Reciente

sábado, 10 de agosto de 2019

Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute - Capítulo 31

Capítulo 31. ¿Puedes seguirme el ritmo?



Si alguien pregunta quién es el más fuerte en la academia, hace un año, la respuesta unánime hubiera sido Iris Midgar.

Pero después de graduarse, el asiento del gobernante de la academia se vació.

O eso todos habían pensado.

Pero la siguiente regla apareció de la nada.

De una manera que nadie esperaba, una persona que nadie había esperado llegó a reinar sobre toda la Academia de Espadachines Mágicos de Midgar desde lo más alto como la gobernante absoluta.

Su nombre es Rose Oriana.

Ella es una estudiante de intercambio del Reino Oriana, el “país del arte”. También es hija de Raffaello Oriana, rey de dicho país.

El Reino Oriana está aliada con el Reino Midgar, y su estudio en el extranjero había sido planificado desde hace tiempo. Pero es solo que nadie había imaginado a una princesa del país de las artes convertirse en la máxima autoridad en la Academia de Espadachines Mágicos de Midgar.

Bueno, hablando francamente, si se esperaba o no, no significaba absolutamente nada para mí.

El problema es que mi oponente para la primera ronda del Torneo Senbatsu es exactamente esa Rose Oriana.

Por supuesto, existe la opción de simplemente retirarme.

Hyoro está postrado en cama después de la ‘conversación’ con ese estudiante de último año.

Jaga está bajo arresto domiciliario después de haber sido descubierto trasladándose al dormitorio de las chicas.

En otras palabras, no hay nadie que me impida encontrar una excusa aleatoria para no participar en el torneo.

Pero cuando lo pensé un poco más, me di cuenta de una cosa: perder de una manera antiestética ante la gobernante absoluta de la escuela en la primera ronda de un torneo, ¿no parece eso realmente como un mob?

Sí, ¡definitivamente es como como un mob!

¡Muere la sola idea de retirarme!

Como mob, tengo el deber de mostrarle al mundo cómo un mob pierde al estilo mob.

Y entonces, aquí estoy, sacando mi espada frente a la gran audiencia.

De pie frente a mí está Rose Oriana.

Con sus elegantes rollos de color miel, su ropa de batalla a la moda y su espada delgada.

Tiene un rostro de aspecto suave y un estilo de primera clase, y de todos modos es muy chic.

Como se esperaba del país del arte.

Además, además de ser una estudiante de intercambio y de segundo año, también es la Presidenta actual del Consejo Estudiantil.

Debido a su aspecto, su fuerza y ​​su popularidad, los vítores en el lugar ya han alcanzado niveles increíbles.

Ni una sola persona está gritando mi nombre.

Una pequeña parte de mí piensa “apoya al lado de tu país de origen”, pero eh, lo que sea.

Esta es exactamente el escenario de un mob.

Es lo mejor.

Mi espada está sonando ruidosamente.

¿Alguna vez he estado tan nervioso en una pelea?

Lo que se solicita aquí no es un simple final donde la victoria, el asesinato y hasta el polvo se vaporizan en una nube.

Lo que se solicita aquí es mi derrota similar a un mob.

¿Qué significa ser como un mob?

Esta pregunta entra en el ámbito de la filosofía.

Pero no hay necesidad de preocuparse.

Por el bien de este día, he perfeccionado las ‘Cuarenta y ocho Técnicas Secretas al Estilo Mob.’

“¡Rose Oriana contra Sid Kagenou!”

El réferi anuncia nuestros nombres.

Los ojos azules de Rose y mis ojos como mob chocan en una lluvia de chispas.

Oh, Rose Oriana.

¿Puedes seguirme el ritmo?

En esta batalla contra… ¡una mob que ha llegado a los límites!

“¡¡Luchad!!”

En el instante en que comienza la pelea, la delgada espada de Rose baila.

Dibuja un arco afilado y hermoso que se dirige directamente hacia mi pecho.

Una mob normal ni siquiera podría ver este ataque.

Puedo verlo.

Puedo, pero…… elijo no reaccionar.

No debo mostrar ni una pizca de reacción.

¿Por qué? Porque soy un mob.

No moveré ni un músculo hasta el momento en que la espada entre en contacto con mi pecho.

Las espadas que se usan en este torneo tienen su hoja desafilada, pero recibir golpes en la cabeza todavía podría causar lesiones bastante importantes.

Su espada delgada apuñala mi pecho.

En ese instante, me pongo en acción.

Sin mostrar ninguna indicación externa de movimiento, vuelo hacia atrás con solo la fuerza de mis dedos e incorporo el poder de empuje de su espada para agregar un giro a mi vuelo.

Además, secretamente saco un paquete de sangre que había recogido ayer y lo rompí.

Todo esto sucedió en menos de una fracción de un instante.

