Reciente

martes, 13 de agosto de 2019

Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute - Capítulo 41

Capítulo 41. Llegada De La Lluvia De Verano


“¿Qué piensas?”

Quien pregunta eso mientras sostiene una hoja de papel es una elfo rubia lo suficientemente bella como para voltear la cabeza de cualquiera. Lleva un vestido tan oscuro como la noche y de pie en el edificio Mitsugoshi Co. en plena noche.

Gamma acepta el trozo de papel ofrecido y lucha por una respuesta.

“Umm, Alpha-sama… yo, realmente no…”

“Ah, lo siento, debe ser difícil para ti responder.”

La elfo llamada Alpha se ríe ligeramente. El papel entre ellos es un póster de se busca. En él hay un boceto de la figura de Shadow en un abrigo negro azabache.

“Enemigo jurado del reino, Shadow. Acusado de asesinato indiscriminado, confinamiento, incendio premeditado y robo… qué persona tan terrible es esta.”

“También hay un póster de se busca para Shadow Garden con el nombre de Alpha-sama. Sin embargo, todo lo que tienen es tu nombre.”

“Déjame ver.”

Alpha lee el otro póster de se busca por Gamma.`

“Shadow Garden…… esta es una organización bastante terrible también, ¿verdad?”

La luz de la chimenea la ilumina desde un costado, dándole a su belleza una ventaja casi fantástica en la oscuridad de la noche.

“Pero qué pena. Me apresuré a regresar lo más rápido que pude, pero casi todo había terminado cuando llegué.”

Alpha arroja los carteles de se busca a la chimenea. Ella observa como la mancha oscura en las esquinas de los papeles se extiende.

“ ‘Traed a nosotros todos los pecados del mundo. Pero nada va a cambiar nosotros seguiremos haciendo lo que deberíamos hacer’……. qué palabras maravillosas en verdad.”

A medida que Alpha sigue mirando, los carteles de se busca gradualmente se convierten en cenizas y se desmoronan.

“En algún lugar de mi corazón, pensé que estábamos del lado de la justicia. Pero aparentemente no fue así para él.”

Su belleza como iluminada por el fuego parpadeante cambia junto con las cambiantes sombras, su expresión emitiendo diferentes impresiones en consecuencia.

A veces como una diosa, y en ocasiones como un demonio. De ida y vuelta, y de ida y vuelta. Fantasiosamente, caprichosamente, volublemente.

“Es nuestro deber responder a su resolución.”

Alpha se da vuelta, la expresión en su rostro hace que Gamma se trague la respiración.

“Reúne a todas las Siete Shadow que estén libres.”

“Sí señora, de inmediato.”

Gamma inclina la cabeza. Un sudor frío se desliza por su cuello, bajando lentamente hasta que desaparece entre su escote.

Luego, después de una leve ráfaga de viento nocturno, Gamma levanta la cabeza para ver que ya no hay nadie allí.

Todo lo que queda son las llamas en la chimenea que parpadean vigorosamente.

◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇

“¡Umm ……!”

Al escuchar una voz llamándolo frente a la academia medio quemada, el adolescente de aspecto común con cabello negro se da la vuelta.

“Aah, lo siento, lo siento, estaba pensando en algo. ¿Entonces que hay de nuevo?”

“Alguien me dijo que podría encontrarte si esperaba aquí. Porque tengo algo que quería decirte……”

La chica de pelo rosa mira directamente al chico.

“Claro, todavía tengo tiempo hasta que sea mi turno para la entrevista de testigo. Y dado que las clases se suspenderán por mucho tiempo.”

“Entonces, um, muchas gracias por el otro día.”

La chica de pelo rosa baja la cabeza.

“Sid-kun fue realmente una gran ayuda.”

“”Nah, realmente no hice mucho.”

“Si estuviera estado sola, no hubiera podido lograr nada.”

“No te preocupes por eso, de verdad.”

“Entonces, en realidad, lo que quería decirte hoy es que voy a estudiar al extranjero.”

“Aahh, eso explica el equipaje.”

La chica de pelo rosa está sosteniendo una gran pieza de equipaje.

“Sí. Voy a subirme al próximo carruaje. Voy a Rawagas.”

“La ciudad de la academia, eh … wow.”

“Yo, he encontrado algo que realmente necesito hacer. Y la cantidad de conocimiento que tengo en este momento es muy poco para hacer eso.”

“Ya veo. Espero que aprendas mucho allí, entonces.”

“Y también… ya no tengo motivos para quedarme aquí.”

La muchacha mira hacia atrás a la escuela con una cara triste.

“Realmente quería hablar con Sid-kun más, pero……”

“”Un. Reunámonos de nuevo, algún día.”

“Sí, hagámoslo.”

La chica de cabello rosa sonríe, luego pasa junto al niño.

“Oh, cierto, espera un segundo.”

“¿Sí?”

La chica se da vuelta por la voz del chico.

“¿Puedo… puedo preguntar qué es lo que tienes que hacer?”

La muchacha le da una sonrisa ligeramente preocupada.

“Es un secreto.”

“Ya veo.”

“Pero, solo eso, si todo termina… ¿te importaría escuchar mi historia?”

“…… En cualquier momento.”

Los dos intercambian sonrisas. Luego ambos se dan la vuelta y comienzan a caminar.

El ardiente sol de verano se ve repentinamente obstruido por un gran cumulonimbo. El viento tibio trae consigo el olor a lluvia.

“Yo, definitivamente lo hare……”

De repente, el viento lleva la voz de la muchacha a los oídos del chico.

Ese pequeño susurro que normalmente no habría sido escuchado por nadie fue claramente escuchado por el chico.

Se da vuelta, mirando la menguante espalda de la chica.

Luego, plop, plop, vienen pequeñas gotas de lluvia del cielo. Moja lentamente ese cabello de color rosa.

El chico camina como si nada hubiera pasado.

Los dos nunca volvieron a mirar de nuevo atrás.