Reciente

sábado, 7 de septiembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 160

Capítulo 160. Solo Leveling

*Ba-Thump.

Su corazón latía más fuerte en ese momento.

LEVÁNTENSE.’

La onda generada de esa palabra se extendió a una velocidad aterradora y levantó las sombras. El campo de batalla teñido con los colores de la sangre de los monstruos se agitaba y caía en ondas negras.

¡Uwaaaahhh-!

Los Soldados Sombra que saltaban del suelo rugían en lo que podrían haber sido fuertes vítores o gritos de horror. Luego dirigiron sus ojos ennegrecidos hacia sus enemigos.

Esos ojos no llevaban ni rastro de miedo hacia sus enemigos ahora.

Para los soldados plateados que supuestamente deben lidiar con este nuevo ejército, la escena ante ellos era digna de generar escalofríos en su columna vertebral. Lástima para ellos, los poderes del Soberano no se detuvieron allí.

[¡¡Wuoooohhhhh- !!]

El Soberano bramó pesadamente hacia los cielos. Ese poderoso rugido no atacó los tímpanos de los oyentes, sino que sacudió directamente sus corazones.

Corazones, piernas e incluso el suelo temblaban por su rugido.

La tierra comenzó a bramar en respuesta.

Jinwoo no necesitaba mucho tiempo para averiguar para qué era ese rugido. Porque… los Soldados Sombra levantaron sus armas en alto y rugieron a su lado también.

* ¡¡ WUUUOOOOHHH!!

Solo ese único rugido, y todos los Soldados Sombra se transformaron en seres completamente diferentes en un instante.

Desde este rincón de la tierra, hasta el otro lado, los monstruos muertos se reorganizaron instantáneamente en Soldados Sombra.

Jinwoo había estado observando silenciosamente este proceso mientras contenía la respiración. Un poderoso estremecimiento recorrió todo su cuerpo a causa de los rugidos combinados de los Soldados Sombra.

* ¡¡ Ba-thump !!

Su corazón latía con fuerza otra vez.

Si esta escena suponía demostrar el verdadero pináculo de la Clase Soberano de las Sombras, entonces, sin duda, lograría hacerle saber cuánto más tenía que caminar para llegar allí.

Finalmente, los soldados de los cielos dejaron de dudar y comenzaron a moverse nuevamente. Se reunieron en una gran masa y, como un gigantesco enjambre de abejas, descendieron sobre los soldados negros de abajo.

Sin embargo, los monstruos que renacieron como Soldados Sombra no cayeron tan fácilmente como antes.

Las armas colicionaron contra las armas.

Los soldados chocaron contra los soldados.

El ejército plateado y el ejército negro se enredaron en esta tierra expansiva.

Las explosiones sonaban constantemente, y el suelo temblaba de manera constante. La batalla que debería haber terminado como una masacre de un solo lado volvió a la guerra.

Solo la entrada de un solo individuo había cambiado todo. Ese era el despliegue de un poder verdaderamente impactante. Jinwoo no sabía por qué se le mostraba esta escena, pero sin embargo, se encontró incapaz de apartar los ojos de ella.

El violento y feroz choque continuó.

Un enfrentamiento desesperado y sangriento, incomparablemente más feroz y violento que la primera batalla, se desarrolló ante sus ojos.

Los monstruos no pudieron enfrentarse a un solo soldado del cielo mientras aún estaban vivos, pero después de convertirse en Soldados Sombra, ahora pudieron mantenerse firmes y no ser rechazados.

Pero, bueno, lo verdaderamente aterrador de estos Soldados Sombra no era su espíritu de lucha o su potencial de combate.

Los soldados del cielo hicieron retroceder a los Soldados Sombra con sus poderosos ataques y su excelente destreza marcial. La ferocidad de los Soldados Sombra que se rebelaron contra la muerte en sí misma no fue suficiente para cerrar la brecha de la fuerza.

El balance de la batalla parecía inclinarse a favor de los soldados del cielo una vez más. Sin embargo, los Soldados Sombra recuperaron su apariencia original casi justo después de que fueron destruidos.

* ¡Kuwaaahhk!

Un Soldado Sombra se retorció y gritó debido a una lanza que le atravesaba perteniciente a un soldado del cielo.

