Reciente

jueves, 1 de octubre de 2020

octubre 01, 2020

Bajo El Roble - Capítulo 24

 Capítulo 24. Calidez Inesperada (2)



Cuando se produjo un extraño silencio, se sintió asombrada por lo que dijo, y soltó su túnica al instante. Su cara se puso completamente roja. ¿Se sorprendió ante mis descaradas palabras? Ella no podía mirar a Riftan directamente a la cara, por temor a su expresión, y sólo se agarró el dobladillo de su falda. La gente a su alrededor, mirándose torpemente, continuaron conversando tranquilamente.

"Lo dejaremos y descansaremos primero. Me muero de hambre."

"También quiero dejar que el caballo descanse primero. Oye, ¿dónde podemos encontrar agua aquí?"

"Hay un arroyo junto al molino. Por aquí, por favor."

Mientras los hombres se dispersaban, Riftan, que estaba de pie en silencio, tiró de su mano.

"Nosotros también iremos."

"¡Sí, sí!"

Ella cambió su forma de andar, incluso corriendo en algunos tramos, para perseguir a Riftan que se desplazaba con sus largas piernas. El suelo era desigual, y ella se tropezó varias veces, pero Riftan la ayudó a levantarse estabilizándola con su fuerte brazo. Caminando a lo largo de la estrecha zanja durante algún tiempo, un gran edificio de madera apareció en la tenue oscuridad.

Los hombres que entraron primero colgaron lámparas por todas partes para iluminar el oscuro interior. Max entró con Riftan y miró a su alrededor. No parecía nada extraño que espíritus malignos salieran inmediatamente. En todas las partes iluminadas, se veían telarañas que destellaban como si se tratara del pelo de un fantasma. El suelo blanco y polvoriento debajo de ellos crujía a cada paso.

Ella se movió cuidadosamente por si había ratas o bichos arrastrándose por el suelo. Los hombres se acomodaron con caras casuales, pusieron sus sacos de dormir y se quitaron sus incómodas armaduras. Riftan también desplegó una gruesa capa de paja en un rincón y extendió un saco de dormir sobre ella.

"Ven aquí."

Aunque Max sintió que estaba a punto de desmayarse, no podía simplemente acostarse en un lugar lleno de pulgas. Era un espacio bastante grande, pero con tanta gente, de repente se sintió apretada.

"Será una experiencia incómoda el dormir por un tiempo. Sólo aguanta hasta que lleguemos a Anatol."

Él se quitó la coraza y los guantes, dejándolos a un lado mientras liberaba la tensión en su cuello con un golpe suave.

Por su parte, ella se sentó con los brazos sobre las rodillas y asintió en silencio. Max nunca se había quedado en la misma habitación con tantos hombres, así que apenas podía relajarse. Sin embargo, los caballeros parecían preocuparse menos por su existencia, y estaban ocupados preparando comidas con el brasero.

"¡Líder! No nos queda suficiente para alimentar a los caballos. ¿Cuáles son sus órdenes?"

Preguntó uno de los caballeros que había estado conversando con el guardia. Riftan se aflojó el cinturón de cuero y respondió con indiferencia.

"Pregúntale al guardia si podemos comprar grano."

"Lo intente. Pero todo es propiedad del Duque de Croix, así que no pueden manejarlo a su antojo."

Ella tembló inconscientemente ante la repentina mención del nombre de su padre. Riftan se frotó la cabeza bruscamente y chasqueó la lengua.

"Sólo debe querer un precio más alto."

¿Qué debo hacer?"

"Dale todo lo que quiera."

"No creo que sea necesario ir tan lejos, tal vez podamos asustarlos..."

El caballero, que hizo un comentario casual, se detuvo en sus palabras en cuanto vio a Max.

"Bueno, no hay nada que hacer con el Duque por ahora. Negociaré por usted, así que no se enfade si gasto más de la cuenta."

Luego salió. Max sintió que la enemistad de los caballeros contra su padre era más fuerte de lo que esperaba y se encogió de hombros. Supuso que era debido a sus resentimientos que pretendían no darse cuenta de su existencia.

¿Habría sido diferente si fuera tan atractiva como Rosetta?

Recordó a su hermanastra, que recibía todo tipo de regalos y cartas de sus admiradores que visitaban regularmente el castillo. Por un momento perdió de vista a Riftan, y lo vio regresar con un gran tazón. Ella miró hacia el tazón, que había sido cocinado en la hoguera. Estaba lleno de patatas asadas.

"Está caliente, así que come con cuidado."

A pesar de que lo dijo, agarró una humeante patata con sus manos ásperas y le dio un gran mordisco. Max sacó una patata después de él. Agarró con cuidado la comida caliente parecida al carbón con su manga, y peló la piel bronceada, revelando la carne tierna del interior.

Después de haber soplado el vapor de la patata, y haber quitado con cuidado la piel, el hambre, que no había reconocido, surgió de repente. Se tragó la patatas asada, sin importarle si se quemaba el paladar. La patata que estaba ligeramente cocida no podía ser más deliciosa. Rápidamente se la comió toda.

Entonces Riftan, que había estado observando desde un lado, sacó otra patata que había sido pelada con anterioridad. Ella entró en pánico y agitó sus manos avergonzada.

"Ri, Riftan, tómala. Está, está bien..."

"No te andes con rodeos, tómala."

La lanzó hacia ella sin dudarlo y sacó otra patata del tazón. Luego la peló y se la comió. Ella miró su patata, que había sido pelada limpiamente, sopló el vapor que se elevaba y también se la comió.

Cuando su estómago estuvo algo lleno, se sintió abrumada por la somnolencia. Puso su cabeza en su saco de dormir, olvidando que podría tener piojos. La luz roja fluía del brasero, que estaba colocado en el centro del almacén, y brillaba suavemente por todas partes. Incluso los caballeros, que habían terminado de comer, se prepararon para dormir en sus respectivos sacos de dormir.

Ella dijo que lo haría, pero... todavía se sentía avergonzada de dormir entre extraños, así que tiró de la manta hasta la punta de su barbilla. Entonces Riftan, que estaba sentado al lado de su cama preparando su espada, se acostó a su lado y la abrazó fuertemente con su brazo. Max apartó su brazo rápidamente.

"Ri, Riftan... h-hay gente aquí..."

"A nadie le importa, así que cálmate. Hace frío."

miércoles, 30 de septiembre de 2020

septiembre 30, 2020

Second Life Ranker - Capítulo 278

Capítulo 278. Tritón (3)


Cuando Yeon-woo se ocupó del 40% de todas las fuerzas de Tritón, pudo sentir la energía de Benteke. Estaba en un gran barco que estaba alejado del resto, como una isla solitaria. 

Tan pronto como Yeon-woo pudo percibirlo, se dirigió en dirección al barco, alejándose del barco que había estado cazando. 

No importaba con cuántos peces pequeños se enfrentara; si el líder no se cazaba, ninguno importaba. Antes de que Poseidón intentara algo más, iba a buscar a Benteke. 

Pat-

Usando el Camino de Viento, avanzó usando Parpadeo. Fuertes vientos se movieron a su alrededor mientras se desplazaba a un ritmo rápido. 

Sólo uno. Planeaba romper el gran barco en el que estaba Benteke de un solo golpe. Incluso Yeon-woo le temía a sus propias Olas de Fuego aceleradas.

En ese momento, pudo observar a Benteke levantándose con un arma, usándola como un bastón. 

Era un enorme Tridente de unos 3 metros de largo. Los zafiros que lo decoraban tenían un extraño encanto. 

De repente, Benteke liberó su magia y su poder sagrado. Yeon-woo se dio cuenta de que estaba a punto de usar el poder que Poseidón le había otorgado. 

Pero el alcance del poder de Benteke era más amplio de lo que Yeon-woo pensaba. 

El poder sagrado se extendió a través del Río de las Almas y alcanzó el cielo.

"¿Puedes liberar tanto poder sagrado?

Justo cuando Yeon-woo miró hacia el cielo sorprendido...

¡Urrrr, kwakwakwakwang!

Las nubes oscuras que se reunieron en el cielo expulsaron relámpagos. La tormenta creó enormes tsunamis de decenas de metros de altura que se elevaron para alcanzar a Yeon-woo.

Esto no se trataba de un simple poder. 

Era una catástrofe. 

Un gran poder que movía a la propia naturaleza. Los dioses de la naturaleza estaban entre la cima. Además, si se tenía un gran poder sagrado, el poder se convertiría en una catástrofe. 

Estaba claro que Poseidón estaba usando a Benteke para enterrar a Yeon-woo en el Río de las Almas. 

Yeon-woo chasqueó su lengua. 

Originalmente había planeado volar el barco en el que estaba Benteke, pero no tenía otra opción que cambiar sus planes por ahora.

Yeon-woo retorció su cuerpo y balanceó a Vigrid. 

La Ola de Fuego condensada en el Aura negra se liberó de inmediato. 

Le añadió velocidad y fuerza de rotación. Adicionalmente, combinó las 72 Artes.

[Ola de Fuego]

[Fuego Santo]

[72 Artes - Pok, Ryul]

¡Krrrrrng!

La incontrolada Ola de Fuego resultó terriblemente destructiva. No sólo barrió los tsunamis que parecía que iban a cubrir el mundo entero, sino que también se tragó los relámpagos que venían del cielo como si no fueran nada. 

Como si el sol hubiera explotado, se extendió una poderosa luz y las réplicas siguieron afectando al entorno que lo rodeaba. 

Los tsunamis se evaporaron y la densa niebla se disipó. El Río de las Almas se agitó con más intensidad que antes y sacudió el barco en el que estaba Benteke. 

La ardiente ola de calor quemaba la piel de los jugadores en la cubierta. Los jugadores que respiraron inconscientemente, gritaron por el dolor que sentían en sus pulmones, causado por la inhalación del aire hirviente.

Sin embargo, los gritos no se podían escuchar porque estaban enterrados bajo la gran explosión. 

Entonces...

¡Kwakwakwang!

Relámpagos de fuego vinieron desde donde estaba Yeon-woo hacia el barco de Benteke. 

Era una pared formada por relámpagos que había sido creada combinando las 72 Artes. Pensaba hundir el colosal barco con ese ataque que hizo con Vigrid.

Sin embargo, Jinrang y los jugadores que custodiaban a Benteke eran competentes. Protegieron el barco de los relámpagos de fuego usando sus habilidades y artefactos para crear una barrera. 

