Reciente

lunes, 6 de julio de 2020

julio 06, 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 370

Capítulo 370. Penitencia (1)


Algo que Seol Jihu notó mientras caminaba por el Camino del Alma era que este lugar también tenía cuatro estaciones.

Hacía mucho calor cuando entró por primera vez, pero ahora una brisa fresca rozaba suavemente su piel.

Ahora era otoño.

Pero sólo porque la estación cambiara, no significaba que hubiera otros cambios.

Seol Jihu seguía atascado en el primer camino de la montaña, tratando de empujar la roca inmóvil hacia arriba.

Afortunadamente, no le faltaba progreso. Ahora sólo le quedaban 18 pasos para llegar a la primera cima, y la cantidad disminuía constantemente.

Una vez pasado el otoño, el aire se volvió más frío durante el día.

Seol Jihu podía observar su propio aliento.

El invierno, y junto con él, había llegado una amarga frialdad.

En realidad, el frío no era un gran problema, ya que su cuerpo estaba humeando de todos modos mientras subía la montaña.

En una ocasión, nevó durante siete días seguidos.

Y cuando la nieve se solidificó, la pendiente se congeló también.

Empujar la roca hacia arriba normalmente era bastante difícil. Ahora que Seol Jihu también tenía que preocuparse de resbalar, estaba a punto de volverse loco.

Acostumbrarse a la pendiente helada resultaba doloroso, pero aumentar a cincuenta pasos su distancia hacia la línea de meta era aún más desesperante.

En un momento dado estaba tan frustrado que abandonó la prueba durante varios días y se centró en romper el hielo del camino con la Lanza de la Pureza.

Sin embargo, pronto se dio cuenta de que no tenía sentido porque nevaba casi todos los días.

También escuchó al Negro Seol Jihu decir: "Jajaja, así que cuando estés luchando contra un Comandante del Ejército, vas a decir, 'oye, está resbaladizo, así que dejemos de luchar y limpiemos un poco el suelo antes de continuar'. O podemos pelear cuando el clima sea mejor."

Entonces Seol Jihu se detuvo y silenciosamente volvió a empujar la roca.

Al final, otra estación había pasado cuando se acostumbró al suelo congelado y acortó la distancia a menos de veinticinco pasos.

La temperatura se calentó, y la montaña se deshizo de su capa blanca de nieve.

Aunque no había árboles ni flores en la montaña, un aroma fresco y fragante llenaba la zona.

Era primavera.

Como el suelo congelado ya no era un obstáculo, la distancia hasta la línea de meta debería haber vuelto a ser de dieciocho pasos.

Por supuesto, dado el esfuerzo que hizo la última estación, debería ser capaz de subir un poco más, aunque no esperaba que fueran más que unos pocos pasos.

Él se equivocó.

Un paso, dos pasos, cuatro pasos, ocho pasos... quince pasos.

La semilla plantada en invierno finalmente había florecido.

Su fuerza no había aumentado a Alto (Bajo), pero podía sentir el cambio que ocurrió.

El temblor de sus brazos y piernas empeoró con cada paso, pero la roca se movió desde el lugar donde esperaba que se detuviera.

Seol Jihu estaba subiendo la pendiente, aunque con gran dificultad. Incluso él se sorprendió de su propio progreso.

Pero cuando estaba a un paso, la roca chirrió.

No se detuvo. En cambio, se balanceaba hacia adelante y hacia atrás antes del último paso. Era como si se estuviera burlando de él.

Seol Jihu no se rindió. Pisó fuertemente el suelo con los talones e hizo un pequeño surco en la pendiente.

Esta era una técnica que aprendió durante el invierno, que disminuía un poco la carga del peso de la roca.

Plantando sus pies en los surcos, Seol Jihu inhaló profundamente.

La roca aún se movía de un lado a otro, y el corazón de Seol Jihu se balanceaba a la par.

Pronto, Seol Jihu contuvo su aliento y miró la roca.

Se inclinó hacia adelante y sacó cada onza de fuerza de su cuerpo.

Podrían ocurrir dos resultados. Su brazo se doblaría, sus pies se deslizarían y la roca lo aplastaría, o...

'¡Por favor, por favor!'

Entonces, mientras la cara de Seol Jihu se distorsionaba, el peso desapareció repentinamente.

"...Uh..."

Seol Jihu tardó en sentir que algo se despegó de sus manos.

Balanceándose por la repentina desaparición del peso, Seol Jihu mantuvo el equilibrio por poco.

Una vez que recuperó el equilibrio, ya no vio un camino inclinado, sino un terreno plano.

Su pie izquierdo estaba sobre el primer pico.

"¡Ah!"

No había necesidad de pensar más.

Seol Jihu subió inmediatamente al primer pico.

[Pasaste la primera prueba.]

[Se levanta la restricción de las Habilidades de Clase y Otras Habilidades.]

[Se levanta la restricción del maná.]

[Todos los artefactos son desellados.]

Aparecieron varios mensajes.

Había visto algunos antes, pero el primer mensaje era nuevo.

Finalmente había pasado la primera prueba.

"Uwaaaah..."

Un gemido se escapó de su boca, pero su expresión estaba llena de felicidad.

Seol Jihu miró fijamente a la roca, saltó varias veces sobre el suelo plano, y luego miró hacia atrás.

Podía observar una empinada y deslizante pendiente que se extendía muy hacia abajo.

Sólo ahora notaba lo lejos que había llegado.

Cantaba 'Lo hice, lo hice' por dentro, pero se mantenía callado por fuera. Se sentó en la primera cima y miró aturdido a la pendiente.

Una oportuna brisa primaveral sopló y refrescó su caluroso cuerpo.

'Nunca pensé que este día llegaría...'

Recordando cosas del pasado, la primera prueba se sentía como cuando estaba en el servicio militar obligatorio.

Ni siquiera podía hablar como privado de segunda clase. Se sentía como si estuviera atrapado en un pozo sin fondo como privado de primera clase. El tiempo parecía fluir insanamente lento cuando era un privado de primera clase superior, e incluso alucinaba que estaba atrapado en una Cámara de Tiempo Hiperbólico cuando era un privado de primera clase maestro.

<< Nota: Un privado es un soldado de la fila militar más baja. Para el servicio militar obligatorio de Corea, los ciudadanos pasan por 'rangos de alistados' que no son verdaderos rangos militares ya que son considerados suboficiales. Un soldado deberá pasar por cuatro rangos: privado de segunda clase, privado de primera clase, privado de primera clase superior, privado de primera clase maestro, antes de ser liberado. >>

Pero el día en que fue dado de baja del ejército, en el momento en que dio un paso fuera del cuartel, el mundo se veía diferente.

Igual que ahora.

Seol Jihu sonrió mientras miraba el camino de la montaña manchado de sangre y sudor.

Estaba orgulloso y agradecido.

Aunque hubo algunas dificultades, estaba orgulloso de sí mismo por apretar los dientes y subir hasta aquí.

"¡Siiiiiiiii!"

Inspirado por la indescriptible sensación de logro, Seol Jihu sacó sus brazos y gritó a todo pulmón.

La sensación sofocante en su pecho finalmente desapareció, y el coraje surgió desde el fondo de su corazón. Sintió que podía lograr cualquier cosa.

"...Haaa..."

Hasta que un profundo suspiro derramó agua fría sobre él.

"352 días para subir al primer pico, ¿Tan poco talento tenía? No creía que fuera tan malo. Ah, ¿Por qué me siento tan avergonzado de repente?"

Seol Jihu giró la cabeza.

El Negro Seol Jihu estaba de cuclillas en el suelo, lamiendo un mechón de hierba como si fuera una paleta.

"Muy bien, digamos que te tomó 35 días. Será menos triste de esa manera. Tampoco está completamente mal puesto que eso es lo que tardaste en el tiempo de Paraíso."

Seol Jihu se sorprendió por el tono serio de Negro Seol Jihu.

"Sin embargo, aún así pasé."

"Lo sé, puedo notar que has pasado. Pero, maldita sea, ¿No tienes vergüenza?"

El Negro Seol Jihu bajó la cabeza y suspiró profundamente.

Seol Jihu resopló. Aunque no fuera a felicitarlo, ¿Realmente necesitaba decir eso?

"Por cierto, ¿Lo sabías?"

El Negro Seol Jihu movió lentamente su cabeza.

"Que la primera prueba realmente no es muy exigente."

"¿Qué quieres decir con eso?"

"Por ejemplo, puedes conseguir hasta 100 puntos en la primera prueba, pero puedes pasar aunque consigas un 60."

"...¿Quieres decir que apenas logré pasarla?"

"Ni siquiera diría eso. Es más bien como si hubieras conseguido un 59,5 y tuviste suerte de que te redondearan a 60."

Black Seol Jihu dijo que mientras señalaba los dos pequeños surcos en el suelo.

"De todos modos, has pasado. Lo que hiciste está todavía dentro de los límites aceptables, maldita sea."

"...Sí, muchas gracias."

"No te preocupes por mi tono. Piensa un poco en mi posición. Tuve que quedarme aquí y observarte durante todo un año."

Dijo el Negro Seol Jihu abatido antes de sacar otro mechón de hierba y morderlo.

"Bueno, sé fuerte. La segunda prueba ni siquiera te dará la oportunidad de redondear tu puntuación."

Al escuchar esto, Seol Jihu buscó la roca.

La roca estaba situada frente a la segunda pendiente antes de que se diera cuenta.

Parecía estar esperándolo.

Cuando el nervioso Seol Jihu se paró frente a la roca, una alarma golpeó sus oídos.

[Sigue el camino y sube al segundo pico de la montaña.]

[1. Subir mientras empujas la roca: debes llevar la roca al pico evitando un solo rasguño en ella.]

[2. Subir sin empujar la piedra: hay que llegar al pico antes de que aparezcan piedras en el camino y en las intersecciones.]

[No se permitirán atajos durante este proceso. Para que se reconozca que ha pasado la prueba, debe pisar el segundo pico solamente con sus fuerzas.]

"Para que conste, los rasguños que recibe la roca mientras se sube cuentan."

Se escuchó la voz del Negro Seol Jihu.

"Si quieres protegerla de los rasguños, debes cubrir la superficie de la roca con maná. No será fácil usar otras habilidades de alto nivel mientras te mantengas en ese estado. Una restricción justa puesto que puedes usar maná de nuevo, ¿No crees?"

Seol Jihu se quedó en silencio durante mucho tiempo.

No es que no entendiera los mensajes o lo que decía el Negro Seol Jihu. Fue porque no tenía ni idea de cómo llevar a cabo esta prueba.

Primero, el segundo camino de la montaña parecía ser varias veces más largo que el primero.

La pendiente también era varias veces más pronunciada.

Recordando cómo aparecieron de repente rocas en el camino y en las intersecciones, no sabía cómo iba a subir la roca sin un rasguño.

El segundo método no sería más fácil. Decía que tenía que llegar al pico antes de que aparecieran las rocas, pero no era una distancia que pudiera recorrer rápidamente aunque usara Paso Flash y el Pendiente Festina apilado tres veces.

"No es fácil, ¿Eh? Me pregunto cuánto tiempo te llevará completar esta prueba. Ya que la primera prueba tomó un año... ¿Serán dos años? ¿Tres años? Ah, espera, tenemos que calcular en el tiempo de Paraíso. ¿73 días? ¿110 días?"

El Negro Seol Jihu comentaba sarcásticamente.

"Bueno, al menos será más emocionante que la primera prueba. La toma de decisiones instantáneas juegan un papel importante entre la vida y la muerte. Una decisión rápida y una implementación rápida serán la clave para pasar esta prueba."

Seol Jihu escuchó el consejo de Seol Jihu Negro mientras reforzaba su voluntad de luchar.

No había necesidad de asustarse tan pronto.

Fue lo mismo hace un año.

Aunque el final parecía imposible, ¿No tuvo éxito al final?

¿Por qué no afrontarlo decididamente? Seguramente, se le ocurrirían diferentes métodos.

Aunque no sabía cuánto tiempo llevaría, pero en el momento en que venciera esta prueba...

"¿No estaría mi técnica completa hasta cierto punto?"

"¿Hmm?"

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron.

"La primera prueba se centró en mi cuerpo."

"Es cierto que la segunda prueba se centra en su técnica,pero, ¿Por qué lo preguntas?"

