Reciente

miércoles, 14 de agosto de 2019

Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute - Capítulo 48

Capítulo 48. Por Favor, Cree Que Realmente Hay Momentos En Donde Aquellos Que No Tienen La Intención De Mirar Todavía Terminan Viendo


“¡¡Shadow!!”

“¡¿Shadow?!”

“¡¿Shadow-s……?!”

Beta apenas se atrapa a tiempo antes de agregar -sama.

Afortunadamente, todos, incluso en los asientos VIP, prestaron toda su atención a Shadow, por lo que no hubo nadie que escuchara el error de Beta. Alexia, Rose e incluso Nelson el Arzobispo Interino no pueden ocultar su agitación ante la repentina intrusión de Shadow.

Beta cierra su boca sin modestia mientras piensa que esto no estaba en el plan.

Pero, al mismo tiempo, también piensa en cómo su amado maestro no tomaría una medida tan enérgica sin sentido. Debe haber una razón profunda por la cual esta fue la única manera. Entender eso y apoyarlo lo mejor que pueda es su trabajo.

En un instante, Beta recupera la calma.

¿Qué hacer?

¿Qué se supone que ella debe hacer?

“Ya veo, así que ese es Shadow.”

Así murmura Nelson.

“No sé lo que él está intentando, pero el venus está lleno de los Caballeros Santos de la Iglesia. Él es solo un tonto con exceso de confianza en su propia fuerza. Él no saldrá de aquí esta noche.”

Nelson da la orden para que los Caballeros Santos se reúnan.

Caballero Santo. Son caballeros seleccionados y bautizados por la Iglesia, encargados de proteger a la Iglesia. Su fuerza es incomparable a cualquier caballero promedio. Cuando aún era joven, Beta tuvo que pelear con los Caballeros Santos de la Iglesia en fin de salvar un Encuentro, y recuerda cuán dura fue una pelea. Pero, de nuevo, con su fuerza de ahora, ya no mostrará una visión tan vergonzosa.

“Shadow, por qué has venido…”

Entonces murmura Alexia.

“¿Está bien? Realmente espero que no se vea atrapado……”

Rose está escaneando inquietamente los asientos de la audiencia mientras observa a Shadow.

En ese instante, todo el lugar está teñido de blanco.

Las letras antiguas brillan radiantemente, luego forman la figura de un guerrero.

Beta lee las letras que pasan velozmente, uniéndolos para extraer su significado.

“La bruja de la Calamidad, Aurora…”

“No me digas, ¿es Aurora …?”

Las voces de Beta y Nelson se superpusieron.

Después de que la luz bajo por completo, se encuentra una sola mujer. Ella tiene cabello largo y negro y brillantes ojos violetas. Su túnica negra es delgada, debajo de la cual se encuentra un vestido purpura oscuro que contrasta con su piel blanca y brillante. Ella es increíblemente hermosa de una manera artística que la hace parecer una escultura de un museo de arte que cobro vida.

“¿Quién es Aurora?”

Alexia ignora completamente a Beta y le pregunta a Nelson directamente.

“Aurora, la bruja de la Calamidad. Ella es una mujer que hace mucho tiempo había arrojado al mundo entero al caos y la destrucción.”

“Aurora, la bruja de la calamidad… No creo haber oído ese nombre antes.”

“Yo tampoco. Pero parece que Natsume-sensei sabe algo?”

Beta responde a la pregunta de Rose.

“Su nombre es lo único que sé.”

Eso no es una mentira

Aurora, la Bruja de la Calamidad. Ese nombre había aparecido en textos antiguos. Sin embargo, en ninguna parte hay una descripción más detallada de ella, de modo que no está claro qué caos provocó y qué fue exactamente lo que destruyó. Para Shadow Garden, esto ocupa el segundo lugar detrás del misterio de Diabolos en importancia, y los estudios e investigaciones sobre textos antiguos con respecto a esto todavía están en curso en este momento.

Hoy es el día cuando finalmente se confirma la aparición de Aurora. Este es un gran paso. Beta saca su libreta de notas de su escote, luego dibuja la apariencia de Aurora en un instante. Luego también dibuja a Shadow enfrentando a Aurora. Mejor dicho, esto es el más importante.

“¿Material para una novela?”

Esa era Rose.

“Umm, algo así…”

Shadow-sama se ve galantemente gallardo hoy también, piensa Beta mientras deja su libreta de notas.

“Por favor, cuéntanos más sobre Aurora.”

Así dice Beta con voz aduladora, a lo que Nelson responde con gusto.

“No se puede culpar a las dos por no saber. Es más, es una sorpresa que Natsume-sensei siquiera sepa. El nombre de Aurora es algo que solo un pequeño grupo de la Iglesia sabe.”

Entonces dice Nelson mientras sonríe. Sus ojos están completamente dirigidos al escote que se asoma de la blusa de Beta.

“Pero con esto, parece que no habrá necesidad de los Caballeros Santos. Imagino que Shadow es una persona bastante desafortunada. Pensar que convocaría a Aurora, de todas las personas……”

“¿Aurora es tan fuerte?”

Entonces pregunta Rose.

“Ese monstruo es la mujer más fuerte de toda la historia. Una mano probablemente sería suficiente para limpiar el piso con personajes como Shadow. Desafortunadamente, esto es todo lo que puedo compartir.”

Aquí Nelson cierra la boca, como indicio de que vean todo lo demás con sus propios ojos.

Beta hace una mueca ligeramente, ya que no piensa ni siquiera ligeramente que su maestro perdería. Pero eso no significa que ella no esté preocupada.

Aurora, la bruja de la Calamidad. Ella es alguien que fue lo suficientemente poderosa como para dejar su nombre en la historia. Si su maestro se cansa en la lucha contra Aurora, y los Caballeros Santos se aprovechan de eso……

Siempre hay uno en mil millones de posibilidades.

Pero en este punto, Beta está empezando a entender más o menos la intención de Shadow. Había mencionado “liberar los antiguos recuerdos que duermen en el Suelo Sagrado”. Se había presentado para llamar a Aurora. Es porque él había determinado que esto tenía valor.

Él ha determinado que Aurora es la clave. Y entonces, Beta solo puede seguir.

Beta toca el lunar en su cara. Solo eso debe haber alertado a Epsilon, quien también debería estar escondida en algún lugar de este lugar. Esa es la señal de que el plan ha sido cambiado. Incluso sin transmitir todos los detalles, Beta confía plenamente en que Epsilon hará el seguimiento de la forma más adecuada.

“Están comenzando.”

Girando sus ojos hacia el campo de batalla como lo sugirió Nelson, Beta ve a Shadow con su espada desenvainada, y Aurora parada allí con los brazos cruzados y sonriendo con gracia. Esa sonrisa es tan hermosa que es muy difícil creer que es solo un recuerdo.

“No puedo imaginar que Shadow pierda ante eso fácilmente…”

Fue Alexia quien murmuró eso. Ella está poniendo toda su atención en Shadow, con una mirada seria en su rostro.

Al menos tienes un buen ojo, piensa Beta mientras mejora un poco su impresión de Alexia.

El aire del lugar está tenso.

Un silencio opresivo reina.

Shadow y Aurora. Los dos se miran el uno al otro.

Esta vez podría ser un tiempo precioso en el que sienten algo el uno del otro.

Y entonces.

La pelea comienza, con un sentimiento algo arrepentido.