Me envían volando hacia atrás con una picada mientras rocío sangre como una fuente.

“¡PegyoOOEEEEEEeeeeEEE!”

El tornado rojo de sangre pinta una bella imagen en el aire.

Técnica Secreta Estilo Mob: ‘Tornado de Sangre en Picada’

Luego me estrello contra el suelo, reboto una vez y luego ruedo por el escenario.

Un gran rugido de aplausos sacude la arena.

“¡Gu, guhah, voeeeeee!”

Luego rompo otro paquete de sangre y pretendo vomitar su contenido.

¡PERFECTO!

Cada persona en el lugar está creyendo completamente mi actuación mob. Ni una sola persona lo duda.

Siento un fuerte impulso de sonreír de oreja a oreja en mi desempeño de puntaje completo, pero lo presiono hacia abajo.

Porque esto no ha terminado todavía.

No ha terminado todavía.

“¡¡Gegeh, gehoOOoooOOOO!!”

Paso 10 segundos más fingiendo luchar para pararme cerca de la muerte.

De hecho… ¡todavía quedan 47 técnicas en las Técnicas Secretas del Estilo Mob!

◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇

‘¿Por qué, cómo es que se vuelve a parar de nuevo?’

Rose Oriana se estremece al ver al chico que se pone de pie una y otra vez sin importar cuántas veces se cae.

Está cubierto de sangre de los pies a la cabeza, y parece dudoso que pueda siquiera mover su espada correctamente.

Él no tiene forma de pelear. O más bien, el hecho de que él todavía pueda sostenerse ya es un milagro.

La espada de Rose puede ser delgada, pero de ninguna manera es liviana. Aunque la espada está embotada, la magia impregnada en ella es real.

Es muy posible hacer que alguien sea incapaz de continuar el combate con un solo golpe.

Sin embargo.

¿Cuántas veces ha comido su ataque este chico?

No es solo una o dos veces.

A pesar de haber sido bañado por sus ataques durante más de 10 veces, aún se mantiene firme con una voluntad de lucha persistente.

¿Por qué llega tan lejos?

Aunque su cuerpo físico ya debe haber excedido sus límites, sus ojos todavía no están muertos.

Le están diciendo vívidamente que todavía hay mucho más que quiere hacer.

Rose está increíblemente impresionada con su figura.

¿Cuánta emoción le trajo este chico cuando subió a este escenario?

Él tiene una razón por la cual él absolutamente no puede perder.

No se puede comparar la diferencia de fuerza entre Rose y él. No hay ni siquiera una en un millón de posibilidades de que gane.

A pesar de eso, él no se da por vencido.

Sus ojos ardientes están mirando a Rose.

Aún no ha terminado.

Todavía no ha terminado, con solo esto.

Rose solo puede suspirar de admiración al verlo sobrepasar los límites de su cuerpo a través de su voluntad inflexible, continuamente desafiando a un oponente que nunca podrá ganar.

En el corazón de Rose hay un profundo respeto por este chico, Sid Kagenou, pero también una profunda disculpa.

Al principio, ella lo había mirado con desprecio, creyéndolo un oponente fácil que ella podía derrotar rápidamente.

De hecho, podría ser cierto que en una lucha en el dominio de la espada, él no duraría ni un solo segundo contra ella.

Sin embargo, en la lucha del corazón, esta es la derrota completa de Rose.

“El próximo será el final.”

Por eso Rose decide terminar esto rápidamente.

Si esto continúa, probablemente continuaría de pie hasta que realmente muera.

Ella no quiere matar a este chico de tal promesa.

Los vítores en la arena se han detenido hace algún tiempo.

Todos están asustados por él.

Rose le agrega más magia a su espada que la que tiene para cualquier otro ataque de hoy.

El aire vibra y la audiencia vibra.

Sin embargo, aun así.

“Como pensé, todavía no te rendirás.”

Sus ojos están ardiendo con llamas abrasadoras.

No hay ni una pizca de miedo por su próximo ataque. Solo hay una cantidad infinita de lucha en sus ojos.

En ese caso, entonces ella no tiene más remedio que ir con todo.

La espada de Rose comienza a zumbar, pero en ese momento.

“¡¡DETENTE!! ¡CALMATE, ¡EL ENCUENTRO HA TERMINADO!”

El réferi interrumpe y declara que el encuentro terminó. Es porque determinó que sería peligroso si permitía que las cosas siguieran adelante.

Rose suspira con alivio.

Sin embargo, es lo opuesto para el chico.

“¡Qué! Pero todavía me quedan treinta y tres…”

Sus ojos aún transmiten que todavía puede luchar.

“¡Ganadora, ROSE ORIANA!”

Un estruendoso aplauso cae sobre Rose.

Rose le da la mano en respuesta, luego se inclina profundamente hacia el arrugado Sid Kagenou.