Reciente

sábado, 19 de octubre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 174

Capítulo 174. Solo Leveling

Espera…

Jinwoo rápidamente observó el mensaje de la ventana.

Sin tiempo para estar satisfecho con las cuatro notificaciones redundantes de subida de nivel, la línea de visión se fijó en el primer mensaje.

‘Oh…’

Los ojos de Jinwoo se ensancharon.

¡Has derrotado a un enemigo!

¡Has derrotado a un enemigo!

“Entonces… este gigante no era el ¿jefe?”

La mirada de sorpresa Jinwoo se movió hacia el gigante que perdió el foco de sus ojos con sus extremidades rodando.

La fuerza abrumadora que opaco incluso el poder fuerte y deslumbrante de los otros gigantes.

‘¿No era el jefe?’

Pero era cierto, el mensaje no mentiría, el mensaje nunca se refirió a ese gigante como el Jefe de la Puerta.

Pero en ese momento…

“¡Hyung-nim!”

Jinwoo podía escuchar la voz llena de emoción de Yoo Jinho lejos.

Sin embargo, Jinwoo levantó la mano e hizo una señal a Yoo Jinho para que se detuviera allí.

“Shh”

Yoo debía ser buen oyente o un cobarde, debido a que se detuvo en el acto. Los ojos de Jinwoo se hicieron más pesados.

“No he recibido el mensaje de [Has matado al Jefe de la Mazmorra]…”

Eso significa que la incursión no había terminado todavía.

Además, ese no era la única cosa extraña.

Era imposible extraer la sombra de este gigante. No había humo negro que indicara que podía ser un objetivo de extracción.

De todos modos, Jinwoo lo intentó.

Sin embargo, escucho el habitual sonido familiar de siempre.

La extracción de sombra es imposible

‘¿Qué está pasando?’

Cuando Jinwoo frunció el ceño, cuando la situación comenzó a exceder sus expectativas en más de un sentido. Pero entonces, escuchó el sonido de los huesos chocando unos contra otros que venían de alguna parte.

La boca del gigante que comenzó a abrirse, pudo ver algo humano.

‘…!’

Jinwoo, reflexivamente, estaba listo para la batalla. Las dagas invocadas en ambas manos brillaban intensamente.

Pero la voz que se podía escuchar dentro de la boca del gigante era familiar.

“Mi rey, soy yo”.

Ber, quien estaba saliendo, se dirigió hacia Jinwoo.

“Eras tú”.

Al ver que se trataba de Ber, Jinwoo aflojó su guardia.

Jinwoo no podía distinguir quién era. Debido a que Ber estaba dentro del gigante, el poder mágico del gigante se había mezclado con él, haciendo que fuera difícil de detectar.

Jinwoo, quien confirmó que era Ber, envió sus dagas al inventario.

Ber estaba cubierto de pies a cabeza con la carne y la sangre del Gigante. No era tan difícil imaginar cuán duro luchó el antiguo rey hormiga dentro de la cabeza del monstruo. 

Jinwoo, que estaba tratando de honrar a Ber, de repente sacudió la cabeza.

‘¿Qué huele?’

El olor empeoró cuando Ber se acercó.

Incluso el mismo Ber no podía soportar su propio olor ya que tenía la cara arrugada. Pero sin embargo…

Ber llego frente a Jinwoo y le dio un saludo respectivo.

“Sí…”

Jinwoo quería acariciar el hombro de Ber para felicitarle por su duro trabajo, pero tan pronto como se percató del líquido amarrillo no identificado en Ber, Jinwoo sacudió su mano suavemente y solo dijo.

 “Buen trabajo, Ber”.

“… Gracias mi rey”.

La voz de Ber sonaba un poco rara, pero a Jinwoo no le importaba, tampoco se preocupaba por el líquido amarillo con el que estaba cubierto Ber.

Lo que a Jinwoo realmente le importaba era…

‘Si ese súper gigante no era el “Jefe de la Mazmorra”, ¿dónde está el verdadero “Jefe de la Mazmorra”?’

Esta fue una pregunta que cruzó la cabeza de Jinwoo. Pero en ese momento…

* ¡¡Woo Woo-!!

¡El aire los estremeció de repente….!

Jinwoo notando esto, levantó su guardia.

Ber, quien percibió la amenaza un poco más tarde que Jinwoo, instantáneamente infló su cuerpo y se paró frente a Jinwoo.

“Kie Maeh”

Poco después, una fuerte ráfaga de viento los golpeó.

* ¡¡Wooosh-!!

La frente de Jinwoo se había arrugado.

Una violenta ráfaga de viento que sacaría a un árbol de su raíz, de repente se propagó de la nada. Pero sin embargo…

Los vientos tormentosos lo suficientemente violentos como para arrancar árboles, raíces y todo lo demás, barrieron a su alrededor, pero luego, se desplazaron abruptamente hacia otro lugar.

