cima. 

Lo que ella quiso después de obtener riqueza es poder.

La chica a la que una vez le arrebataron todo, ahora juró quitárselo todo a su enemigo.

◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇

Yukime que terminó su historia tenia ojos gentiles.

"Solo he vivido para la venganza. John-han ya deberías saberlo, ¿verdad? No tengo ningún interés en la compañía ni en el dinero. Mi objetivo es arrebatarle todo a Gettan. Su riqueza, su poder, incluso su vida…. para quitarle todo lo que ha acumulado. Para ese fin, necesitaba el poder de la compañía y el poder de John-han… Por favor, perdóname por engañarte."

"Fumu…."

"Así, finalmente hay una oportunidad de vengarme. Ahora he llegado a pensar en qué hacer después de completar mi venganza. Podría tomarme mi tiempo e intentar llevarme mejor con John-han."

Entonces, Yukime se rió traviesamente.

"Bueno, entonces, el momento de arreglar las cosas con Gettan será pronto. Por favor cree en mí y espera."

Yukime sonrió y se puso de pie.

"Buena suerte, yo también me retiro."

"Entonces, caminemos juntos hasta la salida……."

John Smith y Yukime salieron juntos de la habitación.