Reciente

sábado, 19 de octubre de 2019

Second Life Ranker - Capítulo 22

Capítulo 22. Trato (3)

Al caer la noche, el grupo de Yeon-woo se preparó para acampar afuera.

Cuando estaba en el Área Interior, Yeon-woo sólo tomaba siestas cortas de vez en cuando debido a que no podía distinguir la noche del día. Pero ahora que podía, no tenía que seguir haciéndolo. Lo más importante, Kahn había sugerido la idea para mantenerse en forma.

"Los monstruos con los que nos enfrentaremos son bastante duros. Tenemos que estar totalmente preparados".

Yeon-woo asintió de acuerdo.

Aunque Yeon-woo fingía ignorancia, sabía lo que Kahn y Doyle estaban buscando. Hargan, el Rey de los Hombres Lagartos. Como uno de los monstruos de la Sección E, Hargan era lo suficientemente poderoso como para aplastar fácilmente a los jugadores normales. El dúo, Kahn y Doyle, no podían garantizar si le ganarían o no. Y el problema aún mayor era que,

'Él no está solo'.

Había dos Reyes de los Hombres Lagartos en total. Un hombre y una mujer. La única razón por la que el nombre de esta pieza oculta era la 'Guarida de Hargan' se debía a que llevaba el nombre del macho. Sin embargo, la verdadera dueña era la hembra que residía en el interior de la guarida, no el macho. Si alguien se siente aliviado después de cazar sólo al macho, se encontrará en serios problemas.

'El que tiene la Corona de Hargan es también la hembra Reina de los Hombres Lagartos. Estos dos ya deben haberse dado cuenta'.

Para hacerse con la corona, tenía que haber al menos un jugador a cargo de cada uno, hombre y mujer, Reyes de los Hombres Lagartos. Incluso si Kahn arriesgaba su propia vida, solo podía manejar uno de ellos a la vez, así que debió necesitar a alguien que se encargara del otro.

Doyle, cuya fuerza física era relativamente débil, sólo podía asumir el papel de apoderarse de la corona mientras la indignación de los monstruos se centraba en otra persona. Por eso los tres tenían que estar en su mejor condición antes de poner un pie en la Guarida de Hargan.

Kahn y Doyle, quizás porque tenían mucha experiencia durmiendo afuera, rápidamente se prepararon para acampar. Doyle, en particular, le mostró a Yeon-woo una escena muy fascinante cuando encendió la hoguera. Usando su entomopathy, convocó a algún tipo de insectos y los puso en fila encima de la leña. De repente, los bichos estallaron en llamas, creando un espectacular despliegue de chispas.

˂˂ Nota: Entomopathy - La palabra no tiene traducción al español. Hace referencia a la capacidad de comunicarse telepáticamente con los insectos y controlarlos. ˃˃

"Impresionante".

Doyle sonrió tímidamente en respuesta a la corta exclamación de Yeon-woo.

"Se llaman chinches. Cuando se enfrentan a sus enemigos naturales, se encienden en el fuego y queman al enemigo junto con ellos. La Torre está llena de insectos maravillosos".

Mientras asentía con la cabeza, Yeon-woo miró los restos de las chinches que lentamente se desvanecían en las llamas.

Todavía hay tantas cosas en La Torre que ni siquiera Jeong-woo sabía.

No todo sobre La Torre fue registrado en el diario. Yeon-woo seguro que necesitaría explorar esas cosas que no fueron registradas.

Mientras la hoguera ardía con fuerza, se pusieron cómodos en sus respectivos sacos de dormir. Después de decidir turnarse para vigilar durante la noche, se durmieron uno por uno.


* * *


Yeon-woo fue el primero en mantener la vigilancia nocturna. No había ninguna razón en particular para ello. Fue sólo porque había ganado en piedra, papel y tijera.

*Crackle*

Yeon-woo miró tranquilamente a la leña en llamas, y abrió una de sus manos. Cinco perlas azules rodaban sobre su palma. Eran Tokens.

Junto con la que tenía originalmente, ahora tengo seis Tokens.

