Reciente

martes, 1 de octubre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 167

Capítulo 167. Solo Leveling

“Realmente eras tú.”

El hombre que estaba sentado en el auto confirmó que la persona que se daba vuelta para verlo era Jinwoo, y salió del vehículo de inmediato. Al final resultó que, en realidad también era una cara bastante familiar para Jinwoo.

Diablos, él ni siquiera necesitaba buscar en sus recuerdos para recordar el nombre de este hombre. Porque este hombre apareció casi sin parar en los segmentos de las noticias financieras de Corea del Sur. Sin mencionar que también era “familiar” para Jinwoo en otro significado de la palabra.

“Soy Yoo Myunghan de Construcciones Yoojin. Es un placer conocerlo, Cazador Sung Jinwoo”

La espalda de Yoo Myunghan permaneció recta mientras bajaba ligeramente la cabeza.

No fue un saludo ni irrespetuoso ni falto de confianza. Su acción fue ordenada y disciplinada.

Jinwoo estaba sorprendido en su interior.

Debido a que no esperaba que un presidente de una gran corporación saludara a un extraño como él de una manera tan digna.

Ya que la otra parte se mostró tan digna y respetuosa, Jinwoo también devolvió un saludo digno.

“Soy Sung Jinwoo. También es un placer conocerlo”

Después de que terminaron sus breves presentaciones, Yoo Myunghan se enfocó en el tema.

“Me disculpo por venir a verte sin comunicación previa, pero si está bien, ¿podemos hablar en privado?”

Una pequeña sospecha pasó rozando por la mente de Jinwoo justo en ese momento.

‘Si él quiere verme…’

Hubiera sido más conveniente para el Presidente comunicarse con Jinwoo a través de su hijo en lugar de presentarse personalmente aquí. Sin embargo, ¿por qué Yoo Myunghan eligió venir hasta aquí a costa de su valioso tiempo?

Jinwoo se tragó las sospechas que se estaban formando en su mente y le preguntó otra cosa.

“¿En qué puedo ayudarle?”

Yoo Myunghan respondió con una cara de disculpa, dando a entender que no tenía más remedio que hacerlo de esta manera.

“Se trata de un tema que es difícil de discutir aquí”.

Ahora que Jinwoo echó un vistazo alrededor, pudo ver que, aunque nadie lo reconoció en su cómoda vestimenta deportiva con una capucha levantada, varias miradas curiosas se dirigieron rápidamente hacia el presidente Yoo Myunghan.

Había un buen número de transeúntes en la calle, por lo que no era posible hablar de algo importante en un lugar como este. Jinwoo entendió ese punto muy bien.

El único problema fue…

‘… No tengo ningún asunto importante que discutir con el presidente Yoo Myunghan.’

Ni siquiera podía adivinar nada hasta ahora.

Si realmente lo pensara realmente, entonces tal vez, ¿tendria que ver algo con el segundo hijo del Presidente y el Vice Maestro del Gremio Ahjin, Yoo Jinho?

Mientras que la respuesta de Jinwoo se retrasó, más y más personas comenzaron a mirar a Yoo Myunghan. Algunos incluso sacaron sus teléfonos inteligentes para tomar fotos también.

El presidente comenzó a sentirse un poco más urgido, a medida que más y más ojos se dirigían hacia él.

‘Si pierdo esta oportunidad, será más difícil conversar con él en el futuro.’

Tenía una muy buena razón para hablar con Jinwoo. Por lo tanto, se armó de valor y pidió este favor.

“Cazador Sung. Si no es demasiado problema, ¿Le gustaría acompañarme un momento? Prometo que nunca hablaré de un tema irrespetuoso”.

Jinwoo echó un vistazo hacia atrás primero.

Vio que Yoo Jinho estaba feliz, no ‘preocupado’. Parecía un tonto cuando el chico estaba rodeado por los niveles extremos de interés de los reporteros. Jinwoo se tragó apresuradamente su risa una vez más.

‘Parece que Jinho estará feliz por el resto del día, entonces.’