"Para establecer una meta para mí mismo."

Seol Jihu dijo con fuerza.

"Descubrí que es de gran ayuda establecer un objetivo personal. Me imaginé que pasar esta prueba equilibraría mi cuerpo y mi técnica hasta cierto punto."

"...¿Qué?"

Fue entonces.

El Negro Seol Jihu frunció el ceño muy levemente.

Seol Jihu no sabía por qué, pero el Negro Seol Jihu parecía un poco incómodo.

"...¡Maldita sea! Otra vez con eso de la maldita mente, técnica y cuerpo de mierda. Justo cuando pensaba que estaba en el camino correcto..."

Murmuró para sí mismo, pero Seol Jihu escuchó claramente lo que dijo.

Seol Jihu parpadeó confundido.

"Escucha."

El Negro Seol Jihu escupió la hierba en su boca y se levantó.

"Tengo que preguntarlo. ¿Sabes lo que significa tener equilibrada la mente, la técnica y el cuerpo?"

"Bien..."

"Ahórrate las tonterías, por favor."

El Negro Seol Jihu agitó su mano despectivamente.

"Te pregunto si puedes explicar, en términos claros, lo que significa haber armonizado la mente, la técnica y el cuerpo."

Seol Jihu miró fijamente al Negro Seol Jihu. No entendía por qué hablaba tan agresivamente de repente.

"Bueno, ¿Qué significa?"

"No lo sé."

El Negro Seol Jihu respondió.

"Tampoco tengo ni idea. Nunca lo he logrado. Demonios, sólo he escuchado sobre ello en teoría."

"......"

"Tsk, tsk. Todo es por el Maestro Jang. Ese viejo te ha llenado la cabeza con esa charla sin sentido."

Seol Jihu parecía ofendido. Le gustaba que lo criticaran, pero no podía soportar que criticaran a Jang Maldong.

Al notar el cambio de expresión de Seol Jihu, el Negro Seol Jihu levantó las cejas.

"No me mires de esa manera. Estoy cualificado para decir esto."

Aunque esta fue una declaración bastante arrogante, Seol Jihu mantuvo su ira, recordando lo que Jang Maldong dijo en el pasado.

|Mocoso, no los ridiculices a menos que hayas sido pionero en tu propio reino independiente y puedas estar a su lado.|

|Puedo decir algunas cosas sobre los Altos Rankers porque yo también soy uno.|

|Pero los Rankers Únicos, son como las estrellas del cielo. No puedo acercarme a ellas aunque extienda mis manos, así que ¿Cómo me atrevería a evaluarlas?|

Incluso Jang Maldong separó a los Altos Rankers en verdaderos y falsos. ¿Quién diría que el Negro Seol Jihu no podría hacer lo mismo?

"Eh, tienes razón, no es culpa de ese viejo. ¿Cómo sabría que tienes algo como la Visión Futura? Es mi culpa, mía."

El Negro Seol Jihu sacudió su cabeza.

"No debería haber esperado que fueras similar a mí en primer lugar. No sabes nada sobre los reinos independientes."

"...No necesitas llegar tan lejos."

"¿Qué quieres decir con eso?"

"Si te refieres a Uno Con la Lanza, yo también..."

"Dios, eres un imbécil".

Cuando Seol Jihu trató de defenderse, el Negro Seol Jihu frunció el ceño.

"Haaaa, por eso la gente dice que los ignorantes con un credo son los más temibles. Tú sí que sabes cómo molestar a la gente. ¿Hola? ¿Señor Seol Jihu? Escuche, por favor."

Continuó con una risa vacía.

"El reino que logré en mis últimos años no es algo como Uno Con la Lanza, sino la Impecabilidad Inigualable que persigue la perfección absoluta. Uno Con la Lanza no es el único reino independiente, y si te soy sincero, es difícil llamarlo un reino independiente. ¿Entiendes?"

La forma en que hablaba era como si insinuara: '¿Qué sabes de los reinos independientes?'

"Déjame preguntarte mientras estamos en este tema."

El Negro Seol Jihu puso su mano en el hombro de Seol Jihu.

"Explícame qué es Uno Con la Lanza. Pero mejor cállate si vas a decir alguna tontería sobre que tu lanza se convierte en parte de tu cuerpo."

Seol Jihu mantuvo su boca cerrada.

Los ojos del Negro Seol Jihu se entrecerraron.

"No lo sabes, ¿Verdad?"

"......"

"Por supuesto que no. ¿Cómo podrías? No es un resultado que hayas obtenido a través de un arduo entrenamiento y experiencia. En cambio..."

El Negro Seol Jihu señaló hacia abajo.

¡Whish! Junto con un feroz sonido del viento, la Lanza de la Pureza voló hacia él.

"Eso te ha sido entregado por esta cosa. Sólo sabes lo que se siente. Evidentemente, no hay forma de que puedas dar una explicación detallada."

"......"

"¿Y te atreves a decir algo? ¿Puedes seguir hablando de esa manera sin esta cosa a tu lado?"

El Negro Seol Jihu lo miró con lástima antes de dirigir su mirada a la Lanza de la Pureza.

"Me siento especialmente mal por este tipo. Es un arma divina por el amor de Dios. ¿¡Qué mierda debe sentir!? '¡Ah! ¡Soy tan fuerte! ¡Tengo tanto poder! Entonces, ¿Por qué no puede mi dueño usar mi poder apropiadamente? ¿Por qué no me usa de manera efectiva? Le di mi corazón y mi alma, ¿Por qué no me trata bien? No hay mal que no pueda incinerar siempre y cuando me use adecuadamente'."

Woong. La Lanza de la Pureza vibró ligeramente.

El Negro Seol Jihu resopló.

"¿Escuchas eso?"

Luego levantó la Lanza de la Pureza en alto y la examinó de cerca.

"De todos modos... Guao, esta arma es realmente increíble. No sólo se ve hermosa, sino que la energía que tiene es simplemente sorprendente... Si tan sólo hubiera tenido esta lanza..."

El Negro Seol Jihu se lamentaba mientras se maravillaba con la Lanza de la Pureza.

Seol Jihu guardó silencio.

O mejor dicho, no tenía nada que decir.

Aunque se encendió un pequeño fuego dentro de él, por lo que escuchó del Pequeño Polluelo, realmente no tenía nada que decir.

|La Lanza de la Pureza te ha estado hablando desde que la despertaste. Incluso en la pelea anterior, estaba gritando y chillando con desesperación. Sin embargo, nunca escuchaste nada.|

"Así es. Si tienes una onza de conciencia, no dirás nada."

El Negro Seol Jihu le dio una palmada en el hombro a Seol Jihu.

"¿Objetivos? Bien, genial. ¿Sueños? No está mal soñar en grande."

"......"

"Pero compañero, en este punto, necesitas analizar las cosas de manera más realista."

"......"

"Sólo concentrarse en la tarea en cuestión debería ocupar todo su tiempo. Acabas de empezar a caminar y aún no sabes correr, así que, ¿Cómo puedes soñar con volar y elevarte hasta el firmamento?"

"......"

"Cielos es tan frustrante. Se siente como si estuviera leyendo una novela con un desarrollo frustrante."

El Negro Seol Jihu arrojó la Lanza de la Pureza y se dio la vuelta.

"Despierta, compañero..."

Cantando la letra de una vieja canción, caminó hacia adelante antes de mirar hacia atrás.

Seol Jihu seguía parado en el mismo lugar, inexpresivamente.

"......"

Después de que Baek Haeju regresó, Seol Jihu trabajó duro durante ocho meses sin una palabra de queja.

Acababa de pasar la primera prueba después de todas las adversidades, así que considerando lo eufórico que debe haber estado, el Negro Seol Jihu estuvo de acuerdo en que podría haber sido un poco duro.

Seol Jihu se dio la vuelta en silencio. Caminó hacia la roca y abatidamente puso sus manos sobre ella. Aunque trató de actuar con indiferencia, resultaba fácil notar lo desanimado que estaba.

El Negro Seol Jihu suspiró.

"Hombre, ¿Te vas a deprimir sólo por eso? Mejor que te arranques la polla."

Habló de nuevo mientras Seol Jihu intentaba empujar la roca.

"¿Cuál es tu plan, tratar de empujar la roca? ¿Sólo quieres ser aplastado por las rocas rodantes?"

Sólo entonces Seol Jihu giró lentamente la cabeza.

El Negro Seol Jihu levantó sus manos.

"Ups, mi error. Fue muy desconsiderado de mi parte no decir nada."

Luego, cruzó los brazos.

"Ahora por favor, usa tu cerebro un poco. ¿No viste los mensajes que describen las reglas para la segunda prueba? Puede elegir uno de los dos métodos. Sólo tienes que completar uno para pasar. Eso es 50 de 100 puntos. ¿Y qué? ¿Armonizar la mente, la técnica y el cuerpo? No puedes anotar ni siquiera 100, así que, ¿Por qué intentas apuntar a 10.000? Esta prueba no es tan difícil."

Alcanzar 50 puntos, ya que no tenía la capacidad de hacer más. Seol Jihu no podía estar en desacuerdo con estas palabras.

"Este es la segunda prueba, no la primera. Es bueno fijarse un objetivo, pero hacerlo bien. No digas tonterías y digas, '¡Oh! Afrontemos esta prueba como la primera!'. ¿Puedes culparme por enojarme? ¿Hmm?"

El Negro Seol Jihu se acercó a Seol Jihu de nuevo.

Se detuvo frente a él y lo miró fijamente.

Se detuvo frente a él y lo miró fijamente.

Después de un breve momento de silencio, dijo.

"...Hey."

Seol Jihu cerró sus ojos por reflejo justo cuando estaba a punto de responder.

Cuando los abrió de nuevo, vio los dedos índice y medio del Negro Seol Jihu flotando justo delante de sus ojos.

El Negro Seol Jihu se detuvo justo antes de apuñalarse los ojos.

"¿Qué tal estuvo esto?"

Black Seol Jihu preguntó.

"¿Me viste tratando de apuñalar tus ojos?"

"No."

Seol Jihu agitó la cabeza.

"No lo hiciste, ¿Verdad? ¿Entonces por qué cerraste los ojos?"

"...No lo sé. Sólo lo hice por reflejo."

"Exactamente. Eso es todo."

El Negro Seol Jihu continuó.

"Tu cerebro percibió el peligro y envió neurotransmisores para que tu cuerpo se protegiera. No es que te hayas dado cuenta, 'Ah, este cabrón está tratando de apuñalarme los ojos. Necesito cerrarlos'. Si lo hicieras, habrías intentado evitarlo."

"Supongo que tienes razón."

"¿Verdad? Así que si quieres hablar de Uno Con la Lanza, hazlo cuando puedas mover tu lanza intuitivamente como si acabaras de mover los ojos. De lo contrario, ni siquiera sentiré ganas de responder."

Seol Jihu miró a su otro yo de forma renovada.

|¿Qué pasó con el entrenamiento de tronco que hiciste? ¿¡Ya lo has olvidado!? ¡Te dije que no golpearas después de mirar, percibir y luego pensar! ¡Golpea tan pronto como lo mires! ¡Muévete usando tu Intuición!|

|¡Un verdadero experto realizará un ataque exitoso antes de que puedas percibirlo! ¡Para cuando intentes moverte, tu cabeza ya estará en el aire!|

Aunque sea una coincidencia, todo lo que dijo el Negro Seol Jihu parecía estar conectado con las enseñanzas de Jang Maldong.

"De todas formas, quieres llegar a un reino superior rápidamente, ¿Verdad?"

"Por supuesto. Pero no seré codicioso."

"No, ¿De qué sirve mi discurso? Necesito hacerte aprender a través de la experiencia. De acuerdo, sé tan codicioso como quieras. Si funciona, genial. Si no, estoy seguro de que habrás aprendido algo."

El Negro Seol Jihu habló con la comisura de su boca curvada.

Parecía que tenía una buena idea.

"No es que no haya una manera."

"¿Eh?"

"Quieres aprender Uno Con la Lanza como una habilidad pasiva, ¿No? Por supuesto, dependerá de tu desempeño, pero puedo decirte un buen método. Es el que usé en el pasado. Ya que tienes intuición, podría ser un poco más fácil."

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron.

"¿Qué pasa?"

