Reciente

martes, 1 de octubre de 2019

City of Sin - Capítulo 1192

Libro 8 – Capítulo 55. Quienes Se Quedaron Atrás



“¿Señor de Piedra? ¿Qué es eso?” Preguntó Praton confundido.

“…. Nada.”

Sharon agitó la cabeza y se calmó, pero cualquiera podía darse cuenta de que el señor de piedra no era algo trivial. Como hombre astuto, Praton borró inmediatamente los rastros de la molestia y forzó una sonrisa, “Entonces, ¿estarías dispuesta a explorar el plano conmigo?”

Para su sorpresa, Sharon solo acarició su vientre mientras murmuraba para sí misma, sin darle una respuesta. Él levantó sus cejas y reunió toda su determinación, “¡Si estás dispuesta a ir conmigo, te daré el 60% de todo el botín y también te daré la primera elección!

Estas condiciones fueron bastante sorprendentes para Sharon y finalmente la hizo asentir. Estaba claro que el señor de piedra era el blanco de su atención; sus ojos todavía no habían dejado la figura de la pequeña criatura que parecía ser una especie de elemental de tierra.

Praton emitió un largo suspiro, “Entonces haz tus preparativos, podemos irnos en tres días.”

“¿Tanto tiempo? No es necesario, vámonos esta noche.”

El viejo mago sonrió de alegría, aceptando inmediatamente. Sharon era conocida por ser una persona voluble, y no quería arriesgarse a que cambiara de opinión. Al caer la noche, dos rayos de luz salieron del Deepblue hacia el vacío sin fin.

……

En otro lugar del vacío, en el centro de la tremenda tormenta de energía, un viejo mago vestido con túnicas grises miraba desde su balcón al milenario Castillo de Soremburgo. Este castillo era mucho más antiguo que cualquier historia de Norland registrada; incluso pocos Eruditos sabían que el propio Soremburgo solo había encontrado el lugar, no lo había construido. La clave para su estabilidad en el vacío era una antigua formación de hechizos en el fondo, pero ninguno de los Eruditos extremadamente talentosos de cada generación había conseguido desentrañar sus secretos.

Ante la tormenta de energía a su alrededor, todo supuesto poder era simplemente una broma. La arquitectura y longevidad de este antiguo castillo era impresionante, lo que provocó que el viejo suspirara suavemente antes de seguir hojeando las páginas del libro que tenía delante. En la página a la que pasó estaba la imagen de un elemental de tierra con aspecto de elfo, etiquetado como un señor de piedra.

El viejo mago leyó cuidadosamente la descripción que ya había sido grabada en su memoria, riéndose entre dientes mientras murmuraba para sí mismo, “Ah, Sharon… Si realmente eres lo que yo creo, esto debería sacudir tu memoria. ¿Serás capaz de resistir la tentación de tu comida favorita? ¿La comida que te llevará a tu próxima evolución?”

De repente se quedó callado cuando unos pasos urgentes sonaron desde el balcón, cerrando su libro y mirando a una hermosa joven que se le acercaba. La joven que parecía tener catorce o quince años tenía un pergamino mágico que colocó sobre la mesa, “Mi Señor, esta noticia acaba de llegar del espejo.”

El viejo mago recogió el pergamino y leyó la información cuidadosamente, solo dejándolo unos minutos después, “Lo hiciste bien; ser tú quien recibió esta noticia es una forma de destino. Qué te parece esto— Dirígete con el Gran Erudito Rhodey; si puedes pasar su prueba, él te tomará bajo su ala.”

“¿El Gran Erudito?” La aprendiz se mareó de alegría, “Yo… ¡Lo entiendo! ¡No te defraudaré!”

La joven inmediatamente se marchó corriendo. Mientras la miraba partir, el viejo mago suspiró pesadamente, “El destino…”

Sin embargo, la chica regresó repentinamente, una pizca de inquietud en su tono, “Mi Señor, acabo de recordar. El Gran Erudito dejó el castillo esta mañana, y solo regresará en un mes.”

“¿Rhodey no está?” Un rastro de emoción apareció en la cara del viejo, “No puede ser… Este destino…”

Suspiró y señaló hacia arriba, formando un elaborado círculo de teletransportación en el suelo, “Ya que Rhodey no se encuentra, permíteme completar tu prueba yo mismo. Encontrará su tarea en el otro extremo de este portal, y serás admitida una vez que regreses. ¡Ven, chica valiente, aférrate a tu destino!”