Dado que últimamente había estado monopolizando Puertas de alto rango gracias a la consideración de otros gremios importantes, pensó que ahora podría ser un buen momento para tomarse un descanso de las incursiones por un tiempo.

Jinwoo asintió con la cabeza.

“Vamos.”

“Gracias.”

El presidente Yoo Myunghan se inclinó ligeramente y, como si tratara a un super VIP, incluso abrió la puerta trasera del auto para Jinwoo.

“Por favor, entra.”

Jinwoo subió a bordo primero, y el Presidente realmente se dirigió al otro lado para entrar en los asientos de atrás junto a él. El auto era tan grande que incluso con dos hombres bien formados sentados en los asientos traseros, aún quedaba mucho espacio.

Sin embargo, antes de que el auto arrancara, Jinwoo preguntó primero.

“¿A dónde vamos?”

“No hemos decidido un destino. ¿Hay algún lugar al que le gustaría ir, Cazadir Sung Jinwoo…?”

Jinwoo negó con la cabeza e hizo que el presidente diera la señal a su chófer. Luego miró a su invitado.

“Conozco un lugar donde podemos conversar sin preocuparnos por las interrupciones de otras personas. Permítame llevarlo allí”.

Jinwoo se apoyó en el respaldo del asiento. Tal vez porque este era un coche realmente caro, la flexibilidad de los cojines era indescriptiblemente asombrosa.

El auto avanzó sin hacer ruido y eventualmente llegaron a su destino.

“Estamos aquí, cazador”.

El chofer se acercó para abrir la puerta del Presidente, pero Yoo Myunghan negó con la cabeza, lo que provocó que el primero se acercara a la puerta de Jinwoo. Luego la abrió para el jóven.

Jinwoo salió del vehículo y miró el alto rascacielos en el frente.

‘Entonces, aquí es donde podemos conversar sin preocuparnos por los demás, ¿este lu … ?’

Mientras Jinwoo permanecía allí sin palabras, un grupo de asistentes salió repentinamente del edificio para rodearlo e inclinaron sus cinturas 90 grados.

“¡Bienvenido de nuevo, señor!”

“¡Bienvenido de nuevo, señor!”

Jinwoo escuchó a estas seis personas gritar en completa armonía y solo pudo expresar su admiración interiormente. ¿Cuántas veces tuvieron que entrenar juntos para igualar el tiempo del otro de forma tan uniforme?

“Vamos a entrar, Cazador”.

El presidente Yoo Myunghan no mostró ni una pizca de aires y tomó la iniciativa, entrando directamente al edificio. Las palabras ‘Construcciones Yoojin’ eran claramente legibles en las ventanas cerca de la parte superior del techo del edificio.

‘……’

Pronto, Jinwoo siguió a Yoo Myunghan y entró al edificio. El presidente había estado esperando que el joven entrara y emparejó la velocidad de su caminar con Jinwoo.

“Por aquí.”


Los empleados dentro del edificio doblaron las espaldas inmediatamente después de detectar a su presidente.


Yoo Myunghan mantuvo un rostro inexpresivo, pero aún así no se olvidó de responder a todos los saludos que recibían con un simple asentimiento.

Un verdadero pez gordo. La atmósfera que Jinwoo sintió alguna vez del presidente de la Asociación de Cazadores, 
Go Gun-hee, también se podía sentir en el presidente Yoo.

Jinwoo lo siguió en silencio mientras obtenía una comprensión aproximada de la persona llamada Yoo Myunghan a través de las miradas de estos empleados que parecían confiar de todo corazón en él.

Mientras tanto, los empleados inclinando la cabeza ante Yoo Myunghan, naturalmente, se interesaron en Jinwoo quien caminaba junto a su jefe.

‘¿Quién es?’

‘¿Eh? ¿No es él…?’

‘¿Podría ser él…?’

La mandíbula de cada empleado cayó al piso después de que reconocieron al Cazador de Rango S, debido a que se había quitado la capucha al entrar al edificio.

El mejor cazador de la nación y el mejor hombre de negocios de la nación. Dos de esas personas habían ingresado a la sede de Construcciones Yoojin, ¿a quién no le sorprendería esta escena?