"Disminuyendo la dificultad de la prueba."

"¿Eh? Pensé que no podía cambiar el contenido de las pruebas."

"No puedes, pero donde hay voluntad, hay un camino."

Con eso, el Negro Seol Jihu puso una mirada pensativa.

"Qué hacer... qué hacer... Es un método bastante descerebrado. Creo que vas a fruncir el ceño en medio de ello."

"No lo haré."

"No, no confío en ti. Soy tú, después de todo. Ah, supongo que no importa aunque te quejes. Puedo darte una paliza hasta que te calles."

El Negro Seol Jihu soltó una amenaza antes de volverse serio de repente.

"¿De verdad vas a hacer lo que te digo?"

Seol Jihu asintió.

"Entonces quita todos tus artefactos primero. Puedes quedarte con la Lanza de la Pureza."

Seol Jihu obedientemente se quitó su Pendiente Festina y la Bendición del Círculo.

"Dijiste que lo harías."

Black Seol Jihu pidió una reafirmación.

"Sí, lo haré. ¿Qué es...?"

Después de quitarse la capa también, Seol Jihu hizo una pausa.

El Negro Seol Jihu seguía parado frente a Seol Jihu con sus dedos apuntando a sus ojos.

"Bien. Ahora..."

Antes de que Seol Jihu tuviera la oportunidad de sentir que algo estaba mal, el Negro Seol Jihu reveló una sonrisa.

"¿Empezamos?"

Al mismo tiempo, sus dedos se clavaron en los ojos de Seol Jihu.

¡Piit!

La sangre brotó de las pupilas de Seol Jihu.

"¡Aaack...!"

Y un grito tardío hizo eco.
julio 06, 2020

Dama A Reina - Capítulo 53

Capítulo 53. ¿Me Estás Evitando?


Petronilla ya había llegado de las cocinas. "¿Está pasando algo interesante?" -dijo con una sonrisa en su cara-.

"Ah..." -dijo Mirya torpemente-. Petronilla era la única de ellas que no sabía lo que había pasado. Al final, Mirya no vio ninguna razón para esconderse de la hermana de la Reina, y finalmente se lo dijo.

"No es nada grande. En realidad, hubo un pequeño disturbio hace unos días."

"¿Un disturbio?" -preguntó Petronilla con una mirada interesada-. Debe haber ocurrido después de que ella se fue a casa, y ella lo adivinó. "¿Pasó de noche?"

Mirya asintió. "Su Majestad tiene oídos sensibles, y se despierta ante los más mínimos sonidos. Escuchó algo hace unas noches, y cuando buscó la fuente del ruido, se encontró con Su Majestad."

"... ¿En el palacio de la reina?"

"Sí".

"Eso es... extraño", -murmuró Petronilla-.

Raphaella, que hasta ahora había permanecido callada, estuvo de acuerdo. "Lo sé. ¿Por qué estaba el Emperador allí en ese momento? Las doncellas del palacio central también nos pidieron que guardáramos silencio. No sé con qué autoridad pueden decir que..."

"Bueno, debe haber una razón. Simplemente no la conocemos", -dijo Mirya-.

"¿Es así?"

"Por cierto, ¿Rizi se quedó con el Emperador esa noche?" -preguntó Petronilla-.

"Sí. Entonces el Emperador ordenó que Su Majestad fuera devuelta a su habitación cerca del amanecer."

"......"

Petronilla cayó en el pensamiento contemplativo, y Raphaella la miró con curiosidad.

"¿Por qué, Nil? ¿Sabes algo?"

"No... sin embargo, no creo que todo el mundo lo sepa."

"Su Majestad tampoco actúa como si lo supiera. Es mejor no mencionarlo."

"Sí. No hay razón para levantar esa costra", -terminó Petronilla-, luego levantó el plato y sonrió irónicamente. "Esta tarta es una nueva creación de la cocina. Tiene un sabor maravilloso. Deberían probarla todos.

"Désela a Su Majestad primero, y nos comeremos las sobras, señorita Petronilla."

"Por supuesto". Petronilla sonreía con los dientes. Su característica sonrisa inocente era tan refrescante como la tarta, y caminó airosamente al cuarto de su hermana y abrió la puerta.

Patrizia miró hacia arriba a su llegada. "Nilla", -dijo en un saludo-.

"Pareces ansiosa, hermana".

Patrizia se sonrojó. "No hay nada de qué preocuparse", -insistió-. Petronilla se adelantó y colocó la tarta en la mesa de té.

"¿Estás ocupada? Si no, deberías comer algo. El chef acaba de crear esta tarta, y sabe deliciosa", -dijo Petronilla con un chirrido-.

"¿En serio?" -dijo Patrizia sonriendo mientras se ponía de pie-. Su trabajo no era tan urgente, y tenía mucho tiempo para disfrutar de un antojo.

Se acercó y se sentó a la mesa con su hermana. Después de probar la tarta, una amplia sonrisa se extendió por su boca. Era dulce en su lengua.

"Es tan deliciosa. Ese chef es increíble", -dijo Patrizia entusiasmada-.

Petronilla sonrió. "Yo también lo creo."

Petronilla, que esperaba una oportunidad para conversar, pronto sacó un tema del que quería hablar.

"Rizi".

"¿Sí?"

"He oído que te encontraste con el Emperador hace unas noches."

"Ah... ¿cómo supiste que...?"

"Eso no es importante, Rizi." Petronilla intentó una sonrisa. "¿Pasó... pasó algo?"

"... ¿Pasar?" Un bulto nervioso se formó en la garganta de Patrizia. ¿Cuánto sabía Nilla? Patrizia mantuvo su voz firme mientras hablaba. "¿De qué... de qué quieres hablar?"

"Cualquier cosa. Algo que no sé".

"... No pasó nada," -mintió Patrizia-.

Desde el principio, no habían habido secretos entre las hermanas. Esa promesa finalmente se había roto hoy.

Patrizia no lo hizo por desconfianza en su hermana gemela; sólo quería ser cuidadosa con sus palabras. Petronilla ya la apoyaba mucho con su trabajo. Patrizia no quería decir nada que preocupara o disgustara a su hermana, y lo más importante, Patrizia no recordaba exactamente lo que pasó esa noche de todos modos. Todo lo que recordaba era un frenesí. La pregunta de Petronilla fue hecha con ese tipo de cosas en mente, pero Patrizia no lo sabía.

"Te lo digo. Me dormí casi enseguida, así que no hay mucho que contar."

"... Ya veo", -respondió finalmente Petronilla-. "Yo... pensé que algo había sucedido. Es un alivio".

"Nil, te preocupas demasiado por mí. ¿Parezco una niña pequeña en el agua?"

"Pero Nil es como una niña a veces", -añadió Patrizia en voz baja-, y Petronilla se rio en respuesta.

Sí... si Patrizia decía que no pasaba nada, entonces eso era todo. "Deshagámonos de las preocupaciones innecesarias", -dijo Petronilla-, y luego cambió a un tema más ligero.


*


Lucio no había tenido un episodio psicótico desde esa noche.

A diferencia de las pesadillas, afortunadamente los episodios no eran frecuentes. Si lo fueran, los rumores de su locura se habrían extendido de inmediato. Quería prevenir cualquier mancha en el gobierno imperial, y no habría otra forma de silenciar las bocas de los sirvientes de alrededor. Gracias a su cuidadosa gestión, sólo pocas personas conocían su condición, incluyendo las doncellas del palacio central.

En los días siguientes a los episodios, a menudo sufría migrañas intermitentes. La medicina no funcionaba bien, así que tomaba siestas tranquilas durante el día, y paseaba solo por la noche. El aire fresco de la noche siempre refrescaba su cuerpo. El brillo perlado de la luz de la luna aliviaba algo en él que la medicina no podía.

Los lugares que visitaba eran los mismos que Patrizia gustaba en su vida anterior y actual. Ella no era consciente de este hecho, y Lucio sólo lo consideraba una coincidencia. La belleza del jardín fue lo que atrajo a Patrizia, pero las frecuentes visitas de Lucio fueron por razones más profundas y espirituales. Ella podía elegir cualquier otro lugar, pero para Lucio, el jardín era su único santuario.

Siempre se dirigían al mismo lugar para pensar, así que era natural que se encontraran de nuevo.

"......"

"......"

Se saludaron el uno al otro, pero no hablaron. Lucio dudaba, al igual que Patrizia.

Cada vez que Patrizia venía a este jardín, siempre se encontraba con el Emperador. Mantenía su expresión en blanco a pesar de su estado de confusión. ¿Qué debería hacer ahora? ¿Debería evitarlo? ¿Dejar este lugar primero?

Rompió el contacto visual con él. Era mejor pasar junto a él... despacio, muy despacio. Así, para pasar todo.

La voz de Lucio rompió el silencio nocturno. "¿Me estás evitando?"

"......"

Lucio habló con ella primero. Ahora que la interrogó, no podía irse. Cerró los ojos con fuerza y respondió.

"... ¿No deberías ser tú el que quiere evitarme?"

"Entonces, ¿debería hacerlo?"

"......"

Bueno, no si él estaba preguntando. ¿Qué razón deberían tener para evitarse el uno al otro? Mientras ella vacilaba ante su respuesta críptica, él volvió a hablar.

"¿O deberíamos hacerlo los dos?"

"No creí que quisieras decir que me estabas evitando, ya que eso dañaría tu dignidad", -dijo Patrizia lentamente-, y luego le echó una mirada. Pudo distinguir su perfil. No había luz de luna esta noche, ni siquiera luz de las estrellas. Su rostro estaba cubierto de oscuridad. "Así que intentaré evitarte primero."

"Estás haciendo suposiciones salvajes o simplemente cambiando la culpa".

"......"

‘Eso podría ser cierto’, -pensó Patrizia-. Pero si ella lo estaba evitando, ¿cuál sería la razón? No estaba disgustada con él. Sólo incómoda. Al menos, no lo odiaba. En cualquier caso, ¿no tendrían que acostarse juntos y crear un niño en el futuro? Estar en un lugar con él no era ni agradable ni desagradable, sólo extraño, desconocido.

"Para nada", -respondió finalmente-. "...Al menos, no creo que tengamos suficientes razones para evitarnos hasta ese punto."

"......"

"¿Verdad?"

"Bueno... tal vez", -dijo-.

Ella finalmente se giró para mirarlo directamente, y él hizo lo mismo. La noche era oscura y sin luna. Apenas podían verse los ojos, la nariz y los labios del otro. Patrizia abrió la boca para decir algo, pero él fue un poco más rápido.

"Entonces..."

"......"

"¿Te acuerdas?", -dijo-.

"......"

Se dio cuenta de que él estaba hablando de hace unas noches, e instintivamente contuvo la respiración. Asintió en silencio.

"¿Me tienes miedo?" -preguntó Lucio-.

Patrizia estaba un poco desconcertada. "¿Qué quieres decir?"

"He desnudado cada parte de mi ser frente a ti. Lo que viste no fue un sueño".

"......"

"Me has visto volverme loco, y ahora te pregunto: ¿tienes miedo?"

"Hablas como si quisieras que te tuviera miedo."

"... ¿Qué?"

"Eso... eso parece. Como si quisieras que te tuviera miedo. Preguntándome si tengo miedo y observando mi reacción".

"......"

"Supongo que yo también debo ser rara", -dijo finalmente Patrizia-.

Lucio no dijo nada durante un tiempo, y ella sabía que él estaba en conflicto. Esperó a que él reuniera sus pensamientos, y luego volvió a hablar después de un tiempo.

"No tengo miedo de mirarte y no hay nada que temer de ti", -dijo suavemente-.

"... Pero para mis oídos, extrañamente, eso no es del todo lo que querías decir."

"......"

"Quiero decir, ¿me equivoco?"
julio 06, 2020

Dama A Reina - Capítulo 52

Capítulo 52. Realmente Parecía Una Locura


Fue un episodio psicótico común, aunque añadir el adjetivo "común" no lo hizo sentir menos loco. Por supuesto, la causa de la psicosis no fue él mismo, o no, tal vez lo fue.

¿Cuándo comenzaron estos episodios? Lo calculó aproximadamente en su cabeza... ¿un mes después de "esa cosa"? No, ¿dos meses? Pensó que fue más o menos en ese momento. Su cerebro habría necesitado tiempo para aceptar el shock y para mantener viva la crueldad, necesitaba alguna defensa para seguir adelante.

