Reciente

martes, 1 de octubre de 2019

City of Sin - Capítulo 1143

Libro 8 – Capítulo 6. Secreto De Las Líneas De Sangre



Todos en el teatro dejaron de respirar al darse cuenta de que Auro había perdido un brazo, la espada legendaria que lo había acompañado a través de innumerables batallas, ahora convertida en algo inútil. De un solo golpe, Richard había herido gravemente a un santo celeste con un poder aplastante, y estaba claro que podría haber acabado con la vida de Auro si lo hubiera deseado. ¿Qué llamas podrían tener tal capacidad destructiva?

Muchos también habían sentido el aura oscura y desolada en el aire desde el momento en que estallaron las llamas azules, un sentimiento de pura destrucción al final de todo. El propio Auro permaneció congelado en el aire, tomándose un momento para procesar lo que acababa de ocurrir. Fue solo después de escuchar los jadeos de abajo que bajó la mirada y gritó, “¡MI BRAZO! ¡MI BRAZO!”

Las llamas azules sobre la espada de Lyndoch finalmente también se extinguieron, pero la cuchilla era ahora un tercio más corta que antes. Richard exclamó cuando la devolvió, “Lástima. Era una buena espada. Te compensaré por ello.”

Lyndoch sonrió, envainando el arma mientras agitaba la cabeza, “El ver ese ataque compensa con creces esta espada. Simplemente no pudo contener tu fuerza.”

En ese momento, Auro se había calmado, aferrándose al trozo cauterizado de su hombro mientras exclamaba fríamente, “¡Tú… te has convertido en un enemigo mortal del Maestro Fazelok! Pronto aprenderás las consecuencias de ofender a un futuro santo maestro de runas; ¿quién eres?”

Richard se recostó en la cómoda silla, “¿Por qué crees que te dejé con vida? Ve, dile a Fazelok que lo has convertido en enemigo de Richard Archeron.”

Todos en el teatro enloquecieron de inmediato, levantándose y empujando para ver cómo era Richard. Aparte de unos pocos selectos, la mayoría de los nobles presentes nunca antes habían visto a Richard, y con su juventud tampoco había muchos retratos circulando. Fuera de la Alianza Sagrada, era en realidad una figura misteriosa con todo tipo de secretos, el santo maestro de runas más joven que había cambiado las tornas durante los momentos de mayor debilidad de los Archerons. También era un dios de la guerra insuperable, el estudiante favorito y amante de la legendaria maga Sharon. También era el ladrón que había ido a Klandor y robado a su princesa…. Solo las hazañas a la vista del público fueron más que suficientes para discutir durante un mes entero.

Sin embargo, el Imperio Milenario realmente estuvo a la altura de su nombre. La conmoción se calmó en cuestión de minutos, todos los nobles centrándose nuevamente en la subasta. Auro se había ido en medio de la confusión, sabiendo que quedarse solo lo convertiría en una burla más grande de lo que ya era. Ya había pagado un precio enorme por su estupidez; incluso si lograra regenerar el brazo que había sido quemado hasta las cenizas, estaría desbalanceado del resto de su cuerpo. La espada legendaria también forjó la mayor parte de su riqueza. Aunque Richard no lo había matado, no había mucha diferencia.

Antes de marcharse. Auro miró a Richard y grabó su apariencia en su memoria. Sabía lo importante que era el corazón del señor del valle para Fazelok, y sabía perfectamente que el magnífico maestro de runas no toleraría obstáculos en su camino. No habría acuerdos.

La subasta continuó, el flujo constante de productos de alta calidad dejando a todos entusiasmados. Habiendo sido colocado en la sección media, el corazón ciertamente no era el objeto más valioso en juego. Fueron solo los deseos de un magnífico maestro de runas experimentado y de un nuevo santo maestro de runas, lo que hizo que el precio se elevara tanto.

Al final, Richard había gastado dos ofrendas más de primer nivel para comprar las quinientas unidades de cristales divinos y el valor de otra ofrenda de primer nivel en numerosos materiales preciosos. Esta subasta había acabado con todos sus ahorros, incluso dejándolo endeudado por dos ofrendas de primer nivel. Sin embargo, eso fue solo un año de trabajo para un santo maestro de runas; él incluso podría hacerlo en menos de la mitad del tiempo.

Auro tenía razón en una cosa: en términos de riqueza, casi nadie podía compararse con los maestros de runas.

……

Una vez terminada la subasta, Richard abandonó el teatro en compañía de Lyndoch. Muchos nobles utilizaron al Conde para tratar de acercarse a él— después de todo, era famoso por su habilidad para hacer diseños personalizados— pero cortésmente los cortó y se dirigió de nuevo a la posada.

Muchas de las potencias presentes se quedaron con otras preguntas en mente. Si bien hubo rumores sobre la fuerza de Richard en el pasado, pensaron que eran exagerados. Todos los maestros de runas eran magos— eso era de sentido común— y que Richard fuera un legendario mago tampoco era tan impactante. No era extraño que un mago fuera capaz de luchar de cerca, pero Richard había demostrado un nivel de habilidad pura con ese ataque que era típicamente el dominio de los legendarios guerreros.