Yeon-woo no sólo caminó durante el viaje a la Guarida de Hargan. Había estado buscando los Tokens escondidos y escasamente colocados por todo el bosque. En la grieta de una roca, junto a un arroyo, en un árbol, en un nido de aves, y así sucesivamente.

Pero no eran muy difíciles de encontrar.

'Nunca me hubiera imaginado que mis sentidos fortalecidos pudieran captar la posición de los Tokens'.

Los Tokens eran algo especiales. Era como si contuvieran algún tipo de poder especial, la sensación que tenía al percibirlos era diferente a la de otros objetos que estaban por todas partes.

'Necesito recolectar tantos Tokens como sea posible. A medida que la cantidad de Tokens que recojo aumenta, también lo hará el Karma que obtengo. Especialmente a partir de los 100 Tokens, habrá un aumento drástico, así que tengo que mantenerme concentrado'.

Por supuesto, su búsqueda de Tokens se llevó a cabo en secreto. No había necesidad de que Kahn y Doyle lo supieran.

Los dos incluso mostraban signos de remordimiento, diciendo que Yeon-woo no pudo encontrar ningún Token debido a que estaba ocupado ayudándolos con su incursión. Doyle fue mucho más lejos e incluso planteó la idea de ofrecerle Tokens como compensación.

Lo dijeran en serio o no, Yeon-woo pensó que debían ser muy buenos chicos, teniendo en cuenta el hecho de que estaban en un lugar donde prevalecía el egoísmo.

'Por cierto...'

Yeon-woo lanzó los cinco Tokens a su boca y levantó la cabeza para ver la luna.

Demostrando que este lugar era diferente de la Tierra, una luna grande y una pequeña colgaban en lo alto del cielo nocturno.

'¿Ya he recorrido todo el camino hasta aquí? El tiempo pasa rápido'.

Se sentía un poco incómodo al poder disfrutar de la brisa nocturna a gusto. Yeon-woo se preguntó si era porque había estado pasando por las secciones sin descanso.

Para él, tener este tipo de tiempo de tranquilidad era como una clavija cuadrada en un agujero redondo. No había descansado bien desde que entró en el tutorial. Había estado rodando por el suelo, apuñalando monstruos y corriendo por todo el lugar. El único sueño que había tenido eran siestas rápidas para recuperarse de la fatiga.

˂˂ Nota: Clavija cuadrada en un agujero redondo- Hace referencia a intentar encajar algo inútilmente ˃˃

Pero cuando se sentó y miró hacia atrás, se dio cuenta de la intensidad con la que había cumplido con su plan. Se sintió como si hubiera entrado en el tutorial justo ayer y ahora que se estaba relajando, se sentía un poco cansado. Aunque no estaba físicamente cansado, la fatiga mental parecía haberse acumulado considerablemente.

Sin embargo, trató de no bajar la guardia. Sus sentidos estaban escudriñando implacablemente el área con gran detalle. Descartó todos los pensamientos que le distraían.

*Susurro*

Observó el sereno cielo nocturno y disfrutó de la brisa nocturna. Esto por sí solo parecía aliviar su fatiga mental y la presión que había estado acumulando hasta ahora.

'Esto me recuerda al cielo de África'.

Yeon-woo recordó a sus camaradas y al comandante que ya estaría trabajando duro en su lugar. Se sintió un poco apenado cuando pensó en el comandante que lo había cuidado como un padre.

'A Jeong-woo le habría encantado este tipo de atmósfera silenciosa'.

Entonces Yeon-woo cambió su mirada hacia Kahn y Doyle. Aparentemente, estaban tan cansados que se durmieron tan pronto como acostaron la cabeza.

"Qué dúo tan interesante".

A Yeon-woo le pareció que Kahn y Doyle eran muy diferentes de otros jugadores comunes. Sus rostros siempre estaban radiantes de alegría. Al mismo tiempo, se comportaron con confianza.

Estos dos tenían un tipo de 'espíritu libre' del que carecían otros jugadores. Se ocuparon de estas situaciones como si ya estuvieran demasiado familiarizados con ellas.

