Reciente

martes, 1 de octubre de 2019

City of Sin - Capítulo 1204

Libro 8 – Capítulo 67. La Iglesia Aparece



El miedo había superado el odio y los celos en el corazón de Steven. Entendía claramente lo que significaba el hoyo en el que se encontraba actualmente; Richard podría aplastarlos a todos con pura fuerza. Richard ni siquiera necesitaría un hechizo instantáneo para matarlo.

Se desarrolló así una situación extraña. Los Archerons seguían masacrando a los Solams en el frente, pero el núcleo del ejército Solam estaba completamente en silencio. Nadie se atrevió a hacer ningún movimiento precipitado, dejando que Richard se quedara ahí pensando. Aparte de Steven, la mayoría de los otros generales también estaban en el rango de Richard; temerosos de un ataque, cesaron de comandar por completo y dejaron que las tropas se sumieran en un mayor caos.

“Ríndete,” Richard finalmente regresó del viaje en sus recuerdos, su única palabra provocando un suspiro de alivio de la mayoría de los generales.

Todas las miradas se centraron en Steven, pero el brujo pareció encontrar algo de coraje de la nada cuando preguntó furiosamente, “¿Y si digo que no?”

Richard se rió, “Entonces todos morirán. No estoy seguro si alguien aquí confía en sobrevivir a un Decreto de la Muerte.”

Los generales palidecieron. El Decreto de la Muerte ya era un hechizo de grado 9, y lanzado por un legendario mago nadie podría escapar. Steven mismo tragó saliva por el miedo, “Yo… me rindo.”

“Mm. No se preocupen, ustedes dos pueden irse. Solo díganle a Solam que envíe el rescate rápidamente; una ofrenda de primer nivel y liberaré a sus guerreros y generales. Tiene tres días, pero puede enviar a alguien más si sigue estando demasiado herido para entonces.”

Steven estaba conmocionado. ¿Demasiado herido? ¡Eso significaba que Richard había peleado con su padre y había ganado!

La batalla terminó así rápidamente con los soldados de Steven sufriendo algunas bajas menores antes de rendirse. Richard notó que Minnie luchaba por decirle algo, pero finalmente miró a Steven y se quedó callada. No le importaba especialmente, centrándose en los otros dos ejércitos que Solam tenía cerca, pero poco después sus exploradores informaron que ya estaban demasiado lejos. Los otros duques aún no estaban lo suficientemente cerca como para que una incursión tuviera sentido, y una vez que recibieran noticias sobre este ataque nunca se acercarían.

Todos los ejércitos concentrados en el Marquesado de Brahms renunciaron a la ofensiva, pero para Richard esto no representaba nada. Después de todo, el Imperio Árbol Sagrado había reconocido claramente la gravedad de la situación y no ayudaría a Brahms en su estúpida decisión de iniciar una disputa a muerte. Esto fue lo que le permitió matar a los parientes de Brahms sin problemas, encerrando al marqués en sus propios terrenos y apoderándose de la tierra y el cielo.

……

Cuando Richard dirigió a sus tropas de vuelta a Ciudad del Ocaso, añadió 70.000 prisioneros de guerra a los 80.000 existentes. Esto valía un enorme rescate; incluso a 20 de oro por soldado, esto equivaldría al valor del lote de oro divino.

Steven y Minnie habían sido soltados; estos dos antiguos rivales estaban ahora tan por debajo suyo que ni siquiera los consideraba prisioneros de alta prioridad. De hecho, esperaba que el estúpido brujo siguiera desperdiciando el potencial del ejército de Solam, pero no creía que eso fuera particularmente posible después de un fracaso tan rotundo.

Una vez de vuelta en el castillo, Richard continuó su entrenamiento básico mientras admiraba la armadura en el estudio, a la espera de una nueva batalla. La batalla tampoco tardó mucho en presentarse— pasaron tres días hasta que recibió la noticia de que Santo Thomas estaba conduciendo a 50.000 paladines a la guerra y estaba a menos de 50 kilómetros del territorio de Brahms. Los ejércitos privados de tres duques que se habían retirado se unieron al suyo, llevando al ejército a una fuerza total de 300.000 hombres.

Con este ejército acumulando más hombres cada día, incluso Richard no podía ignorar la diferencia en número. Reunió a sus tropas, planeando enfrentar al nuevo oponente directamente. Justo antes de partir, ejecutó a dos de los tíos de Brahms que eran condes antes de colgarlos en las puertas delanteras del Castillo Alas de Dragón. El estudio y el dormitorio del Marqués fueron destrozados por completo, pero aun así se negó a rendirse.

……

Richard finalmente se encontró con el ejército de Thomas en un valle al extremo norte del Marquesado de Brahms. 300.000 soldados parecían cubrir toda la zona, con los paladines y caballeros sagrados en el centro. La armadura blanca, las cintas rojas y las capas se veían extremadamente imponentes cuando se alinearon.

En comparación, las 30.000 tropas que Richard tenía detrás suyo fueron superadas en número, pero no en clase. Sus auras combinadas estaban empujando contra el ejército divino que tenían ante ellos, negándose a ceder un ápice.

Una vez que los dos ejércitos estuvieron en posición, Richard y Thomas se adelantaron para reunirse en el medio del campo de batalla. Había algunos obispos vestidos de rojo detrás del hombre, incluyendo un cardenal, pero Richard solo tenía a Senma.

La edad había dejado huellas profundas en la cara de Thomas, cada arruga mostraba un poco de historia. El paladín tenía actualmente más de 300 años, habiendo vivido durante seis emperadores y nueve sumos pontífices diferentes. Sin embargo, su expresión era resuelta y su mirada determinada, como si nada pudiera afectar su juicio.

“Richard Archeron, detén tu invasión y retírate del Marquesado de Brahms inmediatamente. ¡Esta es tu última oportunidad, o destruiré el Castillo Blackrose!”

Richard estaba un poco sorprendido. El tono de Thomas era excesivamente amenazante y arrogante, grosero incluso para un señor normal. Era obvio que el hombre no tenía planes de arreglar las cosas pacíficamente.

Al no escuchar una respuesta, Santo Thomas gritó, “¿Por qué, quieres desafiar a la familia real y a la Iglesia? Si no fuera por tu colusión con los herejes, ¿crees que tendrías la oportunidad de retirarte? ¡Lárgate ahora, o lo consideraré una ofensa a nuestra excelencia!”

<< Nota: Colusión – Acción de coludir o pactar contra un tercero. >>

Richard sonrió en este punto, pero el paladín continuó, “Deja atrás a tus caballeros rúnicos como garantía. Una vez que pagues satisfactoriamente a la Iglesia, te los devolveremos.”

“¿Oh? ¿Esta condición viene de la Iglesia de la Gloria, o de ti?”

“¡No necesitas saber eso!”

Cuando la sed de sangre cubrió el rostro de Thomas, Richard se calmó, “Esto hace una gran diferencia, ya sabes. Si esta condición viene de usted, le sugiero que la retire ahora mismo. No tienes la autoridad ni la capacidad para representar a tu iglesia.”

“¿No tengo la capacidad? Entonces te lo haré saber, mi decisión es la decisión de la Iglesia. Ahora, toma tu decisión; deja a tus caballeros rúnicos y vete, o te ayudaré a irte.”

La expresión de Richard cambió repentinamente, una sonrisa encantadora apareció en su rostro cuando una voz melódica cubrió el campo de batalla, “Santo Thomas, tu decisión ciertamente no representa a la Iglesia.”