Reciente

sábado, 5 de octubre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 169

Capítulo 169. Solo Leveling

En el lugar de conferencia de prensa donde era llevado acabo por Hunter Bureau de América.
Los Estados Unidos de América habían abierto la boca para hacer su declaración.

“Actualmente estamos reuniendo a los Cazadores en un solo lugar”.

¿Estaba América finalmente dando una mano para salvar a Japón?

Todos los reporteros se apresuraron a asistir a esta conferencia de prensa después de que Hunter Bureau anunció que aclararían su posición. Todos gritaron de júbilo ante este anuncio como si este asunto les preocupara personalmente.

Nadie vivo desearía que decenas de millones, no, cientos de millones de personas mueran de forma espantosa. Es por eso que estos reporteros estaban tan entusiasmados con este anuncio.

A medida que la atmósfera dentro del lugar de la conferencia de prensa se calentaba hasta un grado asombroso, el portavoz negó tristemente con la cabeza.

“Sin embargo, no es por el bien de Japón”.

¿Qué era esto?

Los reporteros reunidos comenzaron a intercambiar miradas mientras los murmullos en voz baja se hacían más fuertes. Parecía que nadie aquí presente había recibido información previa sobre esto, ya que todos estaban observando con cautela las reacciones de los demás en este momento.

El portavoz señaló la pantalla gigante detrás de él.

“…. ¡¡Ahh!!”

“Qué demonios…”

Las bocas de los reporteros fueron cerradas por la imagen que ahora se mostraba en esa pantalla.

La atmósfera caótica se enfrió en un instante y fue reemplazada por un silencio mortal en su lugar. Y luego, a medida que persistía este pesado silencio, a veces se escuchaban jadeos conmocionados.

Las imágenes preparadas de hecho tuvieron un gran impacto.

“Esta es la imagen de la Puerta descubierta hoy en el este de Maryland”.

El tamaño de la Puerta no era normal. Era más pequeña que la de Japón, pero aun así, su gran escala era extraordinariamente masiva.

El rango de una Puerta no siempre coincide con su tamaño. Pero, una Puerta con un tamaño enorme nunca llevaba a una mazmorra de rango bajo.

El portavoz continuó con su explicación.

“De acuerdo con la medida tomada por nuestro equipo de investigación, esta Puerta también de Rango S, es exactamente como la que apareció en Japón. Los principales Cazadores de esta nación centrarán todos sus esfuerzos en cerrar esta Puerta.”

Algunos reporteros cubrieron sus rostros, otros negaron con la cabeza sin poder hacer nada, algunos lanzaron suspiros de dolor para mostrar la desesperación que cada uno de ellos sentía en este momento.

Se había producido un evento sin precedentes en el que se habían generado dos Puertas de Rango S cerca de la otra.

Por supuesto, Estados Unidos de América no estaban preocupados en lo más mínimo. Ya era hora de que docenas de Cazadores de Rango S que había llegado desde todo el mundo dieran un paso adelante y se encargaran fácilmente de esta Puerta.

El problema era con Japón.

‘América no tiene mano de obra de repuesto para ayudar a Japón.’

Cuando esta horrible noticia finalmente llegó a Japón, el pueblo japonés que oraba desesperadamente por la ayuda de los estadounidenses gritó desesperado.

Japón estaba acabado.

Los monstruos de tipo gigante avanzaban hacia el sur, ya que destruyeron todo a su paso. Las personas que escapaban hacia el norte también se veían obligadas de forma lenta pero segura a subir a un acantilado.

En esta situación, Corea finalmente rompió su silencio sobre el asunto y también aclaró su posición.
Go Gun-hee se paró frente a los reporteros y habló.

“No nos involucraremos en los asuntos de Japón”.

***

Un día antes de la rueda de prensa.

Al igual que cualquier otro día, el amplio espacio de oficinas del Gremio Ahjin estaba ocupado solo por dos personas: Jinwoo y Yoo Jinho.