Los ojos de los empleados casi se cayeron de sus cuencas.

Los corazones de las empleadas comenzaron a palpitar inestablemente, mientras que los empleados masculinos asintieron con la cabeza en dirección a Jinwoo.

No sabían por qué el Cazador Sung Jinwoo estaba de pie junto a su Presidente. Sin embargo, cuando los dos hombres que podrían ser considerados los mejores en sus respectivos campos se mantuvieron erguidos uno al lado del otro, su considerable diferencia de edad ya no parecía importar, y esta deslumbrante imagen ahora se sentía perfecta a la vista del espectador.

Si fueras un hombre, entonces también desearías formar parte de esta increíble vista.

Y así, cuando esas miradas aduladoras cayeron sobre ellos, los dos hombres subieron a bordo del ascensor exclusivo para ejecutivos que los esperaba con las puertas abiertas. La compañía de los asistentes llegó hasta aquí.

Mientras las puertas se cerraban silenciosamente, solo Jinwoo y el presidente Yoo permanecían dentro del ascensor.

“…”

“…”

Cuando el presidente Yoo mantuvo la boca cerrada, Jinwoo siguió su ejemplo y no dijo nada. El ascensor no se detuvo y subió directamente a la planta superior, la oficina del Presidente.

* Ting.

El secretario Kim, la mano derecha del presidente Yu, estaba esperando su llegada al frente de la oficina. Asintió rápidamente con la cabeza a Jinwoo como saludo y se inclinó hacia su jefe.

“Mis disculpas, Presidente. Hay un invitado que ya lo está esperando dentro”.

“¿Un invitado?”

La expresión del presidente Yoo Myunghan se endureció.

“¿No te dije que no dejes entrar a nadie cuando no estoy en la oficina?”

El secretario Kim rara vez cometió errores, ya que algunas vez lo hizo. La razón por la que la expresión de Yoo Myunghan se había endurecido no era por la emoción de la ira, sino más bien por la sorpresa.

El secretario Kim formó una expresión de preocupación y dijo.

“Señor, ya he hablado con su invitado con respecto a sus deseos, pero él insistió tanto en que yo…”

“Hmmm”.

Yoo Myunghan solo necesitaba escuchar eso para descubrir de inmediato quién era el invitado. Sacudió la cabeza con impotencia y señaló hacia su oficina de presidente a Jinwoo.

“No hay nada de qué preocuparse, por lo que no tienes que prestar atención. Por favor, por aquí”.

* Wheeeiiing…

La puerta que conducía a la oficina del presidente se abrió.

Un señor mayor sentado en el sofá, pasando su tiempo hojeando un periódico, levantó la cabeza para mirarlos.

“Hyung-nim, ¿por qué fue tan difícil contactarte? Incluso cancelaste nuestra cita de hoy”.

El hombre que lucía una frente calva suave y reflexiva no era otro que el hermano menor de Yoo Myunghan, Yoo Seok-Ho.

Cuando se levantó para saludar a su hermano mayor con una cara brillante, Yoo Myunghan volvió a fruncir el ceño.

“¿No te dije que tengo un asunto importante que tratar hoy? Actualmente estoy ocupado, así que regresa más tarde”.

“¿Qué quieres decir? Hyung-nim, conozco tu agenda desde el principio, así que, ¿Qué cosa tan importante puedes tener…?”

Las palabras de Yoo Seok-Ho se detuvieron una vez que se encontró con la mirada de Jinwoo.

“¿¿¿UH uh uh???”

¿No parecía familiar el perfil de este joven, de alguna manera?

Otras personas habrían recordado los periódicos o imágenes de las transmisiones de las noticias de la televisión, pero lo primero que Yoo Seok-Ho recordó fue el perfil del SNS de su hija, Yoo Soohyun, en su lugar. Recordó haber visto una foto de dos jóvenes que parecían muy cercanos entre sí.

‘¿Es este realmente el Cazador Sung Jinwoo?’