El soldado plateado sintió que su victoria estaba cerca. Soltó su lanza y desenfundó la espada de su cadera para cortar la cabeza de su enemigo, el Soldado Sombra.

*Rebanar*

Sin embargo, justo después de que la cabeza voló…

‘… !!’

La cabeza del Soldado Sombra cayó al suelo y el cuerpo sin cabeza se transformó en humo negro, antes de combinarse de nuevo en una sola forma a un par de pasos de distancia.

Cuando el soldado del cielo se estremeció, el Soldado Sombra usó la espada que sostenía para apuñalar el pecho de su enemigo blindado de plata.

* ¡¡ Crack !!

La hoja se abrió paso a través de la armadura de su pecho, se clavó en el interior, rompió a través de la piel de la espalda y salió al aire libre de nuevo.

El soldado plateado del cielo cayó impotente contra el suelo.

*Plop.

A medida que la luz de la vida dentro de los ojos del soldado plateado caído se desvanecía, la voz digna de alguien entró en sus oídos y la despertó.

[LEVÁNTATE.]

En un instante desconocido…

El soldado del cielo se percató de la lanza negra en el pecho que sostenía con sus manos... Lo que vino a visitar a este soldado no fue la muerte, sino un nuevo comienzo.

Sus ojos ahora ennegrecidos se desviaron hacia otros soldados del cielo que solían ser sus compañeros hace solo unos pocos instantes.

*Flinch.

Cuando sus miradas se encontraron, vio los hombros temblorosos de sus antiguos compañeros. Incluso entonces, el soldado renacido sabía lo que tenía que hacer.

“¡Wuuoooouhhhh!”

Aceptó alegremente el nuevo destino que le fue otorgado.

Jinwoo apartó los ojos de estos soldados, tomó una visión general de todo el campo de batalla y su situación.

La batalla que tuvo lugar entre los soldados del cielo que brotaban sin cesar de las Puertas en el aire, y los Soldados Sombra renacidos a través de las órdenes del Soberano de las Sombras, fue increíblemente uniforme.

Muchos salieron de la Puerta para igualar el número de muertos, y muchos se levantaron de las sombras para igualar a los vivos.

Si la guerra estallara en el infierno, ¿se parecería a algo así?

Una guerra horrorizante en la que la intuición de un humano ni siquiera podía decir correctamente lo que sucedería a continuación en esta vasta tierra vacía.

Sin embargo, el equilibrio entre estos dos lados opuestos se rompió en un solo instante.

El flujo de la guerra cambió muy rápidamente cuando el Soberano de las Sombras dejó de dar órdenes a sus tropas desde muy lejos y, personalmente, dio un paso adelante para entrar en la contienda.

El caballo negro que llevaba al Soberano se lanzó al campo de batalla.

Cada vez que agitaba su espada, miles de tropas enemigas caían para crear un camino. Y los enemigos muertos, sin excepción, se convirtieron en Soldados Sombra y se pusieron de pie.

Las áreas por las que el Soberano pasaba se barrieron por completo como si una tormenta arrasara en el lugar. Por primera vez desde que los dos campos opuestos comenzaron a enfrentarse con sus armas, los soldados del cielo estaban siendo obligados a retroceder.

Cientos de miles, no, millones de soldados plateados no pudieron enfrentar a un solo enemigo y fueron rechazados constantemente.

Jinwoo solo pudo jadear con admiración ante este espectáculo maravilloso. Pensó que la guerra terminaría así.

Sin embargo…

Justo cuando los Soldados Sombra comenzaron a empujar las mareas de los soldados plateados del cielo, un viento inquietante y misterioso que era difícil de describir con palabras entró de algún lugar detrás de él.

Auras lo suficientemente poderosas como para enviar un escalofrío por su espina dorsal.

El Soberano desestimó temporalmente a los enemigos que estaban frente a él y miró hacia atrás. Dos puertas gigantes se habían generado en algún lugar muy por detrás del ejército de Sombras. Sus tamaños no perdían contra los que flotaban en el aire.

Y a partir de estas dos Puertas, dos grupos dispares de monstruos salieron en grupo. Por un lado, criaturas de tipo bestia dirigidas por un lobo del tamaño de una montaña.

