Reciente

sábado, 17 de agosto de 2019

Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute - Capítulo 60

Capítulo 60. Pieza Del Rompecabezas


Cuando vuelve en sí, Sid se encuentra en un lugar negro.

Incluso cuando esfuerza sus ojos, no puede ver nada. Es una oscuridad que parece no tener fin.

En esta oscuridad donde no hay arriba ni abajo, ni izquierda ni derecha, y donde incluso su sentido del yo parece desvanecerse, parece que algo se avecina hacia él.

Es un brazo derecho grotesco sujeto por cadenas.

Parece estar muy lejos, pero tan cerca como para estar al alcance.

Abruptamente, las cadenas se rompen.

Los fragmentos caen, cada pieza se rompe en trozos aún más pequeños.

El brazo derecho ahora liberado se dirige hacia Sid, como para agarrarlo.

Sid levanta su espada negro azabache en preparación, entonces ……

El mundo está envuelto en luz.

Sid se encuentra parado en un bosque temprano en la mañana. Es exactamente el mismo lugar donde había entrado por la puerta.

Escanea rápidamente su entorno, pero ese brazo derecho no se ve por ningún lado. La luz brillante de la mañana entra en sus ojos, lo que hace que entrecierre los ojos.

“Así que incluso con tu corazón traspasado, no morirás.”

Al escuchar una voz que se dirige a él desde atrás, Sid se da vuelta. Hay una Aurora de aspecto un tanto indistinto.

“Cambié la posición de mi corazón. Pero estoy un poco cansado …”

Él mira hacia el cielo de la mañana, suspira, luego se sienta con la espalda apoyada en un árbol.

“Eres una persona con sorpresas. Parece que tienes incluso más sorpresa que mi por lo que veo.”

Ella se sienta a su lado, luego extiende la mano hacia la herida en su pecho.

La sangre no llega a la mano de Aurora. De hecho, su mano ni siquiera puede tocarlo. Simplemente pasa a fases.

“Entonces realmente estás desapareciendo.”

“Así parece.”

Los dos se sientan allí, mirando el hermoso sol de la mañana.

“De hecho, te llamé. Perdón por mentir sobre eso.”

“No te preocupes por eso.”

“También mentí sobre algunas otras cosas más.”

“No te preocupes por eso.”

El canto de los pájaros se filtra a través de las hojas. El rocío de la mañana brilla.

“Siempre quise desaparecer. Yo quería olvidarme de todo.”

“Un.”

“Pero ahora tengo un recuerdo que realmente no quiero olvidar. Incluso si desaparezco, deseo que este recuerdo permanezca para siempre.”

Entonces ella sonríe.

“Gracias, por este precioso recuerdo.”

Pero ella se está desvaneciendo gradualmente. La sonrisa forzada en su rostro está teñida de tristeza.

“Me divertí también. Gracias.”

“Algún día, si alguna vez te encuentras con el verdadero yo……”

Ella le susurra con su mano sobre su mejilla. Pero él ya no puede verla.

No hay nadie allí, simplemente la mañana continúa en silencio.

“’Por favor mátame’, eh…”

Él murmura las últimas palabras de Aurora, luego toca su propia mejilla. Por alguna razón, parece que su calor aún está presente.

◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇

Alpha y Epsilon miran a Lindwurm desde la cima de una montaña.

El vestido de Alpha está revoloteando por el viento, lo que hace que sus blancas piernas se vean en destellos.

“El territorio santo ha sido borrado.”

“Así parece.”

Alpha aprieta el puente de su nariz.

“¿Recuperaron la Espada Sagrada?”

“La Espada Sagrada se evaporó.”

Alpha suspira.

“¿Muestra del núcleo?”

“El núcleo también se evaporó.”

Alpha niega con la cabeza.

“La solución más simple y más segura. Parece ser él.”

“El único que realmente podría lograrlo solo es Shadow-sama.”

Entonces dice Epsilon con orgullo en su voz.

“El camino por el que camina es el camino por el que caminamos.”

El hermoso cabello rubio de Alpha brilla en reflejo del sol de la mañana. Mientras contempla la lejana ciudad de Lindwurm, estrechando los ojos.

“¿Beta?”

“Guiando a las princesas. Si todo va bien, ella debería poder plantarse a sí misma.”

“Observaste. ¿La investigación en el terreno sagrado?”

“Reunimos toda la información que pudimos en la etapa actual”.

“Dime.”

Epsilon explica, mientras que Alpha escucha.

Su mente brillante instantáneamente clasifica a través de la información.

“Suficiente. ¿Ese asunto?”

“Nuestra hipótesis fue … de hecho correcta.”

Así que responde a Epsilon con la elección de palabras más simple posible, pero solo después de un breve momento de vacilación.

“Aurora, la bruja de la Calamidad… también conocida como, el demonio Diabolos.”

Alpha dirige sus ojos azules hacia el lejano sol matutino.

“Ya veo… así que es por eso que……”

El sonido de una pieza del rompecabezas cayendo en su lugar parece reverberar en el aire.