Había oído que Dios le dio al hombre sólo el sufrimiento que podía soportar. No fue hasta ese momento que se dio cuenta de que las palabras no estaban equivocadas. Dios le dio el suficiente sufrimiento. Si había un problema, entonces el sufrimiento se experimentaría exactamente antes de la muerte.

También fue inteligente. Cuando un episodio comenzaba, nadie podía detenerlo. Ah, ¿excepto una persona? No, había dos. El único problema era que ya estaban muertos. Así que ahora sólo esos dos fantasmas podían calmarlo, excepto que sólo aparecían en sus sueños y lo volvían loco.

En su mayor parte, él volvería a sus sentidos al amanecer. Un episodio era similar a tomar una droga. Una persona no sabía lo que estaba sucediendo en medio de él, pero una vez que despertaba, sufría un gran sentimiento de vergüenza. Especialmente en su caso, el sentimiento destructivo era aún peor, ya que sus episodios ni siquiera eran causados por una enfermedad.

Lucio abrió los ojos y vio la tenue luz del amanecer brillando a través de la ventana. Se dio cuenta de que tenía un episodio en el palacio de la reina por segunda vez

Pero lo que era aún más embarazoso era que la Reina estaba durmiendo a su lado. Su cara palideció en shock, y llamó rápidamente a la criada.

"¿Llamó, Su Majestad?", -respondió la criada después de entrar en la habitación-.

"¿Por qué está la Reina aquí?"

La criada abrió los labios, pero no hubo respuesta. Lucio la instó a hablar, y ella finalmente le reveló los eventos de anoche.

Tan pronto como Lucio lo oyó, un gran sentimiento de humillación que nunca antes había sentido se estrelló sobre él. Maldita sea. Esperaba que la Reina nunca viera esta escena en su vida.

"Se ordenó a todas las doncellas que permanecieran en silencio, Su Majestad. Así como el caballero de la reina y su dama de compañía. Así que no tiene que preocuparse por eso..."

"¿De qué sirve si la reina ya lo ha visto?", -dijo indefenso-. No estaba enfadado, sino avergonzado. Avergonzado por la pérdida de su orgullo. No podía creer que había sido descubierto.

Lucio soltó una risa seca. Era patético, feo y repugnante.

"Lleva a la reina a su dormitorio", -ordenó después-. "Y no dejen que la gente que la rodea hable de lo que pasó anoche."

"Sí, Su Majestad".

"Haaah..." Lucio dio un largo suspiro. La visita al palacio de la reina no fue suficiente, e incluso fue atrapado por Patrizia. ¿Qué debería hacer después?

Volvió a suspirar, y luego se puso de pie de forma inestable. La criada trató de ayudarlo a levantarse, pero él le hizo un gesto con la mano como si no lo necesitara.

"Volveré al palacio central de inmediato. Ocúpate de las cosas como siempre. Como si nada hubiera pasado."

"Sí, Su Majestad. No te preocupes", -respondió lealmente la criada-.

Lucio caminó hacia la puerta, e intentó salir de la habitación sin mirar atrás. Pero al final, no pudo evitar darse la vuelta. Se volvió de nuevo hacia adelante, con la expresión retorcida.

*

"Ah..."

Patrizia dio un débil gemido y abrió los ojos. Miró fijamente al techo por un momento, luego parpadeó y giró la cabeza de lado. Todavía se sentía muy cansada.

"......"

La habitación no permaneció quieta por mucho tiempo. Giró la cabeza hacia el frente y empujó la parte superior de su cuerpo hacia arriba de la cama.

No había nadie alrededor. La cálida luz del sol se filtraba a través de las cortinas, así que ahora debía ser de mañana.

"Mirya", -gritó-, su voz era rasposa por la falta de uso reciente.

La dama de compañía entró rápidamente en la habitación. "Sí, Su Majestad".

Patrizia sintió una extraña sensación de alienación de su entorno. Esta era una interacción normal y cotidiana, pero algo no se sentía bien.

"Mirya", -dijo Patrizia otra vez-.

"Sí, por favor habla si necesitas algo..."

"¿No es extraño?"

"¿Qué? ¿Qué quieres decir?"

"Es extraño". Patrizia bajó la cabeza por un momento, y luego la volvió a levantar. Podía sentir a Mirya mirándola con una mirada tensa, y eso sólo confirmaba sus sospechas. Lo que pasó anoche no había sido un sueño.

"Mirya", -repitió Patrizia-.

"Sí, Su Majestad".

"Tú y yo estamos extrañas hoy".

"......"

"Sí, todo fue extraño ayer."

"Su Majestad..."

"Me quedé dormida. Era tarde en la noche, y estaba tan cansada", -dijo Patrizia en voz baja-, y miró a Mirya. Patrizia puede haberse dormido, pero no Mirya. Les había dicho que esperaran y sus dos leales amigas habrían obedecido, pero después de eso, la historia cambió.

"¿Qué pasó después de que me quedé dormida?"

"......"

Mirya estaba en una posición incómoda. Se preocupó cuando Patrizia no apareció durante mucho tiempo, hasta que las criadas se acercaron a ella y a Raphaella y las llevaron a la habitación. Todo lo que vio anoche fue a su ama, dormida, y el emperador desplomado a su lado como si estuviera muerto. No presenciaron el colapso mental de Lucio, pero adivinaron que algo había sucedido.

Las criadas parecían bastante serias cuando le dijeron a Mirya y a Raphaella que no dijeran una palabra de esto, y ni el caballero ni la dama de compañía tenían intención de difundir rumores de todas formas.

Sin embargo, Mirya no sabía qué hacer en esta situación particular. Después de un momento, finalmente habló.

"Después de que se durmió, el Emperador ordenó que fuera devuelta a sus habitaciones."

"... ¿Eso pasó?"

"Sí".

No había nada más que decir, y, mejor aún, era verdad. Había, por supuesto, un hueco entre "Te dormiste" y "El Emperador ordenó que te devolvieran a tus aposentos", pero Mirya no dijo nada de eso.

"......"

"Muy bien", -dijo finalmente Patrizia-, y luego despidió a la dama de compañía.

Después de que Mirya saliera de la habitación, Patrizia simplemente se sentó en su cama a pensar. Era increíble para ella que la noche anterior no fuera un sueño. Ayer, Lucio parecía realmente loco mientras lloraba como una bestia.

¿De dónde vino el dolor? ¿Cómo puede una persona volverse tan loca?

Patrizia se mordió el labio por la confusión. ¿Estaba bien que ella reconociera lo que había pasado? No se reunía a menudo con el Emperador, así que no sería un problema fingir lo contrario. Tal vez eso era lo mejor. Ella no quería pisar su debilidad... así que era mejor no decir nada al respecto.

Patrizia agarró el dobladillo de su camisón blanco. Estaba agradecida de que el sueño la llevara anoche; si permanecía despierta, no sabía qué hubiera pasado después. En cualquier caso, era evidente que esto estaba fuera de su control. Ella sólo pensaría en ello como un sueño. Eso sería algo bueno. No había nada que la preocupara, ni nada que ofendiera a Lucio. No era lo suficientemente especial para que ella tuviera interés en primer lugar. Ella simplemente lo enterraría.

Una vez tomada la decisión, se levantó de la cama. Lo que pasó anoche fue un sueño pasajero, nada más.


*


"Su Majestad, aquí está el formulario de pago final."

Patrizia aceptó los papeles sin revelar una pizca de cansancio. Mirya y Raphaella tampoco dijeron nada sobre lo que pasó hace unos días, y Patrizia no se molestó en mencionarlo.

"No hay documentos de pago para las decoraciones del lugar. ¿Qué ha pasado?" -preguntó Patrizia-.

"La condesa Valen envió un mensaje unos días antes, diciendo que aún estaba trabajando en la selección final, Su Majestad. No tiene que preocuparse por eso."

"Muy bien. Espero tener noticias suyas pronto", -respondió casualmente Patrizia-, y luego barajó sus papeles para ver el último documento. Faltaban pocas semanas para el Día Nacional de la Fundación, y ella estaba acelerando su trabajo.

Finalmente, Patrizia dijo, "Puede irse", y Mirya inclinó la cabeza y se fue de la oficina. La dama de compañía tenía una expresión complicada en su rostro mientras caminaba por el pasillo.

"No saqué a relucir toda la historia", -murmuró para sí misma-.

"¿Quieres decir de hace unos días?"

Mirya se dio la vuelta y se sorprendió cuando vio a Raphaella detrás de ella. Raphaella se disculpó mientras caminaba hacia Mirya.

"Lo siento, no quise sorprenderte. ¿Estás bien?"

"Sí, señorita. Más importante aún, ¿dónde está la señorita Petronilla? No la he visto".

"El chef dijo que desarrolló una nueva tarta, y ella dijo que quería probarla", -explicó Raphaella-, y Mirya sonrió. Petronilla tenía un lado infantil.

Raphaella hizo una pausa, y luego se aventuró a avanzar con cuidado. "Por cierto... Su Majestad no hizo comentarios sobre lo que pasó."

Al volver al tema, Mirya pensó por un momento antes de hablar. "...Bueno, tal vez decidió olvidarlo."

"¿Qué diablos pasó allí?" Raphaella se preguntó mientras se rascaba la parte de atrás de su cabeza. Si hubiera sabido que iba a ser tan curiosa, habría intentado colarse. "El comportamiento de las sirvientas del palacio central fue un poco extraño... aunque no vimos ni oímos mucho. Algo debe haber pasado."

"Bueno, supongo que es su deber como criadas no tener curiosidad por esas cosas como tú, Dama Raphaella", -bromeó Mirya-.

"¿De qué estás hablando?" -dijo una voz inocente-, y Mirya y Raphaella se dieron la vuelta.

domingo, 5 de julio de 2020

julio 05, 2020

Second Life Ranker - Capítulo 148

Capítulo 148. Montaña de la Penitencia (2)


"¿Eh? ¿Esa persona?"

"¿El Acaparador?"

"¿Por qué el Acaparador...?"

"¿También está aquí para obtener la recompensa?"

"No. He escuchado que el Acaparador es un jugador de los pisos inferiores. Así que podría estar aquí para la prueba..."

Cuando estaba en el pie de la montaña, se encontró una multitud bulliciosa de gente. Unas cien miradas se posaron en Yeon-woo. 
 
Yeon-woo inclinó su cabeza preguntándose qué estaba pasando.

Los jugadores del piso 20 normalmente querían pasar la prueba tranquilamente. Por supuesto, sería difícil para la gente que lo intentaba por primera vez. Aparte de eso, también habían personas que querían entrenarse.

Pero la multitud reunidad en la base de la montaña era ruidosa. Ninguno de ellos parecía querer subir las montañas.

Yeon-woo expandió sus sentidos para observarlos. Eran jugadores hábiles que parecían haber pasado el piso 20. No parecía que estuvieran entrenando, así que, ¿Por qué estaban aquí?
 
Tenía curiosidad, pero no se preocupó por ello porque no era asunto suyo. Sólo pensaba en cómo podría conseguir la Espada Yin.

Cuando Yeon-woo se acercó a la multitud, se dividieron en dos, creando un camino para él. 

Yeon-woo ya se había hecho un nombre en la guerra entre Cheonghwado y el Dragón Rojo. El hecho de que derrotó a un Semi Ranker era muy conocido. Debido a esto, los jugadores desconfiaban de Yeon-woo, pero no querían enfrentarse a él. 

Yeon-woo pasó junto a ellos hacia la montaña. Entonces, un mensaje apareció delante de él.

[Has entrado en la primera montaña.]

[La primera penitencia, el bloqueo visual está comenzando.]

Su vista desapareció como si estuviera en una habitación muy oscura. Solo estaba ligeramente sorprendido por el repentino apagón, porque ya lo esperaba.

'Aunque es incómodo que todo esté oscuro'.

Yeon-woo sólo cerró los ojos y se concentró en sus otros sentidos. A medida que su maná se extendía, sus otros sentidos se despertaron. 

Se dibujó en su cabeza un mapa de los alrededores.

[Fortalecimiento de los Sentidos]

Yeon-woo confiaba en sus sentidos, especialmente porque había sido capaz de leer el movimiento de las flechas en la Sección A del Tutorial.