La joven se sonrojó de emoción, agitando con fuerza su cabeza para estabilizarse antes de correr hacia el portal. La luz destelló y su figura desapareció en un instante, reapareciendo a solo diez kilómetros de distancia.

Al ver una vista completa del castillo frente a ella, los ojos de la chica se abrieron abruptamente con incredulidad. Sin la protección de las defensas del castillo, una ola de energía pasajera la convirtió en cenizas antes de que incluso tuviera la oportunidad de gritar. El señor interino del castillo suspiró profundamente, unas cuantas arrugas más parecieron añadirse a su cara cuando se levantó y se dirigió hacia la sala de reuniones.

……

“Ah, todos están presentes,” asintió el señor interino, “Comencemos.”

“¿No faltan dos?” Preguntó confundida una de las figuras holográficas. Era raro que los Eruditos faltaran a las reuniones de emergencia, especialmente dos al mismo tiempo.

El viejo mago aclaró, “El Gran Erudito Rhodey acaba de comenzar su viaje hacia el Remolino Sin Fin; no puede asistir. En cuanto al otro, el Ascético ahora también está indispuesto. Esta es también la razón por la que los he reunido a todos aquí.”

Todas las imágenes holográficas se quedaron en silencio, permitiendo que el señor interino del castillo continuara, “El respetado Erudito cayó en una trampa despreciable. La madre cría de Faelor ha completado el proyecto para recuperar su alma, pero también ha descubierto nuestros propios mecanismos en el proceso. Usó esto como cebo para tratar de obtener control sobre el Erudito, pero ese proceso falló y destruyó su alma en el proceso.”

El viejo hizo una pausa, permitiendo que todos digirieran la noticia, “El venerable Ascético renunció a su última oportunidad de escapar, usando toda su energía restante para enviar una advertencia que acabo de recibir.”

“¿Se ha cortado el hilo del destino?” Preguntó inmediatamente una imagen.

“Suspiro. Ha sido cortado, pero Rhodey no estaba aquí para hacerlo perfectamente.”

Después de un incómodo momento de silencio, las voces comenzaron a discutir el asunto en cuestión.

“El Ascético era uno de nuestros tres más fuertes cuando se trata del alma; si él también cayó, no tenemos ninguna posibilidad en una guerra espiritual.”

“Esta es una madre cría que ha despertado su nombre verdadero y puede eliminar cualquier peligro oculto. No pasará mucho tiempo antes de que siga el rastro del destino hasta nosotros.”

“Tenemos que pensar en otra manera.”

El señor interino levantó una mano para silenciar la sala, “Está claro que una madre cría sin ningún defecto en su alma no puede ser controlada.”

Una figura alta y delgada tarareó en un acuerdo desdeñoso, “La madre cría es una fuerza peligrosa; solo estaremos a salvo si está bajo nuestro control. Tal poder no puede estar en manos de nadie más, especialmente de Richard.”

“¿Qué hay de Sharon?” Le preguntó una bestia, “Ella también es muy problemática.”

“Rhodey ha ido a ocuparse de eso,” dijo el señor interino, “Ella no será un problema por mucho tiempo.”

La bestia se estremeció con inquietud, “El Remolino Sin Fin oculta…”

“Sí, es la guarida de la bestia del caos primordial, el enemigo natural de todas las razas antiguas.”

Una imagen preguntó en voz baja, “¿Debemos recurrir a esto? El caos primordial es enemigo de toda vida y orden; trae destrucción a donde quiera que vaya y devuelve los planos al vacío.”

Al escuchar estas palabras, la figura bestial pareció volverse aún más inquieta y se convirtió en una bola. Sin embargo, el señor interino mantuvo la calma, “¿Qué más podemos hacer? ¿Estarías dispuesto a tratar de tomar esta tarea por ti mismo?”

La voz resopló. Estaba claramente enojado por la sugerencia, pero tampoco estaba dispuesto a luchar contra Sharon.

Una indescriptible sensación de opresión llenó la sala de reuniones, y sin nada más que discutir las figuras holográficas comenzó a irse. Evidentemente, la bestia del caos primordial no era un tema que traía alegría.