No fue fácil. Debido a que se trataba de un ataque muy poderoso, sintieron como si hubieran chocado contra un enorme martillo. También resultaba difícil lidiar con las ondas de choque que atravesaban la barrera.

El barco se agitó fuertemente. Se agrietó en algunas áreas, y un olor a quemado se extendió a su alrededor. 

Lo que más los frustraba era el calor que parecía que iba a quemarles la piel. 

El horrible calor que resultaba difícil de imaginar y había sido creado por un humano, dejaba un rastro negro a lo largo del barco. 

"¿Qué diablos...?"

"¿Qué es eso?"

Los jugadores de Tritón que apenas habían estado sosteniendo la barrera temblaron. 

Definitivamente habían investigado a Yeon-woo a fondo. 

Cuando había luchado contra los Nueve Hijos del Dragón, la muda de piel de Apophis en el piso 26, el Rey Monstruo Caníbal en el piso 27... habían examinado todas sus fuerzas y habían juzgado que podían atraparlo incluso si Benteke no daba un paso al frente. 

El poder de Poseidón podría usarse con mayor facilidad en el Río de las Almas. Ellos se consideraban superiores en términos del entorno también. 

Sin embargo, las cosas no estaban saliendo según lo previsto.

¿Se había hecho más fuerte en ese corto tiempo? ¿O había estado ocultando sus habilidades? ¿O simplemente no necesitaba revelarlas?

Cualquiera que fuera la razón, los poderes de Yeon-woo eran más fuertes de lo que pensaban. 

¡Él... no se quedaría atrás en comparación con su líder, Benteke!

Hwiii-

Sin importar si estaban sorprendidos, los ojos de Yeon-woo bajo la máscara eran indiferentes. 

Retraía hacías atrás mecánicamente a Vigrid, como si sólo estuviera concentrado en hundirlos en el Río de las Almas que había comenzado a hervir. 

El vapor se arremolinaba a su alrededor. Yeon-woo planeaba explotar otra Ola de Fuego una vez más, esta vez con una abundante cantidad de maná. Estaba ansiado por confirmar la fuerza de su Ola de Fuego. 

¿Dónde más podría hacer esto? Al frente sólo tenía enemigos.

Entonces, fuertes vientos se reunieron alrededor de Vigrid. Vigrid temblaba como si pudiera romperse en cualquier momento, y emitía una luz azul. 

Justo cuando estaba a punto de balancearla, el espacio frente a Yeon-woo se abrió y Benteke apareció. Como Yeon-woo había visto en el diario y en el Vestigio de Lana, le daba una impresión feroz y maliciosa. 

Sólo había una diferencia. Su energía había cambiado notablemente. 

Benteke golpeó duramente la cabeza de Yeon-woo. Había algo que se asimilaba a orbes azules en su mano. 

Yeon-woo no podía decirlo con seguridad, pero parecía el poder sagrado condensado del Río de las Almas. 

Crunch-

¡Krrrng!

Yeon-woo intentó recuperar el equilibrio mientras balanceaba a Vigrid horizontalmente. 

La Ola de Fuego estalló una vez más. Al mismo tiempo, orbes azules aparecieron en la mano de Benteke para contrarrestar el ataque.

En direcciones opuestas, el fuego y la columna de agua se chocaron, crearon dos remolinos. 

Los dos remolinos crearon un tornado aún más grande. 

El gran tornado se extendió desde el Río de las Almas hasta el cielo. 

Las explosiones que provenían del interior del tornado se dispersaron. 

Gotas de agua cayeron como lluvia, y se evaporaron en la atmósfera hirviente. El Río de las Almas comenzó a hervir como la lava. Se tornó furioso y tormentoso.

En el centro de todo esto, Yeon-woo hizo circular su Circuito de Maná y descendió a Vigrid en línea recta. 

Benteke agarró el Tridente con ambas manos y lo movió hacia arriba.

Chang-

¡Kwang!

Con el sonido del metal chocando, una columna de agua se elevó entre ellos. 

El comprimida agua atravesó el pecho de Yeon-woo, mientras que el fuego y los relámpagos impactaron sobre Benteke. 

Esta vez, ambos sufrieron bastante daño. 

Como si ambos lo hubieran prometido de antemano, no volvieron a chocar y se separaron mucho. 

"¡Juajuajajajajaa! ¡Nunca hubiera imaginado que una persona de este nivel siguiera en los pisos inferiores! ¡Qué sorprendente! El mundo de la Torre es muy divertido."

Parado sobre el agua, Benteke tocó la profunda quemadura que tenía cuerpo con su mano izquierda. Una chispa roja permanecía y su carne seguía siendo quemada, pero se sentía muy contento. 

Benteke no había planeado venir. 

Estaba ocupado concentrándose en Tritón con los nuevos clanes en crecimiento. 

Especialmente, los cuatro nuevos clanes emergentes que habían surgido al mismo tiempo que Tritón. Particularmente Regimiento de Fantasía, crecían cada vez más, por lo que estaba muy ocupado.

Incluso si el dios al que servía, Poseidón, lo presionaba, no hacía cosas que no quería. 

Benteke era alguien que se reiría si Poseidón lo amenazaba con quitarle su posición de apóstol. 

La única razón por la que se había convertido en apóstol de Poseidón era porque pensaba que recibiría una poderosa y cómoda fuerza para usar. 

Confiaba en sus capacidades, así que pensaba que podría servir a cualquier otro dios.

Había muchos dioses y demonios que querían a Benteke como su apóstol. Además, Poseidón estaba interiormente satisfecho con la confianza de Benteke, por lo que no intervenía en nada particularmente. 

Sin embargo, esta vez era diferente. 

Poseidón había sugerido firmemente que esta vez cumpliera con su deber como apóstol. Le había dado el título de una Misión Necesaria. 

Poseidón nunca antes había instado a Benteke con tanta contundencia, así que tenía que seguir sus órdenes. Por otra parte, los informes que sus subordinados habían traído también le parecían divertidos. 

Un novato causando conmoción en los pisos inferiores. Estaba haciendo nuevos récords en cada uno de ellos, y estaba empatado con el puntaje previamente intocable de AllForOne en el piso 21. 

Por supuesto que le interesaría. 

Más que nada, Benteke tenía curiosidad por saber quién había hecho que Poseidón estuviera tan irritado. Se trataba de alguien que había hecho que Poseidón, un ser arrogante que ni siquiera miraba los pisos inferiores, se pusiera furioso. 

Por lo que quería comprobarlo.

Pero parecía que sería aún más divertido de lo que esperaba.

Había echó temblar a su Tridente. El arma del gobernante.

Bentke miró a Yeon-woo de arriba a abajo. Una máscara negra y vestimenta. Y las alas de fuego en su espalda. Pensó que el Acaparador se veía bastante singular. 

"¿Hm?"

Justo entonces, Bentke vio el collar en el cuello de Yeon-woo. 

No lo había reconocido por el fuego negro que lo rodeaba, pero definitivamente era similar al de Benteke. 

"¿De dónde sacaste ese artículo? ¿Fuiste al Palacio de Cuarzo?"

Era un artículo que le recordaba al muerto Ala Celestial. 

Lana lo había guardado hasta el final, así que representaba un recuerdo desagradable para él. Para Benteke, Ala Celestial era un fantasma que había dañado a Lana y derribado a Rosa Azul. 

Puede que tuviera buenos recuerdos de cuando estaba vivo, pero no tenía ningún pensamiento positivo sobre Ala Celestial después de su muerte. 

"......"

Pero Yeon-woo sólo tocó el collar con su mano izquierda y no dijo nada. 

Podía sentir las numerosas miradas sobre él, pero las estaba ignorando. Especialmente ignoraba las miradas llenas de hostilidad. 

[Poseidón quiere castigarte.]

[Poseidón te está mirando.]

[Poseidón revela una intensa intención asesina.]

[Hermes te está animando.]

[Atenea te da una Bendición.]

[Atenea espera tu victoria.]

[Atenea mira a Poseidón con una mirada desaprobatoria.]

[La sociedad divina, el Olimpo, guarda silencio por las tensiones entre Poseidón y Atenea.]

[Muchas sociedades divinas y demoníacas están mirando al Olimpo.]

'Pensando en ello ahora, Poseidón y Atenea nunca tuvieron una buena relación, aunque son familia'.

Atenea miraba de forma agradable a Yeon-woo. Por otro lado, Poseidón tenía una intención asesina. Como en las leyendas, estaban enfrentados aquí. 

Yeon-woo podía sentir el poder sagrado que se entregaba a través del canal de los poderes. 

Aparte de Agares, Azrael y Atenea, habían muchos seres interesados en él. 

Se sentía desagradable porque sólo parecía un juguete para los dioses y los demonios. 

Yeon-woo habló con Benteke. 

"Espero que seas diferente de la muda de piel Apophis y del Rey Monstruo Caníbal."

"¿Qué?"

Benteke frunció el ceño ante la extraña respuesta de Yeon-woo a su pregunta y abrió sus ojos se agrandaron al sentir que el aire alrededor de Yeon-woo cambiaba repentinamente. 

[Despertar del Cuerpo de Dragón]

[Tercer Espíritu]

[Hyoongshin Acksal]

[Estigmas de la Diosa]

Crunch-

Las escamas de dragón crecieron en la piel de Yeon-woo hasta justo debajo de sus ojos, y los Espíritus Familiares que había enviado entraron en su cuerpo. 

La Piedra Filosofal comenzó a emitir maná. El demonismo se extendió lentamente en su cuerpo mientras su Circuito de Maná circulaba, y con el poder sagrado de la diosa de la guerra...

Hwakk-

Yeon-woo atacó usando a Vigrid con el poder de la especie de los Dragones, dioses y demonios, tres especies superiores. 

Con un destello, se escuchó un explosión sónica en el aire, y el aura negra se dirigió Benteke.
septiembre 30, 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 451

Capítulo 451. La Segunda Venida de Gula (1)


Después de rasgar el papel, Seol Jihu cerró los ojos con fuerza. Sinceramente, no quería volver a abrirlos. Sabía que estaba esperando algo irrazonable.

Desde que leyó el libro hasta que llegó a casa, había estado feliz. Si esto era un sueño, no quería despertar.

¿Y si el paisaje no cambiaba? ¿Y si, cuando abriera los ojos de nuevo, todavía estuviera en su habitación, y no en el Paraíso?

"......"