Además, con la adicción de sus sentidos de dragón, la habilidad de Fortalecimiento de los Sentidos había alcanzado el 80%. Era como una habilidad pasiva para él.
 
Así que afortunadamente, aunque su vista estaba bloqueada, sus movimientos no se ralentizaron debido a sus otros sentidos.

'Es más fácil de lo que pensaba'.

El diario explicaba detalladamente los problemas de los miembros de Arthia.

Tener bloqueado un sentido que se usaba naturalmente equivalía a llevar una carga. Decían que la incomodidad era lo más difícil de superar. 

Pero Yeon-woo no experimentó la incomodidad que esperaba, así que se decepcionó un poco.

Esto no lo entrenaría. Incluso esperaba que las otras montañas fueran más difíciles.

Pero los otros jugadores en la montaña no parecían estar de acuerdo con él. 

"¡Ugh! Mierda. Esto es tan incómodo. ¿Cómo quieren que nos movamos?"

"Hay mucho tiempo, así que movámonos lentamente. Y tengan cuidado de no confundirse."

"Creo que hay un camino por aquí."

Los jugadores se movían lentamente para evitarse mutuamente. Se movían como una persona mayor cruzando la calle durante el semáforo en rojo. Una vez que se acostumbraban a ello, comenzaban a añadir velocidad.

'Si están en el piso 20, ya deberían haber entrenado sus otros sentidos hasta cierto punto. ¿Pero dependen tanto de su vista? ¿Tiene sentido?'
 
Sin embargo, Yeon-woo no los entendía. Sólo se bloqueó la vista. ¿Por qué estaban vacilando tanto? Parecían estúpidos gritándose para evitar chocar entre ellos.

Se preguntaba cómo harían si surgía una pelea entre ellos. 

Lo que estaban haciendo era simplemente patético.

¿Cómo habían pasado tantas pruebas sin tener plena conciencia de sus propios sentidos? Él no lo entendía. 

Yeon-woo usó a Shunpo para pasar rápidamente entre dos de ellos. 

"¿Eh?

"¿Acaba de pasar algo?"

"¿No fue el viento?"

Al escuchar a los jugadores detrás de él, añadió más velocidad. Pudo sentir muchos jugadores similares a los que estaban en la base de la montaña. 

En realidad, Yeon-woo no lo sabía, pero la confusión de los otros jugadores que consideraba patética era normal.
 
Entre los jugadores que pasó, había unos cuantos Semi Rankers mezclados.

La información visual representa la mayoría de la información que las personas reciben. 

Los jugadores sólo podían sentirse incómodos aunque sus sentidos hubieran mejorado mucho mientras subían a la torre. 

Por eso muchos jugadores no podían pasar la primera montaña. 

De hecho, más de la mitad de los jugadores se quedan atascados en la primera montaña. 

Sin embargo, necesitaban encontrar una manera de pasar a la siguiente montaña.

El método era fácil. 

Se trataba de la adaptación.

Llegar al piso 20 significaba que uno tenía muchos sentidos avanzados. 

Así que aunque al principio se sintieran incómodos, debían acostumbrarse rápidamente y acelerar su ritmo.

Durante ese proceso, desecharían sus hábitos de depender del sentido de la vista y sentirían sus otros sentidos. 

Entonces, a menudo se fortalecía el sentido de la audición.

La siguiente montaña bloqueaba la audición para que pudieran percibir mejor los otros sentidos.

Después de eso, el olfato, el gusto y el tacto se bloquearon, cerrando completamente al jugador del exterior.

Durante este tiempo, los jugadores necesitaban tiempo para adaptarse. Necesitaban encontrar una manera de conseguir comida. En este proceso, la gente siempre empezaba a tener problemas. 

Y cuando habían completado todas las pruebas, los jugadores recibieron una conmoción en el momento en que todos sus sentidos regresaron repentinamente a ellos. 

Cuando recuperaron sus sentidos, una profunda alegría recorrió sus corazones.

Fueron capaces de experimentar mundos que no habían visto antes. Como sus sentidos se volvían más detallados, podían manejar mejor el maná, y el control de sus habilidades también mejoró drásticamente. 

Así que la parte más importante del piso 20 era adaptarse. No, para ser precisos, era cómo un 'aguanta'.

La superación de la incomodidad aumentaba la paciencia, y la alegría cuando uno superaba sus límites no se podía explicar.

Por supuesto, si no pasaban, no podían sentir esto.

Sin embargo, Yeon-woo ya había sentido todo esto antes, así que no lo afectaba realmente. 

Comprobar un límite y superarlo. Luego, pasar al siguiente límite y repetirlo. Era algo que hacía todos los días.

Cada día era como una penitencia para Yeon-woo. No se dio cuenta porque estaba acostumbrado a ello. La penitencia del piso 20 era como su estilo de vida diario, así que no le dio mucha importancia. 

Yeon-woo sólo pensaba preocupadamente en cómo aumentar la dificultad de la prueba que era tan aburrida. 

Había venido a este piso con muchas expectativas y terminó completamente decepcionado.

Eventualmente, decidió ponerse límites a sí mismo. 

Puso todos los artefactos que tenía en el Intrenian. Se puso ropa cómoda, y sólo tenía la daga de Carshina en su mano. Incluso se puso la máscara que usó cuando entró a la Torre. 

Entonces, los artículos que añadían fuerza a su cuerpo desaparecieron.

Sin embargo, todavía no era suficiente para él. Redujo el alcance de sus sentidos, que se extendían a lo largo y ancho. 

Como toda la información desapareció, el dibujo que estaba en su cabeza también lo hizo. Se sintió incómodo, como si le estuvieran presionando con algo pesado. 

Incluso suprimió su Circuito de Maná. Todo el poder que circulaba por su cuerpo desapareció y sólo quedó el vacío. 

Todas las habilidades que usaba desaparecieron. También, sus Sentidos de Dragón se convirtieron de nuevo en los de un humano normal. 

Cuando Yeon-woo se deshizo de todo lo que lo hacía fuerte...

Cuando las paredes que lo protegían desaparecieron... 

[Ha suprimido temporalmente su Circuito de Maná. ¡Advertencia! Puedes estar en peligro por influencias externas. Usa tu maná.]

[Has bloqueado tus sentidos.]

[Has bloqueado tus habilidades.]

[Has...]

…..

Sentía como si todas sus células estuvieran alerta. Su espalda se enderezó, y estaba en guardia ante cualquier cosa que pudiera suceder a su alrededor. 

Yeon-woo tragó. El nerviosismo se extendió por todo su cuerpo. Su corazón sonaba como un tambor. 

Siempre usaba todo lo que tenía para mantenerse protegido. Así que confiaba en que sería capaz de protegerse de las influencias externas. Pero como todo había desaparecido, se sentía vacío. 

Ahora era sólo un humano ligeramente fuerte. Su fuerte cuerpo aún permanecía, pero eso era todo.

El nerviosismo de que alguien pudiera atacarlo en cualquier momento. La ansiedad de no saber lo que pasaría. No podía predecir o reconocerse ninguna acción de antemano.

Se sentía como ser arrojado en medio de la nada. 

Como cuando fue enviado por primera vez a África, después de recibir sólo un entrenamiento básico. El peligro de muerte siempre se cernía sobre él.

Entonces, Yeon-woo pensó.

'Ahora esto es un poco mejor'.

Estaba feliz. 

Sólo se había centrado en conseguir poder, sin entrenar su cuerpo desde lo básico.

Si hubiera sabido que se sentiría de esta manera, debería haberlo hecho antes. 

Pero por otra parte, pensó que podría mejorar aún más, debido a que era la primera vez que lo hacía. 

Sobre todo, Yeon-woo tenía muchos enemigos. Tenía que mantenerse alerta ante el hecho de que alguien pudiera atacarlo. 

De este modo, Yeon-woo comenzó su caminata de nuevo con satisfacción. 


**


Subir la montaña con los sentidos bloqueados, definitivamente no era una hazaña fácil. 

Podrían tropezar y caer por un acantilado. Tambien, ser arañados por las ramas de los árboles.

A pesar de que Yeon-woo se movía lentamente paso a paso, lo hacía comparativamente más rápido que otros. 

Sólo su físico podría considerarse diferente porque había despertado su Cuerpo de Dragón. 

Además, como su nariz y sus orejas eran más sensibles, podía evitar ciertos peligros.

Acostumbrándose a los sentidos bloqueados Yeon-woo pudo moverse más rápido.

Así que Yeon-woo llegó a la cima de la primera montaña e incluso pudo darse el lujo de pensar en conseguir la Espada Yin durante el camino.

No se olvidó de estar atento. Con un paso en falso, podría caer por un profundo acantilado. 

'La Espada Yin es completamente diferente de los Mugongs normales. Si no entiendes completamente el significado detrás de ella, no puedes profundizar más'.

Por lo general, los Mugongs constan dee 4 etapas: Hyung, Shik, Cho y Ui. 

Hyung se refería a la forma. El Mugong tiene varios cientos de movimientos detallados, y todos ellos siguen un Shik, y combinados juntos, crean el Cho. Y cuando todos se combinaban, el significado, Ui, detrás de todo se revelaba. 

<< Nota: Hyung significa Forma. Shik significa Patrón. Cho significa Técnica. Ui significa Significado. >>

Todo dividido parecía un rompecabezas, nadie podía visualizar la imagen completa, pero cuando se conectaban, resultaba fácil comprender lo que era. 

Sin embargo, la Espada Yin era lo opuesto. 

El orden estaba invertido.

Ui, Cho, Shik, Hyung. Tenías que encontrar el significado primero para entender el flujo general, y aprender más sobre ello a medida que avanzabas. 

Y cuando entendieras todo lo que hay dentro, entonces podrías aprender la Espada Yin. 

'Normalmente, después del entrenamiento, se puede obtener la comprensión. Pero esto es todo lo contrario, así que no sé qué hacer. Y la información es difícil de entender. Es como la Biblia, o una leyenda'. 

『Al principio, un gigante se despertó y lo dividió todo. Lo que se elevó se convirtió en una luz brillante, y las cosas de abajo, se combinaron para sostener el mundo. Esto creó el mundo de hoy, y dio muchos frutos...』

No sabía dónde estaba el significado. El Sable Yang de Edora probablemente no era muy diferente. 

Entonces, ¿Cómo Edora podría entender esto? 

Yeon-woo suspiró ligeramente y se perdió en sus pensamientos otra vez. Terminó la primera montaña, y estaba entrando en la segunda. 

[Has entrado en la segunda montaña.]

[La segunda penitencia, el bloqueo de la audición está comenzando.]
julio 05, 2020

No Quiero Ser Amada - Capítulo 53

Capítulo 53. Por El Bien De Dimitri


Al día siguiente.

En la madrugada, el puerto estaba lleno de miles de personas. Allí, Rihannan intercambió sus últimos saludos con su tío.

"Todavía no puedo creer que te esté enviando. Además, es todo demasiado repentino. No sé cómo le explicaré esto a Dimi", se lamentó el marqués.

Dimitri seguía encerrado en la cárcel, sólo que después de que ella se fuera a Arundell, la familia real lo liberaría y sólo entonces se enteraría de su partida.

"He puesto demasiada carga sobre ti, tío." Rihannan tenía una mirada de compasión. Está segura de que su tío soportaría las penas y los ataques de ira de Dimitri, que pronunciaría duras palabras al enterarse repentinamente de la noticia. Si hubiera otra manera, entonces se quedaría... pero... 

"Dejé una carta diciendo que era mi elección pero no creo que me escuche. Lo siento..."

"Estás diciendo tonterías. Sé que lo hiciste por Dimitri, pero..." Acercó a Rihannan a su abrazo y le dio un fuerte abrazo. "No te preocupes demasiado, ¿De acuerdo? Encontraremos una manera."

Rihannan asintió. No tenía grandes expectativas en sus palabras. Sólo en caso de que Dimitri se convirtiera en rey dentro de un año todo se resolvería.

"...Me iré ahora. Por favor, cuida bien de Mary."

Rihannan logró convencer a Mary de que se quedara a pesar de su gran pena de lágrimas. Mary  se aferró a ella hasta su partida. Sólo sería difícil para Mary. Ahora tenía una familia y estaba casada con un hombre en Chrichton. Y si algo le sucediera en Arundell, Mary se sentiría afligida.