Los ojos de este último brillaban intensamente.

“¿Hyung-nim? Una Puerta de Rango B acaba de estar disponible. ¿Debería reservarla?”

“¿Está dentro de la jurisdicción del Gremio Hunters?”

“¿Perdón? Oh, sí, lo está, hyung-nim”.

“En ese caso, no lo hagas”.

“Oh… está bien, hyung-nim”.

Después de haber sacrificado a muchos de sus cazadores de élite, el Gremio Hunters estaría pasando por un momento realmente agitado. No se vería bien si el Gremio de Jinwoo se abalanzara para tomar ventaja de la situación y robara una Puerta bajo sus narices.

Yoo Jinho se rascó un lado de la cabeza antes de dirigirse a Jinwoo.

“¿Hyung-nim? ¿Qué has estado mirando tan atentamente de esa manera?”

Jinwoo apartó los ojos de la pantalla del ordenador y apoyó la espalda en la silla.

“Oye, Jinho”

“Sí, ¿hyung-nim?”

“¿Debería ir a Japón por un tiempo?”

“¿Perdón?”

La expresión de Yoo Jinho se endureció.

Por supuesto, él no había olvidado quién estaba diciendo esas palabras. Había visto las increíbles hazañas de su hyung-nim más cerca que nadie.

Sin embargo, el sentido común simplemente no se aplica a las Puertas de Rango S. Era imposible de medir, para empezar. ¿Acaso eso no implicaba que dichas Puertas estuvieran más allá del alcance de lo que se considera normal?

Justo como había un muro que no se podía escalar incluso entre los Cazadores de Rango S, nadie podía decir qué tipo de monstruos peligrosos saldrían de una Puerta que era imposible de medir.
Y esa era la razón por la que Yoo Jinho simplemente no podía pensar en las palabras de Jinwoo de ir a Japón, como si simplemente estuviera bromeando.

Bruscamente, su cabeza se movió hacia la pantalla de la computadora que estaba mirando Jinwoo.

‘Ah…’

Estaba lleno de las últimas noticias sobre Japón.

‘Hyung-nim está preocupado por ellos.’

A diferencia de Yoo Jinho, hyung-nim poseía poderes increíbles. Era bastante obvio que él también sufriría la angustia que conlleva la responsabilidad de su nivel de poder.

“Hyung-nim, espera.”

“¿Mm?”

Jinwoo solo rechazó ligeramente esa sugerencia, pero las reacciones de Yoo Jinho fueron bastante serias.

Yoo Jinho desocupó su lugar y extrajo apresuradamente un álbum de fotos del archivador antes de traerlo. Cuando abrió ese grueso libro, todo tipo de artículos de periódico fueron recortados de sus páginas.

‘¿Qué es esto…?’

Todos ellos fueron artículos relacionados con Jinwoo.

Desde el incidente de la Puerta Roja, de la cual los medios de comunicación aún no sabían que Jinwoo era parte, de la incursión en la Isla Jeju; cuando resolvió el problema del embotellamiento; e incluso cuando se ocupó de las extrañas estatuas de piedra junto al Gremio Hunters recientemente.
Jinwoo se quedó estupefacto ante esto y le preguntó a Yoo Jinho.

“¿Estabas recolectando todo esto?”

“Sí, hyung-nim”.

La cara de Yoo Jinho estaba ligeramente enrojecida.

“Está bien, está bien. Pero, ¿por qué me estás mostrando esto de repente?”

“¿Sabes cuál es el tema común entre estos artículos, hyung-nim?”

“¿Mmm…?”

‘… Sin duda, no está tratando de decir que estoy involucrado en todos estos incidentes.’

Poco después, Yoo Jinho habló con una voz más suave que el zumbido de un mosquito.

“Es que no estoy en ninguna parte en todos ellos, hyung-nim”.

Si no fuera por la alta Percepción de Jinwoo que refuerza su audición, no habría escuchado su voz.

“¡¿Qué?!”