La conmoción se calmó casi instantáneamente.

Ber decidió que la situación se había normalizado y se apartó del frente de Jinwoo. Mientras tanto, este último inspeccionaba los alrededores sólo para suspirar en estado de shock.

'¡¿Cómo es posible?!'

Lo que de repente lo 'atacó' no fueron unas ráfagas de viento. No, lo que erróneamente pensó como vientos de tormenta era simplemente la horriblemente asquerosa y sin fondo energía mágica que poseía el gigante muerto.

Esa enorme cantidad de energía mágica arañó y arrastró todo lo que había en las cercanías mientras se movía completamente a otra parte.

‘Espera… ¿Jinho?’

Jinwoo miró rápidamente el lugar donde Jinho se había quedado.

Afortunadamente, gracias a Igris, Yoo Jinho no recibió ningún daño.

Jinwoo dejó escapar un suspiro de alivio. Después del suspiro.

Ahora que encontró más libertad de acción para buscar en sus alrededores, Jinwoo  rápidamente movió la cabeza en la dirección en la que esa vasta energía mágica había desaparecido.

“…”

Estaba en lo profundo de la Puerta.

Cada gota de la energía mágica que poseía el gigante muerto fue absorbida por la Puerta.

Era como si la misma Puerta se hubiera tragado esa energía mágica.

La membrana negra que había estado bloqueando la Puerta se había roto hace algún tiempo. Dentro de la Puerta, la Mazmorra era claramente visible.

* ¡¡Oo-Oh-!!

El aire ya se había calmado.

Jinwoo, que confiaba en que había experimentado todo tipo de dificultades, nunca había escuchado hablar de este extraño fenómeno.

‘Hay algo dentro’

Podía sentir la presión con sus sentidos.

Los ojos de Jinwoo que miraban la Mazmorra eran agudos.

Sin embargo, cualquier cosa que estuviera dentro, en el momento en que Jinwoo lo sintió de nuevo, su espalda se le erizo y se le puso la piel de gallina en todo el cuerpo.

* Ba-dump
* Ba-dump
* Ba-dump

Su corazón latía muchas veces más rápido de lo normal. Pero justo entonces…

“Hyung-nim…”

Yoo Jinho, quien se acercaba cuidadosamente paso a paso, se paró junto a Jinwoo y miró hacia la Puerta.

‘Podría ser peligroso’.

Jinwoo se volteó hacia Yoo Jinho y dijo en voz alta.

“Espérame aquí”.

“Sí hyung-nim”.

Yoo Jinho asintió. Quería seguirlo, pero le preocupaba que solo se convirtiera en una molestia.

Mientras Yoo Jinho esperaba afuera. Jinwoo, condujo a los Soldados Sombra a través de la Puerta, entrando en la Mazmorra.

‘Bien.’

Después de cruzar varias Mazmorras de primera clase, Jinwoo pensó que se había acostumbrado a la palabra “grande”.

Sin embargo, cambió de opinión después de entrar en esta mazmorra.

‘… Es muy grande’

Sin embargo, aunque era muy grande, no había ningún sonido dentro de la mazmorra y estaba algo oscura.

En la oscuridad, los ojos de Jinwoo brillaron.

Entonces, Jinwoo, sin dudarlo, fue directo al final de la mazmorra.

Detrás de Jinwoo, los soldados que se recuperaron en perfecto estado después de la feroz batalla continuaron sin hacer ruido.

‘¿Cuánto tiempo hemos caminado ya?’

Al pensar en eso, el ritmo de Jinwoo se detuvo.

Ber, que caminaba detrás de Jinwoo, detuvo a todo el ejército.

Ber, quien vino de la raza de las hormigas que siempre trabajaron en grupos por su convivencia, era bueno al dirigir ejércitos de gran escala.

De repente, todos los Soldados Sombra se detuvieron.

Después de mirar a los soldados, Ber estaba detrás de Jinwoo.

“Mi rey…”

“Shhhhhhhhh”

Jinwoo levantó su dedo índice.

Y continuó.

“¿Puedes escucharlo?”

Ber, quien se centró en el supuesto sonido por un momento, dijo.

“Sí, puedo oírlo”.

Ber también podía escucharlo.

Al final de la Mazmorra, allá… se podía escuchar una risa.

Era una risa que parecía no detenerse nunca.

Aunque Jinwoo y los demás no podían verse entre sí debido a la oscuridad dentro de la Mazmorra, su enfoque era el mismo de siempre.

Después, los Soldados Sombra se alinearon.

Sin embargo, la risa siguió y siguió:

“Con todo lo que ha pasado, ¿aún puede reírse?”