Una sonrisa se extendió por los labios de Seol Jihu. Justo ahora, había pensado en el 'Paraíso' cuando originalmente lo habría llamado 'Utopía'. Lo que significaba...

'Mis recuerdos han vuelto'.

Fue entonces cuando un débil ruido llegó a sus oídos.

Seol Jihu abrió los ojos lenta y cuidadosamente.

Cuando vio una estatua de piedra familiar más allá de la vista, sus ojos se abrieron de golpe.

Lo primero que vio fue la estatua de Gula, y detrás de ella, vio las altas columnas que sostenían el techo, además de los majestuosos murales que se extendían por las paredes.

Sin duda era el templo de Gula.

Había vuelto. Por fin había vuelto... al Paraíso.

Seol Jihu se dio la vuelta y miró alrededor del templo. Todo lo que había pasado después de que se derrumbara en la ladera de la colina pasó lentamente por su mente. Se estremeció al pensar en el momento en que casi saltaba del tejado.

'Tengo suerte de no estar muerto'.

Pensó que nunca hubiera podido volver. Y no lo hubiera logrado si estuviera solo. Fue gracias a la dedicación de todos que pudo resucitar.

[Bienvenido de nuevo.]

Justo cuando las lágrimas comenzaban a brotar en sus ojos, una suave voz resonó por todo el templo.

La voz finalmente convenció a Seol Jihu de que se trataba de la realidad, y no un sueño.

[He estado esperando por ti.]

La mirada de Seol Jihu se dirigió a la estatua.

"¡Gula-nim!"

Estaba tan feliz que olvidó que podía conversar a través de sus pensamientos en vez de hablar en voz alta.

El silencio descendió sobre la habitación. Había tanto que quería decir. Tanto que no sabía por dónde empezar.

Gula, también, permaneció en silencio. Estaba leyendo los pensamientos de Seol Jihu.

"...¿Qué ha pasado?"

Después de un momento de silencio, Seol Jihu decidió preguntar sobre lo que más le intrigaba.

"¿Cómo pude resucitar?"

[El hecho de que preguntes esto, me dice que sabes que tu cuerpo no estaba en un estado en que pudiera ser perfectamente resucitado con un solo Deseo Divino.]

Seol Jihu asintió. También se preguntaba por qué seguía teniendo los recuerdos del Negro Seol Jihu incluso después de que se activara la Visión Futura. Pero ahora mismo, esto era lo más importante.

[Es cierto que ninguno de tus camaradas tenía suficientes puntos de contribución para cambiarlos por un Deseo Divino.]

Pero los deseos no eran la única manera de que un Terrícola resucitara.

[Así que en su lugar, Teresa Hussey y Yun Seora aseguraron un Juramento Real para buscar tu resurrección.]

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron. ¿No sólo les quedaba uno, sino dos Juramentos Reales?

[Prihi Hussey, el Rey de Haramark, transfirió la propiedad de su Juramento Real a Teresa Hussey...]

Teresa, Seol Jihu podía entenderlo. Pero no tenía ni idea de quién le dio el Juramento Real a Yun Seora.

Fue entonces cuando una luz brillante destelló ante sus ojos, y un pedazo de papel apareció en el aire.

Seol Jihu lo agarró inconscientemente. Sólo había una frase escrita en el papel.

—Yo, Roe Scheherazade, quisiera transferir la propiedad de mi Juramento Real a alguien que esté dispuesto a usarlo para la resurrección de un Terrícola llamado Seol Jihu.

El semblante de Seol Jihu se desvaneció.

"Roe Scheherazade está..."

[Muerta.]

Gula respondió simplemente.

[Se quitó la vida poco después de escribir su testamento. Parece que cambió de opinión después de hablar con Yun Seora.]

Un cambio de corazón. Seol Jihu miraba su testamento. El hecho de que no especificara el nombre de la persona a la que transferiría la propiedad de su Juramento Real indicaba su intención demasiado bien.

Esto era una sorpresa. Nunca imaginó que Roe Scheherazade cambiaría de opinión en el último minuto. Por alguna razón, Seol Jihu se sintió algo amargado.

[Sé que debes tener muchas preguntas...]

La voz de Gula le devolvió el sentido común.

[Pero me temo que tendrá que empezar de inmediato.]

Seol Jihu se estremeció.

"¿Cuánto tiempo ha pasado desde que morí?"

[Ha pasado exactamente un mes.]

30 días. Sólo han pasado 10 días en la Tierra, pero el tiempo en el Paraíso pasaba tres veces más rápido que en la Tierra. 30 días no era poco. Bastaba para que los Parásitos terminaran lo que habían empezado.

'Esos malditos bastardos'.

Cuando pensó en los Parásitos, los ojos de Seol Jihu comenzaron a brillar ferozmente.

"La situación..."

[No es buena.]

Gula dejó escapar un suspiro y comenzó a explicar.

Después de que los Parásitos cruzaron la frontera y destruyeron Grazia y Caligo, los cuatro Comandantes del Ejército avanzaron hacia Odor.

La humanidad unió fuerzas con los miembros de la Federación que previamente se habían trasladado a Odor. La unión se mantuvo durante un tiempo bastante largo contra Castidad Vulgar, pero no pudo resistir cuando llegaron Sung Shihyun y Paciencia Explosiva.

Fue alrededor de este momento que la fuerza principal de la Federación había llegado a Eva.

Sin embargo...

[Los parásitos no permitieron que la Federación y la humanidad se reunieran en un solo lugar.]

Tan pronto como los Parásitos capturaron a Odor, dividieron sus fuerzas de nuevo en dos. Mientras tanto, Bondad Retorcida ocupó el camino entre Odor y el EVA.

Esto obligó a los Terrícolas y a la Federación en Odor a retirarse hacia Haramark.

[Mientras que Paciencia Explosiva y Bondad Retorcida retrasaron el avance de las fuerzas auxiliares en Eva, Sung Shihyun y Castidad Vulgar destruyeron a Olor, luego persiguieron al ejército en retirada hasta Haramark.]

Para empeorar las cosas, Humildad Desagradable y su ejército invadieron el Valle Arden. Cuando la Comandante del Ejército se dio cuenta de que la fuerza principal de la Federación ya no podía invadir el territorio de los Parásitos, cruzó el valle y se dirigió directamente a Haramark.

"Así que ahora mismo, Haramark está..."

[Apenas resistiendo a cuatro Comandantes del Ejército. Ya han pasado tres días.]

"¿Cuatro? ¿No quieres decir tres?"

[Caridad Aborrecible también se ha revelado, pero no está participando en la batalla. Esto demuestra la confianza que tienen en su victoria.]

Debe haberse mostrado para observar la caída de la especie a la que una vez había pertenecido.

Seol Jihu chasqueó su lengua.

Sabía que los Parásitos no se quedarían de brazos cruzados mientras él estaba fuera, pero no creía que llegarían tan lejos.

[Supongo que la Reina Parásito quiere destruir la base que has construido.]

La voz de Gula continuó.

[Teresa Hussey debe haber pensado lo mismo. Por esa razón, en lugar de retirarse a Eva, se ofreció como voluntaria para convertirse en el cebo.]

"¿Cebo?"

[Sabía que haría exactamente lo que los Parásitos querían, pero si se quedaba en Haramark, podría retrasar el ataque a Eva tanto como fuera posible.]

La fortificación de Eva estaba completa, y si la fuerza principal de la Federación se combinaba con la humanidad, las cosas se habrían puesto bastante problemáticas para los Parásitos. Por lo tanto, los Parásitos planeaban luchar contra ellos por separado, y la humanidad lo hizo.

Los ojos de Seol Jihu se tensaron.

En resumen, Teresa había elegido preservar la base donde Seol Jihu volvería, durante una guerra en la que el destino de su especie pendía de un hilo.

Ella creía sin ninguna duda que Seol Jihu regresaría.

[Su estrategia fue audaz, pero suponía más daño.]

Gula habló con una voz amarga.

[Afortunadamente, la fortaleza del valle logró retrasar la llegada de Humildad Desagradable... pero eso ya quedó en el pasado. Humildad Desagradable ha llegado a Haramark hace dos días.]

La fortaleza del valle había caído, y ahora Haramark estaba al borde de la derrota bajo el ataque conjunto de los tres Comandantes del Ejército.

Los oídos de Seol Jihu captaron el débil sonido de las explosiones en la distancia. Sólo entonces se dio cuenta de dónde estaba y por qué Gula lo había resucitado en Haramark. Si hubiera venido un poco más tarde, ella lo habría resucitado en Eva.

No era el momento de quedarse sin hacer nada. Seol Jihu rápidamente revisó su cuerpo. Casi inmediatamente, una amarga sonrisa apareció en su cara. Aparentemente, dos Juramentos Reales no bastaron para restaurar su condición a la normalidad.

Su brazo derecho estaba de vuelta, pero sus circuitos estaban desordenados debido a las secuelas del maná de flujo inverso. También notó la presencia de la divinidad de la Reina Parásito y el Mal Absoluto dentro de su cuerpo, aunque en pequeñas cantidades.

Seol Jihu abrió su ventana de estado. Como esperaba, su condición actual y su nivel físico eran un desastre.

'Si salgo en este estado... moriré antes de poder luchar'.

Pero esto no representaba un problema para Seol Jihu. Normalmente tomaría al menos un año o dos para recuperarse completamente de una lesión de esta naturaleza, pero Seol Jihu tenía los medios para acortar ese período a un parpadeo.

"Gula-nim."

[Sí.]

No había razón para dudar. Seol Jihu murmuró un deseo dentro de su cabeza, y Gula respondió inmediatamente.

¡FLASH!

Una luz brillante cubrió todo el cuerpo de Seol Jihu. Las heridas y el cuadrado mágico dentro de su cuerpo se borraron en un instante. Su maná, retorcido y enredado como una telaraña, comenzó a desenredarse como un hilo, haciendo que los restos de las dos divinidades se desvanecieran lentamente.

Sentía que su propia energía estaba volviendo a su cuerpo, ahora limpio de todas las impurezas. El gran tamaño de esto hizo que Seol Jihu se estremeciera. La energía brotaba de su núcleo.

'Gracias'.

No se olvidó de agradecer al Negro Sol Jihu. Fue gracias al Negro Seol Jihu que Seol Jihu pudo recuperar su energía con un solo deseo.

[Tu recuperación está completa. ¿Cómo te sientes?]

"Perfecto. Me siento genial."

Seol Jihu respondió, moviendo sus brazos en círculos.

[¿Y tu cabeza?]