Yoo Jinho levantó su cabeza que estaba inclinada y le miró directamente a los ojos.

“Hyung-nim. Si planeas ir a Japón, por favor llévame contigo”.

“…. ??”

Jinwoo estaba desconcertado aquí.

Esperaba que Yoo Jinho lo detuviera o lo animara cuando dijo que iría a Japón, pero nunca imaginó que el niño diría ‘¡Llévame contigo!’

Sin embargo, Yoo Jinho estaba siendo muy serio.

“Aunque es vergonzoso decir esto en voz alta, hyung-nim, eres mi orgullo. Eres la única cosa de la que puedo jactarme con orgullo ante otras personas, ¿sabes?”

“Pero tu…”

Jinwoo rápidamente cerró la boca.

Yoo Jinho se veía por fuera como si hubiera poseído el mundo. Sin embargo, según sus propias palabras, todos esos eran grilletes que solo lograron atormentarlo, y para él, no eran nada de lo cual estar orgulloso.

De todas formas esta era la decisión de Yoo Jinho quedarse con Jinwoo, y luego continuar desarrollando el Gremio Ahjin. Todo suyo, y de nadie más.

Jinwoo pudo entender más o menos de dónde venía Yoo Jinho cuando dijo que esta era su única fuente de orgullo.

“Por eso me gustaría estar allí donde estás, hyung-nim. Por favor, llévame contigo, hyung-nim”.

“Tú, no has olvidado a dónde quiero ir, ¿verdad?”

Incluso si Yoo Jinho fuera un niño ingenuo e inmaduro, seguramente habría escuchado sobre lo que estaba sucediendo en Japón.

Ese lugar era actualmente un verdadero infierno en la tierra. Los demonios llamados “gigantes” estaban juzgando a la humanidad de la manera más espantosa que se pueda imaginar.

Incluso entonces, Yoo Jinho asintió con la cabeza con una expresión determinada en su rostro.

“Mientras estés ileso, hyung-nim, estaré bien también. Si te lastimas de alguna manera… no quiero ni pensar en eso.”

Yoo Jinho miró hacia atrás con una fuerte luz de confianza ardiendo en sus ojos.

La sensación de obtener tanta confianza de alguien en ti, no podía considerarse malo en ningún sentido.

Jinwoo sintió este extraño calor haciéndole cosquillas en el pecho y felizmente alborotó el cabello de Yoo Jinho. Este estaba nervioso, pero él no retiró la cabeza.

“¡¿Hyung-nim?!”

“Solo bromeaba, ¿sabes? ¿Por qué quisiera ir contigo a Japón cuando las cosas están así?”

Jinwoo se levantó de su lugar.

“Está bien, eso es suficiente por hoy. Solo vamos a casa. De todos modos, trabajaste duro”.

“¿Uh? ¿Ya te vas a casa, hyung-nim?”

Jinwoo salió por  la puerta de la oficina mientras agitaba las manos. Yoo Jinho inclinó su cintura para despedirlo.

“¡Te veré mañana, hyung-nim!”

***

* Clunk

Jinwoo entró en su casa.

Un aroma delicioso a guiso le hizo cosquillas en la nariz. Se quedó en el lugar apreciando el aroma.

‘Esto es tan bueno.’

Una de las cosas maravillosas sobre la recuperación de su madre era que ahora tenía a alguien para darle la bienvenida en casa todos los días. El hogar oscuro y tranquilo del pasado ya no existía en su vida. Ya no.

“Hijo, ¿estás en casa?”

Escuchó la voz de su madre desde la cocina.

“Si mamá.”

Se quitó los zapatos y los ordenó cuidadosamente antes de entrar a la cocina. Su madre volteó la cabeza mirando hacia atrás y él le envió una sonrisa como saludo.

“Estoy en casa.”

“¿Comerás la cena?”

“Sí. ¿Dónde está Jinah?”

“Ella dice que no tiene apetito”.

La mano de Jinwoo se detuvo de repente antes de que terminara de sacar su silla.