'¿De dónde diablos salieron ustedes?'

De camino al pantano, Yeon-woo pudo finalmente comprobar sus habilidades. Kahn reveló ocasionalmente un atisbo de su excelente destreza con la espada. Era poderoso, agudo y feroz. Parecía encontrar un equilibrio entre la magnificencia y la practicidad. Ese nivel de destreza con la espada nunca podría alcanzarse en tan solo unos días. Yeon-woo estaba seguro de que había pasado por muchas experiencias y entrenamiento. Aunque era hablador y tonto por fuera, no debió tener una infancia normal.

También Doyle. Siempre tenía los ojos apagados y soñolientos, pero a veces mostraba una mirada aguda. Y cuando lo hizo, mostró un juicio preciso y una perspicacia crítica. Si Kahn era un luchador que se dedicaba principalmente al combate cuerpo a cuerpo, Doyle era más bien un pensador que se quedaba en la línea de fondo y tomaba las decisiones.

En particular, la habilidad entomopática de Doyle podría parecer débil cuando la usa para uso práctico, pero su verdadero poder brilló intensamente cuando la usó contra monstruos.

Los bichos que controlaba eran muy pequeños. ¿Y si se metieran en los orificios como la nariz, las orejas y la boca? ¿Y si excavaran en las pieles, mordisquearan los vasos sanguíneos y rompieran los músculos? Así que los monstruos evitaron instintivamente chocar contra Doyle y eligieron correr hacia Kahn en su lugar. Cada vez que eso ocurría, Kahn se enfadaba con los monstruos del rebaño y aún así terminaban siendo arrasados.

El trabajo en equipo que el dúo mostró, era como el de dos ruedas dentadas que encajaban a la perfección, nada menos que impresionante. No parecía que hubieran aprendido o practicado de antemano, pero habían desarrollado cierto tipo de conexión que instintivamente les decía cuál sería el siguiente curso de acción del otro. Esto debe ser el resultado de trabajar juntos no sólo un día o dos, sino al menos durante cinco o diez años. Ni siquiera hermanos de verdad estarían en perfecta sincronía como ellos.

'¿Cuál es su relación? Estoy seguro de que no son hermanos'.

No sabía cómo los expertos como ellos, que también parecían tener un origen privilegiado, estaban tan cerca uno del otro, y por qué tenían que hacer las cosas más difíciles para ellos mismos.

Pero había una cosa segura.

'Se ven muy bien juntos''.

Los dos estaban tan dispuestos a confiar el uno en el otro con sus propias vidas. Esta relación nunca podría ocurrir sin la confianza mutua.

Yeon-woo estaba un poco celoso de la relación entre los dos. Por supuesto, no era como si quisiera conocerlos en detalle, o unirse a su relación.

Con sólo mirar a estos dos, Yeon-woo no pudo evitar ver el reflejo de una persona que conocía.

"...."

Yeon-woo pensó que se estaba volviendo innecesariamente sentimental a medida que pasaba la noche.

Estaba tratando de deshacerse de todos los pensamientos ociosos de su cabeza. No podía creer que tuviera tantos pensamientos mezclados.

Pero para su sorpresa,

'¿Es por esta pequeña pausa que me tomé?'

Su mente estaba ahora más clara que nunca. Como el cielo después de una lluvia fuerte.

Cuando volvió a abrir los ojos cerrados, éstos se llenaron de una determinación de alma entera.

Entonces, de repente, Kahn crujió y se despertó de su sueño. Sus ojos mostrados a través de su cabello salvaje aún se veían muy soñolientos. Incluso dio un gran bostezo.

"¿Por qué te levantaste? Todavía tienes tiempo antes de tu turno."

"¿Cómo puedo dormir si hay tanto ruido por aquí?"

Una pequeña risa salió de la boca de Yeon-woo.

Contrariamente a lo que dijo Kahn, sus alrededores eran demasiado tranquilos. Como si alguien hubiera silenciado intencionadamente todo el sonido. El grito de los bichos, el silbido del viento. No se escuchaba ningún sonido.