"Tranquila. No sabía que tener una memoria coherente se sentiría tan bien."

Seol Jihu sonrió.

"El siguiente paso es el avance.... Ah, ese deseo no ha agotado todos mis puntos de contribución, ¿Verdad?"

[Por supuesto que no.]

Gula, también, sonrió.

[Puedes aspirar al Nivel 8 o superior si quieres. Además, no tendrás que hacer un examen de promoción.]

Había desempeñado un papel importante en asegurar el Juramento Imperial, derrotó a incontables Parásitos, e incluso dañó la divinidad de la Reina Parásito.

Eso se convirtió en puntos de contribución y se añadió a la cantidad que tenía. Así que ahora tenía más puntos de contribución que nunca antes. Le quedaban suficientes para obtener dos Deseos Divinos más, incluso después de haber gastado puntos de contribución en un deseo.

"Me gustaría llegar tan lejos como mis puntos de contribución lo permitan."

Seol Jihu enderezó su postura.

[Petición reconocida.]

Gula respondió sin demora.

[De ahora en adelante, Seol Jihu irá más allá de Santo Nivel 8...]

[...y será promovido a Lancero Divino Nivel 9.]

[¡Espero grandes hazañas acordes con tu posición como la lanza de Gula, como un ser que ha trascendido la humanidad y busca alcanzar la divinidad!]

Así de simple, había logrado avanzar dos niveles al mismo tiempo por segunda vez.

Finalmente, nació el primer Terrícola de Nivel 9 del Paraíso.

[Además.]

Pero Gula estaba lejos de haber terminado.

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron, estaba sorprendido porque la estatua de la diosa de repente comenzó a temblar como si estuviera viva.

Una forma delgada, que rodeaba a la estatua como una cubierta, se deslizó hacia él. Se acercó a Seol Jihu con la rapidez del agua en una corriente y extendió lentamente sus brazos.

Tenía una tela negra atada vagamente alrededor de sus delgados brazos. La tela envuelta alrededor de su cuerpo y las piernas también se agitaban en el aire.

La figura se veía aún más misteriosa, puesto que el velo negro que la cubría sólo revelaba sus labios de color pálido. Su largo cabello negro estaba tocando el suelo.

Seol Jihu finalmente se dio cuenta de quién era esta mujer, rodeada de una extraña oscuridad.

Gula se había manifestado físicamente ante él.

[Acércate, hijo mío.]

Seol Jihu bajó la cabeza en silencio.

[La humanidad ha cambiado.]

Gula puso su mano sobre la cabeza de Seol Jihu.

[Mientras escapabas de los Parásitos, rápidamente formaron una fuerza auxiliar...]

[Y se unieron a la Federación para resistir contra los Parásitos después de tu desaparición.]

[Los juramentos que hicieron pueden haber sido la razón de sus acciones, pero la humanidad sin duda respondió a la prueba que les hice a través de ti.]

[Roe Scheherazade, el mayor problema, cambió su posición en el último minuto.]

Lo que significaba....

[Has logrado con éxito el cambio completo de la humanidad.]

[El mayor problema que aqueja a la humanidad ha sido resuelto, y el cambio ya está completo.]

[Porque el cambio está completo, la prueba que te he puesto también se ha completado.]

Entonces...

[Por la presente reconozco la finalización de la prueba de Ejecutor...]

[...¡Y anuncio en nombre de Gula que he elegido a Seol Jihu para ser el Apóstol y la Estrella de Gula!]

El sonido de las notificaciones sonó fuertemente en sus oídos. Una docena de mensajes aparecieron ante sus ojos, informándole que había obtenido el derecho de ejercer la Autoridad de Gula y nombrar un Servidor.

[Ve, hijo mío.]

Gula envolvió sus brazos alrededor de Seol Jihu como para celebrar el nacimiento de un nuevo apóstol.

[¡Ve con nuestros enemigos y muéstrales quién ha regresado!]

[Como el hijo y la lanza de Gula, elimina a nuestros enemigos. Hazle saber a la Diosa del Parasitismo que la Gula ha venido a devorar a los Parásitos.]


***


Seol Jihu salió del templo de Gula.

El cielo nublado era oscuro y rojo.

¡FLASH!

De repente, una luz azul destelló a través del cielo.

A lo lejos, escuchó el sonido de algo que se desmoronaba, pisadas fuertes, y el sonido de interminables explosiones.

La guerra finalmente comenzaba a sentirse real.

Seol Jihu se apresuró a llegar al palacio real. Gula le había informado de que la familia real de Haramark guardaba su equipamiento.

"...Sabía que llegarías a tiempo."

Eso fue todo lo que Prihi dijo. Por supuesto, no pudo borrar completamente la mirada de sorpresa en su cara, pero su voz permaneció tranquila de todos modos.

"Nos pondremos al día más tarde. Ahora mismo, necesitamos tu ayuda."

Prihi trajo el equipamiento y se lo entregó a Seol Jihu.

Seol Jihu se equipó rápidamente y luego se elevó hacia el cielo con la Lanza de la Pureza en su mano.

Su cuerpo rápidamente atravesó el aire.

Lancero Divino Nivel 9, Habilidad de Clase — Movimiento Aéreo.

Esta fue la primera habilidad que obtuvo al gastar sus puntos de contribución después de ser promovido al Nivel 9.

Seol Jihu levantó su ventana de estado mientras volaba por el aire a la velocidad de la luz.

[Tu Ventana de Estado]

[1. Información General]
Fecha de Invocación: 16 de Marzo de 2017
Grado de Marca: Oro
Sexo/Edad: Hombre/27
Altura/Peso: 180.5cm/65.4kg
Condición Actual: Saludable
Clase: Nvl 9. Lancero Divino
Nacionalidad: Corea (Área 1)
Afiliación: Valhalla

[3. Nivel Físico]
Fuerza: EX
Resistencia: EX
Agilidad: EX
Estamina: EX
Maná: Comienzo Divino
Suerte: Alto (Intermedio)
Puntos de Habilidades Restantes: 4

[4. Habilidades]
1. Autoridades (3)
-Servidor (Grado Desconocido)
-Mata Dioses (Grado Desconocido)
-Gula (Grado Desconocido)

Su resistencia se había elevado a EX. Según el Negro Seol Jihu, esto se debía a que continuó moviendo su cuerpo durante mucho tiempo después de superar lo que resultaba físicamente imposible para los humanos.

Lo mismo ocurría con su maná. Durante el proceso de neutralización, su cuerpo absorbió pequeñas porciones de la divinidad de la Reina Parásito y del Mal Absoluto, elevando de esa manera su maná al Comienzo Divino.

En cuanto a la agilidad, usó los puntos que había obtenido al ser promovido al Nivel 8 y Nivel 9 para aumentar su grado a EX.

Seol Jihu apretó su agarre sobre la lanza y cerró la ventana de estado.

El sonido de la batalla se hacía más fuerte con cada paso, y ahora podía escuchar gritos.

Como Gula había dicho, la Federación y la humanidad luchaban contra los Parásitos. Intentaban desesperadamente detener el avance del enemigo, pero la batalla se acercaba a su fin.

Sólo pensar en el pasado hacía hervir de rabia la sangre de Seol Jihu.

'Sung Shihyun... La Reina Parásito...'

Los Parásitos lograron su objetivo.

Pero él también logró regresar al Paraíso.

La última vez los Parásitos lo habían tratado muy bien, ahora era su turno de devolverles el favor.

Seol Jihu estaba decidido a cumplir la Regla de Oro mucho antes de que Gula se lo pidiera.

Mostraría a los Parásitos que estaba de vuelta, obteniendo mucho más gracias a ellos, y como resultado, estarían pagando un alto precio.

Se acercaba rápidamente al campo de batalla más allá de los muros de la ciudad.

Los ojos de Seol Jihu se agudizaron y comenzaron a emitir una luz dorada.
septiembre 30, 2020

Bajo El Roble - Capítulo 23

Capítulo 23. Calidez Inesperada (1)



"Vamos, salgamos."

Dijo Riftan, luego de hacer que se pusiera los zapatos de cuero. Ella asintió con la cabeza sonrojada. Salieron de la habitación y bajaron por las escaleras de madera tomados de la mano. Los caballeros con armadura estaban sentados dentro de la revuelta taberna, donde las mesas y sillas estaban muy apretadas.

"Líder, pensé que nos terminaríamos quedando. ¿Así que nos vamos ahora?"

Uno de ellos refunfuñó con los brazos cruzados sobre su pecho. Pero Riftan sólo tomó la mano de Max y salió, ignorándolos completamente. Entonces un caballero de pie junto a la puerta lo persiguió y se quejó.

"Líder, ¿vas a seguir actuando así? No estamos muy acostumbrados, así que no lo des todo por sentado."

"¡Silencio! Dije que no dijeran nada."

Max miró al caballero que había estado hablando con una mirada intrigante. El joven de gran estatura y pelo rizado la fulminó con la mirada a cambio. Ella se escondió detrás de Riftan, intimidada por la mirada penetrante que no tenía nada de buena voluntad. El hombre rubio que estaba de pie detrás del caballero resopló con fuerza.

"No es gracioso. Sólo porque es la hija del Duque de Croix."

"Dije que cerraran la boca."

Riftan gruñó con fuerza. Los hombres se callaron ante su espíritu feroz de inmediato. Se giró de nuevo hacía ella y la subió al carruaje.

"No te preocupes por lo que dicen."

Riftan continuó, después de también subir al carruaje y cerrar la puerta bruscamente.

"No miran con buenos ojos a tu padre. Pero tú eres la Señora de Calypse, ya no eres Croix. Eres mi esposa. Les advertiré que no vuelvan a ser groseros."

No pudo encontrar una palabra para responder, sólo mirando el dorso de su mano en su regazo. 

'Sólo porque es la hija del Duque de Croix' Sus palabras le recordaron cómo se produjo esta relación con él.

"¿Te sientes ofendida por mis hombres?"

Viéndola sentada en silencio, preguntó en un tono nervioso. 

Ella levantó la vista sorprendida. ¿Alguien se ha preocupado alguna vez por sus sentimientos? Sonrió inconscientemente mientras miraba su cara de preocupación. 'Qué hombre tan extraño,' pensó.

"... ¿sabes qué?"

"Sí, ¿q-qué?"

"Me sonreíste... es la primera vez."