Para confirmar la verdad, pasó el periódico en sus manos hasta la primera plana. Siguió parpadeando mientras comparaba la foto de la portada y la de la cara real de Jinwoo.

Esta situación era lo suficientemente extraña como para enojar un poco a Jinwoo, pero por alguna razón, no encontraba al tío medio calvo desconocido para nada detestable.

‘¿Es porque sus ojos se parecen mucho a los de Yoo Jinho?’

¿Podría Yoo Jinho verse como este tipo calvo en el futuro?

Yoo Seok-Ho no sabía que instantáneamente se había convertido en el anciano Yoo Jinho en la mente de Jinwoo. Ni siquiera le importó la mirada afilada que su hermano mayor le estaba dando y extendió su mano con una brillante sonrisa en su rostro.

“¡Cazador Sung Jinwoo!”

“Oh, hola.”

Jinwoo, sin saberlo, tomó la mano ofrecida y la estrechó.

Yoo Seok-Ho estrechó las manos con energía como si estuviera saludando a alguien que conoció después de pasar por muchos años de dificultades. Luego se presentó.

“Estoy seguro de que has escuchado mucho sobre mí, pero bueno, soy Yoo Seok-Ho, de Yu-il Pharmaceuticals”.

“…. ??”

¿Y dónde habría escuchado Jinwoo sobre este sujeto?

Aún así, no es genial actuar de forma descortés con alguien que te saluda tan felizmente, así que Jinwoo dijo algo adecuado.

“Ah, sí. Hola. Encantado de conocerte”.

Yoo Myunghan estaba preocupado mirando desde el costado, pero ahora estaba formando una expresión de sorpresa. Mientras tanto, la espalda de Yoo Seok-Ho se enderezó en orgullo como para presumir un poco, y saco su pecho un poco más.

‘¿Mira esto? Hyung-nim, los estándares de mi niña para los hombres están en este nivel.’

Yoo Seok-Ho había estado sintiendo un leve caso de un complejo de inferioridad por el hecho de que la hija de Yoo Myunghan era una genio en la música. Pero ahora, pensó que definitivamente podría recuperar su autoestima con este evento.

Porque, bueno, no habría tantos hombres tan asombrosos como este joven en toda Corea del Sur, después de todo.

“… Las conexiones de Seok-Ho son bastante profundas, ya veo”.

Yoo Myunghan planeaba levantar la voz ante su hermano pequeño una vez que Jinwoo se hubiera ido, pero ahora, después de ver que estos dos parecían “escucharse” el uno al otro, su ira se había desvanecido rápidamente y desapareció por completo.

Parecía que la conversación podría ser favorablemente por eso...

“Oh, Dios mío. ¿Dónde están mis modales?”

Yoo Seok-Ho finalmente soltó la mano de Jinwoo.

“Cierto, dijiste que ustedes dos tienen algo que discutir, ¿no? Parece que aquí es donde me retiro, así que por favor, discúlpenme.”

Sonrió satisfecho y se dio la vuelta para salir de la oficina, pero se detuvo junto a Jinwoo.

“Ah, y por cierto, ¿Cazador Sung?”

“Ah, ¿si?”

“Por favor, visitarme a mi casa si tienes algo de tiempo en el futuro cercano. ¡Te esperaré con impaciencia!”

“….. ??”

¿Visitarle?

¿Él esperaba con ansias?

“¡Huhuhuhuht!”

El bondadoso sujeto calvo dijo algunas cosas misteriosas y salió de la oficina como si una brisa refrescante hubiese pasado por allí.

A pesar de que su voz alta y su brillante expresión aseguraban que era desagradable, ese sujeto aún se presentaba como un extraño dilema para Jinwoo.

Se quedó allí inclinando un poco la cabeza, y el presidente Yoo Myunghan le preguntó con cautela.

“¿Tu relación con mi hermano menor es…?”

Dado que el sujeto en cuestión ya no estaba cerca, ¿había alguna razón para retenerse?

La respuesta de Jinwoo fue bastante sencilla.

“Es la primera vez que lo veo.”