Y por el otro lado, los caballeros y los soldados se apresuraron a salir con innumerables pancartas que anunciaban con orgullo que sus clanes estaban presentes.

Los ojos de Jinwoo se agrandaron cada vez más.

‘¿¿Huh... ??’

Las crestas de clan bordadas en esas pancartas le resultaban familiares. De los de Ricardo, Faestos, Rokan, Ingreyace e incluso Radir.

‘… Elisa’.


Esas crestas pertenecían a los clanes aristócratas de los demonios con los que se encontraba mientras subía al último piso del Castillo Demoníaco.


Su confusión con respecto a por qué esos demonios aparecieron aquí solo podría durar un poco. Las bestias y los demonios comenzaron a atacar a los Soldados Sombra juntos como si tuvieran un acuerdo previo.

La línea de fondo de los Soldados Sombra se rompió de inmediato por el asalto combinado de los dos ejércitos.

Ese no fue el final, sin embargo.

El frente estaba ocupado por los soldados del cielo, todavía vivos y listos para la batalla. Estos seres plateados cambiaron su estrategia y comenzaron a contraatacar una vez más.

Los soldados del cielo al frente y los ejércitos de monstruos en la parte de atrás rodearon a los Soldados Sombras en un ataque de pinza. El flujo de la batalla había cambiado una vez más.

* Ba-Thump.

Jinwoo agarró su pecho con fuerza.

Ahora le dolía el corazón.

Su mirada se desvió lentamente hacia el Soberano que estaba a su lado.

¿Por qué fue esto? ¿Por qué podía sentir las emociones del Soberano tan claramente?

Al igual que cuando leía los pensamientos de sus Soldados de la Sombra, las emociones del Soberano se le transmitieron vívidamente. La emoción que brota de las profundidades más recónditas de su corazón no era otra cosa que indignación.

No, ya había superado más allá del nivel de indignación y había entrado en el territorio de la ira pura.

Ahora que estaban rodeados por enemigos de todos lados, los Soldados Sombras tenían que repetir infinitamente el ciclo de destrucción y regeneración. Aunque parecían haber poseído un poder de recuperación sin fin, Jinwoo también poseía la misma habilidad y él conocía muy bien su debilidad fatal.

‘Puede resistir mientras haya MP…’

Cuando el MP se agote, los Soldados no serían revividos nuevamente. Es decir, el Soberano no podría usar su ejército de nuevo. Sintió que la vasta energía mágica que tenía el Soberano al principio, ahora estaba llegando lentamente a su límite.

El Soberano cambió la dirección de su caballo lejos del ejército del cielo y hacia su retaguardia. Su caballo negro pateó el suelo y corrió hacia adelante.

La batalla que siguió fue verdaderamente intensa.

Los cadáveres formaban montañas. La sangre formaba océanos.

Esta conflagración llamada “guerra” creada por innumerables soldados se tragó cada forma de vida que aún permanecía en pie en esta tierra y continuó en su horrible camino de destrucción.

Pero, incluso entonces, esta batalla persistentemente obstinada que no parecía terminar estaba marchando lentamente hacia su inevitable conclusión.

No muchos quedaron de pie en el campo de batalla ahora.

El Soberano perdió su montura durante la batalla. Sin embargo, no fue obstaculizado en lo más mínimo. Derribó a dos demonios caballeros que bloqueaban su camino y se paró ante un cierto demonio que jadeaba sin aliento mientras se apoyaba en una extraña formación rocosa.

La cara del demonio estaba escondida detrás de su casco, pero el Soberano parecía conocer su identidad mientras miraba a su débil presa.

[Podríamos haber terminado la guerra con ellos hoy.]

“…”

[Pero, ¿por qué me traicionaste?]

El demonio tambaleó débilmente su cabeza, pero se obligó a mirar hacia arriba. Ya había sufrido heridas graves y parecía poco probable que pudiera sobrevivir con esas heridas.

La voz que salía de debajo del casco sonaba precariamente cerca de ser cortada.

“Así que… es lamentable. Podríamos haberte acabado para siempre, pero…”

La voz del Soberano se hizo aún más fría cuando volvió a preguntar.