Riftan, que miraba su cara con una expresión indescifrable, extendió lentamente la mano y le acarició la mejilla. Max quedó atrapada en su intensa mirada y dejó de respirar. El hombre, cuyos labios estaban medio abiertos, como para decir algo, pronto apartó la mano. Luego, gritó a los hombres de afuera, como si nada hubiera ocurrido hace un momento.

"¿Qué están esperando? ¿Quienes fueron los que estaban rogando para que nos fuéramos?"

Escuchó murmullos desde afuera y pronto el carruaje comenzó a rodar. Miró su cara en un silencio incómodo. Riftan tenía la cabeza contra la ventana del carruaje, cerrando los ojos como si estuviera cansado. Sintiéndose un poco relajada ahora, también apoyó su cabeza contra la pared.

El carruaje se agitó y se sacudió, sintiéndose como el ritmo de una cuna. Tal vez, con la tensión de varios días alcanzando finalmente su punto máximo, ella se durmió gradualmente.

***

Dejando la aldea donde se quedaron el primer día, viajaron a través de la vasta vegetación durante todo el día. Conducir un carruaje por un camino de tierra mal construido sólo les hizo llegar a una pequeña aldea cerca del bosque cuando estaba completamente oscuro. Después de viajar en un espacio reducido por primera vez, Max estaba más que exhausta. Riftan, que había salido primero para identificarse, volvió al carruaje para recoger su saco de dormir y su lámpara.

"Nos quedaremos aquí hoy. Hace frío, así que ajústate bien la ropa."

Ella siguió sus palabras, presionándose la capucha más abajo sobre su cabeza y sujetándose cuidadosamente la correa de su abrigo. Bajó del carruaje y se dirigieron a donde se estaban reuniendo los caballeros, con el brazo de Riftan alrededor de su cuello. Uno de los caballeros, que tuvo una larga charla con el guardia, le miró y le preguntó con una mirada avergonzada.

"Líder, ¿cuáles son sus órdenes? No tienen ninguna habitación para acomodarnos..."

Riftan tomó la lámpara y miró a su alrededor rápidamente. Cuatro o cinco oscuras casas de campo estaban alineadas al lado del sinuoso camino de tierra, con sus luces apagadas. El caballero rápidamente añadió una explicación.

"Hay cinco pequeñas cabañas, pero están llenas de siervos que fueron trasladados aquí para la época de la cosecha. Hay un almacén de granos vacío. Podemos pedirlo prestado por un día..."

El caballero miró la cara de Max al final de su discurso. La frente de Riftan se arrugó y miró al guardia.

"¿Hay algún lugar donde mi esposa pueda quedarse por separado?"

"Esas pequeñas cabañas destartaladas sólo fueron construidas para albergar a los siervos durante la época de la cosecha. Si me lo indica, puedo desocupar una para usted ahora mismo... pero le diré de una vez que no es un lugar apropiado para una dama."

"Pero es mejor que el almacén. Si pudieras despejar una pequeña cabaña para ella, me gustaría darle un generoso–"

"Está, está bien, todo está bien."

Max lo agarró del brazo en un ataque de miedo. No sólo era una carga para los siervos, que habían sufrido trabajos forzados durante todo el día, ser expulsados a causa de ella, sino que además no deseaba pasar la noche sola en este lugar espeluznante y desconocido. Mirando a su alrededor con ojos asustados, Max se aferró a la manga de Riftan.

Yo, yo no quiero quedarme sola..."

martes, 29 de septiembre de 2020

septiembre 29, 2020

Second Life Ranker - Capítulo 277

Capítulo 277. Tritón (2)


"¡Es el Acaparador!"

"¡El Acaparador está aquí! ¡Atrápenlo!"

Tan pronto como Yeon-woo apareció, inmediatamente los capitanes de cada barco se enteraron. Los capitanes se movieron rápidamente. Pronto se prepararon para el ataque de Yeon-woo que vendría pronto. 

A diferencia del Escuadrón 92 del Regimiento de Fantasía, que había subestimado a Yeon-woo, Tritón había reunido información sobre Yeon-woo antes de esto. 

Su contribución en el Mundo Infinito de la Noche, cómo había lidiado con los Nueve Hijos Dragón, cómo había atacado fatalmente a la Reina del Verano, y que fuerza tenía después del piso 26. 

Lo consideraban al menos a nivel de un Ranker. 

Incluso juzgaron que podría estar en un nivel más alto. 

Alto Ranker. 

Se podía decir fácilmente que se trataba de un novato con un gran potencial. Era imposible que un jugador de los pisos inferiores que ni siquiera había pasado el piso 30 tuviera ese poder. 

Las personas que ahora eran consideradas reyes habían sido parecidos en su juventud. Recientemente, sólo Ala Celestial había sido un genio como ese. 

Además, la gente de Tritón había escuchado que Yeon-woo ocupaba el primer lugar en todos los pisos, y pensaron que podría convertirse en alguien que podría oponer resistencia a AllForOne. 

Independientemente de los límites de su poder, Tritón estaba en guardia contra Yeon-woo. 

A los Altos Rankers no les importaban los números de enemigos. Cada uno de ellos tenía una o dos habilidades extremadamente poderosas, por lo que sólo podían ser detenidos por individuos tan poderosos como ellos o a través de un método beneficioso.

Afortunadamente, Tritón tenía un método beneficioso. 

<Bendición de Poseidón>. Poseidón dio generosamente sus poderes a los que básicamente eran sus seguidores religiosos. Cuanto mayor fuera su coraje, más buffs y capacidad defensiva recibían. 

Aparte de todo lo demás, estaban en el territorio acuático que Poseidón gobernaba. 

El Río de las Almas era literalmente un río de almas con innumerables fantasmas rondando, estaba profundamente afiliado a los dioses que gobernaban sobre la muerte, pero como evidentemente estaba conformado por agua, la influencia de Poseidón sería mayor. 

Por eso, creían que aunque Yeon-woo usara la increíble Ola de Fuego, podrían detenerlo. 

Eso fue, hasta que algo atacó el fondo de sus barcos. 

¡Kwang!

¡Kwang!

"¿Qué está pasando?"

"¡Monstruos reyes del mar! ¡Son monstruos reyes del mar! ¡Los Depredadores están atacando la parte inferior del barco!"

"¡Mierda! ¿Por qué de repente están...?"

¡Kwang!

La marea del río estaba agitada. Un gran número de otros monstruos reyes del mar, como los Depredadores, salieron y comenzaron a atacar los barcos de Tritón. 

Los Depredadores masticaban la parte inferior de los barcos con sus dientes, y otros monstruos reyes del mar que tenían largos cuerpos en forma de serpiente se envolvieron alrededor de los barcos para destruirlos. 

Los jugadores de Tritón se sorprendieron enormemente por el repentino ataque de los monstruos reyes del mar, y se vieron obligados a prestarles atención. 

[Rey del Mar]

En ese momento, el artefacto sagrado de Ceto que Yeon-woo tenía alrededor de su cuello, el Encanto del Agua Marina, brillaba intensamente. 

Esa opción del artefacto sagrado se había activado para controlar a los monstruos reyes del mar. 

Cuando Yeon-woo descubrió la flota de Tritón, no salió a la superficie inmediatamente, sino que reunió primero a los monstruos reyes del mar. 

Tal vez si estuvieran en tierra, sería diferente, pero debido a que el río era territorio de Poseidón, estaba en desventaja en muchos aspectos. 

Además, aunque sus habilidades habían mejorado hasta el punto de que el número de enemigos no importaba, lidiar con un gran número de enemigos seguiría siendo complicado. 

Si el Barco Fantasma hubiera sido capturado mientras trataba con Benteke, sería Yeon-woo quien estaría en riesgo. 

Por eso, Yeon-woo trajo a los monstruos reyes del mar para desorganizar a Tritón. 

Una gran cantidad del poder sagrado del Encanto de Agua Marina había sido usado, pero resultó ser muy efectivo. 

Los monstruos reyes del mar resultaban difíciles de lidiar incluso para Tritón. Con decenas de ellos causando caos, por supuesto que sus líneas se desordenarían. 

Lo más molesto de los monstruos reyes del mar era que la mayoría tenía un gran intelecto. 

Se escondían rápidamente bajo el agua cuando los miembros de Tritón se defendían y aparecían de nuevo para atacar a los jugadores en la cubierta cuando veían la oportunidad. 

Los de Tritón no tuvieron la oportunidad de concentrarse en Yeon-woo con la situación actual. 

Eso era lo que Yeon-woo había estado esperando. 

Pat-

Yeon-woo usó Parpadeo y apareció en un barco rodeado de Depredadores. 

"¡Miren...!"

El capitán trató de gritar como advertencia, pero...

¡Kwang!

Yeon-woo ya estaba balanceando a Vigrid. Usando Aura negra y Ola de Fuego en su ataque, causando una gran explosión en la cubierta. 

El humo negro se elevó en el aire mientras el fuego cubría la cubierta. El agua del río fluyó a través de las grietas del barco, hasta que finalmente el barco comenzó a hundirse, dividido en dos partes.

"¡Sa, sálvame!"

"¡Aack!"

Los piratas rodeados de fuego saltaron al agua del río gritando. 

Sin embargo, sólo fueron arrastrados por las olas furiosas o se convirtieron en bocadillos de los monstruos reyes del mar. 

En un instante, se convirtió en un pandemonio. 

Yeon-woo activó despreocupadamente Parpadeo de nuevo y se movió a su siguiente objetivo. El Barco 12, el que estaba más cerca.

"¡Hey!"

El capitán del barco 12, Carht, que lo había estado esperando, frunció el ceño y balanceó poderosamente su alabarda.

Su ataque creó un viento feroz que parecía que aplastaría la cabeza de Yeon-woo. Sin embargo, Yeon-woo bloqueó el ataque con Vigrid, y activó nuevamente Parpadeo. 

Apareció justo delante de Carht. Su ataque aterrizó exactamente en su plexo solar. 

¡Kwang!

"¡Kuk!"

La armadura que Carht llevaba se dobló hacia adentro, y el impacto lo hizo volar.

Se estrelló contra el mástil. Con sus intestinos aplastados, murió poco después. 

Crack, kukuku...

El mástil no pudo soportar el impacto y se desmoronó hacia la derecha. Al mismo tiempo, el barco se inclinó.

Yeon-woo reunió maná en sus pies y pisó fuertemente en la cubierta. El barco que ya había perdido el equilibrio se hizo añicos y el fuego negro se elevó.

El fuego negro parecía fuego del infierno. Tocó el agua del río, pero no se extinguió. Más bien, se encendió aún más. 

