Reciente

martes, 1 de octubre de 2019

City of Sin - Capítulo 1194

Libro 8 – Capítulo 57. El Precio De Una Línea De Sangre




En comparación a cuando Richard solo tenía diez mil soldados y debía usarlos para la batalla, Nyris tenía la constante producción de zánganos de la madre cría ayudándola enormemente. El Plano Forestal necesitaba mano de obra en lugar de capacidad de batalla en este momento, y el avatar de nivel 8 había maximizado su producción de unidades de combate que ya estaba potenciada por la abundante energía vital en este plano. Su habilidad para producir unidades de combate estándar había alcanzado al cuerpo principal, dándole a Nyris decenas de miles de zánganos para que comandara como quisiera.

La mayor desventaja de los zánganos de la madre cría era que su falta de alma los hacía especialmente vulnerables a la voluntad del bosque. Fuera del propio avatar, ni siquiera sus caballeros de nivel 12 podían moverse libremente. Eran una enorme ventaja dentro del control del Árbol del Mundo Dorado, pero fuera de eso, Nyris tenía que depender de sus soldados regulares.

Reflexionando sobre esto, Richard se volvió un poco solemne y le advirtió, “Ten cuidado, la Tribu Hoja de Jade todavía tiene un legendario druida.”

“Hmph, solo tengo miedo de que no se muestre,” resopló. Después de haber pasado años en el Plano Forestal, se las arregló para estabilizarse en el reino santo y también se coordinó adecuadamente con los veinte caballeros rúnicos que la seguían. La mitad de su equipamiento era legendario, mientras que el resto era sub-legendario, y siempre llevaba una hoja especial del Árbol del Mundo Dorado que podía absorber un tercio de la mayoría de los ataques de la naturaleza.

Con todos estos impulsos, ella ciertamente tenía la confianza para luchar contra un legendario druida. Por otro lado, Jadering y Wildrage, el druida y cazador que constituían el pilar de la resistencia en el Plano Forestal, no podían permitirse el lujo de asumir el riesgo. Aunque no tuvieran miedo de perder, un empate sería un duro golpe para su reputación, destruyendo la moral de los elfos.

Según el informe de Nyris, la situación en el Plano Forestal era muy estable y los elfos no habían aparecido en mucho tiempo. El problema era la escala; el bosque era demasiado grande y los elfos huían constantemente. Era casi imposible encontrarlos a menos que quisieran mostrarse. Con los árboles de la vida habiendo escapado, no había tribus en un radio de mil kilómetros.

“¿Hay algo que necesites para ayudar a acelerar las cosas?” Preguntó Richard.

“Hmm…. ¡Tú unicornio! 30 caballeros rúnicos más también sería bueno,” respondió Nyris.

“¿Qué? ¿Planeas atacar?” Richard estaba sorprendido. El unicornio podría crear un santuario en movimiento que luchara contra la voluntad del bosque, manteniendo al ejército de zánganos eficaz en la batalla.

Ella sonrió astutamente, “No necesariamente, puedo usarlo para crear un camino, también.”

“Hmm… Dame dos días, te visitaré.”

“¿Finalmente arrancarás de raíz ese árbol del mundo?” Se rió entre dientes.

“Je, ojalá. Aún no creo que pueda encontrarlo. Pero esta vez no llevaré mucha gente, solo un puñado. El ejército estará a la espera en caso de que logremos encontrar algo.”

Nyris asintió vigorosamente y se fue como el viento. Richard solo pudo relajarse cuando ella se fue, dando un suspiro de alivio cuando comenzó a sudar por sus poros. No importa si es hombre o mujer, esta realeza se sentía como si estuviera a punto de abalanzarse sobre él en cualquier momento.

……

Richard dedicó algún tiempo a tareas más urgentes antes de entrar en la habitación de Coco, mirando a la joven que estaba observando en silencio el hermoso territorio de Azan antes de sentarse a su lado, “¿Cómo te sientes?”

Coco se giró para mirarlo y se tocó el vientre, con una carita pálida que sonreía de alegría, “Ahora puedo sentir al bebé. Me deja cansada, pero estoy bien.”