“¿Incluso ahora?”

“No pudo dormir un poco la noche anterior. Solo se quedó dormida no hace mucho”.

“…”

Jinwoo ocultó su presencia y abrió cautelosamente la puerta de la habitación de su hermana.

“Mm… Mm…..”

Jinah estaba dando vueltas en su cama, luchando por caer en un sueño más profundo. Normalmente mantenía una apariencia tan brillante, pero parecía que aún no había superado su trauma mental.

‘Entonces nuevamente… Ella tuvo que pasar por tal experiencia, ¿no es así?’

Su ira hacia los monstruos se desbordaba cada vez que veía a su hermana luchar para dormir de esta manera.

¿Por qué esas cosas atormentaban sin cesar a la humanidad?

Fue entonces cuando Jinwoo recordó la vista de esos soldados alados vestidos de plateado que brotaban de las Puertas en el cielo para barrer a los monstruos. El ejército con su tamaño insondable, ardiendo con clara hostilidad contra la horda de monstruos. Si tal ejército existiera, entonces…

‘¿Son nuestros aliados?’

¿No había un viejo dicho que decía que el enemigo de mi enemigo es mi amigo?

Jinwoo examinó a su hermana dormida en silencio por un rato, antes de cerrar la puerta detrás de él.

“Gracias por la comida.”

Después de terminar su cena, Jinwoo se dirigió al gimnasio de la Asociación para hacer un poco de ejercicio. De hecho, resultó ser muy conveniente tener un Soldado Sombra estacionado dentro del gimnasio.

Sudar mucho era la mejor cura cuando la cabeza de uno se atascaba en pensamientos complicados. Y así, él quería sudar mucho por primera vez en tanto tiempo.

Jinwoo invocó a Ber.

Cuando comenzó a aflojar ligeramente su cuerpo, el antiguo rey hormiga se arrodilló cortésmente ante él y bajó la cabeza.

“Mi rey…”

Ber era el único soldado entre su Ejército de Sombras de Jinwoo que podía resistir sus ataques, al menos por un tiempo. Pero incluso él se estremeció grandemente después de sentir el alcance del cambio de Jinwoo y se estremeció.

“Ofrezco mis felicitaciones sin reservas, mi rey. Siento de usted una cantidad de poder mucho mayor que antes.”

Ber sintió que un escalofrío electrizante recorría su cuerpo después de sentir esa increíble cantidad de energía mágica que salía del ‘Corazón Negro’. Su cabeza, todavía mirando hacia el suelo, temblaba notablemente ahora.

Sin embargo, Jinwoo no convocó a su Soldado Sombra para alardear de su crecimiento. Le hizo un gesto a Ber para que se pusiera de pie.

“…. ??”

El antiguo rey hormiga inclinó su cabeza después de captar los ojos inquietos de Jinwoo, el cual sería la primera vez que había sentido algo así desde que se convirtió en parte del Ejército de Sombras.
Jinwoo habló en voz baja.

“Atácame con todo lo que tengas”.

“Mi rey. ¿Cómo me podría atreverme…”

“Está bien. Solo quiero derramar un poco de sudor por un rato. Y tú sabes que nadie más, además de ti, puede hacer eso”.

“Yo… estoy verdaderamente honrado…”

Sintiéndose conmovido, Ber estaba a punto de arrodillarse de nuevo, pero luego, Jinwoo lo miró con un par de ojos muy agudos.

“Espera un momento. Sabes, tu vocabulario parece estar aumentando cada día. No has devorado a alguien más en algún lugar, ¿verdad?”

Los hombros de Ber se encogieron un poco, pero Jinwoo pronto dejó de lado el asunto. Apretó los puños y volvió a emitir su orden.

“Recuerda golpear con todo lo que tengas”.

“Si es la voluntad de mi Soberano, entonces la cumpliré…”

Ber levantó la cabeza mientras sus garras se alargaban.

“¡¡Kiiiieeehhk-!!”