Era mejor que se quedara en Crichton.

"No te preocupes. Cuidaré bien de ella."

Con la seguridad del marqués, Rihannan asintió con la cabeza y dijo su último adiós. 

"Entonces... adiós, tío". 

Rihannan se dio la vuelta y comenzó a caminar. Hablar más sólo lo haría más difícil para ambos.

"¡Rihannan!"

Una voz fuerte resonó desde atrás. Rihannan se dio la vuelta y vio a Helena; ella caminaba cojeando. Caminaba con muletas, con los brazos envueltos en vendas. La vieja niñera estaba a su lado.

Cuando Helena se paró frente a Rihannan, tiró todo lo que sostenía y cayó al suelo llorando. "...Rhia...¡Lo siento mucho!"

Rihannan no respondió a su desesperada disculpa. Se quedó parada como una estatua mientras miraba a Helena. Recordó la ira que sentía en ese momento, pero se las arregló para calmarla poco a poco. 

 '¿Por qué vino Helena?' pensó. 

¿Era para tranquilizar su conciencia o el egoísmo extremo de querer el perdón? 

Helena lloró mientras miraba a Rihannan, su cara se puso cada vez más rígida. "Yo... no te arrastré a esto... te lo digo... por favor créeme..."

La niñera que estaba a su lado estaba llorando. "Lo dice en serio, Señorita Rihannan. Ella quería ayudarla de alguna manera, pero no podía porque estaba encerrada en su habitación. Terminó haciéndose daño a sí misma tratando de salir a hurtadillas."

Rihannan miró su pierna herida. Estaba envuelta con un yeso. 

"Trató de escapar por la ventana pero falló un paso y se cayó. Afortunadamente, no se lastimó mucho, de lo contrario..."

Rihannan pensó que podría haber sido una mentira, pero había una herida en el cuerpo de Helena. Parecía una herida profunda. Tal vez una cicatriz aparecería más tarde.

"Padre apenas me permitió verte cuando estabas a punto de irte, Rhia... realmente no sé qué decirte..." 

Ella, que nunca se había inclinado ante nadie excepto por su familia, bajó la cabeza frente a Rihannan. Un transeúnte cercano miró a su princesa con asombro. A Helena no le importaba. 

Rihannan suspiró. "Helena..." 

Los ojos verdes claros de Helena se agrandaron. Siempre le pedía a Rihannan que la llamara por su nombre, pero ella se negaba rotundamente y se limitaba a llamarla princesa como si quisiera mantener una distancia con ella, como con todo el mundo. Fue la primera vez que Rihannan la llamó por su nombre.

"¿Rhia?"

Rihannan se sentó frente a ella. Se sentó siendo indiferente a la gente que la rodeaba. Helena estalló en lágrimas otra vez sintiendo el afecto habitual de Rihannan.

"Rhia..."

Rihannan le dio a Helena un cálido abrazo. Ella lloró como una niña en los brazos de Rihannan. 

"Helena, no te odio. Nunca te odié... Yo también lo siento", susurró Rihannan en voz baja. 

Helena esnifó. "...¿Qué lamentas?" 

"Te he hecho algo malo y nunca podré decírtelo. Así que digamos que elegí irme a Arundell por mi propia voluntad en lugar de dejarte ir. No tienes que sentirte culpable."

"Qué... no entiendo... no importa cuánto..."

Rihannan miró hacia abajo y sonrió con tristeza. 

Ella sabía que su familia moriría pronto de una pandemia y nunca tuvo la intención de revelarlo. Tendrían una muerte dolorosa y Helena seguramente experimentaría un dolor miserable. Por el bien de Dimitri, para que se convirtiera en rey... ella nunca revelaría el futuro.

De esa manera...

Ellas no se deben nada.

"Ahora vuelve al palacio, Helena. Adiós..."

Rihannan soltó a Helena y se fue. 

Helena se levantó e intentó alcanzar a su amiga, pero su pierna herida se lo impidió.

"Rhia..."
julio 05, 2020

I Raised A Black Dragon - Capítulo 62

Capítulo 62. Conociendo Al Amante


—¿Señorita Noah?

"Ah, aquí está."

—'¿Ah, aquí está?' ¿Es una llamada de broma a la Oficina de Seguridad de Investigación? Más vale que sea una emergencia.

Tan pronto como la llamada se conectó, Park Noah quedó ensordecida por las quejas de Kyle Leonard. Interrumpió su discurso y habló con una voz ronca, "Estoy enferma."

—¿Sí?

Una risa resonó en el auricular. Park Noah se burlaba, la imagen de Kyle Leonard mirándola con lástima pasó por su mente.

"Creo que me he resfriado. Me duelen los músculos y tengo el hombro lastimado. No es un dolor que se pueda aliviar con ejercicios físicos."

—No es una mala idea estar ligeramente enfermo para desarrollar tu sistema inmunológico. El dolor muscular es un resultado natural porque no has movido tu cuerpo por tanto tiempo.

Kyle Leonard respondió con firmeza, sin inmutarse por sus perezosas quejas. Y después de unos tres segundos de silencio, añadió.

—¿Te duele la cabeza? ¿O te duele la garganta? ¿Qué quiere decir que su hombro está lastimado?

"Ya que está preocupado, ¿Podrías dejar de regañarme?"

—No seas grosera. Entonces, ¿Dónde estás ahora? ¿El tren está recargando combustible? Entonces, ¿Es la Central Cezanne?

"Sí, me bajé un minuto para lavarme. Voy a volver a subir al tren pronto, pero había una cabina telefónica, así que llamé por si acaso. Señor, ¿Cuándo va a venir?"

—No puedo ir ahora mismo. No te olvides de comer tres comidas regularmente y siempre cierra la puerta de la cabina. Ve al hospital tan pronto como te bajes en Battuanu después de dormir como si estuvieras muerta.

"¿Por qué no puedes venir ahora mismo? El próximo tren saldrá en cuatro horas."

—Las redes ferroviarias de Lunazel y Edman están en alerta máxima. Dicen que todos los trenes serán suspendidos temporalmente hasta que los ferrocarriles sean despejados de la magia.

"¿Qué? Uh... ¿Cuándo se resolverá?"

De repente, ella vio a un rubio fisgoneando en la ventana de la cabina telefónica, con los ojos entrecerrados.

'¿Tendré que soportar la compañía de este hombre hasta que llegue Kyle?'

—No lo sé. El ataque de ayer reveló que Laurent estaba involucrado, y no estamos haciendo ninguna solicitud apresurada al Departamento de Magia para su cooperación.

Antes de responder, Park Noah abrió la puerta de la cabina y se quejó con el hombre inquieto que andaba merodeando.

"Estoy en una llamada importante, ¿Podría salir de aquí?"

"Dijiste que no te acuerdas, ¿Qué sentido tiene?"

"¿Y qué? Por cierto, ¿Cómo llegaste aquí cuando Mu te encerró en el tren?"

—...el Ministro de Magia acaba de irse. ¿Señorita Noah? ¿Puede escucharme?

Kyle Leonard preguntó bruscamente por encima del receptor. Luego, ella devolvió apresuradamente el auricular a su oído y respondió: "Sí, estoy escuchando."

—¿Con quién estás hablando ahora? ¿Está todo bien?

"Es sólo un transeúnte. Entonces, ¿No puedes venir ahora mismo?"

—No. Así que tan pronto como llegues a Battuanu, debes acudir al hospital primero. ¿Cómo pudiste contraer un resfriado con estos cálidos días de primavera? Tendré que conseguir algunos suplementos nutricionales.

Park Noah hizo una mueca al recordar el desafortunado incidente que le provocó el resfriado, y decidió que era mejor ocultárselo a Kyle Leonard para que no la tildaran de mujer irremediablemente patética.

—Si no pasa nada después de llegar a Battuanu, por favor, ve a la capital primero. No te preocupes, Lenia Valtalere está siendo vigilada por el departamento de seguridad.

"Bien, señor. Me encantaría verlo, así que venga pronto."

—Sí... ¿Qué?

"Uh, el tiempo del teléfono se ha acabado. Voy a colgar ahora."

El teléfono emitió un pitido exactamente después de que ella terminara de hablar. Colocó el auricular de nuevo en su lugar y dejó la cabina telefónica. El rubio, que había estado perdiendo el tiempo frente a la cabina hace un rato, había desaparecido.

Entonces, el fuerte grito de la operadora resonó a distancia, anunciando la salida del tren.  Park Noah aceleró sus pasos y subió al tren. Cuando llegó a su cabina, fue recibida por un hombre rubio sentado cómodamente en el sofá.

"Honestamente. Fuiste mi acosador, ¿Verdad? Te he dicho veinte veces que te vayas. No hay ninguna razón para seguir dando vueltas contigo."

La refriega entre los dos terminó con Park Noah rindiéndose. Siendo más precisos, ella apenas estaba en condiciones de prevenir cualquier estrategia que él estuviera planeando.

Por lo tanto, ella confrontó al hombre directamente. Sin embargo, el hombre fácilmente refutó sus acusaciones mientras llevaba una suave sonrisa en sus labios.

"No creo que esté acechando, sólo estoy siguiendo a mi amante porque estoy preocupado. Sólo porque no lo recuerdes no significa que no estemos juntos."

"No sé por qué salgo con alguien que sólo tiene una cara para presumir."

Por el contrario, ella pensaba que Eleonora Asil había sido increíblemente brillante.

"Adrian". El hombre habló de repente.

"...¿Qué?"

"Adrian. Ese es mi nombre. Aún no me has llamado por mi nombre."

Adrian. Era un nombre que complementaba perfectamente su brillante y gentil aspecto. Park Noah pronunció el nombre una vez.

"Adrian."

"......"

"Adrian. Tu nombre es inútilmente bonito".

Park Noah esperaba una réplica presumida y una risa burlona del hombre, pero se sorprendió al no escuchar ninguna respuesta.
julio 05, 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 369

Capítulo 369. El Que Espera (3)


Lo que Seol Jihu vio cuando abrió los ojos por primera vez fue una roca.

Una roca que había crecido hasta el tamaño de una casa estaba cubriendo su línea de visión.

En ese momento, Baek Haeju, que estaba parado frente a él, estiró su brazo izquierdo hacia un lado.

Sorprendentemente, la roca se movió por sí sola como si estuviera remotamente unida a la mano de Baek Haeju, y luego rodó hacia abajo.

Sólo entonces se aclaró la visión de Seol Jihu.

La respiración de Seol Jihu se detuvo mientras se asombraba de la demostración de habilidad de Baek Haeju.

Pero entonces, se quedó atónito y sin palabras cuando observó lo que había delante de él.

Ocurrió lo mismo con Baek Haeju. Sus ojos abiertos estaban teñidos de una fuerte incredulidad.

Fue porque el hombre sentado en el altar en la cima de la montaña con los brazos cruzados y mirando hacia abajo con arrogancia... no era otro que Seol Jihu.

La cabeza de Baek Haeju se desvió hacia un lado.

Viendo a Seol Jihu parado aturdido detrás de ella, se volteó hacia la cima de la montaña.

No importaba cuántas veces mirara, había dos Seol Jihus.

Después de unos segundos sin palabras, Baek Haeju recobró los sentidos y notó la ligera diferencia entre el Seol Jihu que estaba detrás de ella y el que estaba sentado en el altar.

Sus caras y apariencias exteriores eran las mismas, pero tenían atmósferas completamente diferentes.

Hay un dicho que dice que la personalidad de un individuo se refleja en su rostro.

El Seol Jihu que Baek Haeju conocía era alguien que se adaptaba a una sonrisa alegre. A veces su carácter juguetón lo hacía parecer un niño, pero esta simplicidad era lo que lo hacía encantador.

Sin embargo, el Seol Jihu en la cima de la montaña era todo lo contrario.

Su cara era oscura como si no hubiera visto la luz del día durante mucho tiempo, y sus labios estaban bien cerrados como si fuera un monje practicando ascetismo.

Sus cejas ligeramente levantadas daban la sensación de orgulloso y de temperamento agudo.

Sus pupilas, teñidas de una inexplicable tristeza, reflejaban a veces cansancio y un demoníaco resentimiento hacia los demás.

Lo más importante, un tremendo carisma emanaba de su cuerpo en secreto.