[Dije, ¿por qué me traicionaste?]

“Keuk, keuk”.

Los hombros del demonio temblaron mientras se reía dolorosamente, antes de que volviera a levantar la cabeza. Y luego, respondió.

“# $% # ^ #% #% @ $.”

Por alguna razón, Jinwoo no pudo escuchar adecuadamente esa respuesta. ¿Perdió su concentración? No, no fue eso.

“@ $ ^ $ ##.”

El demonio dijo algo más, pero todavía no podía entender una sola palabra.

Sin embargo, debe haber sonado diferente a los oídos del Soberano, porque tan pronto como escuchó la respuesta, extendió su mano y apretó al demonio. La criatura soltó un gemido de dolor cuando fue fuertemente agarrado por el Soberano de las Sombras.

“Keo-heok”.

¡Crumble!

La pieza de armadura que protegía el cuello se arrugó. Incluso en medio de esto, el demonio continuó diciendo las cosas que quería decir.

“... % ^ & * $ @% ^ &.”

*Penetrar*

El pulgar del Soberano se hundió en la garganta del demonio.

*Toser*

El demonio escupió un bocado de sangre. Y ese fue precisamente el momento en que su mirada se encontró con los ojos del demonio mirando desde el interior de ese casco.

Pero, ¿cómo podría ser esto?

Jinwoo se asustó y soltó el cuello del demonio moribundo.

*Plop.

Su vida había terminado para entonces y su cuerpo se desplomó sobre el suelo.

‘Pero, eso no tiene ningún sentido.’

Esos ojos estaban escondidos en el casco; había visto esos ojos antes. Pero, tal cosa no podría haber sucedido.

* ¡Ba-thump !

Su corazón comenzó a latir con fuerza ahora.

Jinwoo sacudió la cabeza con fuerza y ​​se acercó cautelosamente al demonio muerto para quitarle el casco. Incluso en la muerte, la criatura mantenía el mismo resplandor que cuando aún estaba vivo.

¿Cómo podría alguna vez olvidar esa mirada?

El casco retirado cayó de las manos de Jinwoo e impactó el suelo.

*Clang.

Los ojos abiertos del demonio todavía estaban llenos de la luz de la ira pura. Era exactamente la misma luz que veía en el piso superior del Castillo Demoníaco.

‘¡¿El Rey Demonio… Baran?!’

En el momento en que se dio cuenta de este hecho, también descubrió una cosa más extraña.

Vio sus manos adornadas con una armadura negra. Entonces vio sus pies, sus piernas y su propio pecho. Desde un cierto punto, había estado usando el cuerpo del Soberano de las Sombras como su propio cuerpo.

* ¡¡ Ba-thump, ba-thump, ba-thump !!

Los latidos fuertes de su corazón se hicieron cada vez más fuertes, asaltando sus tímpanos. Jinwoo colocó su mano donde estaba su corazón.

* ¡Ba-thump, ba-thump, ba-thump!

Sus ojos se agrandaron más y más.

‘Cómo… ¡¿Cómo es que no me he dado cuenta hasta ahora ?!’

Se había vuelto más consciente de sus propios latidos después de sobrevivir a los eventos del templo subterráneo. Incluso entonces, no lo había notado hasta ahora.

La mano temblorosa de Jinwoo se movió hacia el lado derecho de su pecho. Sintió el temblor allí. Uno viene de la derecha, y luego otro viene de su izquierda.

* ¡ Ba-thump !

Dos corazones emitían exactamente los mismos sonidos.

Sus ojos llenos de conmoción bajaron su ritmo de inmediato, pero luego, descubrió cuatro sombras en el suelo, que crecían lentamente. Algunas cosas se le acercaban desde arriba. Su cabeza se levantó apresuradamente hacia los cielos.

Y, justo encima de su cabeza …

Cuatro ángeles con seis alas cada uno descendían lentamente hacia él.

La ‘memoria’ solo duró hasta ese entonces.

* Tti-ring.

Junto con ese pitido mecánico, la oscuridad lo cegó de nuevo.

Escuchó la voz clara y concisa del Sistema a medida que su conciencia se iba alejando.

La reproducción de los datos guardados ha concluido.