Ber no tenía ninguna preocupación, ya que sabía que sus garras nunca tocarían a su Soberano. Jinwoo sonrió después de ver eso y asintió con la cabeza. Esto era lo que él quería, de todos modos.

“¡Kiiieehhk!”

Junto con el rugido atronador que sacudió el interior del gimnasio, Ber se abalanzó sobre su rey.

* ¡Boom!

Ber fue tirado al suelo y tumbado boca arriba.

“K-kiiieck…”

127 veces pelearon, 127 veces fue derrotado.

De hecho, a pesar de usó todo lo que tenía, falló en tocar incluso el cabello del cuerpo de su maestro. En los últimos días en que Ber no vio a su Rey, Jinwoo se había vuelto mucho más fuerte que nunca.

El despliegue de poder de hoy solo profundizó el nivel de respeto y lealtad que Ber mantenía hacia su Rey.

Mientras el antiguo rey hormiga permanecía tendido en el suelo sin poder moverse, Jinwoo se sentó a su lado. Había algunas hebras de sudor en su frente. Pero esto era lo más lejos que podía llevarlo.

Si se moviera más fuerte que esto, entonces este gimnasio habría sido demolido en poco tiempo.

Jinwoo permaneció sentado y miró a lo lejos.

Ber se sentó en silencio y se arrodilló antes de preguntarle.

“Mi Rey … ¿Hay algún problema que lo preocupa?”

“¿Me preocupa?”

“Una parte de nuestra conciencia y el Soberano están conectadas como uno solo. Los problemas del Rey se transmiten como dolor a nosotros”.

“…”

Pensar, que sería consolado por un Soldado Sombra. No solo eso, sino también de un tipo que originalmente era un insecto. Jinwoo no pudo evitar formar una sonrisa irónica.

Normalmente simplemente se reía y ponía el asunto a un lado, pero esta vez, las cosas eran un poco diferentes.

“Hay algo que quiero hacer, pero no estoy seguro de cómo debo hacer eso”.

Los eventos que ocurrían en Japón fueron, estrictamente hablando, los problemas de alguien más.

¿Quién sabría qué tipo de peligros se escondían y lo esperaban allí? Además, tampoco era como si pudiera resolver todos los incidentes que ocurrieran en el mundo.

Además, no hay que olvidar que también se tenía en cuenta la carga emocional entre la Asociación de Cazadores de Corea y su contraparte japonesa.

Todos estos pensamientos solo sirvieron para hacer el interior de su cabeza más complicado.

Fue entonces que, de repente, Ber levantó la cabeza.

“¡Mi Rey!”

Jinwoo miró a Ber con ojos sorprendidos. Esta fue la primera vez que este tipo expresó sus pensamientos con tanta fuerza desde que se convirtió en un Soldado Sombra.

“Nada debe convertirse en un obstáculo en el camino de mi rey”.

La voz de Ber, llena de convicción, lo hizo sonar más como un ayudante cercano que permaneció al lado de Jinwoo durante mucho tiempo, en lugar de ser un monstruo que se convirtió recientemente en un Soldado Sombra.

“Hacer lo que quiera hacer. Eso es lo que significa ser un rey”.

“Espera. Sigo diciéndote que no soy un rey”.

De hecho, la Clase que obtuvo por coincidencia a través del Sistema resultó ser el Soberano de las Sombras. Eso era todo.

Sin embargo, Ber negó enérgicamente la afirmación de Jinwoo.

“Eso es incorrecto, mi rey. Mi rey, usted tiene el poder de lograr cualquier cosa que desee.”

Los ojos de Jinwoo se sacudieron fuertemente.

* Ba-Thump.

Por alguna razón, su corazón comenzó a latir con bastante violencia.

“Usted es, sin duda, un Rey”.

‘Otra vez eso ser el Rey.’

Sin embargo…

Sin embargo, su corazón que comenzó a latir enérgicamente y no quería calmarse tan fácilmente.