Kahn se frotó sus dormidos ojos y se llevó la mano a la vaina que había dejado cerca de su cabeza.

Aún así, todo estaba demasiado tranquilo.

Antes de que se diera cuenta, Doyle también se había levantado con un bostezo. Puso un ligero ceño fruncido sobre su delicado rostro, mirando molesto a las cosas que perturbaban su sueño.

"¡Haaam! ¿Cuánto tiempo ibas a dejar que estén ahí?"

"Iba a deshacerme de ellos cuando se acercaran. Siento no haberlo manejado antes, porque parece que sus ruidos despertaron a ambos".

Doyle respondió a Yeon-woo con una sonrisa en la cara.

"Está bien. Me estaba poniendo rígido porque no he movido mi cuerpo últimamente. ¿Podría hacer algo de ejercicio?".

Al mismo tiempo, Doyle se dio la vuelta para mirar a Kahn.

"Hyung. Me estaba preguntando lo mismo".

"¿Sí?"

"¿Crees que sabían que estabas aquí?"

"¿Eso importa?"

Kahn lentamente sacó su espada de la vaina mientras sus ojos brillaban fríamente.

"Lo que importa es que son enemigos que nos apuntan con sus espadas".

Tan pronto como Kahn terminó sus palabras,

*Pat*

Su sombra desapareció de repente.

*Spurt*

"¡Aaaaak!"

Con el sonido de la sangre salpicando, un grito desesperado salió del arbusto.

"¡Maldita sea! ¿Cómo se dieron cuenta de que estábamos aquí?"

"¡Dispérsense! ¡Es más peligroso si nos amontonamos!"

Pronto, se agitaron los arbustos y varios jugadores salieron de ellos, todos ocupados moviéndose en diferentes direcciones.

Inicialmente planeaban acercarse lo más cerca posible y saltar sobre sus objetivos de una sola vez. Pero una vez que fueron capturados, ya no había ninguna ventaja en hacer una emboscada. Más bien, era más peligroso para ellos si estaban agrupados. Actualmente se enfrentaban nada menos que a la Espada de Sangre y a la Cola de Zorro. No había ninguna posibilidad de ganar si luchaban directamente contra ellos.

Kahn salió corriendo y blandió su espada, como si no tuviera la más mínima intención de dejarlos escapar. Con cada cuchillada, la sangre salpicaba la hierba y un cuerpo caía al suelo.

Doyle también hizo un gran gesto en el aire.

*Buzz*

El bosque era el hogar de muchos insectos y moscas. Se formaron varios enjambres de insectos en algunos lugares y cada uno de ellos corrió hacia los jugadores más cercanos.

"¡Maldita sea! ¡Malditos insectos!"

"¡Uahhhh! ¡Quítense!"

Mientras miles de bichos se aferraban a su piel, blandían sus espadas tratando de sacudirlos. Pero los bichos seguían escarbando más profundamente en su piel y se daban un festín con su carne.

Gritos dolorosos resonaban por todo el bosque.

Aunque Kahn y Doyle habían estado matando enemigos a un ritmo inhumano, todavía había numerosos jugadores escondidos en los arbustos.

*Suspiro*

Doyle escuchó un sonido sordo de pasos sigilosos por detrás. Parecía que querían atacar desde el punto ciego.

Con la cara un poco irritada, Doyle estaba a punto de enviarles bichos, pero.

"¿Hmm?"

Cuando se dio cuenta de adónde iban, se quedó tan sorprendido que le salió una pequeña sonrisa de la boca.

Se dirigían hacia Yeon-woo.

Podrían haber atacado a Yeon-woo porque, a diferencia de ellos, su nombre no era bien conocido. Tal vez pensaron que Yeon-woo era algún tipo de porteador.

Pero sea cual sea el caso.

¿Podrían haber estado esperando esto?

El lugar al que se dirigen ahora.

'Esos idiotas. De todas las decisiones que pudieron haber tomado, aún así se las arreglaron para elegir la peor'.

Es en realidad la boca de la muerte.