Su respuesta hizo que la expresión de Yoo Myunghan se endureciera instantáneamente.

‘Yoo Seok-Ho, tonto…’

Tal como sospechaba. Desafortunadamente, habia un importante invitado presente aquí. Como correspondía su apodo de ‘Pokerface’, Yoo Myunghan inmediatamente ocultó sus emociones y sugirió que tomaran asiento.

“Por favor toma asiento.”

Yoo Myunghan se estableció en el lado opuesto a Jinwoo. El secretario Kim entró a la oficina con un excelente cronograma y le preguntó al Presidente

“Señor, ¿le gustaría un poco de té?”

“Estoy bien, así que por favor pregúntale al Cazador Sung”.

“También estoy bien, gracias.”

Jinwoo negó con la cabeza.

Yoo Myunghan se dirigió a Kim con un grave tono de voz.

“Deseo hablar en privado con el Cazador Sung aquí, así que puedes retirarte por un tiempo.”

“Entendido, señor”.

El secretario Kim salió de la oficina y se paró frente a la puerta para vigilar. Había recibido las órdenes de hacerlo antes.

De aquí en adelante, nadie podría entrar a la oficina, incluso si fuera el Presidente de la nación quien viniera a visitar. Así era la importancia del asunto de hoy.

“…”

“…”

Al igual como en el ascensor, otro momento de silencio fluyó entre Jinwoo y Yoo Myunghan. Sin embargo, hubo una cierta diferencia en el peso del silencio esta vez.

Yoo Myunghan necesitaba un momento para reflexionar. Esta no iba a ser una conversación despreocupada para ponerse al día con las cosas del pasado o algo así.

Por eso el presidente Yoo Myunghan solo pudo abrir la boca después de un tiempo.

“Cazador Sung”.

Jinwoo había estado esperando pacientemente hasta entonces y respondió con calma también.

“¿Si?”

Yoo Myunghan sacó un cheque de su bolsillo interior, emitido bajo su nombre por un banco que a menudo tenía tratos con Construcciones Yoojin.

Sin embargo, este cheque fue algo diferente de uno normal.

Donde debería haber letras numéricas que denotaran el valor del dinero representado por esta hoja de papel, no se encontró ninguna.

“Toma.”

Él empujó este cheque hacia adelante.

Jinwoo miró este cheque en blanco por un momento antes de volver a levantar la cabeza.

Yoo Myunghan continuó con alguna dificultad.

“No soy un tonto arrogante que piensa que puede comprar cualquier cosa con dinero. Especialmente aún más, cuando trato con un Cazador de Rango S como tú”.

Su boca se estaba secando aún más.

Comparado con cuando enterró a su padre y heredó la corporación, cuando estaba a punto de dar su primer discurso frente a decenas de miles de sus empleados, incluso cuando estaba rodeado de cientos de reporteros y tuvo que sufrir innobles insultos a su nombre: este momento lo hizo temblar más que cualquiera de esos momentos en el pasado.

Pero, era obvio por qué. La importancia de este asunto superó grandemente esos momentos en su pasado, después de todo.

Porque, su deseo de vivir, de ver el futuro de la compañía se levantó sacrificando toda su juventud, y luego, la codicia de un padre que desea ver el crecimiento de sus descendientes por un poco más de tiempo, todo esto estaban colgando en la balanza en este momento.

“Es por eso que… lo apreciaría enormemente si consideras esto como nada más que un pequeño gesto de mi sinceridad”.

Los ojos del presidente Yoo ardían en una luz determinada.

Jinwoo ahora podría adivinar la razón por la que eligió este lugar para mantener esta conversación. Las cosas que se discutirán a partir de ahora no se podrían filtrar fuera de estas paredes, por eso.

‘No se trata de que me una a su Gremio o algo así.’

Por eso el Presidente había elegido su propio territorio para poder controlar el 100% a menos que se produjera algún tipo de desastre natural.

Jinwoo siempre había sido rápido en adaptarse.

Es por eso que simplemente hizo esta pregunta.

“Presidente. ¿Qué es lo que desea comprar de mí?”