‘Todo lo que deseo, es…’

Jinwoo desvió su mirada hacia la distancia, pero sus ojos brillaban con una luz fría ahora.

***

Al día siguiente.

Los Estados Unidos de América hizo su anuncio, y el presidente de la Asociación, Go Gun-hee, también aclaró la posición de la Asociación Coreana.

“No nos involucraremos en los asuntos de Japón”.

*Click* *Click* *Click* *Click* *Click* *Click*

Los flash de las cámaras explotaron incesantemente a su alrededor.

El Presidente de la Asociación procedió entonces a revelar a estos reporteros cada pequeño detalle sobre lo que intentaron hacer los cazadores japoneses en la Isla Jeju. Las pruebas que presentó no hicieron sino consolidar aún más la inescrutable verdad.

El vídeo de CCTV del presidente de la Asociación de Japón, Matsumoto Shigeo, gritándole descaradamente con todos sus pulmones a su contraparte coreana, incluso después de poner en marcha un plan tan cobarde, dejó a todos los reporteros en shock.

Y los reporteros japoneses, con la esperanza de que Corea del Sur viniera en su ayuda, solo pudieron ver las imágenes con absoluta devastación.

En poco tiempo, sus manos que sostenían las cámaras apuntaban hacia el suelo.

Hace solo un momento, los estadounidenses dijeron que no podían ayudar a Japón. En tal situación, las revelaciones explosivas de la Asociación de Cazadores de Corea no fueron diferentes de pasar una sentencia de muerte a los japoneses. Gruesas y ardientes lágrimas comenzaron a caer de los ojos de los periodistas japoneses.

“….. Esto es todo lo que quería decir”.

El presidente de la Asociación, Go Gun-hee, terminó de decir lo que vino a decir.

Normalmente, este sería el momento en el que innumerables preguntas comenzarían a inundarlo, pero ningún reportero aquí presente podría desvincular sus bocas de la desagradable sorpresa y el asombro de hacerlo.

El mal ambiente de la conferencia de prensa se transmitió en vivo al resto del país a través de varias cámaras de televisión. Sólo entonces los espectadores que lo observaban se dieron cuenta de por qué los coreanos habían mantenido su silencio sobre la crisis que se desarrollaba en Japón.

Pero entonces…

“Sin embargo…”

Go Gun-hee se veía como si se estuviera dando la vuelta para irse ya que la conferencia de prensa había llegado a su fin, pero luego siguió hablando.

“Esta es la decisión de la Asociación de Cazadores, y solo la nuestra. No evitaremos que los Cazadores individuales hagan lo que deseen hacer.”

¿De qué estaba hablando ahora?

*Ruido* *Ruido*

Al igual que los animales que despiertan perezosamente de su hibernación, los reporteros aún congelados en shock comenzaron a intercambiar miradas entre sí nuevamente.

“Hay una de esas personas. Hay un Cazador que desea ir a Japón y deshacerse de los monstruos gigantes”.

¿Quién podría ser?

¿Quién quería dirigirse a Japón bajo la situación actual solo?

La atmósfera de fondo del lugar de la conferencia de prensa de repente comenzó a hervir. Incluso los periodistas japoneses derramando lágrimas levantaron sus cámaras con sus manos temblorosas.

‘¡Por favor… por favor…!’

La única hebra de esperanza estaba ocupada martilleando en sus corazones ahora.

Uno de los reporteros coreanos levantó la mano. El presidente de la asociación señaló a este hombre. Tal vez temiendo que le fuera arrebatado su turno, rápidamente hizo la pregunta.

“¿Quién es este Cazador?”

La atención de todos los presentes en el lugar se dirigió a Go Gun-hee. Se tomó su tiempo, antes de mover sus labios lo más cerca posible del micrófono.

“Es el Cazador Sung Jinwoo.”

*Click* *Click* *Click* *Click* *Click* *Click*

Esa frase hizo que cientos de cámaras explotaran en una pared de destellos cegadores.