Reciente

jueves, 15 de agosto de 2019

Solo Leveling - Capítulo 109

Capítulo 109. Solo Leveling

Incluso a esta hora tardía, los empleados de la Asociación de Cazadores de Corea continuaron su trabajo. La coalición de la Incursión entre dos países estaba justo delante de ellos. Para asegurarse de que nada saliera mal en su cuarta operación de recuperación, la Asociación volcó su corazón y su alma en el proceso de planificación.

“Esta es la información de Japón.”

Un empleado presionó un botón en un control remoto. En una pantalla grande, se estaba reproduciendo una grabación tomada por la cámara mágica montada en el satélite de Japón. Esto fue el registro de las operaciones de recuperación primera, segunda y tercera de Corea del Sur. Los ojos de Go Gunhee de estrecharon.

‘Excepto por la reina de las hormigas y los guardaespaldas de la reina, todas las hormigas están abandonando la colmena.’

En efecto. Las hormigas se movían como habían dicho los representantes japoneses. A pesar de que era preocupante que hubiera guardias detrás de los guardaespaldas, no era un hecho inusual que un jefe de una Mazmorra de alto nivel tuviera subordinados que lo vigilaran. Aún así, la posibilidad de peligro permanecía en la mente de Go Gunhee.

“¿Qué tan probable es que las hormigas se devuelvan más rápido de lo planeado una vez que se den cuenta de que la reina está en peligro?”

Japón tuvo una respuesta para eso.

“Dicen que usarán una onda de interferencia.”

“¿Una onda de interferencia?”

“Según ellos, a diferencia de las hormigas comunes, las bestias mágicas de tipo hormiga se comunican entre sí a través de una única longitud de onda.”

Eso tenía sentido. Para mover las miles de hormigas como una, se necesitaría algo así. Go Gunhee asintió.

“¿Y puedes lanzar eso con una onda de interferencia?”

“Eso es lo que dicen, presidente de la asociación.”

“Así que todo lo que tenemos que hacer es concentrarnos en la reina y sus guardias…”

El plan era simple. Y aunque era simple, se sentía más posible que los esfuerzos anteriores. Entonces, ¿por qué el anciano se sintió tan incómodo por todo esto? Go Gunhee puso una mano en su barbilla.

‘Esta es la razón por la que estoy tan preocupado…’

En ese momento...

Go Gunhee volteo bruscamente la cabeza hacia la ventana. Los ojos del anciano estaban muy abiertos. Ante el repentino movimiento del presidente de la asociación, todos los empleados de la sala de reunión se sobresaltaron. El jefe Woo Jincheol que había estado protegiendo al presidente de la asociación rápidamente corrió a su lado…

“¡Señor! ¿Qué es?”

“Justo ahora …”

Go Gunhee miró a Woo Jincheol. La expresión del jefe del HSD era normal. “¿No lo sentiste?”

“¿Señor? No estoy seguro de lo que quieres decir…”

“ . . . ”

Justo ahora, Go Gunhee sintió una increíble ola de poder mágico de algún lugar. El poder mágico se ocultó rápidamente después de un breve momento, pero Go Gunhee definitivamente lo había sentido.

‘. . . ’

Mirando al anciano que no podía apartar los ojos de la ventana, el empleado que estaba supervisando la reunión preguntó cuidadosamente:

“¿Presidente de la Asociación…?”

Y finalmente, Go Gunhee solo inclinó su cabeza y miró hacia otro lado. Estaba preocupado por la repentina ola de fuerte poder mágico, pero por ahora, tenía que concentrarse en la reunión.

Después de pensar en algo durante un tiempo, Go Gunhee le preguntó a un empleado: “¿Seguimos sin poder comunicarnos con el Cazador Sung Jinwoo?”

* * *

Baek Yoonho miraba detrás de él. Sin voltearse, él preguntó: “¿Lo sentiste también?”

Min Byunggu asintió y respondió:

“Solo porque estoy retirado, no significa que mi Rango haya caído.”