El fuego negro creado por el fuego sagrado, el aura y la conciencia, parecía una criatura mágica que no se apagaría a menos que Yeon-woo lo quisiera.

El ataque de Yeon-woo no se detuvo con eso. 

A donde las chispas volaban, columnas de fuego negro se elevaban y amenazaban a los otros barcos. De hecho, unos cuantos barcos fueron casi destruidos por ello. 

Y allí, desde las sombras... Los Monstruos Excéntricos se esparcieron. 

Con el Tercer Espíritu fortalecido, los Monstruos Excéntricos que estaban con estadísticas más altas se movieron entre el fuego y el agua del río como si nada, masacrando a los jugadores de Tritón. 

Los barcos se hundieron uno por uno, y cuando 15 barcos desaparecieron, los miembros de Tritón sintieron que estaban en peligro. 

Siguieron llegando monstruos reyes del mar incesantemente, y ahora, el fuego negro se movía sobre el agua del río hacia ellos. Los monstruos sombras que no podían visualizar dificultaban aún más la situación.

Además, cada vez que Yeon-woo usaba Parpadeo, los barcos eran destruidos sin siquiera tener una oportunidad. 

La red que habían creado para atrapar a Yeon-woo y al Barco Fantasma terminó siendo dañina para ellos. 

"¡Sepárense! ¡Aléjense del Acaparador lo más que puedan!"

Juzgando que sus fuerzas serían aplastadas a este ritmo, los capitanes se alejaron de la red que habían creado. 

Los barcos se dieron la vuelta para huir de Yeon-woo. 

Fue una completa derrota para Tritón, el gobernante del mar. 

***

Incluso mientras la situación empeoraba, el barco con Benteke no se movía. 

"¡Jajajaja! Qué divertido fuegos artificiales. Está ardiendo perfectamente."

Benteke se echó a reír. Su risa sonaba tan fuerte que se escuchaba en la cubierta.

Sin embargo, todos sus subordinados tenían rostros preocupados. 

Podían observar a Yeon-woo moviéndose por el aire con sus alas de fuego, persiguiendo a los barcos que escapaban. Los monstruos reyes del mar tampoco detuvieron su ataque. 

El Barco Fantasma que había sido atacado ya no estaba a la defensiva. A este ritmo, sus barcos serían destruidos.

Sin embargo, Benteke sólo se reía, no se movía en lo más mínimo. Sólo se reía en su trono. Por supuesto que se sentían frustrados. 

"Capitán, el daño de nuestro lado será grande si esto continúa. Necesita dirigirse a..."

"Jinrang."

"Sí, señor."

"¿Qué crees que es lo más importante para formar una fuerza?"

Era una pregunta repentina. Los ojos de Jinrang se agrandaron. Le había servido a Benteke desde la Rosa Azul, pero aún no lo entendía bien.

A pesar de que parecía simple y violento, en realidad era extremadamente astuto.

"¿Crees que es la gente? ¿O el dinero?"

"No... no lo sé."

"Ambas son incorrectas."

"¿......?"

Jinrang inclinó la cabeza. Si no eran las personas o el dinero, ¿Qué era? ¿Y por qué estaba Benteke diciendo esto en una situación tan apremiante?

"Es el honor."

Los ojos de Jinrang se agrandaron. 

"Podemos conseguir gente. Se puede comprar esclavos o usar a los desbordantes Monstruos Humanos Caníbales. Lo mismo con el dinero. Si necesitamos más, podemos robarlo. Pero el honor es diferente."

El fuego ardía dentro de los ojos de Benteke. 

"Construir el honor es muy difícil. También es difícil difundirlo a lo largo y ancho. Hay muchas cosas que se interponen en el camino. Incluso si lo construyes, todo desaparece si cometes un error. Para construirlo de nuevo... necesitas más tiempo que antes."

Los Ocho Grandes Clanes habían construido su honor en la forma en que Benteke había dicho. 

"Mi ex amante, Lana, perdió ese honor. Siempre ganaba, pero finalmente terminó doblegándose ante los Ocho Grandes Clanes. Por eso Rosa Azul se derrumbó. Se esforzó por reconstruirla, pero a mis ojos, todo era un desperdicio. ¿Reconstruirla? Ni siquiera sabía que la gente a su alrededor estaba tratando de apuñalarla por la espalda."

Jinrang pensó en cuando había causado la rebelión con Benteke en el pasado. En ese entonces, Lana parecía realmente poseída por algo. 

La sabia y astuta Lana se había ido. Siempre estaba enojada, queriendo venganza, y desilusionada. Se había vuelto adicta a las dr#gas. 

Otros piratas se le habían acercado diciendo que la ayudarían, pero en realidad, sólo buscaban robarle. 

Benteke y sus subordinados no podían contenerse. Resultaba evidente que las fuerzas restantes serían destruidas a ese ritmo.

Por eso Benteke había causado la rebelión. Destruyó el Palacio de Cuarzo. Y asesinó a su propia amante. 

Poseidón había querido robar algo del poder sagrado de Ceto en ese proceso. Pero aún así, la rebelión había sido completamente la voluntad de Benteke.

Al final, Benteke tomó el control de la Rosa Azul y puso a los otros piratas bajo su mando. 

Fue la creación de un nuevo gran clan, Tritón. 

"El honor se hace de la victoria. Si las victorias continúan, la gente se reunirá como polillas atraídas hacia una llama, e incluso darán dinero que no tienen. ¿No se formó Tritón de esa manera? Los Ocho Grandes Clanes también se crearon de la misma manera, así que no podemos perder hasta que lleguemos a ese nivel."

"......"

Entonces, Jinrang se dio cuenta de lo que Benteke estaba diciendo. Jinrang sólo había estado preocupado por el continuo daño. 

Sin embargo, Benteke era diferente. El daño que estaban recibiendo no le importaba. Si salían victoriosos al final, estaba bien. No, sería un logro aún mayor. 

Benteke había usado a sus subordinados como carnada. 

Lo había hecho para confirmar el poder del Acaparador. Había reunido información previamente, pero quería comprobarlo con sus propios ojos. 

Además, eso significaba que Benteke reconocía a Yeon-woo. 

Brrr. 

Jinrang se estremeció levemente. Siempre sentía esto, ante la naturaleza violenta, cruel y de sangre fría su maestro.

Pensó en el apodo de Benteke. 

Gobernante.

El Rey Gobernante Benteke. No había nadie que pudiera enfrentarse al gobernante del mar. 

"Trae mi arma."

Benteke extendió su mano. Entonces, cinco de sus sirvientas se arrodillaron y educadamente ofrecieron su tridente. Sus manos temblaban por el peso. 

Tridente.

El artefacto sagrado de Poseidón que tenía la capacidad de causar tsunamis, terremotos y tormentas. Era un artefacto sagrado más grande que el que Yeon-woo había visto en la Tesorería del Olimpo. 

¡Thump!

Benteke se levantó lentamente, golpeando el Tridente contra el suelo de la cubierta. 

Justo entonces, pudo observar a Yeon-woo volando en su dirección con sus alas de fuego. 

Estaba claro que se acercaba a ellos después de percibir la energía de Benteke. El fuego negro le seguía. 

Benteke aceptó el desafío de Yeon-woo con mucho ánimo. Levantó el Tridente con una sonrisa. 

"¡Ven, tormenta!"

Justo entonces, las nubes oscuras comenzaron a acumularse en el cielo. Los relámpagos destellaron entre las nubes, y el Río de las Almas se agitó violentamente. 

¡Urrrr, kwakwakwang!

Krrrr. 

Autoridad <Lluvia de Tormenta>. Con el poder sagrado de Poseidón, tsunamis de decenas de metros de altura aparecieron. 

La tormenta giraba, y decenas de truenos descendieron desde el cielo, hacia Yeon-woo.
septiembre 29, 2020

Second Life Ranker - Capítulo 276

Capítulo 276. Tritón (1)


'¿Benteke, aquí?'

Yeon-woo comprobó nuevamente con el Encanto de Agua Marina porque pensaba que había visto mal. Pero tenía razón. Benteke venía hacia su dirección con Tritón.

'Así que Poseidón atacó primero'.

[Poseidón te está observando de cerca.]

Poseidón había expresado su voluntad de castigar a Yeon-woo de alguna manera. 

Parecía que tan pronto como Yeon-woo había comenzado a escalar los pisos de nuevo, movió a su apóstol, Benteke. 

[Atenea te anima en silencio.]

[Hermes protesta contra Poseidón.]

[Poseidón lo ignora.]

[Poseidón ha anunciado que te castigará severamente.]

[La sociedad divina, el Olimpo, tiene dividida las opiniones sobre ti.]

[Muchas sociedades divinas te están observando.]

[Muchas sociedades demoníacas están interesadas en el evento actual.]

[Agares te tienta con una dulce voz, diciendo que te puede ayudar en cualquier momento.]

[Hondon no dice nada.]

[Azrael te mira expectante. Espera muchas muertes en el futuro. Ha bendecido a 'Tercer Espíritu'.]

[Con las consecuentes Bendiciones, el 'Tercer Espíritu' ha subido un nivel.]

Después de notar las intenciones de Benteke, Yeon-woo se dio cuenta de que había una cantidad significativamente mayor de miradas sobre él. 

Este había sido un tema candente en el piso 98, así que probablemente tenían curiosidad por saber cómo un dios castigaría a alguien. 

'Me pregunto cómo piensan en los jugadores de abajo. ¿Consideran que estamos en un juego?'

Yeon-woo creía que eso era probable. 

La palabra 'Avatar' que se usaba en los juegos provenía de avatāra, que significaba descendencia o encarnación.

Los dioses y los demonios usaban sus avatares para interferir en los pisos de abajo. Entonces todo lo que no sean sus avatares, ¿No serían como un NPC?

<< Nota: NPC - Hace referencia a un 'personaje no jugador'. Es decir, personajes previamente programado. >>

De repente consideró que el mundo inferior no era más que una fuente de diversión para los dioses y demonios atrapados en el piso 98. 

Un lugar que no les importaba, pero que interfería cuando se aburrían. 

Poseidón dijo que estaba enojado, pero que podría estar 'castigándolo' sólo para su diversión.

[Muchos dioses tienen sonrisas misteriosas.]

[Muchos demonios estallan en risa. Preguntan cuándo te enfrentarás a Poseidón.]

[Agares permanece en silencio.]