“Uf… No te muevas, déjame ver bien.” Los ojos de Richard brillaron cuando su visión atravesó su cuerpo, pero no vio ningún feto en su interior. En cambio, lo que vio parecía el núcleo de un demonio rodeado por una capa de carne, pulsando con un ritmo regular.

Esta revelación lo sorprendió un poco. La mayoría de los niños Archeron tenían pequeñas muestras de su línea de sangre demoníaca en su interior, pero se necesitó una manifestación extremadamente pura para que apareciera un núcleo. Con un núcleo formado incluso antes de nacer, este niño tendría al menos el mismo talento que Goliat o Sauron, si no mayor. No esperaba que un niño con Coco tuviera tanto talento; con el cuidado adecuado, incluso podría llegar al reino legendario.

Sin embargo, al retirar el Campo de la Verdad, su mirada hacia Coco era mucho más complicada que cualquier otra cosa. Las poderosas líneas de sangre tenían un precio. Incluso los señores demonios crecieron a partir de núcleos pequeños, pero esos núcleos absorbieron una enorme cantidad de energía que ninguna madre común podría proporcionar. Coco, que todavía era una ilusionista de nivel 4, definitivamente no tenía la fuerza dentro de su propio cuerpo para soportar este crecimiento. Ella ya estaba pálida, y él podía darse cuenta de que su fuerza vital se estaba agotando incluso con un núcleo no más grande que una uña. Ella moriría en el próximo mes.

La dama misma claramente no tenía idea de esto, siendo el orgullo la emoción dominante en su rostro, “Su Excelencia, finalmente he cumplido con mi deber como su pareja.”

Sí…. Sí que lo has hecho,” forzó una sonrisa, pero al ver su cara se puso de pie y empezó a caminar por la habitación, “Coco… Necesitas saber esto, tener este bebé no será fácil. Cuídate y sigue las recomendaciones del mayordomo; los sacerdotes no pueden ayudarte ni a ti ni al bebé, así que no habrá oportunidad de salvarte si algo sucede. No te preocupes por tu familia a partir de ahora, enviaré personas para que se encarguen de ellos.”

Dudó antes de continuar, “Sabes que la familia está en una situación complicada, hay mucha gente a la que no le gustaría ver nacer a mi hijo. No tengo mucho tiempo para estar en Norland, así que debes tener cuidado y no confiar en la gente tan fácilmente. Si pasa algo, busca al mayordomo; mientras tanto, enviaré a buscar algunos caballeros para que te protejan.”

“Gracias, Su Excelencia,” se levantó y se inclinó en gratitud, sabiendo que a Richard nunca antes le había importado tanto su seguridad.

“Muy bien, descansa un poco. Tengo que irme.”



Una vez que salió de la habitación de Coco, Richard frunció el ceño y se dirigió a su estudio. Activando los mapas de sus diversos planos, los miró en silencio. Las pociones normales serían inútiles en Coco, y la mayoría de los tipos de divinidad matarían al niño desprotegido. Incluso una bendición del tiempo del Dragón Eterno no sería de ayuda; esas bendiciones servían para congelar la fuerza vital de uno durante una cierta cantidad de tiempo en vez de aumentarla directamente.

De las opciones que tenía ahora mismo, el mejor método para aumentar la vitalidad de Coco sería un fruto de la vida. Sin embargo, el Árbol del Mundo Dorado aún era demasiado joven para dar frutos y el árbol de la vida que se había rendido ante él solo tenía un fruto que ayudaría solamente por un año. Incluso con las diferentes escalas de tiempo, tomaría más de un año para que apareciera el siguiente fruto.

Ni siquiera él podría obtener de la nada diez frutos de la vida. Quizás podría encontrar uno o dos árboles, pero diez sería casi imposible. Mientras miraba el mapa del Plano Forestal, su mirada se volvió fría y pensó en otra idea; los frutos de la vida podrían no ser lo suficientemente buenos, pero había otra parte de estos árboles que era: sus corazones.

Mientras lograra atrapar rápidamente un árbol de la vida, podría cortarlo por su corazón y garantizar la seguridad de su hijo. Sin embargo, la voluntad del bosque seguía siendo bastante fuerte y Nyris no podía moverse libremente. Tendría que hacer esto solo.