Al día siguiente, noticias sorprendentes se extendieron por todo el Lago Esmeralda. Richard Archeron, uno de los cuatro santos maestros de runas de Norland, que había anunciado recientemente su secesión de la Alianza Sagrada, llegó a la subasta decenal y exhibió su asombrosa riqueza al gastar seis ofrendas de primer nivel. Había eclipsado a uno de los ayudantes más cercanos de Fazelok, incluso cortándole el brazo de un solo golpe cuando se había vuelto demasiado agresivo por su propio bien.

<< Nota: Secesión – Separación de una parte del pueblo o del territorio de un país para formar un estado independiente o unirse a otro estado. >>

No mucho después, se difundieron noticias aún más emocionantes en un pequeño círculo. El maestro tasador imperial en la subasta creía que las llamas azules que Richard había exhibido eran muy similares a las llamas de la Estrella de la Destrucción, e incluso podían provenir de la misma fuente. Esto fue aún más sorprendente.

……

Tumen era uno de los cuatro príncipes del Imperio Milenario, una vez famoso en toda la tierra, pero ahora se había vuelto mucho más gordo y estaba comenzando a perder el cabello. Parecía casi un comerciante normal en vez de un político poderoso que controlaba una buena parte de Norland en sus palmas, pero sus ojos brillantes ocasionalmente resplandecían con un destello de confianza que traicionaba sus capacidades.

El Príncipe escuchó las noticias durante el informe del desayuno, y una vez que se enteró, dejó sorprendido sus cubiertos y comenzó a reflexionar cuidadosamente sobre la situación. Un rato después, miró a uno de sus ayudantes, “Llama a Lyndoch y al Maestro Yeondu, los estaré esperando en la sala de estar.”

La sala en la que se reunieron tenía claramente el estilo de los elfos, la mayoría de los muebles crecían de forma natural en el lugar. El Príncipe Tumen se apoyó contra una silla reclinable hecha de enredaderas entrelazadas y cerró los ojos, escuchando mientras Lyndoch y Yeondu explicaban todo lo que sabían y haciendo sus propias preguntas.

Una hora entera después, se enderezó y miró a los dos mientras suspiraba, “Entonces es probable que Richard pueda controlar las llamas de la Estrella de la Destrucción. Esto no debería provenir de las runas, así que tiene que ser de línea de sangre. ¿Esa línea de sangre Archeron tiene realmente una gran habilidad?”


El Maestro Yeondu se sacudió la barba blanca con frustración, “Creo que sí. Eso también significa que la línea de sangre Archeron es una de las mejores de Norland, más allá incluso del Río Lunar Dorado de la Señorita Macy y destructores de rayos de la Alianza Sagrada.”

Las cejas de Tumen estaban recortadas extremadamente delgadas, pero todavía se podía ver cómo se unían. El Príncipe no dijo nada, pero Lyndoch finalmente habló, “Basado en nuestra información actual, la verdadera edad de Richard es alrededor de los 25 años. Han pasado nueve años desde que cumplió la mayoría de edad, pero aún no ha tenido un hijo. Eso podría ser una prueba más en sí mismo.”

El Príncipe sonrió pensativo, “Interesante, una antigua línea de sangre que esconde tanta fuerza. Por lo que sé, los Archerons apenas se les puede considerar entre las clases superiores del abismo.”

“Pero también solo conocemos menos de una décima parte de los niveles superiores,” Yeondu negó con la cabeza, “No muchos pueden alcanzar sus profundidades, y simplemente no hay manera de obtener la información fácilmente. Los Archerons en los niveles superficiales podrían ser una rama distante, y Richard podría estar despertando la fuente.”

Lyndoch añadió, “También tenemos que recordar a su padre. Gaton tenía un poder mucho más allá de su nivel, y estoy empezando a creer un rumor interesante que había descartado hace mucho tiempo. Se dice que Gaton fue inicialmente un mago, pero se convirtió en un guerrero después de alcanzar la mayoría de edad.

“Afortunadamente, nunca alcanzó la cima de su fuerza y murió a manos de los tontos de la Alianza. Imagina tener que lidiar con dos de esos monstruos.”

Tumen asintió, “Entonces podría ser una línea de sangre en la que valdría la pena invertir. Ayúdame a encontrar algunos Archerons con líneas de sangre densas, podemos probar qué clase de niños pueden desarrollarse.”

“¿Por qué no intentar convencer a Richard de que se una a nosotros?” Preguntó Yeondu.

El Príncipe sonrió, “Es un asunto del que debe preocuparse la Emperatriz. Si ella pierde interés en él o fracasa, no es nuestra responsabilidad. Por lo menos, aún no es nuestro momento.”

*¡Knock!* La voz del mayordomo sonó desde el otro lado de la puerta, “Su Alteza, la Señorita Macy escuchó que Richard está en el Lago Esmeralda y se ha ido para enfrentarlo. Por lo que parece, ella está planeando causar problemas; ¿deberíamos enviar gente para protegerla?”