[Azrael tiene una extraña sonrisa.]

Se sentía un poco molesto, pero...

'No importa'.

Yeon-woo salió de la visión del Encanto de Agua Marina y desplegó sus alas de fuego. Se elevó lentamente con sus Espíritus Familiares a su alrededor. 

No necesitaba preocuparse por lo que otros seres pensaban de él. 

'Podré golpearlos cuando los encuentre'.

***

Mientras tanto, al mismo tiempo, la situación sobre el agua se volvía caótica. 

Al mismo tiempo, la situación sobre el agua se volvía caótica. 

"¡Se está acercando una gran flota!"

Cuando gritó el jugador que había estado observando los mares debido a cualquier monstruo del mar o monstruos reyes del mar que pudiera venir, todos los miembros de la tripulación se giraron para mirar. 

Lo mismo ocurrió con Heidi y Trinity. El rostro de Heidi se volvió rígido. Rápidamente corrió hacia la barandilla e invocó un espíritu. 

Hwaaaa-

El espíritu de viento se elevó y le dio visiones lejanas. Como había dicho el observador, algo se estaba acercando a ellos rápidamente. 

Había decenas de barcos. El tridente en las velas de los mástiles destacaba. 

Heidi sabía qué clan usaba ese símbolo, y cómo podría afectar a los miembros de la tripulación. Iba a gritar para tranquilizarlos, pero las palabras que el vigilante pronunció antes que ella pudiera hablar, hicieron que los tripulantes se congelaran. 

"¡Tritón! ¡Es Tritón!"

"¿Qué?"

"¿Tritón?"

"¡Por qué el clan de Poseidón se está acercando!"

No todos los piratas eran iguales. 

Tritón no era simplemente el gobernante del piso 28 después de tomar la posición de Rosa Azul. 

Usaron el piso 28 como base para crecer, y estaban en camino de convertirse en uno de los clanes superiores debido al tiempo de caos. 

Su líder, Benteke, era un famoso Alto Ranker. Cuando fue el primer comandante de Rosa Azul, era conocido por matar a todos los enemigos que se encontraba, y como líder de Tritón, se volvió infame por su brutalidad. 

Por supuesto, los miembros de la tripulación se asustaron al escuchar que Tritón venía a toda velocidad. 

¿Por qué venían en su dirección? ¿Sólo para saquearlos? ¿No bastaba con uno o dos barcos para eso? ¿Por qué traía todas sus fuerzas? ¿Hicieron algo malo?

¿O había un rencor entre el Acaparador y Benteke...?

La confusión sólo crecía, y con ello, el miedo.

Pensando que las cosas podrían volverse peligrosas a este ritmo, Heidi le dio una orden a su espíritu de viento. 

'¡Silf!'

El espíritu se dispersó en el viento e hizo que la voz de Heidi sonara en los oídos de todos los pasajeros.

"¡Todos júntense!"

"¡......!"

"¡......!"

Todos los pasajeros se sorprendieron, pero fue eficaz. Rápidamente se juntaron y miraron desesperadamente a Heidi. 

"No sé qué quiere Tritón, pero tampoco podemos quedarnos quietos. ¡Todos a sus posiciones!"

"¡A sus posiciones!"

"¡A cada una de sus posiciones!"

Empezaron a moverse a cada uno de los roles que les fueron asignados. Yeon-woo no lo había ordenado específicamente, pero Heidi había asignado posiciones a cada miembro de la tripulación. 

Ella había creado un manual para ellos. Y en está situación resultaba útil. El manual describía qué hacer cuando se encontraran con un monstruo del mar o un monstruo rey del mar. 

Sin embargo, los miembros de la tripulación no podían evitar tener miedo incluso en sus posiciones. 

Con la ausencia de Yeon-woo, no sabían qué hacer. No, incluso si el Acaparador estaba presente, no sabían si podría enfrentarlos. No había nada que pudieran hacer excepto mirar a Tritón con miradas temblorosas. 

Heidi usó toda su magia para envolver diferentes espíritus alrededor del barco. 

Interpretaba el papel de una sanadora, por lo que su magia espiritual era relativamente más débil, pero aún así podía controlar muchos espíritus como la mayoría de los Elfos. 

Mientras el silencio nervioso continuaba, decenas de barcos de Tritón aparecieron.

Cada uno de sus barcos era tan grande como el Barco Fantasma de Yeon-woo. Se acercaron en fila. 

Luego, formaron un gran círculo alrededor del Barco Fantasma. Todas las proas estaban dirigidas hacia el Barco Fantasma. 

El Barco Fantasma no se movió mientras esto sucedía. Cada vez que los miembros de la tripulación expresaban sus preocupaciones, Heidi les aseguraba diciendo que estaba bien. Incluso mientras lo hacía, prestaba mucha atención a lo que Tritón estaba haciendo. 

Si Tritón hubiera venido con hostilidad, no los habrían rodeado de esta manera. Los habrían atacado primero. 

El Barco Fantasma se estaría hundiendo en el río en este mismo momento, destrozado más allá de toda reparación. 

Actualmente, sólo tenían sus cañones preparados, pero no estaban atacando. Significaba que tenían algo que decir. 

Heidi decidió poner sus esperanzas en eso. También deseaba que Yeon-woo se diera cuenta rápidamente del peligro en el que estaban y volviera. 

En ese momento, un barco se acercó al Barco Fantasma. 

Un solo hombre estaba bajo la bandera con el símbolo del tridente. 

Su delgada figura y sus ojos agudos eran memorables. Gritó con una voz llena de maná. 

"¡El Acaparador! ¡¿Dónde está el Acaparador?!"

Los miembros de la tripulación se miraron entre ellos, sin responder. Eventualmente, Heidi dio un paso adelante. 

"El Acaparador no está en este momento."

El hombre miró a Heidi de arriba a abajo con el ceño fruncido. 

"¿Quién eres?"

"Estoy a cargo del barco mientras el Acaparador no está. Volverá pronto, así que si me dices que..."

"No pareces ser la chica de la Tribu de un Solo Cuerno con la que viaja el Acaparador. Bueno, supongo que no importa."

El hombre ignoró a Heidi y resopló. Heidi se mordió el labio ante la humillación.

"En realidad, es mejor que el Acaparador no esté aquí. ¡Todos los presentes, escuchen!"

La atmósfera temblaba, y el agua del río se agitaba. Así de fuerte era la voz del hombre. 

Los tripulantes del Barco Fantasma lo miraban ansiosamente, preguntándose qué iba a decir. Por su apariencia, podían saber que se trataba del ejecutivo de Tritón, Wolf. Hablaba en representación de Benteke. 

"El rey del mar al que sirvo, Benteke, ha hablado. Castigará al Acaparador como los dioses lo quisieron."

"¡......!"

"¡......!"

Los miembros de la tripulación se pusieron pálidos. Heidi, que se dio cuenta de que su corazonada estaba en lo cierto, apretó los dientes. 

"Sin embargo, también dijo esto. Antes de que el Acaparador sea castigado, no podemos sacrificar ningún cordero por su culpa. Les daré un minuto a partir de ahora. Durante ese tiempo, salvaré a los que arrojen sus armas y se rindan. ¡Aquellos que no lo hagan se convertirán en bocadillos para los monstruos reyes del mar, junto con el Acaparador!"

Sus palabras fueron impactantes. 

Un minuto. 

Tenían que encontrar una manera de sobrevivir en ese tiempo. 

"¡Deten...!"

Heidi no tuvo tiempo de detenerlos. Quería decirles que no se movieran y que no se dejaran engañar, pero...

"¡Mu, Muévete!"

"¡Acck!"

"¡Bote! ¿Hay un bote?"

Los miembros de la tripulación corrían ocupados buscando botes salvavidas, sin escuchar a Heidi. Rápidamente la cubierta se convirtió en un caos.

"¡59, 58…! ¡Jajaja!"

Mientras Wolf hacía la cuenta regresiva, el caos se amplificaba. O bien mataron a los viejos Monstruos Humanos Caníbales para tomar sus botes salvavidas, y los que no pudieron se arrojaron al  río. 

Era extremadamente peligroso por el ácido y el veneno. Pero pensaban que estarían bien si se protegían con maná por un tiempo y se subían a los botes de Tritón. 

Heidi hizo todo lo que pudo para detenerlos. Usó sus espíritus y sus habilidades ocasionalmente para detenerlos. 

Ella creía que Yeon-woo vendría si se mantenían sólo por un tiempo. 

Además, no había garantía de que los salvaran aunque se rindieran. 

'¡El objetivo de Tritón consiste en destruir el barco más allá de toda reparación antes de que el Acaparador regresara! ¡Este barco es definitivamente mucho más fuerte de lo que parece!'

Era un barco que los Monstruos Humanos Caníbales, habían hecho. Nunca antes había escuchado de esta pieza oculta, por lo que desconocía si había algún tipo de secreto en ella. ¿Era algo asombroso que ni siquiera Tritón podía destruir con fuerza bruta?

Sin embargo, nadie la escuchaba. Incluso habían algunos miembros de Trinity incluidos. 

"¡Lo siento, Capitán! ¡Quiero vivir!"

"¡Hanul!"

El Barco Fantasma, que había estado muy concurrido hasta hace unos minutos, ahora estaba en silencio. 

Heidi, Dylan, Jun, algunos miembros de Trinity, y los temblorosos viejos Monstruos Humanos Caníbales eran los únicos que quedaban. 

Heidi se quedó con la mirada perdida. ¿El castillo que ella había construido se derrumbaría tan fácilmente? Ella no esperaba nada de los piratas desde el principio. Habían sido forzados por Yeon-woo de todos modos. 

Sin embargo, los otros miembros de Trinity eran diferentes. Habían estado juntos desde el piso 11, luchando espalda con espalda durante las batallas. 

Por esa razón, eran especiales para ella. Pero frente al peligro, le dieron la espalda. 

No había nada como amistades o camaradería en la Torre.

—La confianza y las expectativas unilaterales siempre se convierten en decepción.

Justo entonces, recordó lo que le había dicho Yeon-woo. 

En ese momento, no creía que fuera importante. Pero considerándolo ahora, ese no era el caso. ¿Sabía que esto sucedería desde el principio? ¿Que lo que tenía no era más que un castillo de arena?

"Heidi."

Dylan agarró a Heidi, que estaba perdida en sus pensamientos. Sólo entonces ella recobró los sentidos. 