Jinwoo, por supuesto, reconoció que su oponente era eso que se estaba riendo como loco.

Sin embargo, el maná era increíblemente poderoso más allá de la oscuridad. La energía del enemigo, incluso siniestra, era más que el poder mágico de un gigante.

No era un rival fácil. Pero de repente…

Jinwoo lanzó todo su maná.

* ¡¡Woo Woong-!!

Las olas se extendieron alrededor de Jinwoo. Pero sin embargo.

“Ja, ja, jajaja, jaja”.

El oponente todavía no dejó de reír. La lengua en la boca de Jinwoo también se movió.

‘¿Acaso no eres un tipo interesante?’

Jinwoo se rió y entró en la habitación del jefe.

Jinwoo caminó hacia la dirección de la voz sin dudarlo. Los Soldados Sombra también marcharon junto con Jinwoo en el frente.

* ¡¡Chuck, Chuck, Chuck, Chuck-!!

La aparición de muchos Soldados Sombra moviéndose en la oscuridad era suficiente para asustar al enemigo. Pero sin embargo…

“Ja, jajaja”.

Sin embargo, algo así no se aplicaba a cierto hombre, cuyo cuerpo entero estaba atado con cadenas, con la única excepción de su cabeza.

‘¿Está atado?’

No.

No esta simplemente atado.

Las cadenas negras conectadas a las paredes de las mazmorras no sólo envolvieron fuertemente a este hombre desconocido varias veces, algunas de ellas incluso perforadas directamente a través de su cuerpo, sino que los extremos emergentes aparentemente arraigaron dentro de su carne.

El hombre parecía desdichado hasta el punto de que si se tratara de un castigo, sería horrible pensar cuán grande debía ser el crimen para llegar allí.

Jinwoo frunció el ceño.

Por otro lado, el hombre sonrió brillantemente mientras miraba a Jinwoo como si fuera un amigo agradable.

“¡Qué coincidencia, eso es gracioso! Ustedes, los gobernantes detestables, miren quién vino a visitarme primero.”

Al escuchar, Jinwoo se detuvo en un lugar adecuado, no lejos ni cerca de él.

El hombre siguió hablando.

“Rompe estas cadenas que me atan, conozco los planes de los gobernantes, que los otros soberanos sepan la verdad…”

Sin embargo… las palabras del hombre fueron cortadas.

Los ojos del hombre, que hasta ahora estaban llenos de alegría, se calmaron al instante.

“…”

El hombre miró a Jinwoo en silencio.

Mientras el hombre miraba a Jinwoo, Jinwoo también miraba al hombre. En ese momento.

Jinwoo se dio cuenta de que el rostro del hombre era igual al del gigante que estaba frente a la puerta.

‘El hombre no es…’

Sin embargo, las olas de poder mágico (maná) diferían de los hombres normales así que Jinwoo concluyó que no era humano, sino una bestia mágica.

Pero…

‘¿Por qué está encadenado este monstruo en las profundidades de la mazmorra?’

Muchos tipos diferentes de bestias mágicas habían aparecido en los últimos 10 años, pero nunca había habido una bestia Mágica atada o pegada en una Mazmorra.

Sin embargo, si hay una pista, entonces sería la palabra “gobernantes” usada por el hombre.

“…”

“…”

Un ligero silencio se presentó.

Poco después, los labios del hombre se movieron.

“Tú… tú no eres el que yo sé.”

No sabía con quién lo estaba confundiendo este hombre, pero Jinwoo tampoco quería negarlo.

Después, Jinwoo preguntó.

“¿Los gobernantes o algo te hicieron esto?”

“Sí, ellos hicieron esto, conmigo, así que ahora tienen la ventaja para la próxima guerra”.

‘¿Guerra?’

Al escuchar eso, Jinwoo preguntó otra vez.

“¿Qué demonios son los gobernantes?”

“Viejos enemigos de nosotros, los soberanos”

Jinwoo estaba pensando en las palabras que el hombre dijo hace unos momentos.

‘Soberanos…’

‘La estatua del ángel también había hablado un poco acerca de los enemigos de los soberanos… aunque yo no lo entiendo mucho...’

Después, miro al hombre y le pregunto de nuevo.

“¿Es por eso que te pusieron así?”

“Sí”.

El hombre respondió con ojos tristes.

“Yo también soy un soberano.”

Luego, continuó su explicación con una voz seria.

“Tal vez tanto los soberanos como los gobernantes están detrás de ti, pero ahora no tienes el poder para enfrentarlos a todos, necesitarás poder para enfrentarlos”.

“¿Poder?”

El hombre asintió.

“Desbloquea mis sellos y te ayudaré”.

<< Nota: Los sellos son las cadenas que lo atan >>