Los dos Rangos S compartían una bebida en un bar al aire libre después de reunirse desde hacía algún tiempo. Baek Yoonho finalmente volteo la cabeza hacia atrás.

“¿Qué fue eso justo ahora?”

“Tal vez Choi Jongin y Cha Haein se metieron en una pelea por algunos asuntos del Gremio Hunters.”

Habiendo parado con una bebida en la mano, Min Byunggu se rió y vació su vaso. Baek Yoonho lo miró con incredulidad…

“¿Eso fue una broma?”

“¿No fue gracioso, hyung?”

“No importa.”

Incluyendo su sentido del humor, Min Byunggu era extraño.

‘Él es probablemente el primer Cazador de Rango S del mundo que se retira cuando no le pasa nada.’

Probablemente el primero en el mundo. Y el único.

Teniendo en cuenta cuánto podría ganar un Cazador de Rango S, ¿cuántas personas habrían descartado la carrera como lo hizo? Además de eso, tampoco era como si el hombre viniera del dinero. Sintiendo la mirada de Baek Yoonho, Min Byunggu preguntó:

“Hyung, ¿realmente vas a ir?”

“Sí.”

“Recuerdas cómo murió Eunsuk hyung.”

“Y por eso tengo que ir.”

Min Byunggu lo miró con confusión. Baek Yoonho vació su vaso y respondió:

“Si dejamos a las hormigas solas, la nación entera caerá como Eunsuk.”

“Desde cuándo fuiste tan patriota…”

“Bueno, es bueno poner una buena razón para algo que tengo que hacer de todos modos.”

Los Gremios no pudieron rechazar una orden de movilización de la Asociación. Así como la Asociación permitió que los Gremios se sintieran cómodos, los Gremios debían responder al llamado de la Asociación. Si realmente querían, tenían la opción de abandonar el país. Sin embargo, no hubo países dispuestos a aceptar un Gremio que se escapaba de una Incursión difícil para proteger su país. Una vez un cobarde, siempre es un cobarde, es lo que ellos creían.

‘No es como si quisiera huir de todos modos.’

Baek Yoonho sonrió ampliamente. Min Byunggu hizo una severa declaración...

“Yo no iré. Nunca. Si tratas de forzarme, te has acercado al hombre equivocado.”

“No estoy aquí para eso.”

Baek Yoonho pagó la cuenta y se levantó. Acababan de terminar su última botella. “Quería verte por si acaso. ¿Quién sabe si podríamos vernos de nuevo?”

“Hyung …”

Min Byunggu miró a Baek Yoonho desapareciendo en la distancia y renunció a intentar convencer al hombre. Baek Yoonho debe ser plenamente consciente de lo peligrosa que sería esta operación.

‘Y él aun así ira.’

Sin embargo, el hombre no parecía estar siendo forzado contra su voluntad. Más bien, el rostro del Maestro del Gremio White Tiger se llenó de determinación. Una determinación para aplastar a todos los bastardos hormigas que se le acercaran. En cierto modo, el hombre casi parecía emocionado. Con un toque de incredulidad, Min Byunggu terminó la merienda frente a él.

‘Ahora que lo pienso… No puedo pensar en ningún Cazador que no le guste luchar contra las bestias mágicas.’

Bueno, hubo algunos entre los Sanadores. Sin embargo, a esos Sanadores les encantaba curar a otra persona. Min Byunggu miró su plato y se rascó la sien.

‘¿Es el amor luchar contra una condición previa para convertirse en un ser Despertado?’

Ja ja ja, así. Min Byunggu se rió entre dientes y terminó su comida.

* * *.

Jinwoo llegó rápidamente al hospital.

‘Era … la habitación 305.’

Sin tener intención de pasar por la entrada principal desde el principio, Jinwoo estaba encima de Kaisel en busca de la ventana de la habitación donde estaba su madre.

‘Manos del Soberano. ’

La cortina detrás de la ventana se apartó lentamente del camino. Su madre dormía tranquilamente en la cama del hospital. Justo como la recordaba la última vez que estuvo aquí. Usando la habilidad de nuevo, Jinwoo abrió la ventana y entró silenciosamente en la habitación del hospital. Kaisel ya había desaparecido en la sombra del Cazador.