Resultaba fácil reconocer, sólo por las manchas negras rojizas, las manchas de suciedad en su armadura negra con óxido y su descolorida lanza, que era un veterano experimentado que trabajó en horribles campos de batalla durante al menos diez años.

Fue en este momento que Baek Haeju se dio cuenta de dónde venía su sentimiento de déjà vu.

Nunca había conocido a un Terrícola, que emitiera una presión tan poderosa. Pero pensándolo bien, recordó a una persona.

Un hombre que además de no mostrar temor contra los Comandantes del Ejército Parasitario, jugó con ellos como si fueran simples niños.

Cierto, fue en la guerra del Valle del Arden...

"¿No me has escuchado?"

Mientras los pensamientos de Baek Haeju continuaban, una voz molesta sonó.

El Seol Jihu de armadura negra, se levantó del altar.

Se sacudió el polvo de su trasero y se acercó con dificultad.

"Vuelve a bajar. Ni siquiera sueñes con subir a la cima hasta que pases las pruebas."

Hablaba con las manos en los bolsillos como un delincuente local.

"...Tú."

Los ojos de Baek Haeju se entrecerraron.

"¿Quién es usted?"

"¿Yo? Bueno, ¿Cómo debería decir esto...?"

El Seol Jihu de armadura negra, se rascó la nariz.

"Siendo honesto, no puedo decirte la verdad. Pero supongo que puedes considerarme como un ayudante."

Habló apáticamente antes de retorcer la comisura de su boca con una sonrisa.

"Aunque, en realidad no tengo ganas de ayudar todavía."

Estaba hablando con el otro Seol Jihu, que lo miraba fijamente.

El Seol Jihu con armadura negra chasqueó su lengua y se enfrentó a Baek Haeju.

"De todos modos, tómalo con calma."

"...¿Qué?"

"Quiero decir, no exageres. Incluso un león lanza a su cachorro por un acantilado cuando es el momento adecuado. ¿Cuánto tiempo vas a cuidarlo? ¿Vas a malcriarlo toda tu vida?"

Con una severa advertencia, el Seol Jihu con armadura negra se volvió hacia el aturdido Seol Jihu y resopló.

"¿No te da vergüenza?"

"......"

"Subiste sin pasar las pruebas, te derrumbaste como un bicho y luego te dio un ataque. No sería suficiente aunque apretaras los dientes y te arrastraras. ¿Todo lo que se te ocurrió fue escabullirte mientras te escondías detrás del trasero de una mujer?"

Salieron duras críticas.

"Reacciona, compañero. Ten un poco de vergüenza."

La fuerza entró en las pupilas de Seol Jihu.

Se sintió falsamente acusado.

No estaba tratando de tomar prestada la fuerza de Baek Haeju para pasar las pruebas. Simplemente estaba tratando de averiguar cómo pasarlas.

Después de todo, las pruebas no lo reconocerán como aprobado si no las completa solo.

"......"

Así que cuando estaba a punto de decir algo, Seol Jihu sintió que le arrancaban el brazo.

Tirando de su lanza, Baek Haeju pisó el pico.

"...Cielos, sabes que no sirve para nada."


El Seol Jihu de armadura negra, habló.

"Muévete."

Sin embargo, Baek Haeju no retrocedió.

"Como dije, es inútil."

"¿No he sido claro?"

Salió una voz algo amenazadora.

Baek Haeju fijó su agarre en la Lanza Tathagata como para mostrar que no tenía miedo de recurrir a la fuerza.

El Seol Jihu de armadura negra, bajó la cabeza y se mordió los labios.

"¿Realmente necesitas llegar tan lejos?"

"Esta es la última advertencia. Ayudante o lo que sea, apártese del camino."

"Haeju, sabes que odio repetir las cosas. ¿Cuántas veces ha sucedido ahora?"

"Cállate. No hables como si me conocieras."

Con una voz amenazadora, Baek Haeju levantó la lanza del Tathagata finalmente.

El Seol Jihu de armadura negra, levantó lentamente su cabeza.

"Haa. No quiero pelear contigo, pero..."

Después de un profundo suspiro, sus pupilas huecas repentinamente brillaron bajo la luz de la luna.

"Supongo que no tengo elección. No puedo renunciar a esta oportunidad. He estado esperando mucho tiempo este momento, sabes."

Con un enigmático murmullo, El Seol Jihu de armadura negra, se puso de espaldas y sacó una lanza descolorida.

Era una simple lanza que no parecía muy especial, pero en el momento en que entró en sus manos, emanó una presión inexplicable.

De repente, la presión atmosférica aumentó.

Agobiada por un indescriptible presentimiento, Baek Haeju tragó sin querer.

El aire que tocaba su piel era espeso.

El pico vacío se llenó de una agudeza que cortaría cualquier cosa que se moviera.

La energía que el Seol Jihu de armadura negra liberaba sigilosamente se había materializado y tomado el control tan pronto como agarró su lanza.

Baek Haeju podía darse cuenta de que su energía superaba fácilmente a la suya. Sólo en términos de intención asesina, superaba incluso a un Comandante del Ejército.

Lo que resultaba aún más increíble era que el Seol Jihu con armadura negra, no parecía estar usando toda su fuerza.

Era como si esta demostración de poder fuera sólo una preparación para la batalla.

"¿Vas a quedarte ahí parada?"

El Seol Jihu de armadura negra, movió su lanza.

Sus ojos se encontraron.

La expresión de Baek Haeju se distorsionó, y la esquina de la boca de Seol Jihu de armadura negra se curvó.

En el siguiente momento, Baek Haeju se levantó del suelo. Su vestido ceremonial blanco ondeaba como una bandera en una tormenta.

La Lanza Tathagata de repente se bifurcó en tres direcciones. La cuchilla de la lanza que salió disparada a izquierda y derecha se enroscó como un látigo y se dirigió hacia la cara y la pierna del Seol Jihu con armadura negra.

Por supuesto, el Seol Jihu con la armadura negra no se quedó quieto.

Se agachó, mostrando sus dientes con una sonrisa.

¡Pang! La figura que desapareció con un sonido explosivo reapareció frente a Baek Haeju.

Baek Haeju, con reflejos, levantó su lanza.

¡Clang!

Un sonido metálico que rompía los oídos sonó.

A continuación, una lanza voló en el aire, girando.

Era la Lanza Tathagata.

Baek Haeju se congeló con sus manos vacías extendidas, y el Seol Jihu con armadura negra le paso por un lado, se detuvo después de tres o cuatro pasos.

Seol Jihu, que estaba viendo la batalla, dudó de sus ojos.

En realidad, terminó tan rápido que ni siquiera pudo verla bien.

Un solo intercambio fue todo lo que se necesitó para resultar en una pérdida unilateral.

Baek Haeju parecía más sorprendida que nunca.

Permaneció congelada como si no pudiera creer lo que acaba de experimentar.

"¿Sorprendida?"

Una voz sonó detrás de ella.

"Apuesto a que tienes curiosidad por saber cómo conozco la debilidad de la Técnica Lanza de Jade."

Baek Haeju se sorprendió.

La Lanza de Tathagata se arremolinó.

Una vez que la lanza verde se clavó en el suelo, Baek Haeju la miró antes de levantar la cabeza.

El Seol Jihu de armadura negra, extendió su mano señalando la lanza y se encogió de hombros.

Las chispas salieron de los ojos de Baek Haeju. Sacó la Lanza Tathagata y despertó su maná.

"¿Todavía no has terminado?"

El Seol Jihu de la armadura negra, preguntó con una expresión de asombro.

A pesar de todo, la energía de color jade comenzó a ondularse alrededor de Baek Haeju.

"¡Aaaaaaaaaah!"

Junto con un grito agudo, el qi de espada salió disparado de la Lanza Tathagata.

Fue la misma técnica que mostró al cruzar el segundo camino, pero a una escala completamente diferente.

El ramo de qi de espada que salió disparado como chorros de agua formó una red en un instante y se abalanzó sobre el enemigo.

Sin embargo...

"Vamos a detenernos."

Cuando Seol Jihu balanceó su lanza como un relámpago, se hizo un gran corte en el lado izquierdo de la red.

"Debes haberlo sentido también, ¿Verdad?"

Cuando volvió a balancear su lanza, el lado derecho se desgarró y la red se redujo a casi nada.

Baek Haeju respiró profundamente. De repente, una mirada sombría apareció en su rostro. Ella sintió que se enfrentaba a un Comandante del Ejército que había liberado su divinidad.

Sin embargo, no soltó su lanza.

Inmediatamente recuperó su energía y la fusionó, formando una enorme granizada de qi de espada que se elevó.

El Seol Jihu de armadura negra agitó su cabeza. Miró fijamente el granizo que se le venía encima antes de levantar su lanza en el último momento.

Una luz roja destelló de sus ojos, y un gran pilar salió disparado de la punta de lanza que apuntaba al cielo nocturno.

Esto no era un qi de espada.

Era demasiado grande para ser considerado una creación del qi de espada. Más bien parecía una forma de energía que estaba comprimida hasta el límite.

Sintiendo su poder destructivo sin precedentes, Baek Haeju abrió los ojos.

"No... Camino..."

Demonio de la Lanza Nivel 8, Arte Secreto - Qi de Espada Reforzado.

Una enorme tormenta se precipitó hacia el granizo.

El granizo de qi de espada de Baek Haeju avanzó como una cascada interminable, pero disminuyó significativamente en número a medida que hacía contacto con la tormenta.

Como un pedazo de papel cayendo en una trituradora, el granizo se redujo en tamaño y cantidad antes de desaparecer finalmente en la nada.

Pero a diferencia del granizo de qi de espada que se desvaneció en un instante, el qi de espada reforzado seguía siendo fuerte.

Descendió sin debilitarse un poco y se detuvo frente a Baek Haeju.

Los párpados de ella temblaron.

"El qi de espada reforzado... no es una habilidad que pueda ser aprendida con puntos de contribución..."

Ella cayó sobre sus rodillas.

Entonces, el Seol Jihu de armadura negra golpeó el suelo con su lanza.

¡Kwang! La tierra explotó.

Con sólo golpear el suelo, hizo que toda la montaña retumbara.

Arrastrada por las secuelas de la explosión, Baek Haeju voló indefensa por el aire con otros escombros.

"...Prefiero no matarte aunque estemos en este espacio."

Murmurando amargamente, el Seol Jihu con armadura negra confirmó que Baek Haeju desapareció de la montaña antes de dar la vuelta.

Seol Jihu estaba aturdido. Estaba tan sorprendido, si no más, que Baek Haeju.

Aunque no podía estar seguro, la energía que salía de la lanza del Seol Jihu con armadura negra era algo más allá de su comprensión actual. Sus instintos le decían que era una técnica que estaba fuera de su alcance.

Se podía suponer por la facilidad con la que derrotó a Baek Haeju, que el Seol Jihu con armadura negra era el Terrícola más fuerte del paraíso.

"¿Frustrado por no poder hacer nada?"

Al escuchar la voz de su contraparte, Seol Jihu salió de su aturdimiento.

"Escucha, camarada. Si fuera Sung Shihyun, te habría quitado a Haeju aquí mismo. ¿Lo sabes?"

El Seol Jihu de armadura negra se acercó a Seol Jihu y le dio un codazo en el hombro de forma juguetona.

"¿Cómo puedes tener miedo de ese retrasado? Nunca he perdido una sola vez contra él. Sin embargo, el hecho de que absorbiera la divinidad de Diligencia estaba fuera de mis expectativas."

El Seol Jihu de armadura negra, sonrió con satisfacción.

"De todos modos, si estás frustrado..."

Levantó lentamente su pie.

"Vuelve a subir después de escuchar el mensaje de que has pasado la prueba tres veces. Con tu propia fuerza, por supuesto."

Puk. Le dio una patada en el estómago a Seol Jihu.

No hacia la pendiente, sino por el acantilado.

Seol Jihu parpadeó.

El Seol Jihu de armadura negra se alejó más.

Lo último que vio Seol Jihu antes de caer...

"¡Te veré allí abajo!"

...Fue el Seol Jihu de armadura negra corriendo por la ladera después de asomarse por el acantilado para comprobar cómo estaba.

¡Koong!


*


"¡Keuk!"

Seol Jihu se encontró en el punto de partida cuando abrió los ojos.