Slap. Se dio una bofetada en las mejillas. Tenía que dejar a un lado la traición por el momento. Podría resentirse con ellos después de sobrevivir. 

"¡Todos protejan sus posiciones hasta el final! ¡Aguanten hasta que el Acaparador regrese!"

A las órdenes de Heidi, el resto de los miembros de la tripulación activaron habilidades de tipo barrera. Sus espíritus se extendieron y crearon una barrera redonda. 

Los cañones de Tritón repentinamente emanaron humo. Un fuerte sonido retumbó en ellos, y las olas se agitaron. 

Los botes salvavidas estaban siendo fuertemente arrastrados por las fuertes olas. Los jugadores que habían intentado nadar hasta los barcos de Tritón colapsaron y se hundieron. Algunos que apenas habían logrado llegar a los barcos opuestos gritaron urgentemente. 

"¡Por favor, suelten la cuerda de salvamento!"

"¡Por favor sálvenme! ¡Por favor!"

Pero todo lo que recibieron fueron burlas. 

"¿Por qué deberíamos?"

"¿Qué...? ¡¿No dijeron que nos salvarían si nos rendíamos?!"

"Dijimos que los dejaríamos vivir, no que los rescataríamos. Jejeje."

"Sí. ¿Por qué confiarían en los piratas? ¿Hay algo malo con sus cabezas?"

Los jugadores se dieron cuenta de que habían sido engañados. Sin embargo, no había nada que pudieran hacer. Sólo gritaban y chillaban. 

¡Kwang!

¡Kwang!

Mientras tanto, las balas de cañón de los barcos de Tritón caían sobre el Barco Fantasma. 

Se creó una barrera para bloquear las balas de cañón en el aire, y los espíritus se movieron para dispersar los impactos de las explosiones.

El cuerpo de Heidi se sacudía, pero se esforzó por aguantar. Los miembros de la tripulación vinieron a ayudarla con sus habilidades. 

Mientras lo hacían, se dieron cuenta de que estaban usando menos maná del que esperaban. 

'¡Este barco tiene una función como esa!'

Heidi se dio cuenta de por qué Yeon-woo había elegido a los Monstruos Humanos Caníbales en lugar de Charon. 

Había sido robusto cuando los monstruos reyes del mar aparecieron, y también tenía el efecto de disminuir el uso del maná de los jugadores que estaban en el barco.

Gracias a eso, Heidi pudo defender con mayor facilidad. Ocasionalmente, un espíritu resultaba destruido y su maná se retorcía, pero resultaba soportable. 

Mientras usaba sus espíritus, también sanaba y daba buffs a los miembros de la tripulación. 

"¡Deténganlos! ¡Hagan lo que puedan!"

Y debido a los esfuerzos de Heidi, los Monstruos Humanos Caníbales también reaccionaron. Cañones que ella desconocía se desplegaron en los costados del barco, y el Barco Fantasma comenzó a disparar.

¡Pupupung!

Mientras los ataques iban y venían, los jugadores que flotaban en las aguas del río eran afectados por el choque de los ataques. Los gritos desaparecieron en medio de las explosiones. 

"Esto no funcionará."

A Wolf no le gustaba la situación. No le agradaba cómo el Barco Fantasma se mantenía a flote. No sabía cómo el Acaparador se había enterado sobre los barcos que hacían los Monstruos Humanos Caníbales, pero necesitaba destruirlo antes de que regresara.

"Oh, bueno. Capturemos el barco primero."

Por orden de Wolf, su barco comenzó a desplazarse hacia el Barco Fantasma. Planeaba estrellarse contra el barco y tomarlo por la fuerza.

Heidi se dio cuenta e intentó detener el barco de Wolf, pero no pudo concentrarse en eso debido a las balas de cañón que venían desde todas direcciones.

El barco de Wolf se acercó a ellos. 

"¡Nos vamos a estrellar!"

Justo cuando Dylan se preparaba para el impacto...

¡Kwaang! La superficie del agua se agitó y con un sonido explosivo, una columna de agua se elevó. No se debía a la colisión entre el Barco Fantasma y el barco de Wolf. Se debía a una explosión que había provenido desde el fondo del barco de Wolf.

La columna de agua se elevó en el cielo, y se desplomó. En su lugar, apareció una columna de fuego negro. 

Krrrrrr-

El barco de Wolf que había sido partido por la mitad, se hundió en el agua del río incapaz de defenderse. 

Fue tan repentino que Wolf y los otros jugadores de Tritón no pudieron hacer nada. 

Y sobre la columna de fuego, Yeon-woo estaba parado con sus alas de fuego desplegadas.
septiembre 29, 2020

Bajo El Roble - Capítulo 22

Capítulo 22. La Luz Más Allá De La Niebla (2)



Sin embargo, las criadas salieron de la habitación sin un motivo aparente, sólo dejando lo que habían traído sobre la mesa. Max permaneció sentada, esperando a que se fueran lo suficientemente lejos antes de levantarse y cerrar la puerta. Luego comenzó a empapar la toalla limpia con el agua tibia y se limpió el cuerpo por sí misma, después de esforzarse durante toda la noche.

No fue una sensación muy refrescante sentir la toalla mojada en su piel empapada de sudor y líquido. Ella borró los rastros de la noche anterior. Había muchas marcas rojas en sus hombros, antebrazos, muslos, piernas y senos.

'¿Se quedarán así?' Los recuerdos de la noche anterior aparecieron en su mente, y sus mejillas se calentaron como brasas. Aunque esas marcas no podían desaparecer, empapó la toalla y todavía se frotó las marcas rojas vigorosamente.

Cuando pasó la noche con él, solo sintió vergüenza, pero no fue tan horrible como la primera noche. No, incluso se sintió feliz cuando él la abrazó y la besó tiernamente, mientras le sonreía suavemente. Nadie le había hecho nunca tal cosa.

Pero su esposo, que ella siempre pensó que la despreciaba— no solo la tomaba en serio como su esposa, sino que incluso parecía gustarle de alguna manera. Recordó cómo él le dijo que no quería irse de su lado ni siquiera la primera noche.

'Hace tres años, quería estar contigo, no quería irme. No sabes lo difícil que fue salir de esa cama.'

Se empapó la cara para refrescarse del calor. Todo fue como un sueño.

Max cuidó meticulosamente su cabello enredado como una enredadera con el jabón y exprimió el agua de la toalla. Luego, se aplicó el perfume de manera uniforme y se cepilló los mechones con cuidado, pero luego escuchó golpes de nuevo.

"Señora, su marido le ha enviado una muda de ropa."

Esta vez, Max abrió la puerta y sólo recibió su ropa. Era un vestido rosado con bordados dorados. Cuando lo desdobló, la cinturilla, la correa del pecho y la fina tela que parecía ser ropa interior se deslizaron. El rostro de Max se puso rojo cuando lo vio.

La ropa interior no era muy diferente de la que había guardado la niñera. Su rostro estaba tan caliente que pensó que ardería en cualquier momento. En una aldea tan simple, solo podía preguntarse cómo pudo haberlo conseguido.

Se agarró la cara con una vergüenza insoportable e hizo un sonido extraño, una vez más escuchó un golpe en la puerta. Esta vez era Riftan.

"Maxi, ¿Recibiste tu ropa? ¿Estás vestida?"

"Oh, todavía no..."

"Date prisa, tenemos que salir rápido."

"Espera un segundo..."

Su voz impetuosa hizo que se pusiera apresuradamente la ropa interior que parecía no hacer ninguna diferencia. Rápidamente se puso unas bragas blancas y el suntuoso vestido sobre su cabeza. No fue fácil porque nunca antes se había puesto esa ropa sin ayuda. Se colocó la falda alta, se la estiró hasta los tobillos y se ajustó el cinturón. Pero no se pudo ajustar los cordones de su espalda y gimió durante mucho tiempo casi teniendo un calambre en el hombro. En ese momento, Riftan golpeó la puerta de nuevo.

"¿Aún no estás lista?"

"Bueno, aquí..."

"¿Qué?"

"cualquiera, cualquiera puede ayudar... una persona, una persona, llámalas de nuevo..."

"..."

"Oh, en la espalda, la parte de atrás de mi vestido..."

"Abre la puerta."

"¿Sí?"

"Abre la puerta."

Atrapada por su insistencia, Max abrió la puerta con una mano para evitar que el vestido se deslizara. Riftan, que se abrió paso a empujones, cerró la puerta tras él y la examinó cuidadosamente. Max no tenía ni idea y se disculpó rápidamente.

"Lo lamento, lo lamento, ah, pero el vestido..."

"No estoy enfadado, así que no te disculpes. No sabía mucho sobre ropa de mujer, así que ni siquiera pensé en lo incómodo que sería ponerse y quitarse este vestido."

Dijo, mirando hacia su falda y sus mangas largas. Ella se apretó los dedos en un silencio incómodo. ¿El vestido elegante me quedaba realmente bien o me veía ridícula? Mientras ella dudaba, él la tomó por el hombro y la hizo dar vuelta.

"Lo haré por ti."

"Uh, bueno, hay..."

Luego agarró los cordones y comenzó a atarlos uno por uno cuidadosamente. El ruido del crujido puso nerviosa a Max. Tanteó lo desconocido por un tiempo antes de permitirle darse la vuelta.

"Ya está hecho."

-"Muy bien, gracias..."

"Lo conseguí de un comerciante que vive cerca, así que me temo que no será de su agrado. Pero por ahora, tienes que conformarte con esto. Te daré mejor ropa cuando lleguemos a la propiedad."

Parpadeó los ojos. Ella ya pensaba que este atuendo era muy lujoso, ¿pero no lo era para él?

Era deprimente. Max no vivió una vida de lujos como él pensaba. Todo había sido para Rosetta. La ropa que Max usaba era confeccionada por las criadas y hecha con restos de telas. Nunca había usado nada con un bordado tan elegante. Aún así, Riftan parecía preocupado de que ella pudiera estar insatisfecha.

Ella tragó, sintiendo que su garganta se secaba. Se sintió afortunada de no haber traído nada de su equipaje y evitar la humillación revelando su pobre ropa. Luego habló con un aire despreocupado, fingiendo que se enderezaba la falda.

"Este... este vestido tampoco es tan malo para mí."

Ella le miró a los ojos, actuando como si fuera arrogante, pero el hombre simplemente le puso una túnica sobre los hombros sin ningún signo de disgusto. Ella puso sus ojos en la delicada paleta de su capa.

Parecía tan extraño que un caballero como él fuera tan tierno con ella.