Jinwoo se paró frente a la cama. Con los esfuerzos de su labor a punto de dar fruto, el hombre no pudo calmar el trueno de su corazón.

‘Si algo sale mal, no hay vuelta atrás.’

Su madre había estado inconsciente durante mucho tiempo. Puede que no sea capaz de tragar el Agua Bendita de la Vida, e incluso si pudiera, no había ninguna garantía de que funcionara.

‘Aun así…’

Hasta este momento, Jinwoo había presenciado muchos milagros del Sistema.

Cosas que otros ni siquiera creerían si lo escucharan. En todo caso, la prueba número uno de la potencia del sistema estaba aquí.

Él mismo.

‘El Rango E ha llegado hasta aquí.’

Todo fue debido al sistema.

Después de mirar sus manos en silencio, Jinwoo levantó la cabeza. Incluso ahora, su madre parecía que podía despertarse si él solo la llamaba. Jinwoo convocó el Agua Bendita de la Vida del inventario.

*Shoo-

Una botella hecha de madera apareció en su mano.

Asegurándose de que no se había perdido nada, Jinwoo leyó la descripción del artículo una y otra vez. Cuando terminó de estudiar detenidamente la información, lo suficiente como para memorizar toda la descripción, Jinwoo finalmente obtuvo el coraje para retirar el corcho de la botella.

*Pop.

El hombre pudo permanecer tranquilo incluso durante la batalla con el Rey Demonio. Sus manos temblaban ahora. Respiró hondo para recobrarse.

‘Si me equivoco, mi madre será lastimada.’

Cuando tomó la determinación de no cometer un error, el hijo pudo reponerse. La luz volvió a sus ojos. Sus manos dejaron de temblar.

‘. . . Estoy listo.’

Jinwoo colocó suavemente una mano detrás de la cabeza de su madre y llevó la botella a los labios. A través de su boca abierta, el Agua Bendita de la Vida fluía. Sin apresurarse, Jinwoo miró cuidadosamente la botella drenándose.

‘Estas cicatrices…’

Al lado del cuello de su madre, había cicatrices de una quemadura. Las cicatrices se extendían todo el camino detrás de su cuello. No era visible desde este ángulo, pero toda la parte posterior de la cabeza y el cuello de su madre estaban cubiertos por estas cicatrices de quemaduras. Jinwoo lo sabía mejor que nadie.

‘... Son de mi ’

* * *

HACE MUCHOS AÑOS.

Todo lo que Jinwoo quería hacer era lavar el cabello de su madre, como lo había hecho su madre por Jinah. Sin embargo, el joven no entendió qué tan caliente podía estar el agua en la casa de los baños público.

*Vertir*

El joven recogió el agua casi hirviendo en un recipiente de baño. Teniendo cuidado de no derramar una gota, el niño se acercó a la espalda de su madre lentamente.

Y…

*Splash.*

Había vertido el agua hirviendo sobre la cabeza de su madre.

Su madre se estremeció. En lugar de saltar, abrazó con fuerza a Jinah delante de ella, asegurándose de que su hija no sufriera daños. La mujer se quedó quieta hasta que su carne se puso roja como la sangre.

Sin un solo sonido.

Los gritos vinieron de las otras damas de la habitación.

“¡OH NO, OH NO!”

“¡SEÑORA SUNG!”

Y con eso, el joven Jinwoo se dio cuenta de que había hecho algo malo. Todo lo que quería hacer era ayudar a su madre. Dejó caer el cuenco y estaba a punto de llorar, pero su madre rápidamente lo agarró por los hombros.

Durante ese tiempo, su joven mente había esperado ser regañada. Pero Jinwoo nunca olvidaría el recuerdo de ese día y las palabras de su madre para él desde entonces:

“Jinwoo, ¿estás bien? ¿Estás herido en alguna parte?”

* * *

‘Intenté vivir la vida sin endeudarme con alguien.’