Se sentó en el suelo, temblando por el dolor de la muerte por caída, antes de mirar a la cima con una mirada ardiente.

Agarró la Lanza de la Pureza inconscientemente...

"......"

Pero no había nada que pudiera hacer.

El Seol Jihu de armadura negra, había derrotado fácilmente a Baek Haeju.

Alguien como él sólo moriría en un segundo aunque tratara de volver a subir con furia.

Ni siquiera sabía si tendría éxito en subir a la cima de nuevo.

Después de apretar los dientes durante mucho tiempo, Seol Jihu dejó la Lanza de la Pureza.

Había confirmado el contenido de las pruebas y vio lo que tenía que hacer para superarlas.

Todo lo que quedaba por hacer era empezar de nuevo.

Seol Jihu caminó con dificultad y se paró frente a la roca.

Apretó los dientes con fuerza, puso sus manos sobre ella y la empujó con fuerza.


*


"¿Te importaría volver?"

Baek Haeju estaba acostada en la ladera, mirando al cielo nocturno, cuando escuchó una voz familiar y miró hacia un lado.

El Seol Jihu de armadura negra, la estaba mirando.

Parecía apenado, lo que contrastaba con la fría y orgullosa impresión que dio inicialmente.

"Siento no habértelo dicho antes, pero si le ayudas a subir a la cima, no contará como una prueba."

"...¿Qué?"

Baek Haeju parpadeó confundida.

"Desafortunadamente, sus pruebas son diferentes a las tuyas."

"¿Diferente? ¿Cómo es eso?"

"Insististe en hacer todo sola, así que Ira hizo a propósito la cooperación una necesidad en tus pruebas. Ese no es el caso con él."

El Seol Jihu de armadura negra, señaló la pendiente de abajo.

"Tiene que completar las pruebas solo. Eso era lo que él también deseaba fervientemente."

Las pruebas del Camino del Alma cambiaban dependiendo de los deseos de la persona que las tomaba, así como de la situación.

Así que incluso si el contenido general era el mismo, los detalles podían diferir.

Esta fue la primera vez que Baek Haeju se enteró de esto.

Pero eso era natural dado que ella era la única que había tomado las pruebas para recibir un vestigio divino.

"Ni siquiera sabes las condiciones para pasar la segunda y tercera prueba. Deberías haberlo notado cuando le empujaste la roca y no había ningún mensaje diciendo que había pasado."

Baek Haeju soltó una risa vacía. Parecía que se había quedado sin palabras.

"Ahora, si lo entiendes, por favor regresa."

El Seol Jihu de armadura negra, habló mientras miraba a Seol Jihu luchando por subir la roca hasta el primer pico.

"Este es un momento importante para él. Si no se arregla ahora, nunca lo hará."

"......"

"No te digo que te alejes para siempre. Puedes venir si estás tan preocupada. Puedes hablar con él e incluso ayudarlo mientras no influyas directamente en la prueba."

"......"

"Pero por ahora, no. Ni siquiera está en el punto de partida y tiene un largo camino por recorrer. Así que... por favor."

El Seol Jihu de armadura negra, habló con una voz seria.

Baek Haeju se levantó lentamente, sintiendo una inexplicable desesperación en su voz.

"...Lo haré si respondes a una pregunta."

"No me importa, pero si su pregunta es quién soy, sólo puedo decir que soy un ayudante. Esa es la verdad también."

"¿Qué quisiste decir en ese entonces?"

Al escuchar esto, el joven que estaba cruzando sus brazos miró hacia atrás a Baek Haeju.

"¿Qué, sobre cómo conozco la debilidad de la Técnica Lanza de Jade?"

"Dijiste que has estado esperando mucho tiempo este momento."

Baek Haeju lo miró fijamente.

El Seol Jihu de armadura negra, se veía nervioso como si no esperara que ella hiciera esta pregunta.

"Mm... ¿Cómo debería decir esto...?"

Se tomó un momento para pensar mientras miraba fijamente el camino de la montaña.

"Creo que soy en parte responsable de que haya terminado tan desequilibrado."

"¿......?"

"No pensé que el efecto secundario sería tan malo. No habría reforzado su crecimiento si lo supiera... Ah, probablemente no entiendas lo que quiero decir."

"¿Te importaría explicarte?"

"No puedo aunque quiera. No se te permite saberlo y a mí no se me permite decirlo."

"......"

"Es todo lo que puedo decir. Si realmente quieres saberlo, escúchalo de ese tipo. Más tarde, por supuesto."

El Seol Jihu de armadura negra, guiñó un ojo.

Baek Haeju lo miró buscando una explicación.

Sin embargo, los labios cerrados del Seol Jihu con armadura negra no se abrieron de nuevo.

Después de un momento de silencio, Baek Haeju suspiró en silencio antes de desaparecer.

Había dejado el Camino del Alma y regresó al Paraíso.

"Nos vemos."

El Seol Jihu de armadura negra, agitó su mano, y siguió bajando la ladera.


*


"Keuk..."

Se empezaron a formar gotas de sudor en la frente de Seol Jihu.

Como esperaba, la roca se detuvo en el mismo lugar a unos treinta pasos del primer pico.

"Lo estás haciendo bien. Sigue así."

Mientras luchaba en el lugar durante mucho tiempo, vio al Seol Jihu con armadura negra bajando por la ladera de la montaña. El Seol Jihu de armadura negra saludó al confundido Seol Jihu.

"Ah, como ya me has visto, pensé en venir a mirar. Iba a aparecer una vez que pasaras la primera prueba, pero estabas tardando demasiado."

Sólo se tiró en el suelo cerca de él.

"Por cierto, Haeju regresó."

"...Lo entiendo."

"No estés tan tenso. Puedes hablar de manera informal."

"No hablo de esa manera con alguien que conozco por primera vez."

"¿Qué quieres decir con 'primera vez'? Tú eres yo, y yo soy tú."

Seol Jihu no respondió. Simplemente se concentró en empujar la roca con la cara roja.

"Hmm.

El Seol Jihu de armadura negra, apoyó su barbilla en su mano. Parecía un poco sorprendido.

"Interesante. Pensé que al menos preguntarías quién soy."

"...Creo que ya lo sé."

Seol Jihu dijo sin mirar al Seol Jihu de armadura negra.

"Inteligente. Aún así, ¿No vas a preguntar qué hago aquí o cuál es mi propósito?"

"Independientemente de quién seas o cuál sea tu objetivo, ¿No tengo que pasar esta prueba solo?"

"Sí."

"Entonces, ¿Necesito preguntar?"

"Uh... supongo que no. Realmente me convenciste."

El Seol Jihu de armadura negra, se encogió de hombros, y luego cruzó los brazos.

Seol Jihu se concentró en su respiración y volvió a concentrarse en la roca.

"......"

"......"

Después de pasar un tiempo en silencio, Seol Jihu miró de reojo.

"...¿Por qué saliste?"

"Kek..."

El Seol Jihu de armadura negra, bajó la cabeza mientras sus hombros se movían arriba y abajo. Parecía estar aguantando la risa.

"Muy bien, eso fue lindo."

El rostro de Seol Jihu se enrojeció, tal vez por la sangre que recorría su cara.

"¿Por qué salí? Sinceramente, es para cambiar de almas."

El Seol Jihu de armadura negra, dijo con una expresión seria.

Seol Jihu se sobresaltó. Sus manos casi se deslizaron de la roca.

"¿Cambiar de almas?"

"Sí, mirarte era demasiado frustrante, así que Gula me rogó entre bastidores que me hiciera cargo de tu cuerpo. Por supuesto, eso no es exactamente fácil, así que planeo fortalecer tu cuerpo a través de las pruebas antes de robarlo."

"¿Gula-nim te lo pidió?"

"Sí. Como sabía que te sorprenderías, me dijo que te hiciera saber que lo lamenta. Y también..."

El Seol Jihu de armadura negra, aclaró su garganta.

"Que era una broma."

"......"

La tensión de Seol Jihu se desvaneció en un instante. Una expresión de asombro surgió en su rostro.

¿Cómo podría bromear en esta situación?

"¡Jajajaja! Estoy bromeando, estoy bromeando. No puedo, aunque quiera."

El Seol Jihu de armadura negra, se regocijó y aplaudió.

"Pero es verdad que lo pensé en más de una ocasión. No tienes idea de lo frustrado que me sentí mientras te miraba. ¡Tienes tantos recursos, especialmente comparados con los que yo tenía, pero no sabes cómo usarlos en absoluto!"

"......"

"Y eso no es todo. Realmente quiero darte una paliza cada vez que dices '¿perdón?', '¿sí?', o '¿eh?' Si fuera tú, me habría tirado a Shin Sang-Ah, comenzando el Tutorial."

"......"

Seol Jihu dirigió su mirada hacia la roca con un resoplido. Decidió que ya no valía la pena responderle.

...Comprendió en su interior cómo se debieron sentir Chohong y Phi Sora en el pasado.

"Oh sí, ¿Quieres escuchar algo interesante? No todos los Niveles 8 son iguales."

Cuando Seol Jihu no respondió, el Seol Jihu de armadura negra se rió y cambió de tema.

"La experiencia, la habilidad, el temperamento, el nivel físico y la dirección del crecimiento. El nivel de un Terrícola, es sólo un indicador del estándar mínimo. Lo mismo ocurre con las estadísticas".

Continuó sin problemas.

"Sólo porque dos Terrícolas tengan un estado de fuerza Intermedio (Alto), no significa que sean iguales en fuerza física. Considera los rangos en una escala del 1 al 100, desde el rango más bajo hasta el rango Pináculo. Por supuesto, hay un rango más allá del rango Pináculo, pero podemos ignorarlo por ahora ya que está más allá del reino de un ser humano."

A pesar de que se esforzó por ignorarlo, Seol Jihu se encontró prestando atención a su otro yo.

"Si miras las etapas dentro del rango Intermedio... Intermedio (Bajo) probablemente estaría alrededor de 55 y el Intermedio (Alto) probablemente estaría alrededor de 85. ¿Puedes notar la enorme brecha que hay entre ellas?"

Seol Jihu asintió con la cabeza.

Ya lo sabía, pero era la primera vez que escuchaba sobre un desglose tan detallado y cuantificable.

"Ya que tu estadística de fuerza acaba de llegar a Intermedio (Alto)... Veamos, supongo que sería a mediados de los 70."

El Seol Jihu de armadura negra, mantuvo la cabeza recta.

"Trabaja un poco más duro y súbelo hasta principios de los 80. Todavía estará en el rango Intermedio (Alto), pero verás una diferencia notable."

Desde mediados de los 70 hasta principios de los 80.

Probablemente no sería tan fácil como parecía. Aunque la diferencia numérica era pequeña, elevar el nivel físico se hacía más difícil cuanto más alto fuese el rango.

Pero aún así era un buen consejo.

Hacer que la progresión sea cuantificable es mucho mejor que simplemente conocer los diferentes rangos y etapas. Ayudó a aclarar la vaga diferenciación en los muchos rangos y sub-rangos.

"...Pensé que no se permitía ayudarme."

"Se supone que no debo proporcionar ayuda para las pruebas. Puedo mirar y decir algunas palabras. Además, creo que estás malinterpretando algo."

El Seol Jihu con armadura negra continuó.

"Puedo completar las pruebas por ti."

"¿Qué?"

"Piensa en ello. ¿Quién eres tú?"

"¿Eh?"

"¿Quién soy yo?"

Seol Jihu quiso preguntar si estaba bromeando una vez más, pero en lugar de eso comenzó a reflexionar al respecto.

Pensando en ello ahora, las pruebas tenían que ser completadas por 'Seol Jihu' solo.

Evidentemente, ambos eran Seol Jihu.

"¿Finalmente lo entiendes? No soy un doppelganger. Soy un Seol Jihu que existió, existe y seguirá existiendo."

<< Nota: Doppelganger - se utiliza para designar al doble de una persona. Comúnmente en referencia a un doble malvado. >>

Parecía estar diciendo que era la única existencia que podía interferir directamente en las pruebas.

"No es que tenga ningún pensamiento de hacer eso, por supuesto..."

El Seol Jihu de armadura negra, se levantó de un salto.

"De todos modos, date prisa. No te quedes atascado en esto."

Luego se giró hacia la cima y se fue.