No había querido endeudarse ni que alguien estuviera en deuda con él. De esta manera, el hombre había esperado vivir toda su vida sin una deuda.

Sin embargo, después de que su padre hubiera desaparecido, la mujer había criado sola a sus dos hijos, Jinwoo y Jinah. Y a esa madre, le debía una deuda que nunca podría pagar.

*Caer*

La última gota cayó en la boca de su madre.

*Tap*

Jinwoo dejó la botella a un lado y dejó a su madre. Esperó los resultados con una oración en su corazón.

*BA DUM BA DUM BA DUM

Sentía que su corazón estaba a punto de estallar. Él tragó saliva.

‘. . . ’

No hubo cambio.

El Cazador apretó el puño con tanta fuerza que se perforó la piel. La sangre estaba a punto de caer de su mano cuando…

“¡GAAAAASP—!”

Como una persona que sale del agua después de casi ahogarse, su madre respiró bruscamente con los ojos cerrados.

‘. . . !’

Los ojos de Jinwoo se ensancharon. El color volvía a la pálida cara de su madre. Como si una película en blanco y negro fuera restaurada con color, su madre estaba volviendo a una forma saludable.

Un solo segundo se sintió como una hora entera. ¿Cuánto tiempo tomó?

Su madre abrió lentamente los ojos. Echando un breve vistazo alrededor, su mirada se detuvo en su hijo.

“¿Eres… eres Jinwoo?”

Jinwoo asintió mientras su corazón daba un vuelco. Por supuesto que ella no lo reconocería.

Habían pasado cuatro años desde que se había dormido. Además de eso, había sufrido un gran cambio en los últimos meses. Jinwoo no la presionó y esperó pacientemente.

Como un agua que llena un cuenco vacío, los recuerdos que habían saltado cuatro años volvieron a la madre de Jinwoo, Park Gyunghae. No le llevó mucho tiempo darse cuenta de por qué estaba en el hospital.

“¿Cuánto tiempo estuve inconsciente?”

“Cuatro años.”

Sabía la hora exacta pero no sentía la necesidad de hablarlo. Para asegurarse de que su madre estuviera lo más cómoda posible, el hombre hizo todo lo posible por mantener la compostura en sus palabras y expresiones.

Al escuchar que estuvo dormida durante cuatro años, la madre de Jinwoo preguntó con sorpresa: “¿Qué hay de Jinah? ¿Está Jinah bien?”

Jinwoo lucho por contener sus emociones. Pensar que una de las primeras cosas que preguntaría es sobre sus hijos. Si el hombre no se mordía los labios, sabía que no podía contener las lágrimas.

‘Jinah no es de quien debes preocuparte ahora.’

Es lo que quería decir. Sin embargo, reprimió sus sentimientos lo mejor que pudo y sonrió…

“Mm. Ella está bien”

Con una sincera expresión de alivio, su madre suspiró.

‘Todo volverá a la normalidad ahora.’

El hecho de que la enfermedad de su madre se curara realmente lo golpeó. Su corazón revoloteaba ante el pensamiento del futuro.

De repente, se dio cuenta de que su madre sostenía su mano izquierda. “¿Mamá?”

“Gracias, hijo. Cumpliste tu promesa.”

“¿Promesa?”

Ah, lo había olvidado. Era algo tan obvio que ni siquiera podía llamársele una promesa. El sueño que empeoraría periódicamente hasta que nunca te despertaras, el Sueño Eterno. A medida que su condición empeoraba cada día, su madre lo apartó un día y le preguntó:

“Cuando me duerma por última vez, cuidarás de tu hermana pequeña, ¿verdad?”

Ella lo había dicho con una actitud casual, como si le pidiera un recado.

Pero así es como Jinwoo lo había soportado hasta ahora, nunca lamentando su situación.

Sin embargo, su madre le apretó la mano a sabiendas. “Mi hijo… debe haber sido tan difícil para ti, ¿no?”

Jinwoo quería tranquilizar a su madre otra vez con una sonrisa. Él quería.

Pero él no pudo.

Las lágrimas que contenía se derramaron. “... Si.”